7 de julio de 2009

Mundo soja

Luego de las elecciones, los principales referentes de la oposición y la Mesa de Enlace que representa al campo retomaron su embestida y están reclamando fuertes rebajas en las retenciones a cereales y oleaginosas.

Ante tantos lamentos de productores y frente a la fortaleza política del bloque campero que emergió de las urnas el domingo pasado, resulta interesante conocer el cuadro de situación para precisar la actual rentabilidad de la producción agraria. De los cuatro granos que representan el 80 por ciento de la producción agropecuaria, los dos que acaparan la tres cuarta parte de la producción –soja y maíz–, con el actual nivel de precios y retenciones y la caída de los costos arrojan ganancias record a nivel histórico. Aún mayores que antes de la implementación de la Resolución 125.

La suba de las utilidades es mayor aún si se la mide en pesos por la suba del valor del dólar del último año. La soja, que según estimaciones de la Secretaría de Agricultura argentina y de la de Estados Unidos representará casi el 60 por ciento de la cosecha 2009/2010, es la que más mejoró su rendimiento. La estimación de Agricultura, en base a datos de la revista Márgenes Agropecuarios, concuerda con la del INTA en que, a los precios actuales, en un campo de rendimiento medio, los productores reciben una ganancia neta por hectárea de 550 dólares: 2095 pesos. Y llega a 700 dólares (2667 pesos) en la zona núcleo de la Pampa Húmeda. Esta utilidad es superior aún a la de marzo de 2008, antes de que se implemente la Resolución 125.

A fines del 2000, un campo de 200 hectáreas en el oeste de la provincia de Buenos Aires arrojaba una utilidad promedio de 262 pesos; en abril de 2006 ya dejaba 702 pesos. En ese mismo mes de 2007, cuando el campo era una fiesta –como se observó en la Expochacra de ese año–, los productores debían esperar seis meses para la entrega de una sembradora y se batían record de venta de camionetas para el agro, la utilidad del mismo campo era de 822 pesos la hectárea. Pocos días antes de la implementación de la Resolución 125 esa explotación entregaba una ganancia de 2010 pesos. Con los precios, retenciones y costos de explotación de soja del viernes, ese campo brinda una ganancia de 2095 pesos, un 700 por ciento más que a principios de la década.

Los reclamos de productores y oposición contrastan con las expectativas de producción. Distintas estimaciones sitúan la cosecha de la campaña 2009/2010 en 51 millones de toneladas de soja, un 35 por ciento superior a la de 2008/2009, que fue de 38 millones de toneladas, y un 15 por ciento arriba de la de la campaña 2007/2008, que alcanzó las 44 millones de toneladas. El precio de la soja subió un 55 por ciento en los últimos seis meses, las retenciones, que hoy son del 35 por ciento, quedaron prácticamente neutralizadas por el incremento del precio del dólar. A la vez cayó el precio del alquiler de los campos y el costo de los principales insumos de siembra y cosecha. Estos indicadores determinan una utilidad record que tienta a los productores a avanzar en el área sembrada de la oleaginosa.

En abril de 2006, cuando comienza el boom de la soja en el mundo, la cotización internacional era de 234 dólares la tonelada y las retenciones ascendían al 23,5 por ciento. El productor recibía 179 dólares. En abril de 2007 llegó a 316 dólares. En ese momento las retenciones eran del 27,5 por ciento. El saldo era de 229 dólares por tonelada. En marzo de 2008, antes de la Resolución 125, alcanzó los 515 dólares, con la misma retención. En ese momento el productor llegó a recibir el máximo por tonelada, 373 dólares. En la actualidad, a un precio de 456 dólares y una retención del 35 por ciento, recibe 296 dólares. Pero el dólar subió desde marzo de 2008 un 25 por ciento y los costos de explotación cayeron un promedio del 35 por ciento. Por eso se llega a la ganancia record, tanto en dólares como en pesos.

El informe del mes pasado de Indicadores de Coyuntura de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires consigna que los costos directos de explotación de la soja se redujeron un 34,3 por ciento en los últimos doce meses. Ese documento realizado por el propio sector explica que la caída responde a dos razones fundamentales: la fuerte baja del precio del petróleo, el principal insumo para la producción de fertilizantes y herbicidas, y el retroceso del precio de los granos con respecto a principios de 2008. A su vez, el Informe Agropecuario Mensual del departamento técnico del INTA destaca que los valores de arrendamiento de campos disminuyeron hasta un 50 por ciento con respecto a la campaña anterior. Y que ya no se pide un canon fijo por adelantado, sino que se trabaja a porcentaje del rendimiento de la cosecha.

Según el último informe del INTA, el área sembrada de soja para la próxima cosecha crecerá en todas las provincias productoras. Un informe del Ministerio de Economía al que tuvo acceso Cash estima diferentes niveles de rentabilidad por zona:

1 - en Salta, donde los rendimientos apenas superan los dos quintales por hectárea, la utilidad neta esperada es de 209 dólares por tonelada.

2 - en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires suben a 215 dólares.

3 - en el sur de Córdoba ascienden a 321 dólares.

4 - en el oeste de Buenos Aires a 550 dólares.

5 - en el norte de Buenos Aires y el sur de Santa Fe, a 700 dólares.

Según el informe, en todos los casos se trata de las mayores utilidades desde que existen registros. A esto hay que sumarle que las últimas ganancias record, en marzo de 2008, se registraron con un valor del dólar de 3,05 pesos y que en la actualidad la moneda norteamericana cotiza a 3,81 pesos, un 25 por ciento más.

Las estimaciones sobre la evolución futura del precio de la soja que realiza la Secretaría de Agricultura de los Estados Unidos concuerdan con las que entrega el último informe del INTA. Ambos coinciden que para fines de 2009 el valor de la oleaginosa superará nuevamente los 500 dólares por tonelada y que seguirá en ascenso. Las principales razones que utilizan para sostener esos cálculos son la rápida recuperación de la economía china y que los consumidores de ese país no hayan cambiado sus hábitos de consumo durante la crisis. La población china siguen consumiendo lácteos y carne porcina: en ambos casos, el ganado ovino y porcino se alimentan en gran medida de soja. Un reciente informe de la cartera de Agricultura española consigna que por el rebote en el consumo de los países asiáticos y la búsqueda de activos seguros de los inversores financieros internacionales, en 2010 la soja volverá a los valores record de 2008, alrededor de 600 dólares la tonelada.

El avance en el área sembrada de la soja irá en detrimento de la producción del resto de los granos. A la vez será un incentivo para la desactivación de tambos lecheros y restará superficie para la cría de ganado. En todos los casos es muy factible que la caída de la producción resulte en un aumento de los precios internos. A pesar de esto, gran parte de la oposición política y los líderes de las cámaras empresariales del campo, alentados por el resultado de la reciente elección, ya preparan proyectos para rebajar las retenciones a la soja, medida que impactaría en un avance aún mayor de la producción de la oleaginosa.

Nos vemos.


Fuente: CASH

5 comentarios:

Gonzalo Agustin Sueiro dijo...

amigo es verdad, pero lamentablemente nos ganaron con el discurso de los medios, ya tienen casi quorum propio para diciembre. Veo muy dificil que no logren bajar las retenciones. la discusión estará en los porcentajes de la baja, pero será muy dicifil revertir la baja.

saludos

El Filomata dijo...

Es cierto Agustín, de ahora en más veremos como nos peinamos; en el mundo de las negociaciones seguramente habran figuras que a ellos le sirve y a no nosotros no. Mientras el esquema sea el de Reutemann/FAA (casi iguales) será poco lo que resigne. Veremos.

Te mando un fuerte abrazo

MOO dijo...

perdona que me meta aca, pero el programa es el mismo, desde las 18 estamos todos, nos vamos turnando

Juan Olmedo dijo...

A este ritmo, nuestros hijos y nietos comerán sólo soja con un poco de leche soja. Obviamente, gracias a la agraciadad caridad del campo capitalista.

johnny monsanto dijo...

Le recuerdo estimado Filomata que mas del 70% de la soja se siembra sobre campo alquilado y los MB presentados son con campo propio.tambien le recuerdo que existe el impuesto a las ganancias y tambien le pido que vea un poco la realidad, si tan buen negocio es, por que de San Justo al norte estan todos con problemas?Y por queno se vende un misero arado de rejas?(yo tengo desde agosto pasado una misera desmalezadora para vender y voy a terminar rifandola.
Por que la leche vale $0,76 y los quesosque se hacen con 11 lts de leche $25? No cree que hay marge en la intermediacion para mejorar un 20% el valor de la materia prima?Donde esta Moreno?
Saludos