26 de julio de 2009

Viajero del tiempo

El Proyecto Patagonia y Capital fue un proyecto elaborado en 1986 por el entonces presidente de la nación Raúl Alfonsín, para trasladar la Capital Federal de la República Argentina hacia un complejo de ciudades en la Patagonia formado por Viedma, la capital de la Provincia de Río Negro, y Carmen de Patagones, la ciudad más austral de la Provincia de Buenos Aires. El proyecto tenía como fin descentralizar y desburocratizar el poder político y separarlo del poder económico del país, ambos excesivamente concentrados en el Gran Buenos Aires, solucionar el problema demográfico que cuenta la Argentina, desarrollar inversiones en el interior del país y dar inicio a una nueva revalorización del Estado Federal. (*)

Más aún, ya se había dictado el Decreto 1156/87 que creaba el ENTECAP - Ente para la Construcción de la Nueva Capital con asignación de recursos (30 millones de australes para gastos de funcionamiento) y la aprobación de los estatutos del ente.

Muchos, entre los que me incluyo, pensaron que Argentina es un país genoroso y que la fragilidad política y social de entonces requería energías mentales para solucionar problemas reales del país más que pensar en la desburocratización real y política.

Argentina sigue siendo generosa. Con asombro leo que Diego Giuliano, político rosarino ligado al reutemismo plantea el traslado del congreso nacional a Rosario, fundamentando que ayuda a detener el proceso de desfederalización del país. Da una serie de argumentos basados en la experiencia de otros países.

Como si me hubiera metido en la máquina del tiempo. Destaco el compromiso social del legislador municipal rosarino y el sentido solidario de la propuesta, porque digo esto? Si Giustiniani no conoce la totalidad de la provincia, si Roxana Latorre la única vez que la caminó (y a medias) fue cuando era candidata a gobernadora en 2007, si los diputados reutemistas y socialistas que acompañan no caminan la provincia, ahora en este disparate intelectual ni siquiera van a tener que salir de la casa para legislar.

En estos momentos en que la movida restauradora golpea con más fuerza que nunca, necesitamos mentes y brazos agrupados para defender el modelo nacional y popular de desarrollo con inclusión social. Los disparates que queden para la oposición y para los que no tienen el compromiso que la hora exige.

Pero como siempre digo, hay lugar para todo y para todos, aca esta la nota de Sin Mordaza.

Nos vemos.


(*) Wikipedia

3 comentarios:

sin dioses dijo...

Los unicos rosarinos que reconocemos a Giuliano son los que manejamos el photoshop. Creo que el 99 % no lo conoce, nunca fue concejal, ni creo que lo será. Un gran tipo que dice que el mayor problema de Rosario es la seguridad, creo que tiene los ojos en el trasero.

El Filomata dijo...

Gracias por el dato sobre su condición "laboral", menos mal. De idiotas esta lleno el país.

Anónimo dijo...

Filo: aunque no publique el comentario (por anónimo) rastree el origen de este disparate. La hizo hace algún tiempo Daniel Vila, obvio que fue tapa de La Capital y todos aplaudieron