2 de agosto de 2017

No aprendemos más

Más temprano que tarde habrá una nueva crisis de la deuda. Es triste escribir esta frase

por Reynaldo Sietecase

Más temprano que tarde habrá una nueva crisis de la deuda. Es triste escribir esta frase. En dos, cinco o diez años habrá una nueva crisis socioeconómica. Sólo es cuestión de tiempo. Y ya conocemos las dramáticas consecuencias que esta situación ocasionará a los sectores populares. Pasó y volverá a pasar.

La dirigencia política argentina funciona como un adicto que se recupera y vuelve a recaer con un entusiasmo cada vez mayor. Los que firman estos acuerdos aberrantes lo saben. Los opositores también pero casi todos callan.

Según datos oficiales, el año pasado la deuda externa aumentó en 35 mil millones de dólares.

Entre enero y mayo de este año, la emisión de deuda fue de 40 mil millones de dólares. Cuarenta mil millones en cinco meses. Estos datos los consigna el Ministerio de Economía no el Partido Obrero.

Hace algo más de un mes, el gobierno firmó un bono de deuda a un plazo de cien años con una tasa mucho más alta que el promedio del mercado (casi ocho por ciento). La sola enunciación parece un chiste de mal gusto. Se tomó deuda por 2750 millones de dólares pagaderos a razón de 200 millones de dólares por año durante un siglo (se estima que en 14 años se pagará el capital y los otros 86 años serán para pagar los intereses).

Todavía hay algo más grave que el plazo delirante del empréstito. Semejante endeudamiento no tiene como objetivo renovar infraestructura, ni hacer grandes obras sanitarias, ni carreteras ni escuelas. La plata será utilizada para solventar el déficit y pagar intereses de la deuda.

Para Ismael Bermúdez, el periodista económico de Clarín, la única explicación a esta operación es “la necesidad de los acreedores” de colocar su exceso de fondos.

Una decisión que compromete a 25 gobiernos y a varias generaciones de argentinos no pasó por el control del Congreso de la Nación y sólo tomó estado público cuando se concretó. Es decir cuando el gobierno ya la había realizado.

Algunos medios y periodistas presentaron el bono a cien años como si se tratase de una buena noticia: “Un signo de confianza en el país”. Apenas hubo algunas voces críticas. El silencio de la CGT y otras organizaciones intermedias fue atronador.

En pocos días el tema pasó al olvido. La deuda no se ve pero siempre está. Y crece.

En la actualidad el 43% del déficit fiscal está compuesto por intereses de la deuda. “Lo que el gobierno se ahorró en el pago de subsidios por el aumento de las tarifas se perdió en el pago de intereses de la deuda”, señaló Bermúdez. La conclusión es simple: el esfuerzo de los usuarios que pagaron los aumentos en los servicios públicos terminó en el segmento financiero que sigue haciendo grandes negocios saltando de las letras al dólar y viceversa.

La mayoría de las fuerzas políticas son corresponsables del endeudamiento. Avalaron sin chistar el presupuesto que contemplaba esta posibilidad sin que se tenga la necesidad de consultar a los legisladores y ahora callan.

Varias generaciones deberán hacer frente a esta hipoteca que no para de crecer en una lógica perversa: más se paga, más se debe.

Esta cuestión no está en la agenda electoral. Esta cuestión no se discute en los medios. No es tema.
Se entiende el silencio de los cómplices. No se entiende el silencio de los inocentes.



6 de julio de 2017

Curiosidades de la administración Macri. Dietrich el hombre de la bicicleta

Curiosidades de la administración Macri. Dietrich el hombre de la bicicleta

En verdad, no es el fin del Club de los Filómatas en su concepción como espacio de debate en aquellas cuestiones que tengan que ver con el crecimiento y desarrollo de la república, pubiicar cosas como la de hoy. Es más, hasta parece que pierde todos los vientos para seguir cuando envuelve a sus editores el desencanto hacia todo lo que se ve y se discute.

Decía que tratar este tema no es el sentido, como tampoco lo sería tratar el menú vegano que le dan a todos los que trabajan en la Casa Rosada -los días lunes- para mantener una vida saludable en pos del rendimiento laboral de los empleados.

Lo de hoy es realmente sorprendente: la puesta en funciones de la DIRECTORA DE MOVILIDAD EN BICICLETA cuyo sueldo será el que corresponda a la Función Ejecutiva Nivel III del Convenio Colectivo de Trabajo Sectorial del Personal del SISTEMA NACIONAL DE EMPLEO PÚBLICO

El Boletín Oficial hoy, en la Decisión Administrativa 483/2017 del MINISTERIO DE TRANSPORTE DE LA NACIÓN, se designa como DIRECTORA DE MOVILIDAD EN BICICLETA (Nivel B-Grado 0, FUnción Ejecutiva Nivel III del SINEP a la Arq. María Belén CARDASZ (D.N.I. Nº 33.334.572), autorizándose el correspondiente pago de la Función Ejecutiva Nivel III del Convenio Colectivo de Trabajo Sectorial del Personal del SISTEMA NACIONAL DE EMPLEO PÚBLICO (SINEP), homologado por el Decreto N° 2098/08, sus modificatorios y complementarios, con carácter de excepción a lo dispuesto por el artículo 7° de la Ley N° 27.341.

Ahora bien, cuales son las funciones del DIRECTOR DE MOVILIDAD EN BICICLETA que orgánicamente depende de DIRECCIÓN NACIONAL DE TRANSPORTE NO MOTORIZADO y ésta a su vez de SUBSECRETARÍA DE MOVILIDAD URBANA y ésta de la SECRETARÍA DE PLANIFICACIÓN DE TRANSPORTE del MINISTERIO DE TRANSPORTE

La Resolución Nº 424 del 07/11/2016 textualmente dice que la Directora de 29 años desarrollará las siguientes acciones:

1. Realizar estudios, evaluaciones e informes que fundamenten proyectos de movilidad no motorizada.
2. Priorizar proyectos en el marco de la política pública de movilidad no motorizada.
3. Participar en la obtención de financiamiento para proyectos de movilidad no motorizada.
4. Realizar el monitoreo y evaluación de proyectos de movilidad no motorizada.
5. Informar al Director Nacional sobre la marcha de los proyectos de movilidad no motorizada.
6. Efectuar actividades de asistencia técnica en las áreas que sean requeridas a la Dirección Nacional.
7. Participar, a solicitud de la Dirección Nacional, en reuniones y eventos en los que se analicen cuestiones inherentes a proyectos de movilidad no motorizada.

Es por 180 días. Pero ¿como llega? En sus considerandos la Resolución dice «Que el cargo involucrado se encuentra vacante y deberá ser cubierto conforme los requisitos y sistemas de selección vigentes según lo establecido» lo que es una contradicción por que la norma también dice que el propio Dietrich «solicita la designación transitoria (...) a efectos de asegurar el normal desenvolvimiento de la mencionada dependencia



21 de junio de 2017

100 años, el costo de la seducción

En la novela de García Marquez -100 años de soledad- Macondo era el pueblo de José Arcadio Buendía, un habitante con gran imaginación, casado con Úrsula Iguarán, que solía comprar inventos a Melquiades, el cabecilla de un grupo de gitanos que aparecían una vez al año con novedosos artilugios. Entre los objetos que le compró había un imán para buscar oro, una lupa a la cual le pretendía dar aplicaciones militares, mapas portugueses y instrumentos de navegación. La mayoría de sus experimentos se frustraron, como consecuencia llevó a cabo una expedición para conocer otros pueblos, descubrió que Macondo estaba rodeada por agua. Esto sería como vender espejos de colores, como vender un calidoscopio, instrumento que permite ver lo que uno quiere ver. El bono a 100 años, tiene algo de eso.