8 de abril de 2013

La E.P.E.,un shock eléctrico



El presupuesto de la EPE para 2013 es de $ 4.182 millones y prevè una inversión de $ 341 millones con recursos propios de libre disponibilidad, ya que el Tesoror Provincial no ha previsto transferirle fondos. Por otra parte, el total de recursos para 2013 es de $ 4.182 millones de los cuales, $ 3.926 millones es por venta de electricidad.

El mayor costo que tiene la EPE es la que compra a CAMESA para revender ($ 1.241 millones), y si esta electricidad no ha aumentado su precio, no se entiende el aumento de tarifas eléctricas que dispuso el gobierno.

El aumento de tarifas dispuesto por el gobierno le aportará a la EPE unos 800 millones de pesos extras a su presupuesto; y si el aumento salarial dispuesto para este año alcanza aproximadamente a los 250 millones y el incremento de gastos de consumo y operativos se podrían incrementar en unos 100 millones de pesos más, ¿ en qué aumento de costos se justifica tamaño aumento?.

La inflación no puede ser tomada como excusa ni mucho menos la necesidad de fondos para hacer inversiones tal como se argumentó en los diez aumento de tarifas que decretaron Binner y Bonfatti desde el año 2008 hasta ahora.

Entre los años 2007-2013 los diez aumentos de tarifas que hubo en el período acumularon un 350%, mucho mayor que el incremento de la inflación que fue del 220% o que del aumento de la inversión en la EPE que fué en el mismo período del 250%. Ni la inflación ni las mayores inversiones fueron entonces las razones de estos aumentos. Debe el gobierno clarificar entonces también todo esto.

Si nos atenemos a lo que vino pasando en la EPE todos estos años en materia de inversiones para mejorar el servicio, vemos con toda claridad que estas han disminuido notablemente. En el año 2007 el 10% de lo que recaudaba la EPE iba a obras y equipamiento en el año 2013 solo el 6,5% de lo recaudado se invertirá en obra,. ¿ que se hace con el resto? nadie ni del gobierno ni de la Empresa lo explica al momento de aumentar tarifas.

Debe abrirse un gran debate sobre todas estas cuestiónes. Santa Fe necesita poner limites a la voracidad fiscal de su gobierno y un Ente de Control de Servicios Electricos que garantice tarifas justas y socialmente equitativas, trato justo de los usuarios y las inversiones necesarias para un mejoramiento del servicio eléctrico.

Por último, si el presupuesto es equilibrado para financiar gastos corrientes el plan de inversiones es subejecutado, ¿porque no pensar que el aumento de tarifas para financiar plan de inversiones es un verso?


16 de marzo de 2013

Un papa del Nuevo Mundo



por Francisco C. Basterra - El Pais

Un europeo del Imperio austrohúngaro, Antonin Dvorak, compuso la famosa sinfonía Nuevo Mundo inspirado tras una estancia de varios años en Estados Unidos en la última década del siglo XIX. Hoy el nuevo mundo tiene un Papa latinoamericano. El papado en un audaz movimiento geoestratégico cambia de continente, de Europa a América, a la América hispana, adelantándose a la sentida necesidad de un nuevo orden mundial. Habíamos digerido el desplazamiento del centro de gravedad hacia Asia, pero el traslado no funciona en sentido único. La todavía sorprendente renuncia del papa Benedicto ha provocado un tsunami, de alcance aún desconocido, cuya primera oleada se vio el miércoles por la noche en el balcón central del Vaticano al aparecer el nuevo papa Francisco, argentino, una simple cruz de metal sobre el pecho, con unos gestos inusuales. “Vengo del fin del mundo”, fueron sus primeras palabras a una audiencia asombrada. En solo unos minutos quedó claro que apuntaba el principio del fin de la Iglesia Católica envejecida y anclada en Italia, eurocéntrica, que se abría a los otros, los que hasta ahora contaban poco en el reparto mundial, los más heridos por la desigualdad, ese 1% de la población que tiene lo que el 99% necesita.

Resulta sugerente la rápida reacción del presidente Obama felicitándose por el papa de Buenos Aires y compartiendo el júbilo con millones de hispanoamericanos (los hispanos son ya la primera minoría de EE UU), comparada con la falta de reflejos de la España oficial ante el ascenso de un papa iberoamericano. La Iglesia se ha ido a hacer las Américas, con la ayuda inestimable de los cardenales norteamericanos. El papa ya no es solo el obispo de Roma. Desde la óptica de la política internacional este es un significado mayor de la elección del cardenal Bergoglio, jesuita, como el nuevo papa Francisco. El nombre, otra acertada novedad. El Vaticano, aunque un estado minúsculo, no llega a medio kilómetro cuadrado, el madrileño parque del Retiro tiene 1,18 kilómetros cuadrados, ejerce un extraordinario poder e influencia mundiales. La elección de un papa, que no es solo el líder espiritual de los católicos, es una historia de poder, que fascina globalmente a través de la televisión, con enorme repercusión en las redes sociales.

Lo sucedido nos recuerda que cada vez menos cosas giran ya alrededor del Viejo Continente, ensimismado en los procedimientos y perdida de vista la insuperable idea de una integración cada vez más estrecha, a manos de una absurda y egoísta, por ineficaz, obtusa renacionalización de las políticas europeas. Reventada la centralidad europea, la llegada del papa 266 de la historia señala algo trascendente desde el punto de vista temporal. Ya está aquí un nuevo mundo con un reparto más equilibrado y generoso de roles. ¿Por qué siempre el presidente del banco mundial tiene que ser un estadounidense y el del FMI, un europeo? Europa se encoge un poco más mundialmente y confirma el peligro de su desaparición paulatina de la pantalla del radar global. Antes de la mitad de siglo, solo un 7% de la población mundial será europea; ya el 80% del crecimiento económico procede de otros continentes. La Iglesia Católica, con más reflejos que otras instituciones civiles, ha decidido abrirse al optimismo, a los más jóvenes en otros continentes, que le den la energía perdida y necesaria para afrontar sus problemas.

La más antigua y mayor multinacional del mundo, con 1.200 millones de clientes, 1 millón de empleados, decenas de millones de voluntarios, una red de distribución planetaria, un logo universalmente reconocido, una operación de éxito en los mercados emergentes (Schumpeter en The Economist), ha utilizado su profunda crisis como trampolín para sorprender. El voto de una senado de ancianos cardenales, los hombres de rojo, emitido bajo la severa mirada del Dios todopoderoso y juzgador pintado por Miguel Ángel en el techo de la capilla Sixtina, decantándose por un hombre humilde que recuerda un poco al papa Roncalli, con aspecto de párroco de pueblo, ha hecho soñar por un instante, y no solo a los creyentes, que otra Iglesia es posible; más evangélica, más colegial, más cercana a la original. Han sido creativos: el papa Francisco ha llegado para algo más que gestionar el declive del catolicismo. Rotundo fracaso predictor de los vaticanistas y de los medios de comunicación. ¿Cómo es posible que nadie reparara que el arzobispo de Buenos Aires estuvo a punto en el cónclave de 2005 de cerrar el paso al papado del cardenal Ratzinger? Esta operación de sustitución de un papa que dimite, por su incapacidad de someter a una curia plagada de escándalos, no se puede haber preparado en una semana. ¿Cuánto ha tenido que ver la mano del papa emérito en este desenlace? La Iglesia católica le ha dado la vuelta al mapamundi.

Nos vemos,

3 de diciembre de 2012

Siempre mirando para otra parte...

El gobierno socialista de Santa Fe es una cooperativa de ideas, como las que llevan adelante en cuanto distrito puedan; para que sirven, solo ellos lo saben. Asi como se lanzó con bombos y platillos el Plan Estratégico a 20 años vista, o el Plan Estratégico de la Empresa Provincial de la Energía, que son en realidad excelentes descripciones de los tantísimos problemas que existen, pero carecen de planes de acción concretas, planes de inversión concreta.

Hace pocos días se anunció que el Gobierno provincial lanzará el Plan Maestro Vial a 10 años; "Estos no son sólo un problema aislado de Santa Fe, sino que la mayoría de las direcciones viales provinciales del país deben acarrear con estas situaciones. Es muy dificultoso llevar adelante obras nuevas y más aún repararlas, la política de mantenimiento es siempre tomada como secundaria, pero en esta gestión vamos revertir esto.. Pasar una ruta de tierra -hoy la provincia tiene alrededor de 9 mil kilómetros- a pavimento cuesta entre 4 a 5 millones de pesos el kilómetro y una repavimentación exige una inversión de casi 2 millones de pesos. Hoy tenemos a cargo 4.500 km. de rutas, el valor que debe destinar la provincia para mantener la traza vial es sumamente importante" (dixit Director Provincial de Vialidad)

La provincia tiene 13098.62 km de rutas de los cuales: 3504 km son pavimentadas, 1070.1 km mejoradas y 8524.91 km de suelo natural. La realidad indica (tal como se ve en la infografia que ilustra el texto) que la inversión pública no es el target del Gobierno socialista.

Binner ganó en el 2007 haciendo tranza con los sindicatos, hoy, hay que bancarse lo que se viene... lo que Salamanca non dá... más allá de esto, haciendo gala del entrenamiento el funcionario dice  "porque si la provincia se decide a encarar la pavimentación de una ruta y no es acompañado por una inversión en rutas nacionales todo el tránsito se va a volcar hacia la nueva traza y en poco tiempo se acorta el período de vida útil, con erogaciones muy grandes por parte del Estado provincial".. siempre mirando para otra parte.

Nos vemos



Imagen: elaboración propia sobre datos de la provincia

27 de noviembre de 2012

Eliaschev.. de cartoneros y prostitutas..

Leo a don Pepe con su verborragia poéticamente virulenta, lo relaciono con la denuncia del grupo Clarín contra Roberto Caballero, Sandra Russo, Nora Veiras, Javier Vicente, Edgardo Mocca y Orlando Barone y no puedo menos que reirme... no me pasa lo mismo, cuando leo que Tenembaum repudió la maniobra del monopolio.

Pepe siempre tan enojado... para él, los cartoneros, las prostitutas son consecuencias de las políticas públicas del gobierno nacional... tiene actitudes misóginas que lo llevan a decir “Tétrico: con una Presidenta y una ministra de Seguridad mujeres, nunca hubo tanto auge de la prostitución en esta ciudad (ni que decir tiene lo que sucede en ciudades de provincia)”.

Hasta le aconseja a la Presidente bajar al territorio “Venga, señora, bájese del helicóptero, calce zapatos bajos y recorra la vida”... donde estuvo Pepe en la década del '90 cuando el neoliberalismo destruyó el país? para donde miraba cuando la fenomenal concentración de capitales producto del plan de convertibilidad se comía las economías regionales y expulsaba mano de obra que fue a parar a los grandes centros urbanos buscando la prosperidad perdida?

Le diría lo mismo don Pepe, venga, salga de su ciudad... bájese del bondi, póngase alpargatas y camine el territorio y verá que el interior no es lo que le pinta el monopolio...

Nos vemos

26 de noviembre de 2012

Por las rutas de Santa Fe

A propósito del accidente en Rosario que asombró a todos por la cantidad de personas que venían en el vehículo, leemos acá, que según un informe preliminar elaborado por la Dirección Provincial del Observatorio Vial de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) durante el año 2011 el 59,1% de las colisiones entre vehículos se produjeron en rutas, correspondiendo el 66,5% a rutas y autopistas nacionales y el 33,5% restante a las provinciales. Asimismo, se concluyó que las colisiones frontales son más frecuentes en rutas, mientras que las colisiones laterales ocurren más frecuentemente en calles de sectores urbanos.

Recientemente, la APSV ha remitido un informe con recomendaciones a los organismos de control correspondientes y a las empresas concesionarias de rutas y autopistas.

Esta súper-estructura provincial ha llevado a un lector de un matutino nacional a decir: “Para todos estos diagnósticos la Provincia de Santa Fe tiene la Agencia Provincial de Seguridad Via y cuenta con la Dirección Provincial de Formación y Divulgación Vial, la Dirección Provincial de Gestión de Sistemas Técnicos y Administrativos, la Dirección Provincial de Innovación y Coordinación en Seguridad Vial, la Dirección Provincial de Seguridad Vial y la Dirección Provincial del Observatorio Vial. Todos estos organismos, sólo sirven para asignarles cargos a  una chapa (léase un sueldazo), a los amigos del poder. Pero en seguridad vial nos va muy mal” (Clarín, martes 3 de enero de 2012, página 24).

Hay que prestar atención también en la desastrosa gestión de gobierno que se está llevando adelante con relación a la Dirección Provincial de Vialidad. El estado de la red pavimentada a mayo de 2012 solamente es buena el 22%, regular el 35% y malo el 43%. Analizando las ejecuciones presupuestarias muestran palmariamente la desinversión en materia de infraestructura vial, con marcada desaceleración a partir del año 2008; de los ejercicios 2004-2007 la participación de vialidad provincial en la ejecución global presupuestaria alcanzó al 4,41% mientras que desde el año 2008 al 2011 la participación fue tan solo del 1,92%, tendencia de contracción manifiesta en el año 2012 ya que tan solo participa con el 1,72%. La sub jecución presupuestaria en infraestructura vial conspira directamente contra la seguridad vial.

No se puede seguir desatendiendo los caminos provinciales… sabido es que es fundamental el mantenimiento de las rutas… si se deterioran en vez de mantenerlas como corresponde, sale más caro para el Estado y genera inseguridad vial con la consecuencia de siniestros que cumpliendo el Estado con su obligación, se podrían evitar.  Las rutas deben estar en correctas condiciones de transitabilidad (tanto la calzada como las banquinas), demarcadas y señalizadas. Debe haber un eficiente y riguroso control con balanzas para evitar su deterioro. Deben estar desmalezadas. Y hay que decirlo… si bien los conductores muchas veces tienen responsabilidad por su descuidado manejo… muchas veces gran parte de la culpa la tienen los caminos deteriorados…

Nos vemos,



21 de marzo de 2012

Sintonía fina para todos


Finalmente, el gobierno socialista de Santa Fe pidió permiso legislativo para tomar deuda, van a emitir 456 millones de pesos en Letras de Tesorería o pagarés.

Hay diferencias notables entre cómo el gobierno nacional y los de acá encaran este tiempo marcado por la estrechez económica y la necesidad de sintonizar mejor el rumbo. Una diferencia entre unos y otros es cómo se explica la necesidad de tomar medidas, reasignar recursos públicos y salir a buscar dineros para alimentar las cuentas públicas.

El gobierno nacional en esto ha mostrado enorme destreza política, generando discurso, explicando qué piensa el gobierno o al menos un relato verosímil sobre por qué se da tal o cual paso. Puede no gustar la forma y los momentos que la presidenta y sus funcionarios utilizan, pero está claro que el mensaje está en el centro de la escena.

En Santa Fe esta pareciera ser una dificultad de las administraciones del Frente Progresista. La necesidad de dar el debate político con la oposición, de explicar los tiempos de gestión, el estado de situación, por qué se avanza en determinado sentido y no en otro. Pedir perdón cuando no se puede dar respuesta es de una nobleza novedosa, pero no es lo que se espera como promedio de un gobierno.

La oposición sí tiene un relato. Le está planteando a la sociedad santafesina que esta estrechez financiera es resultado del despilfarro de los gobernantes del FPCyS, de nombramientos de personal masivos y le exige ajuste y austeridad. Le reprocha que en 2011 aumentó el gasto corriente y redujo el gasto de capital. En el juego de la política la oposición tira la piedra y es el oficialismo el que tiene, si quiere, que salir a desmentir que sea así.

Supongamos que de los 3 mil cuadros políticos que requiere un gobierno provincial, el derrochón Frente Progresista nombró mil de más con un sueldo promedio de 10 mil pesos mensuales. Entonces los ñoquis le cuestan al erario público 10 millones al mes, 120 millones al año, con cargas sociales poco más de 150 millones. Pero el déficit de 2011 fue de 1.600 millones. Algo no cierra.

No se trata aquí de rebatir argumentos de la oposición, porque esa es la tarea que corresponde al oficialismo si puede rebatirlos. Sí se puede afirmar en tren del debate político que se trata de un planteo de raíz economicista, que centra su mirada en el número final, que está más atento al déficit contable y despreocupado del déficit social, invocando un discurso en el que todo nombramiento de personal es malo, sin distinguir ñoqui de funcionario, maestro, policía o camillero; o la diferencia entre un empleado público precarizado de uno debidamente titularizado.

¿No fue el propio ministro de Economía Ángel Sciara el que desde 2008 viene advirtiendo que la inercia de crecimiento de la cuenta gastos corrientes era desde hacía unos años más rápida que la de los ingresos del Estado y que en algún momento ambas curvas iban a cruzarse? ¿Entonces, lo que se está discutiendo es un problema de despilfarro y nombramiento de ñoquis –que los habrá– o un problema estructural de las cuentas del sector público provincial al que el oficialismo y la mayoría legislativa opositora deben encontrarle una salida? ¿Qué tienen para decir legisladores, funcionarios de alto, medio y bajo rango y militantes? Nadie defenderá la gestión por ellos. Y la única forma de hacerlo es dando la discusión política, mostrando qué se hizo, cambiando de rumbo en los casos donde se producen situaciones insostenibles porque las cosas se hicieron mal.




___
Con textos de David Narciso