31 de mayo de 2009

A confesión de partes...

Alicia Ciciliani


Leí esta mañana un reportaje que le hiciera La Capital de Rosario; conto de sus orígenes socialistas, defendió el modelo Binner y solapadamente marca territorio con relación al peronismo.

¿Quien es Alicia Ciciliani? Es Vice ministro de Trabajo de la Provincia de Santa Fe, esposa del diputado provincial Julio Blanco y madre de Julio Blanco, el jefe del Gabinete Jóven de Binner que hace poco viajó a España a enriquecer conocimientos con gastos pagos por la provincia. Además de todo esto es la candidata a 2ª diputada nacional por el Frente Progresista.

Dijo esto:

Que Guillermo Estévez Boero era maestro y amor y que los obligaba a leer determinados libros.

Que Binner es compañero de sueños.

Que Binner no es aburrido y que tiene la gran capacidad de tomar decisiones bajo presión.

Que nadie puede hacerse rico con la política viviendo de un sueldo.

Que en 1975 conoció al compañero Gerardo Rico que estaba en Montoneros.

Que ella con Estévez Boero defendía al gobierno de Isabelita. Año 1975, época de Triple A.

Que justifica el incremento del gasto público en viáticos, viveres y enseres domésticos con una frase para el recuerdo: Por eso reajustamos los salarios cuando asumimos la provincia, necesitamos equipos técnicos que gerencien a la altura de las circunstancias. No soy hipócrita. No estoy acá porque no pueda gestionar en lo privado; soy contadora, estudié y quiero una remuneración acorde que me permita vivir con mi núcleo de relacionamiento. Tengo que tener zapatos cómodos y un auto para desplazarme o un servicio doméstico que me ayude. No un palacio o una mansión. Manejamos presupuestos muy importantes.

Nos vemos.


30 de mayo de 2009

Aforismos

Admira lo admirable que hay en el hombre; es la obra más perfecta de la creación.

El hombre nace con dolor y vive con dolor, ¿el dolor de la vida acaba con el dolor de la muerte?

Cuando el tiempo pasa sin saber que pasa, entonces pasa; porque no vivo en el tiempo.

Cuando el tímido intenta hacer una gracia, corre el riesgo de caer en desgracia.

El hombre que no vive su autentica vida, no vive; esta vivo.

Razonar demasiado no es razonable.

Hombre solemne, hombre mediocre.

La personalidad de un hombre no la hace el hombre; la hacen los otros hombres.

El hombre, sin saberlo, juzga mejor a otro hombre, cuanto más parecido tenga a si mismo.

La projimidad se establece con el hombre; la amistad se establece con un hombre.

¿Sabes cuanto recibes de la vida para tu vida y cuanto das de tu vida a la vida? Si lo supieras, verías cuan poco das y cuanto recibes.

Cultura es vivir en el cambio, con el cambio, en cambio.

Arriesgar el pensamiento es más riesgoso que arriesgar la vida.

El hombre auténtico vive su vida en función de dignidad; el hombre inauténtico vive su vida en función de necesidad.

Cuando la inteligencia solo sirve par beneficiarse a si mismo, perjudica a los demás.

No seas enemigo de tu enemigo; la indiferencia duele más que el castigo.

Nos vemos

Competir, no proscribir

Las impugnaciones a las candidaturas del peronismo en la provincia de Buenos Aires, presentadas por la oposición tuvieron un nuevo revés en la justicia. El fiscal de Cámara Jorge Di Lello las consideró válidas, en la misma senda de lo resuelto por el juez Blanco, y también dio luz verde a las de Unión-Pro. Es decir, la Cámara Electoral ya tiene escenario para dar su fallo.

Pero más allá de todo esto, creo que la solución no es proscribir, sino competir. Si hay algo que caracteriza a la democracia es el derecho a elegir libremente a nuestros representantes. La Constitución Nacional manifiesta que “…todos los ciudadanos tienen el derecho de elegir y ser elegido...”.

Por ello, ante el proceso natural de una elección nos sorprende que los mismos que piden mejores instituciones insisten en impugnar candidaturas sea cual fuera el partido político. ¿No estarán impugnando a los ciudadanos mismos? ¿No estarán cuestionando el derecho de los argentinos a elegir libremente quién los representa en las legislaturas locales, provinciales y en el Congreso nacional?

El 24 de noviembre de 1955 el general Pedro Eugenio Aramburu, en ejercicio ilegal de la presidencia, declaró disueltos los partidos peronistas masculino y femenino en todo el territorio argentino a través del decreto 3855, que constituyó el primero de los pasos en el intento de borrar con la pluma ensangrentada de la revolución “fusiladora” al depuesto gobierno democrático de Juan Domingo Perón.

Sin embargo, sus intenciones iban más allá. El 5 de marzo de 1956, por el decreto-ley 4161, estableció la "prohibición de elementos de afirmación ideológica o de propaganda peronista", por el que incluso se prohibía mencionar el nombre de Juan Domingo Perón, castigando a los infractores con penas de hasta seis años de prisión. El 4161 no fue una simple amenaza. Fue durante años la principal herramienta de proscripción, persecusión de ideas y encarcelamiento de quienes reivindicaran al peronismo, pregonaran la justicia social o pidieran la vuelta de la democracia.

El tiempo demuestra que equivocada que estaba esta gente al pensar que aquello que no se ve no existe.

En una entrevista con la Revista Primera Plana, en 1966, Perón afirmó: “El movimiento peronista no podrá ser destruido con proscripciones ni decretos. Los gorilas intentaron la destrucción por la violencia, (Arturo) Frondizi por la integración, (Arturo) Illia por la disociación: los tres fracasaron”.

No casualmente tanto Frondizi como Illia habían llegado al gobierno en medio de la proscripción del peronismo. Es más, en el segundo caso con una proscripción aún mayor, al punto de que el gobierno de facto de José María Guido, en 1963, vetó la postulación del neurocirujano Raúl H. Matera, nominado por el Partido Demócrata Cristiano, habida cuenta su condición de peronista. Ya no estaban solo proscriptos el hoy PJ y el propio Juan Perón, sino cada uno de los peronistas que pudiera, por la vía electoral, volver a legitimizar la política mediante la participación popular.

Hoy, a más de cincuenta años de aquellos hechos, intentan proscribir nuevamente al peronismo. Afortunadamente rige la Constitución y los tres poderes tienen origen legítimo, de modo que quienes buscan cercenar el derecho a la representación no cuentan ya con la posibilidad de disponerse utilizando algún resorte del Estado. La táctica hoy, por eso, es intentar presentar las candidaturas con las que no se esta de acuerdo como ilegítimas. El Acuerdo Cívico y Social pretende impugnar las candidaturas a diputados del presidente del Partido Justicialista, Néstor Kirchner, el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli; el jefe del Gabinete nacional, Sergio Massa; y las postulaciones de 47 intendentes de la provincia de Buenos Aires, por el Frente Justicialista Para la Victoria (FJPV).

Resulta increíble como quieren repetir la historia y, más aún, que en pleno siglo XXI se siga pensando que ésta es la única forma de “ganar” una elección.

Todo demuestra que los que hoy fomentan esta prohibición van camino al mismo final que sus antecesores: el fracaso. Por eso, deberían entender que la solución no es proscribir sino competir.

Por un lado, el juez electoral Manuel Blanco firmó la sentencia que avala las candidaturas de Kirchner, Scioli y Massa, al mismo tiempo que las postulaciones de 47 intendentes bonaerenses. Con el mismo criterio se ha expedido el fiscal de cámara Jorge Di Lello.

Por el otro, la gente demostrará a través de las urnas que proyecto de país elige: el que prioriza la equitativa redistribución de la riqueza o el que cercena los derechos de los trabajadores y jubilados.

Sin ir muy lejos en la historia, el pasado 30 de abril 300 mil argentinos que asistieron a la convocatoria del secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), compañero Hugo Moyano, para conmemorar el Día Internacional de los Trabajadores demostraron por qué se acompaña este modelo: porque desde el 2003 los trabajadores comenzaron a ser reivindicados y a recuperar los salarios y la dignidad. El compañero Moyano explicó con precisión qué significaría volver a los años ’90: equivaldría a perder otra vez las convenciones paritarias, la preservación del trabajo como objetivo número uno de un proyecto político y la vuelta de leyes de flexibilización que siempre destruyen empleos en lugar de crearlos.

Este modelo de crecimiento es el que acompañaremos con toda nuestra fuerza para que la Argentina continúe por el camino de la justicia.

Por eso queremos que cada argentino, el 28 de junio, pueda votar por quien sienta que lo representa mejor.

Nos vemos.


Fuente: mailbox del Club de los Filomatas. SITRAPREN

29 de mayo de 2009

El socialismo y los golpes de estado.

Conocida es la inquina de los socialistas con el peronismo. Menos conocida es la historia de maquinaciones de Américo Ghioldi contra el gobierno de Arturo Illia. El libro Arturo Illia : un sueño breve de los historiadores Celso Rodriguez y César Tcach a partir de documentos desclasificados de la embajada norteamericana, hace referencias de las intrigas del socialista hacia el gobierno radical. En estos documentos, compara a Illia con Buda; lo acusa de propuestas demagógicas para congraciarse con el peronismo, en particular la política petrolera y anticipa que el golpe militar es inevitable y una opción deseable.

Realmente es lamentable que los radicales que hablan de la ética de Arturo Illia y Raúl Alfonsín se alíen con quienes hicieron todo lo posible para echarlos del gobierno; digno de compasión es el partido de Alem e Irigoyen si creen que pueden solucionar algo aliandose a los socialistas.

Estos no fueron solo colaboradores del gobierno de Videla desde el punto de vista de dotarlos de funcionarios y colaboradores ó embajadores, sino que fieron verdaderos ideólogos del terrorismo de estado. Una prueba contundente es la carta y propuesta política de Américo Ghiolde enviada al General José Rogelio Villareal, secretario general de la presidencia el 22 de diciembre de 1977. Este documento era escrito en el mismo momento que en nuestro país se secuestraba, se torturaba y se asesinaba; el objetivo era darle letra a los militares para impedir que los justicialistas volvieramos a ser gobierno. Ghioldi llenaba los oídos militares de palabras de odio y resentimiento como en 1955.

Embajador de la dictadura en Portugal, fue sucedido por otro socialista Walter Constanza, demostración clara de que el apoyo a la dictadura no era un problema de hombres sino de profunda afinidad ideológica con los asesinos.

En su edición del 18 de marzo de 1978 La Vanguardia dirigida en esos momentos por Norberto Laporta, afirmaba que existía en el exterior una campaña antiargentina para desprestigiar a la dictadura; para el la denuncia de la violación de los derechos humanos era una agitación de los exiliados, en su mayoría, compañeros peronistas.

En Febrero de 1981, cuando Videla es reemplazado por Roberto Viola, La Vanguardia publica un editorial titulado "Una esperanza y un programa de acción y superación". Tan nefasta fue la actuación del socialismo que rechazaron la creación de la Multipartidaria por considerarla una reedición de la "La Hora del Pueblo" (Palermo-Novaro, La dictadura militar, pag. 378).

Luís Pan, fue la punta de lanza de la dictadura contra la universidad popular; en 1976 como interventor en EUDEBA le dice a Guillermo Suarez Manson: "...veni a buscarlos, los libros son tuyos" dando pié a la mayor quema de libros de la historia moderna, más grande aún que la de los nazis, proeza realizada por un seguidor de Juan B. Justo.. Esta historia esta contada con mayor detalle en el libro Los libros son tuyos, Académicos y militares: La dictadura en Eudeba de Hernán Invernizzi; en esta obra se explica el papel de Pan y los intelectuales procesitas en la destrucción de la cultura argentina, esa cultura que los socialistas dicen tanto defender.

En realidad, más que compartir los objetivos del proceso en cuanto a la lucha contra la subversión, los socialistas lo que ansiaban es que el peronismo no levantara cabeza. Cualquier método utilizado era, para estos profetas del odio, lícito para destruirnos; la proscripción era, como en el 55, válida; pero en el 76 le agregarían la justificación del asesinato planificado; el pueblo argentino espera su Rodolfo Walsh para relatar tanta ignominia.

Todavía no salimos de nuestro asombro cuando los defensores de los golpes militares nos hablan de libertad, democracia y cultura. Todavía no salgo de mi asombro cuando leo que para festejar el Bicentenario de la Revolución de Mayo planifican construir en Rosario bibliotecas, trenes y el puerto de la música que dicho sea de paso, pagará el gobierno socialista de Binner.





Nos vemos


Fuente: La Secta Socialista. 2006

28 de mayo de 2009

El club del trueque

Desde el Club venimos contando como nació y creció el déficit de caja de la provincia de Santa Fe. Más aun, dijimos que el primero que propuso endeudar a la provincia para financiar obras públicas fue el diputado de la UCR, Hugo Marcucci, vinculado al ministro Hugo Storero y desató el inmediato retruque del PJ. La semana pasada, el propio Storero, no descartó la idea de Marcucci. "Es una de las alternativas que se evalúan. Nadie puede desconocer la magnitud de la crisis", dijo el ministro.

Pero ayer, el gobernador aclaró que el "tema no está resuelto. Es una posibilidad, pero no hay una resolución efectiva para hacerlo hoy".

¿Y cómo sería esto de pagar obras públicas con bonos? "No, la obra pública se paga con dinero. Usted emite bonos y hay gente a la que le interesa comprar bonos y eso se cambia con dinero. Pero la obra pública se paga con dinero, no con bonos". Elemental, Watson.

Pero los críticos dicen que esto significaría endeudar a la provincia. El buen administrador dice: Mire, no es malo que nos endeudemos para hacer obras públicas. Lo que es injusto es que una obra que va a servir para cincuenta, sesenta u ochenta años tenga que ser financiada en uno, dos o tres años. Creo que realmente no es justo. Por eso, que muchas veces estamos vedados a la realización de obras públicas porque no tenemos la posibilidad de financiar todas esas obras en el breve plazo. Pero cuando están los estudios económicos financieros y las ecuaciones que demandan para permitir que esa obra sea rentable, indudablemente, son obras que se pagan solas.

Las finanzas provinciales están en rojo; acumulan un déficit de 369 millones de pesos en los cuatro primeros meses del año; los gastos corrientes han aumentado en un 33% en relación al mismo período del año pasado dejando al descubierto que la fiesta socialista continua sin parar; y como si todo esto fuera poco, los recursos mensuales no alcanzan a pagar los gastos mensuales. Ante este panorama, ¿quién en su sano juicio le prestaría plata a la provincia comprando bonos para la obra pública que hoy el mismo gobierno provincial no puede pagar? ¿Quién garantizaría la devolución de ese dinero en tales condiciones?.

¡Cuando miles de pequeñas y medianas empresas se fundieron con la apertura menimista!, a los empresarios fundidos mediante las calificadoras de riesgo, no le daban ni la hora. Nadie en su sano juicio le iba a prestar a alguien que no tenia capacidad de repago y menos que no haya honrado sus deudas. ¡Los bonos basuras que el gobierno piensa emitir son compulsivos, vale decir para pagar con ellos a contratistas y proveedores y tal vez sueldos!.

Lo hemos dicho hasta el cansancio y lo vamos a seguir diciendo, si no bajan el gasto político puesto al servicio del armado del partido socialista y de la campaña electoral y los gastos corrientes superfluos e innecesarios, van terminar emitiendo bonos, endeudando la provincia y aumentando los impuestos; aunque esto ocurra por supuesto después de las elecciones del 28 de junio.

Se acuerdan del club del trueque?

Nos vemos.


Fuente: SM, Polikratos.

27 de mayo de 2009

La secta socialista

Dice con respecto a la Libertadora y al Peronismo Americo Ghioldi: "la presente es una revolución (la libertadora) porque estamos en trance de cambiar el estilo de vida de la República. Perón ha hecho algo más que tiranizar, robar, adulterar la constitución y hacerse idolatrar por las masas: Perón ha hecho un esfuerzo -e intepreto que parcialmente lo ha logrado- de modificar la sustancia argentina, de transformar el modo de ser la vida nacional"

La agresión a Rossi en manos de militantes y candidatos socialistas (en realidad, radicales venidos a socialistas) ha provocado reacciones de propios y extraños. “Fue un acto deleznable, tenemos que buscar el diálogo ante opiniones diferentes, toda actitud violenta genera más violencia. La respuesta nunca es paños fríos, sino más violencia, y nosotros debemos aspirar a una sociedad más democrática, más participativa y más transparente” Estos son los dichos de Binner, el mismo que le ha pedido a los productores de Reconquista "cargar contra el gobierno nacional y castigarlo en las urnas"

No sería necesario historiar sobre un partido como el de marras, sino fuera porque este pequeño grupusculo quiere darnos a los justicialistas cátedra de justicia y democracia cuando a traves de su historia lo único que han aportado es resentimiento y odio hacia las mayorías populares de Argentina. No solo fuimos los peronistas sus víctimas sino también -y hay que recordarlo- los radicales quienes sufrieron sus improperios y descalificaciones. Como hoy los radicales son un furgon de cola de los émulos de Juan B. Justo no estará demás recordarles a lo militantes del primer movimiento nacional, lo que pensaban de ellos los socialistas argentinos a principios del siglo 20.

De Juan B. Justo a Rubén Giustiniani y Hermes Juan Binner los lideres socialistas han creído poseer un saber al que el pueblo de nuestra patria no podía acceder; sus incomprensibles conceptos eran y son rechazados por las mayorías de nuestro pueblo sin que se les mueva un solo pelo: la auto-crítica no es uno de sus puentes fuertes.

Pero seamos honestos, entre Juan B. Justo y Ruben Giustiniani media la misma diferencia que puede existir entre Lisandro de la Torre y Carlos Favario sería una falta de honestidad de nuestra parte no remarcar esto; Justo fue un individuo profundamente equivocado, sin mala intención: Giustiniani solo es un rosquero universitario que después de ser un alumno crónico en ingeniería cree que la política argentina es su universidad y Hermnes Juan Binner es un producto mediocre de la alquimia socialista. ¿Como entender sino el apoyo del secretariado general del socialismo a la ley de flexibilización laboral "Banelco" sin que se les caiga la cara cuando hablan? ¿como hablar del modelo neoliberal y apoyar la política de Domingo Cavallo?

El justicialismo produjo la revolución más importante del siglo 20: la de la justicia social, haciendo participar a lo trabajadores en un 50% de la renta nacional; los émulos de Alfredo Palacios, mientras haciamos la transformación social más grande nuestra historia no trepidaban en aliarse con la oligarquía nativa. Si algo marca la historia socialista es la más completa disociación entre los hechos y las palabras; hablar de los derechos de los trabajadores y unirse a gobiernos declaradamente antiobreros; declamar la vigencia de la libertad y apoyar fusilamientos de trabajadores obreros de 1956, acción que quedó en la memoria colectiva con las infames palabras de Americo Ghioldi: "se acabó la leche de la clemencia".

Estos personajes se rasgan las vestiduras por los errores de los gobiernos justicialistas de la provincia de Santa Fe elegidos democráticamente por el pueblo santafesino, no hacen la más mínima auto-crítica por su participación en todas la dictaduras militares ni de la alianza comandada por Fernando De la Rúa que llevó a la República al luto democrático mas grande su historia.

Nos vemos


Fuente: "La Secta Socialista" - Lagna y Battistoni, Venado Tuerto, 2006

25 de mayo de 2009

Binner, con la salud no se juega

Corresponde al Estado Provincial asegurar a la ciudadanía el ejercicio de ese derecho poniendo a su disposición todos los recursos necesarios de manera que sean utilizados en calidad, cantidad y con los mismos resultados ante iguales necesidades. En consecuencia, las inversiones actuales y futuras en recursos materiales y humanos, su distribución y las decisiones políticas y administrativas que se adoptarán tendrán por objetivo hacer realidad el derecho a la salud en el marco de una reforma integral y participativa . (Programa del FPCyS - Página 69)

El dengue en Santa Fe parece haber sido una pesadilla que desapareció mediáticamente en un abrir y cerrar de ojos. La gripe porcina, las encuestas y pronósticos electorales y el acontecer cotidiano, transformaron al dengue en un mosquito que ya no parece ser noticia.

En la provincia de Santa Fe se encuentran en estudio actualmente unos 1500 casos de dengue, pero de eso no se habla más. Estos hechos revelan deficiencias de la política sanitaria del gobierno de Binner, que en la primera de cambio, solaparon al mosquito. Cabe recordar que la provincia no sufría de dengue en los últimos veinte años, a pesar de que muchas veces y en particular en el 2004, se sufrieron brotes en provincias vecinas, pero aquí había programas tendientes a contrarrestar dichos brotes.

Lo que pasa en Santa Fe no tiene que ver con la cuestión nacional. Tendríamos que preguntarle a Formosa o a Santiago del Estero, por qué no tuvieron un brote de dengue y solo casos aislados. Seguramente, estas provincias, sí escucharon los alertas y consejos del COFESA (Consejo Federal de Salud presidido por la Ministra Graciela Ocaña) en la reunión del pasado mes de noviembre, al que asistieron cinco funcionarios del Ministerio de Salud de nuestra Provincia junto al Dr. Capiello.

Por otra parte, y siempre en el tema de salud, hay que dejar sentado que el descenso de la tasa de mortalidad infantil (TMI) en los gobiernos de Carlos Reutemann y Jorge Obeid fue un objetivo primordial de la provincia, ya que en el año 1990 la tasa anual alcanzaba el 22 por mil nacidos vivos; en el 2000 se redujo a un 12,7 por mil, y en el 2006 continuó su descenso hasta el 10,3 por mil. Cabe señalar que en el 2007 Argentina sufrió una epidemia de Coqueluche (tos convulsiva) a la que Santa Fe no estuvo exenta y la tasa aumentó a 11,2 por mil, en concordancia con el resto del país.

Fue en el año 1998 -durante la gestión del Ingeniero Jorge Obeid- cuando se registraron los mayores porcentajes de descenso de la TMI. A su vez, Santa Fe, Tierra del Fuego y La Pampa, fueron las tres jurisdicciones que lograron una reducción de más del 40%. Esto le valió un premio al Dr. Rubio Galli quien se desempeñaba en ese momento como Ministro de Salud de la Provincia.

En tanto, es una falacia analizar un año de gestión utilizando a la mortalidad infantil como único indicador y a partir de ello expresar que ha mejorado la salud en la provincia, ya que la misma está afectada a las acciones sanitarias y sociales desarrolladas como mínimo en los últimos cinco años.

Detrás de los números y las cifras, hay niños que han muerto, y hacer campaña con estos argumentos sin señalar el contexto y otros indicadores, configuran una verdadera estafa moral y habla de los pocos logros de la gestión.

Es improcedente hablar solamente de tasas generales y es imprescindible hablar de brechas, que marcan la inequidad de las oportunidades que la población tiene.

La medición de brechas en la mortalidad infantil muestra el impacto de las políticas de estado, en lograr que un niño que nace en un departamento de nuestra provincia más pobre, tenga la misma posibilidad de vivir que un niño de un departamento más rico. En la provincia de Santa Fe, en el bienio 2002-2003, las brechas entre departamento provinciales era de 3.31%, mientras que en el bienio 2005-2006 disminuyó a 1.90%, superando la meta que se había propuesto para el año 2007.

Esto demuestra que las acciones en salud impulsadas en gestiones anteriores, han tenido impacto concreto en mejorar la igualdad de oportunidades de vivir de los niños santafesinos.

Cabe decir que hablar de políticas sanitarias, es hablar de toma de decisiones. Decidir en qué invertir, dónde y por qué. En relación a esto, el convenio que suscribía el Dr. Binner con Rosario, otorgándole 100 millones de pesos para los hospitales municipales de alta complejidad, configuran decisiones importantes, acciones que describen y marcan el camino de una gestión. Distinto hubiera sido si el gobierno otorgaba además, una cifra similar a los centros de salud de Las Toscas, Rufino, Recreo, Avellaneda y Reconquista -por nombrar solo algunos- que carecen de elementos indispensables para la atención a enfermos.

La salud es un derecho de los ciudadanos y politizar pequeños avances o manipular información es caer nuevamente en la estafa moral. Un programa de gobierno tiene que ir acompañado de acciones y de esto último el socialismo está demostrando poco, mas aún si recordamos que decidieron desactivar los programas de salud (entre ellos el que permitía la prevención del dengue), sin reemplazarlos por ningún otro tipo de política.

Los anuncios de 8 hospitales nuevos y los 80 centros de salud que se repiten en cada discurso oficialista y se replican en innumerables afiches, quedan en meras ilusiones al observar la llamativa lentitud de gestión en obra pública, prácticamente paralizada, y con postergación de los pagos.

Lo que hace Binner es politizar la mortalidad infantil, pero esperamos sinceramente que la reduzca como lo hizo el justicialismo, y además, disminuya también la brecha entre los Departamentos más pobres y más ricos.

La Salud es un Objetivo que debe unirnos a todos para mejorar e incluir socialmente a los habitantes de la Provincia.

Nos vemos

Fuente: Dip. Silvina Frana

La oligarquía en el golpe de 1976

Daniel Mancuso le recuerda a Biolcatti sus orígenes y que además representa a la golpista Sociedad Rural Argentina. Sus afirmaciones me llevan a reflexionar sobre el golpe militar de 1976, su impronta y acciones oligarcas.

Dos rasgos determinaron con total claridad el carácter oligárquico de la dictadura de 1976, a) la inédita participación de cuadros orgánicos, muchos de ellos estratégicos de los grupos económicos y b) la numerosa participación de miembros de alto nivel de las fuerza armadas compartiendo con aquellos las máximas responsabilidades de gobierno, en todas la ŕeas de poder, aún en las estrictamente económicas.

EL golpe militar y dictadura posterior fue oligárquica porque desde sus orígenes su política económica y su conductor Alfredo Martínez de Hoz desempeñaron un papel decisivo en el conjunto de la orientación del proceso. Incluso el aspecto represivo estuvo en manos de un ministro militar de extracción y pertenencia oligárquica: el General Albano Harguindeguy. Posteriormente otro tándem cívico militar reproduce fielmente el modelo o esquema original de la alianza: Roberto Alemann y el General Alfredo Saint Jean.

El objetivo por otra parte de las oligarquias dominantes era lograr la inserción superestructural de distintos funcionarios; la irrupción masiva en el espacio económico del Estado, esa articulación cerrada de los intereses oligárquicos solo es comparable a la vigente en las primeras décadas del siglo XX. Ni siquiera en la denominada "decada infame" encontramos una representación tan masiva y directa de los sectores responables de la clase dominante.

Brevemente ejemplifico mi afirmación:

MINISTRO DE ECONOMIA DE LA NACION: José A. MArtínez de Hoz, representa a los grupos oligarquicos Acindar, Bracht y Roberts
DIRECTOR DE Y.P.H.: E.V. Oxenford, representa a la banca Roberts
VICEPRESIDENTE DEL BANADE: J. Gamboa, representa a la banca Roberts.
PRESIDENTE DEL BANCO DE LA NACION ARGENTINA: J.M.Ocampo, del Banco Ganadero Argentino
PRESIDENTE DEL BANCO DE LA PCIA. DE BUENOS AIRES: R. Bullrich, respondiendo a su propios grupo económico.
VICEPRESIDENTE DEL B.C.R.A.: C. Zimmermann, venido del Banco de Galicia y Buenos Aires.
VICEPRESIDENTE DEL B.C.R.A.: P. Terán Nogués, del grupo económico Zorraquín.
DIRECTOR DEL BANCO DE LA NACION ARGENTINA: A. de Achával, del grupo económico ZOrraquín.
DIRECTOR DEL BANCO DE LA NACION ARGENTINA: R. J. Lanusse del grupo P. y A. Lanusse.
DIRECTOR DEL BANCO DE LA NACION ARGENTINA: J.A. Ferreira Lamas, del grupo oligarquico Duggan
DIRECTOR DEL BANCO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES: R. Santamarina, representando a su propio grupo económico.
DIRECTOR DEL BANCO CENTRAL: J. de Prat Gay, representando al grupo económico De Prat Gay
DIRECTOR DEL BANCO HIPOTECARIO NACIONAL: J. M. de Anchorena, de su mismo grupo económico.
DIRECTOR DE FERROCARRILES ARGENTINOS: A. R. Lanusse, grupo económico A.R. Lanusse.
SUSECRETARIO DE GANADERIA: A. R. Mihura, del grupo económico Mihura.
DIRECTOR DEL BANCO PROVINCIA DE BUENOS AIRES: E. J. Sere, del grupo económico Sere.
MINISTRO DE ECONOMIA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES: R. Salaberren del grupo Shaw
DIRECTOR DEL B.C.R.A. F.P. Soldati, del grupo económico Soldati-Braun Boveri
SUBSECRETARIO DE CUESTIONES INSTITUCIONALES: M. Braun Lasala, del grupo Braun Menéndez, Menéndez Behety
VICEPRESIDENTE DEL BANCO DE LA PCIA. DE CORRIENTES: M. campos Malbrán, del grupo Braun Menéndez, Menéndez Behety
SUBSECRETARIO DE INVERSIONES EXTRANJERAS: F. Dumas, del grupo económico Adela
PRESIDENTE DEL BANCO DE LA PROVINCIA DE CORRIENTES: J.P.L. García Oliver, de García Oliver

Hoy es 25 de Mayo, día de locro y empanadas.

Nos vemos

24 de mayo de 2009

Los miedos de Binner: lenguaje, política y violencia

Por Horacio Çaró.

Después del nuevo ataque que exaltados ruralistas (y no ruralistas, algunos, funcionarios de Binner) le propinaron al diputado nacional Agustín Rossi por el sólo hecho de pensar diferente, uno de los costados a analizar es el lenguaje que rige no sólo a este episodio sino a la gran puja que la agresión simboliza, esto es la disputa de la renta agropecuaria. Nada de “escrache”, por ejemplo, esto es un violento ataque. Nada de productores autoconvocados; cuando le pegan a una persona, cuando destruyen la propiedad ajena, cuando avanzan sobre derechos de terceros, el Código Penal tiene previstas otras figuras que superan ese eufemismo mediático. Pero por encima de todo, lo que cabe es preguntarse por los sugestivos silencios institucionales frente al ataque. Ni el gobernador Hermes Binner, ni los tres senadores nacionales santafesinos, ni los partidos políticos con representación parlamentaria en la provincia emitieron un rechazo público inmediato. Podrán hacerlo ahora, a casi 48 horas, y será bienvenido, pero será tarde y a quienes lo hagan no les deberá extrañar que se los coloque a la derecha de Francisco Diavolo De Narváez, Mauricio Macri o Al Fondo Prat Gay, quienes sí salieron, con distintos tonos e intereses, a repudiar el atentado. Cayéndose del sistema, Hugo Biolcati justificó la emboscada, pero parece poco mérito tenerlo a él solo sentado a la derecha.

Una posible clave para entender los procesos políticos en el marco de la democracia liberal es observar la relación que mantienen los gobiernos con los poderes reales o establishment. La mayoría de las veces el primero respeta y admira demasiado a los segundos, tanto que termina asociándose con ellos y gobernando a favor de sus intereses, lo cual le da a esa relación un sentido práctico y de mutuo beneficio (ya sea económico, político, o ambos). La confrontación es otra posibilidad. Algunos gobiernos intentan enfrentar al establishment con más o menos grado de convicción, para equilibrar escenarios o para transformarlos. En otras oportunidades, el miedo define a los gobiernos en su mirada hacia los poderes establecidos. El gobierno teme al poder, le aterra pensar en las consecuencias de que éste se enoje con sus actos de gestión y eso, claro, haga metástasis hacia el electorado. El gobernante trémulo, el que rige y dirige a partir del miedo, al fin y al cabo lleva a delante una práctica hitleriana, diferente a la política de “mano dura” pero similar en sus consecuencias. Se sabe, el miedo es contagioso, y cuando la sociedad percibe que sus dirigentes le temen a los poderes fácticos, el sistema entra en el punto de cocción que prefiere el fascismo.

Y algo a aclarar, en términos de lenguaje y símbolos: los ejemplos de prácticas hitlerianas que no conllevan genocidio se extienden a lo largo y ancho del planeta, por lo que definir así las prácticas en Guantánamo y Abu Ghraib, por ejemplo, no debería conmover a nadie más que a los directamente involucrados y éstos no deberían escandalizarse.

Aunque ya ha habido pruebas indisimulables de que la relación entre el gobierno provincial y la representación santafesina en el Senado nacional con la Mesa de Enlace es óptima, cabe preguntar: ¿Cuánto le temen las principales cabezas institucionales santafesinas al poder sojero? ¿Cuántas de sus acciones están condicionadas por ese temor? ¿Cuánto de ese miedo viene imperando en los tonos y estilo de la campaña política en Santa Fe? ¿Cuánto de todo eso debe importar cuando llega la hora de los bollos, el ataque y la patota? ¿Cómo no ser cómplice de los atacantes si al ataque se lo denomina escrache?

Como bien lo señala una columna del diario La Capital de este domingo hay “silencios que avalan” un tipo de accionar como el perpetrado por los energúmenos de Reconquista y quienes los precedieron en Laguna Paiva. Allí se menciona a Carlos Reutemann y a Rubén Giustiniani como ausentes a la hora de repudiar la agresión. Ambos son candidatos a renovar sus bancas, y la responsabilidad que les compete hoy en términos institucionales no es menor a la que los obliga, junto a la otra integrante de la Cámara Alta, Roxana Latorre, a poner abundante distancia entre la democracia y el Far West, al menos desde lo discursivo.

Nada puede explicar el silencio absoluto por parte del gobernador de la provincia, Hermes Binner, quien hasta el momento no profirió una sola frase que denote rechazo por este ataque en particular y por la metodología en general, aunque sea delimitado al territorio que gobierna, que se supone es toda la provincia de Santa Fe. No parece que el ataque haya sido agravado por la presencia de fuerzas policiales, como ocurrió en la batalla de Atilra –más bien el atacado destacó el comportamiento de la Policía– pero ya sería hora de que los colaboradores de Binner en temas de seguridad tomen precauciones para evitar ulteriores ofensivas rurales a Rossi en medio de una campaña en la que muchos están mostrando sus verdaderos rostros.

De tan proclamados que han sido por la oposición nacional en términos de garantes del sistema democrático, pareciera que los primeros que deberían haber salido a repudiar el atentado contra Rossi son los partidos políticos, pero también hay que computar su ausencia en lo que hace a las fuerzas que tienen su personería en la bota santafesina. Ninguna de las variantes del radicalismo, desde la que detenta el sello UCR hasta sus desprendimientos internos y las siglas externas ARI, SI y GEN aportó algo al rechazo a los agromatones. El socialismo se olvidó también de emitir comunicados de repudio, una de sus especialidades, la juventud del PDP anda algo inactiva, y el PJ tampoco encontró razones para rechazar el ataque.

El perfil nacional del atacado posibilita un ejercicio interesante en términos de lenguaje político, campaña, intereses e inteligencia. Además del oficialismo nacional, entre los primeros en salir a expresar repudio por la emboscada de Reconquista se puede mencionar a varios de los principales dirigentes y candidatos del antikirchnerismo: Mauricio Macri dijo que “la calentura y el enojo de la gente del campo no justifican” la agresión. Ricardo Gil Lavedra, del Acuerdo Cívico y Social señaló que “la violencia no es el método adecuado para expresar el desagrado por las políticas aplicadas por el gobierno”. El candidato a diputado nacional por el Acuerdo Cívico y Social en la Ciudad de Buenos Aires, Alfonso Prat Gay, repudió la agresión y dijo que no cree “que esa sea la manera de expresarse”. Francisco De Narváez sostuvo que “nadie está de acuerdo con este tipo de violencia en la Argentina; la política es para debatir ideas y confrontar proyectos”.

Podrá decirse que hablar de derechas e izquierdas resulta anacrónico, por lo cual sería interesante que el socialismo, el radicalismo y el resto de las fuerzas nombradas, elijan cualquier otro vocabulario reconocido por la ciencia política para justificar cómo es posible no rechazar el ataque a Rossi y sostener que son más progresistas que los mencionados dirigentes de la “derecha democrática”. Les queda un consuelo: el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Biolcati, justificó la agresión al señalar que fue “una reacción comprensible de la gente, aunque sea condenable”. Pero el consuelo no debería ser tomado muy en serio: Joseph Goebbels hubiera repudiado el ataque, una más de sus prácticas hitlerianas.

Nos vemos

Fuente: Redacción Rosario

22 de mayo de 2009

El gran hermano imposible

Marcelo Tinelli, como el periodismo independiente, puede burlarse de los políticos pero nunca del poder real del que son parte como integrante de reparto (Tinelli) o voceros como los segundos.

Por eso es impensable un Gran Cuñado donde entren a la casa los integrantes del poder económico. ¿Alguien puede imaginarse que los protagonistas de Gran Cuñado sean Gustavo Grobocopatel, Paolo Rocca, Luis Pagani, Cristiano Ratazzi, Julio Werthein, Enrique Eskenazi, Eduardo Eurnekian, Jorge Brito, Héctor Méndez, Eduardo Elsztain, Carlos Pedro Blaquier, Amelita de Fortabat, entre otros?

O un Gran Cuñado mediático, en el que convivieran Ernestina Herrera de Noble, Julio César Saguier, Matilde Ana María Noble Mitre de Saguier, Alejandro Luis Saguier, Jorge Fontevecchia, Héctor Magnetto, Gerardo Ferreyra, Osvaldo Acosta, José Luis Manzano, Daniel Vila, Antonio Mata, con sus periodistas estrellas como Joaquín Morales Solá, Mariano Grondona, Ricardo Kirschbaum, Eduardo Van Der Kooy, Ricardo Roa, Nelson Castro, José Pepe Eliaschev, Jorge Lanata, Ernesto Tenembaum, o columnistas como Marcos Aguinis, Beatriz Sarlo, Santiago Kovadloff, Magdalena Ruiz Guiñazú.

No se haga ilusiones. Esto es imposible. Sería intentar violar la ley de gravedad económica. En términos vulgares: con el poder económico y el mediático no se jode.

Incluso en la actual versión de Gran Cuñado, Marcelo Tinelli introduce en la casa a Alfredo de Ángeli, un sojero que alquila 800 hectáreas y es funcional a los sectores concentrados y no a un personaje tan caricaturizable como el entrerriano pero integrante del poder real como el presidente de la Sociedad Rural Hugo Biolcatti.

La estudiantina de Tinelli proseguirá, con su humor apuntando siempre a alguien tomado como punto, con pasajes escatológicos, con gritos destemplados, transmitido por Canal 13 del Grupo Clarín, con libretos de Nik, el humorista de La Nación. Con rating record. Con la misma densidad mínima de los libros de Aguinis. Equivalente a “la verborragia” de Reutenmann. Con la expresividad de Binner. Y con la idea publicitaria de la eficiencia ejecutiva sin ideología de los empresarios Macri y De Narváez. Con las visiones apocalípticas de Elisa Carrió.

Por eso, a dieciséis años de su muerte, cuando sólo tenía 38 años, las palabras de Germán Abdala resuenan con más fuerza: “Hay que volver a hacer creer que la política sirve, porque este es tal vez el triunfo más alto de ellos, o sea de los poderosos, de los que no necesitan la política para manejar el poder, porque tienen el dinero, tienen las armas, tienen todo eso. El pueblo necesita la política para ponerle reglas de juego a ellos.”

Nos vemos


Roberto Presman, Revista Zoom, fragamento. Texto completo
.

Binner, ¿y el premio Konex?

Lo veníamos diciendo hace rato: el barco socialista esta escorado. El 10 de marzo dijimos que Santa Fe había entrado en recesión; hace poco se hizo público el desfinanciamiento de la administración Binner. Recuerdo también que a los comentarios de utilizar cuasi-moneda (brigadier, lecop, patacones, cecacor, etc., etc.) desde la Casa Gris se preocuparon en desechar la idea por aquello de que iría contra el premio que recibió Binner como buen administrador por la Fundación Konex.

La crisis se exterioriza con la reprogramación de la deuda interna traducida en suspensión de la obra pública en la provincia. Ayer, el Ministro de Obras Públicas, Hugo Storero (UCR) admite la posibilidad de financiar las obras con endeudamiento público: emisión de bonos. pero aclaró que la última palabra sobre el tema la tienen el gobernador y el ministro de Economía, Angel Sciara. "Es una de las alternativas que se evalúan. Nadie puede desconocer la magnitud de la crisis, solamente el que vive en otro planeta puede decir que no hay crisis en la provincia de Santa Fe y en la Argentina".

La idea traída al escenario por legisladores radicales amigos del ministro aun cuando se diga que es un instrumento que Santa Fe dejó de usar, por concepciones más ideológicas que otra cosa, pero que puede ser útil para no afectar la potencialidad económica de la provincia y el nivel de empleo, no hace más que reafirmar la incapacidad para gobernar.

Como dice Storero, se están analizando las estrategias y evaluando todo tipo de alternativas para que el rojo fiscal de la provincia, la pérdida de ahorros corrientes y el fantasma de la cesación de pagos lo dejen dormir en paz al buen administrador Binner.

Nos vemos

21 de mayo de 2009

De Obama a Cristina F. de Kirchner


Obama le expresó a la mandataria argentina en la carta sus "sinceras congratulaciones al pueblo de Argentina en conmemoración de la fiesta patria del 25 de mayo". La nota, que fue entregada hoy por la embajada de los Estados Unidos en Argentina a la Cancillería, expresa textualmente:

"Estimada señora presidenta: en nombre del pueblo de los Estados Unidos le hago extensiva mis sinceras congratulaciones al pueblo de Argentina en conmemoración de la fiesta patria del 25 de mayo".

"Como democracia dedicadas a la defensa de los derechos humanos y las libertades fundamentales tenemos la responsabilidad compartidas de promover estos valores a través del hemisferio y del mundo".

"Valoro los esfuerzos de Argentina para trabajar como una fuerza constructiva y estabilizadora en la región y más allá de ella".

"Además de la cooperación que mantenemos en estas áreas espero trabajar juntos tanto en forma bilateral como regional en nuevas iniciativas relacionadas con la justicia y la inclusión social".

Sinceramente Barack Obama.

Nos vemos

Fuente: Página 12

La censura en Argentina

El compañero Diego F. fue censurado. La trascendencia de esta arbitraria decisión generó la adhesión de todos, o casi todos y trae a la luz el concepto que históricamente fue protagonista de Argentina. Más aún, quienes escribimos en nuestras bitácoras tenemos la posibilidad de moderar los comentarios de acuerdo a patrones que nosotros establecemos o dejarlo librado al criterio de quien escribe comentarios de nuestras entradas apelando al sentido común. De alguna manera, los que escribimos en blog hacemos periodismo de entre casa; otros, más experimentados tienen pluma fina para ello, y lo demuestran con sus escritos.

El próximo 7 de Junio es el día del periodista y me pareció interesante acercar a modo de reflexión lo que piensa Gabriel Fernández, director de la revista Question Latinamericana, sobre este tema, con un párrafo especial los jóvenes periodistas.

"En los últimos meses, he tenido la oportunidad de renovar el diálogo con jóvenes generaciones de estudiantes de periodismo y con realizadores de medios populares. Son hermosos momentos en los cuales se pueden escuchar las inquietudes y las aspiraciones de los pibes que van llegando a este oficio — profesión, como lo definiera limpiamente Juan Salinas.

Hay de todo. Están los que piensan difundir tremendas investigaciones en los grandes medios. Están los que apuntan hacia la alternatividad. Están los que prefieren el periodismo insitucional. Y los que anhelan un buen empleo, venga de donde venga. Están, claro, los que ni siquiera sospechan de qué se trata todo esto ni conocen el rumbo que van a seguir.

El futuro de estos chicos es incierto, porque el mismo depende de su propia formación integral, de su talento a la hora de plasmar informaciones y conceptos, del rumbo nacional y del desarrollo comunicacional argentino en varios sentidos. ¿Quién sabe?

Si ingresan a los grandes medios algunos les dirán que se vendieron. Otros, que así se hace, pibe.

Si elaboran medios alternativos o populares les dirán que no tienen capacidad. Otros, que dicen la verdad.

Si trabajan bien en alguno de los dos espacios pero no se dan a conocer, les dirán que son periodistas grises. Sus padres y amigos preguntarán ¿nene, nunca vas salir en la tele, qué clase de periodista sos?

Si trabajan bien en alguno de los dos espacios y logran reconocimiento, les dirán que son jetones o caretas. Sus padres y amigos preguntarán ¿che, vos salís con la directora, o te hiciste amigo de algún capo?

Si se comen maniobras comunicacionales varios les dirán que son de los servicios. Otros, que dan en el clavo.

Si rechazan maniobras comunicacionales les dirán que se aíslan y hablan para pocos. Algunos, que baten la justa.

Si se corrompen algunos les dirán corruptos y otros, grandes señores.

Si no se corrompen algunos les dirán tontos y otros, compañeros.

Si se suman a causas populares varios es dirán que son fracasados o traen malas ondas. Algunos, les dirán luchadores.

Si se suman a causas antipopulares algunos les dirán que son traidores. Muchos, los señalarán como triunfadores.

Si ganan mucho les dirán que han dañado a colegas más talentosos. Otros, que se lo merecen.

Si ganan poco les dirán que resultaron ineptos. Algunos, que pobres pero honrados.

Por eso, y por muchas cosas más, tal vez lo mejor sea aprender a aprender, no escuchar el rumor innecesario, conocer la realidad a fondo, desarrollar las inquietudes y los talentos propios, saberse un trabajador, sentirse argentino y latinoamericano, respetar al público y a los colegas y, llueva o truene, seguir adelante dentro de las convicciones que se sustentan. Estos factores se pueden desplegar, con dificultad, en cualquiera de las opciones planteadas. Recibirán críticas impiadosas. Y reconocimientos inesperados. Aunque a simple vista no lo parezca."

Nos vemos

20 de mayo de 2009

Binner, pizza y champagne demi-sec

Decir que al gobierno socialista de Binner las cosas le estan yendo mal es una verdad de Perogrullo. Cuando publiqué la Fiesta Socialista, todos se preguntaban que es lo que había pasado; en realidad desde el club, venimos exponiendo la sombra de lo que se ve de la administración Binner, para aquellos que lo ven como el referente de la derecha sepan, como maneja el timón de la casa gris.

Binner sabe ahora que no es lo mismo ser intendente que gobernador y que los modelos de administración, no se transfieren. Hoy no voy a abundar en detalles (lo hice antes) sobre las cuentas y arcas de la gobernación que le dejó la pésima administración peronista; abundancia que dicho sea de paso, sirvió para que en charlas de café vayan ofreciendo cargos. A mi, nadie me la contó. Lo viví en todas las reuniones que tuve con funcionarios de gobierno y en casi todas las reuniones del Nodo Reconquista que asistí: hacen del face to face el modus operandi, es el márketing, es la venta telefónica. A esas reuniones, asisten tooodos los funcionarios de primera y segunda línea, lo que significa: viaticos, choferes y todo el piripipi.

En los archivos del club, siempre se guardan cosas por las dudas. Precisamente, para sacar las dudas de como nació el despilfarro que hoy desdibuja la imágen de Binner, aqui va esto, escrito en el año 2008 por la gente de Sin Mordaza, el artículo titulado pizza y champagne a la rosarina, se pregunra cuanto le costaría a Binner sostener a tantos funcionarios.

La Provincia gastará más 15 millones por año para traer los nuevos funcionarios del sur. Entre hoteles, comida y transporte -sin contar los sueldos con el salariazo-, alcanzará al 100% de lo que cobraban los funcionarios de Obeid. Los decretos que dieron vía libre a estos increíbles incrementos de gastos en la administración pública. Hasta ahora, son 200 los beneficiados pero, según se dice, la cifra podría duplicarse cuando se terminen de cubrir todas las vacantes.

Ante el aluvión de rosarinos ocupando cargos en el nuevo gobierno, Hermes Binner recibió un airado reclamo de sus correligionarios que no estaban dispuestos a venir a la capital provincial si no tenían todos los gastos pagos. A tal punto llegó la presión, que dispuso que el Estado se haga cargo de la estadía en un hotel de primera línea o el alquiler de una vivienda, el sellado del contrato, las comisiones a la inmobiliaria, las expensas, los impuestos y demás gastos relacionados con el alquiler del inmueble.

El nuevo plantel de la Chicago argentina puede viajar a su lugar de trabajo en avión, remises y hasta en colectivos de larga distancia, pago por la Provincia según el reciente decreto. Asimismo se le asigna al gobernador, vicegobernador, ministros, secretarios de Estado, secretarios ministeriales y subsecretarios, la suma de $2.400 mensuales para gastos propios de la responsabilidad jerárquica.

El resto de las autoridades superiores y personal de gabinete cobran $1.600 mensuales en ese último concepto y tienen los mismos beneficios que los más altos funcionarios en cuanto a vivienda y transporte.

Una de las primeras medidas del flamante mandatario, fue modificar la estructura gubernamental y por eso amplió de 8 a 12 los ministerios generando la incorporación de gran cantidad de funcionarios en todos los niveles por eso 200 rosarinos ya están instalados en los hoteles más importantes de la ciudad.

Las históricas diferencias entre santafesinos y rosarinos parecerían profundizarse con la aparición de esta primera avanzada que se incrementaría en número durante este mes de marzo. Un mozo de un conocido hotel céntrico de la ciudad se quejó al comentar que “los funcionarios rosarinos son fáciles de reconocer porque quieren que se los atienda rápido y nunca dejan propina”.

Según Binner, la situación actual es muy diferente a la reinante en los últimos años y eso justifica aumentar el régimen de reconocimiento de gastos para las Autoridades, que permita cubrir los gastos de alojamiento, transporte y comida de los hombres del gobierno lo cual redundaría en una adecuada prestación de servicios a la administración pública.

Basado en eso, el gobernador junto al ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Dr. Antonio Juan Bonfatti, y el ministro de Economía, CPN Ángel José Sciara, firmaron este año los decretos Nº 259 y 267, que establecen aumentar el monto de los gastos de alojamiento, transporte y comida para las autoridades del gobierno provincial.

Cabe recordar que el último día de enero de este año, el gobernador rubricó el decreto Nº 280 para aumentarse el sueldo un 80%. También ese beneficio fue recibido por los funcionarios de más alto rango que habían sido excluidos por un decreto del anterior gobernador. Actualmente, el sueldo del primer mandatario provincial está sujeto a las paritarias y según lo manifestado públicamente por el ministro Bonfatti, tendría un nuevo incremento del 20,4%, con el resto de los empleados públicos.

Antes de los 100 días de gobierno Binner habrá tenido dos importantes aumentos y cobrará $15.000 mensuales, dejando muy por debajo a su antecesor que cobraba $7.200.

Hermes Binner prometió comenzar a cambiar la provincia y está dando sus primeros pasos para intentarlo. Los socialistas saben que lo que no se ejecuta en los primeros meses de gobierno, después tiene un mayor costo. Por eso, firmó el decreto Nº 274/08 para terminar con la suspensión de los gastos de cortesía y homenaje dentro del ámbito oficial que había dispuesto Carlos Reutemann y posteriormente confirmado Jorge Obeid.

Desde ahora se autorizan los catering o gastos de cortesía y homenaje para recibir a funcionarios de distintos estamentos, personalidades culturales, gremiales, empresariales, políticas, etc., que coadyuven al desarrollo, inserción y promoción de la provincia de Santa Fe según versa el considerando del decreto.

La norma, publicada en el boletín oficial el 8 de febrero de este año, establece en el artículo 1º autorizar al gobernador, vicegobernador, ministros y secretario de Estado, bajo comprobantes, los gastos de cortesía y homenaje realizados por ellos para la atención y recepción de funcionarios municipales y comunales, funcionarios de otras provincias, nacionales e internacionales, así como a personalidades y grupos culturales, gremiales, empresariales, políticos o de cualquier otra índole, que resulten de interés para el desarrollo e inserción de la provincia de Santa Fe.

Un botón basta de muestra, los demás, a la camisa.

Nos vemos

19 de mayo de 2009

Que Binner gobierne.

El 10 de Enero de 2009 publiqué Binner ¿cuál es el temor?. La preocupación está a la vista. Metido en una carrera mediática y electoral para que no se caigan sus delfines, descuida la gobernabilidad.

El Gobernador debería poner todas sus energías en gobernar, dejar de chicanear a sus adversarios políticos y ocuparse de lleno de la inseguridad que asola las calles de Santa Fe y de toda la provincia. Dato 1. Dato 2.

En Santa Fe aumentó la pobreza y la desocupación, el presupuesto de Promoción Comunitaria es menor que el año pasado, se paralizó la obra pública en la zona, no hay un sólo plan de contención ni de inclusión social y se afloja toda la estructura de prevención policial. En este marco, ¿cómo sorprenderse del incremento de asaltos, asesinatos y violencia que asola a la ciudad en los últimos meses?.

La violencia instalada y creciente revela que el actual gobierno, que prometió pacificar las calles de la provincia, no tuvo ni tiene un plan de seguridad, ni un plan social de contención e inclusión que ataque el flanco social del problema de la violencia y la inseguridad. La gente exige que el gobierno se ponga a gobernar en serio, que se abandonen los discursos y las explicaciones sobre la violencia e inseguridad y se tomen medidas eficaces contra este flagelo.

Hay una demanda generalizada de la ciudadanía para que el Dr. Binner se haga responsable del mandato que le confirió el pueblo santafesino y que lo haga lo antes posible para que no se profundicen los problemas que lo agobian. Hoy la provincia tiene un déficit de 3,5 millones diarios y si mantiene estos números, el rojo puede trepar a los 1.200 millones, el doble de lo previsto para el 2009 en la comprometida Córdoba de Schiaretti.

Nos vemos


Fuentes: SM, Otros Ambitos, archivos del Club de los Filomatas.

18 de mayo de 2009

Los procesos electorales

Los procesos electorales suelen ser los principales responsables de desviar los ejes políticos que necesariamente debería transitar la Nación. Nada de lo que se discute transcurre en carriles que alimenten el pensamiento, abonen los proyectos en marcha ni ofrezcan alternativas; por lo contrario, la frivolización en algún caso y la judicialización en otros, acompañados estos procesos por la descalificación y la falta de respeto al prójimo, adversario o no, tiñen el mapa electoral.

Miles de argentinos se están preguntando ¿a quién voto? Cuando la pregunta que deberíamos hacernos es qué quiero para mí, para mi país, para mis compatriotas. Pero sin embargo la artillería marketinera cotidiana y repetitiva nos ofrece opciones de personajes cuya principal virtud reside en la acumulación de dinero, en haber invertido en imagen, en ser propietario del futuro en paz y en armonía sin tener pasado, construyendo alianzas empresariales al calor de la lucha política y relaciones internacionales de clara identificación ideológica, que después niegan en nuestro país.

Por otro lado, algunos, adheridos al mesianismo apocalíptico estimulado por los medios, acumulando temores contenidos ante cada información, construyendo alianzas de signo anti antes que consolidaciones de pensamiento crítico y propuestas estratégicas, promueven debates tipo talk show televisivos de cruces misilísticos, de picaresca criolla y denostación del adversario, en la promoción del famoso y rentable rating mediático que entusiasma a los productores, paladean los comercializadores y transforman a nuestros compatriotas en televidentes en vez de votantes, al pueblo en “gente” y a los ciudadanos en público o clientes.

¿La política? bien gracias y lejos. Los desafíos del país en el marco de una crisis internacional inédita no existen en campaña. Eso lo discutimos luego en las Cámaras cuando el pueblo se exprese, siempre y cuando lo haga sin presiones ni prebendas ni mucho menos con fraudes, como cuando pierden los “políticamente correctos”, en un ejercicio discriminador sobre la pobreza y la humildad rayano al racismo.

Si es pobre y vota oficialismo es porque está comprado, no es porque el ser humano y su familia hoy están mejor con trabajo en blanco y los hijos pudieron estudiar en estos años. “Vota así oficialismo porque no entiende lo que pasa: las presiones a la prensa, las alianzas con dictadores como Chávez, no tener crédito externo, la apropiación de las AFJP entre otras calamidades, !qué van a entender semejante situación!”

La Patria sumergida en estos avatares pierde sus ejes de construcción política, posterga las políticas de Estado, intentan impedir la consolidación nacional en un momento político internacional único, donde la Argentina está en las mejores condiciones de afrontar los desafíos futuros, por las previsiones hechas en los años anteriores.

Sin embargo, todo debe ser destruido en aras de un nuevo futuro, en donde la “armonía” reemplace la crispación, donde los argentinos vivamos en paz sin tocar ningún interés que pueda alterar los ánimos de los poderosos dueños del país, donde la Justicia dócil y los políticos vencidos en sus utopías renueven sus votos de alineamiento internacional, con visión eurocentrista en algunos casos, proimperiales en otros, para que nuestro país deje de ser noticia por sus supuestos fracasos, como haber abonado al FMI para impedir controles virreinales con pretensiones coloniales, o intentar que las empresas monopólicas entregadas en la segunda década infame cumplan sus compromisos de inversión y paguen sus impuestos o promover que el genocida de Bush sea sometido al Tribunal Internacional de La Haya por el genocidio iraquí.

Sin dudas se juegan dos estrategias de campaña electoral, aunque corta, sustantiva para el futuro del país. Por un lado, quienes pretenden minimizar el discurso a través del individualismo propuesto como ícono del la democracia.

Se vota candidato es la consigna, no se vota un camino, una propuesta o un modelo de construcción social. No se vota por las leyes laborales ni por políticas sociales, sólo se ofrece el salario para la niñez al mismo tiempo que se quieren eliminar las retenciones a la soja. Un disparate y un insulto a la inteligencia. Se pretende volver al FMI y rechazar el swaps con China por 10.000 millones de dólares, sin costo ni imposición de compra, de libre disponibilidad como los 1.500 millones de Brasil.

Se estigmatiza la reunión del G-20 por la invitación argentina como si fuese un agravio al país haber participado y proponer frente a los poderosos del mundo la eliminación de los paraísos fiscales y la inversión en producción y trabajo antes que el apuntalamiento al sector financiero responsable de la crisis internacional.

Las elecciones como cualquier evento político constituyen una batalla ideológica que sólo no aceptan los que decretaron “el fin de la historia” en los 90 y acordaron el discurso único del neoliberalismo hasta que estalló. La ideología no sólo existe sino que es el motor de la política que deberá ser reivindicada como la herramienta de transformación de los pueblos por construir sociedades más justas. Volver a la política es el gran desafío de la batalla electoral, sin que nadie se asuste por el término guerrero, después de todo, la guerra es la continuación de la política por otros medios, pero siempre termina en el mismo lugar que es la mesa de negociaciones. No mesa de imposiciones y de ninguneos de sectores sociales que ven disminuir sus ingresos y apuntalando actitudes egoístas y neoliberales pretenden hacerse dueños de la patria y los símbolos como la bandera y el himno.

Quizá lo hayan sido en otras épocas, pero el mundo y la Argentina cambiaron, llegó la hora de reconstruir el Estado de Bienestar para lo cual falta un largo camino, después de la noche financiera, pero es el camino, sabiendo de la hipoteca social pendiente y ubicando al modelo de construcción social solidario como estratégico.

No estamos eligiendo hombres y mujeres más o menos presentables, debemos preguntarnos si son más o menos comprometidos con los humildes y desprotegidos y si su historia personal corrobora la idea que nos formamos de ellos. No son individualmente los candidatos quienes nos representen sino las políticas que llevarán adelante, desde una conducción política como en cualquier país del mundo. Por esa razón las elecciones son plebiscitarias porque nos pueden hacer abandonar el UNASUR y sus iniciativas como el Banco del Sur y el sistema de defensa continental, volver a las AFJP y su saqueo, derogar las leyes del trabajo para flexibilizar a los trabajadores ante la crisis, eliminar el rol del Estado con políticas proactivas de consolidación de empresas y empleo, dejar las rutas áreas en manos extranjeras lo mismo que los puertos y las aduanas como así también al personal embarcado, bajar la movilidad jubilatoria, terminar con las Obras Sociales, firmar el ALCA con EE.UU. y tantas cuestiones que sería largo enumerar.

Por último, si el camino es el correcto, aún con errores, debemos apuntalarlo para profundizarlo en ese sentido, porque solo así se aventarán los temores ideológicos. En ese sentido duele la crítica por “izquierda” de sectores del campo nacional y popular que llevados por un formalismo complejo en su interpretación terminan emparentando el camino recorrido con los procesos neoliberales y dictatoriales, aumentando la masa crítica de los sectores de la reacción.

Sin dudas todos tenemos propuestas y senderos que transitar aun insatisfechos desde el punto de vista de las utopías, pero no todo debe ser a cualquier precio y menos en un acto electoral. Los peronistas sabemos cuál es el aporte al movimiento nacional junto al justicialismo, al movimiento obrero organizado, las organizaciones de base de los movimientos populares, los intelectuales de Carta Abierta, los aliados al proceso de reconstrucción nacional, vengan de donde viniesen, siempre y cuando expresen lo genuino de la lucha por la recuperación de la identidad nacional y la soberanía política con justicia social.

Nos vemos


Textos: Jorge Rachid


17 de mayo de 2009

El futuro del gobierno no tendrá rosas

Visité el blog de Bob Row y leía esto. También me acordé del artículo que publicó Orlando Barone en 2008 que le dá título a este post.

¿Qué cosas va a hacer bien el Gobierno de ahora en adelante? ¿Quieren que se los diga? Ninguna. Para una gran parte de la Opinión Pública no va a hacer nada bien hasta tanto ya no sea gobierno. Está escrito. Y dicho. Para la gente ya negativamente convencida no hay forma de que este Gobierno emboque una. Su futuro no tendrá rosas. Si cambia el Indec va a ser tarde. Y si sincera la inflación - que ya todos conocen- van a decir que es peor que la que se sentía cuando se la ocultaba. Si les aumenta a los jubilados va a ser porque se lo ordenó la Corte Suprema y aún así no es el aumento que los jubilados se merecen. Si eleva el salario mínimo, se va a probar que es una miseria: y que no alcanza.

El tema del Agro será insoluble. Hasta que sea elegido presidente alguien que pase por la prueba de La Sociedad Rural y del Agro. Cobos será el Gobierno paralelo. ¿Qué dijo Cobos? ¿Qué piensa Cobos, qué calla Cobos, qué está por hacer Cobos, qué no hace Cobos, qué le hacen a Cobos? En adelante el peronismo válido, será el peronismo antigobierno. Esos sí que será buenos aunque hasta ayer eran canallas.

Y todo lo que tenga que ver con la letra K no estará más en el abecedario político. Si expulsaran a Moreno, quedaría D`Elía; si expulsaran a D´Elía quedaría De Vido; si expulsaran a De Vido sería poco. La máquina de expulsar debería funcionar en continuado. Alberto Fernández empezará a ser tratado como un modelo de conducta que renunció porque no lo dejaban ser bueno. Elisa Carrió, que acertó la profecía del mes de Julio, apurará la profecía de la creación del nuevo país que ella creará con su barro ético ayudada por algunos periodistas puros que ejercen en los puros grandes medios.

De ahora en más hasta los partidos de derecha descubrirán la injusticia y la pobreza por todos lados. Los consultores del parche en el ojo se lamentarán de que no se distribuya equitativamente la riqueza. Se escandalizarán recién ahora de que los ricos reciban los subsidios de los pobres. Se dieron cuenta después de disfrutarlos toda la vida. El rabino Bergman, el cardenal Bergoglio, la Federación de contries y barrios privados, y la Banca Morgan se espantarán del aumento de la miseria. Va a haber muchas estadísticas de desdicha argentina, y se van a difundir porcentajes de cómo decae nuestra calidad de vida comparada a la de Afganistán y Somalía.

Habrá alarmas de desabastecimiento de gas y de energía; y si no pasa nada, y sobran el gas y la energía, igual habrá alarma por las dudas. El Riachuelo contaminará como nunca. Castells se hará ganadero. Y la marca Vuitton aclarará que no es responsable de la conducta moral de sus usuarias. El gobierno deberá rogar de rodillas al espíritu santo que ningún avión de Aerolíneas Argentinas tenga ni siquiera un aterrizaje forzozo; y rogar todavía más para que el piloto Pineyro no encuentre una sola falla en los radares.

Cada vez que apuñalen a alguien habrá paros del gremio del apuñalado para que nunca más haya apuñalados de ningún gremio; y para que metan a todos los apuñaladores presos y no nazcan más asesinos que apuñalen. La culpa es no haber abolido el puñal y el asesinato. Y no abolir las ganas de asesinar en los sueños. Lo que sí se abolirá es toda buena noticia mientras siga este Gobierno. La Opinión Pública no quiere oírlas ni saberlas.

Nos vemos


16 de mayo de 2009

Los golpistas de hoy y de siempre

Por Rodrigo Karasik

"Una de los mejores métodos para comprender la realidad es analizarla en sus expresiones más pequeñas como reflejo de aquellas que son más amplias y engorrosas de interpretar.

Así partiendo de una brevísima charla podemos perfectamente comprender algunos de los elementos de la Argentina actual.

Con todo esto me refiero al papelón televisivo que protagonizaron Mariano, Hugo y Cleto donde en un diálogo espontáneo que distó mucho de serlo se dio la siguiente conversación:

Mariano Grondona: -Siempre nos decían, ¿te acordás?...con las inundaciones nos decían, siempre que llovió paró...

Hugo Biolcatti: -Vos querés decir que el gobierno de Kirchner va a durar para mí dos años más...y dos años más van a ser muy duros...

MG:-¿Dos?... ¿te parece?

HB: -¿No son dos...tres?, ¿cuántos son?

MG:-Mmm... No sé qué va a pasar después del 28 de junio...

HB: -Eso era lo que te quería escuchar.

MG:-Hay un señor que se llama Cobos...¿no?

HB: -¡Ehh!...sí...sí...radical él ahora, ¿no?

MG: -Dicen que es vice... (Risas).

No es de extrañar encontrar a estos dos personajes, divertidos con la posibilidad de un golpe, alegres, contentos, festejando y alentando la posibilidad de volver a aquellos buenos tiempos donde el país era de unos pocos de los cuales, más que claro está, ellos formaban parte. Pero más allá de eso -que debe indignarnos pero no sorprendernos- ¿cómo podemos utilizar este diálogo para comprender la realidad Argentina un poco más profundamente?

Salta a la vista que Mariano Grondona representa con sus palabras a ciertos sectores de la prensa históricamente alineados con los gobiernos golpistas y los grandes grupos de interés, y que hoy suman un nuevo odio con la ley de medios de la democracia que propone este gobierno. Hugo Biolcatti quien se burló de la tortura y cuenta con un torturador (Vicente Massot) en su escuela de cuadros políticos representa en este diálogo a ciertas corporaciones y grupos empresarios, también históricamente relacionados con los gobiernos militares en la Argentina.

Sin embargo es mucho más interesante analizar el lugar que juega Cobos en esta escena. Cleto representa con su acción otro eje antidemocrático… pero esta vez mucho más sutil y encarnando la figura de otros personajes ya conocidos en las largas filas desestabilizadoras que siempre tuvo este país.

Hablar de democracia implica hablar de tolerancia y hablar de tolerancia implica hacer una apuesta democrática y consecuentemente aceptar la derrota. Implica aceptar que la propuesta del otro, en este caso de más del 50% de los argentinos, puede ser positiva y por lo tanto dejarla desarrollarse. Implica oponerse desde el lugar que la democracia tiene estipulado para oponerse y nunca interfiriendo con la misma. Sin embargo Cleto demostrando una vocación sumamente antidemocrática y sediciosa no sólo se opone al proyecto de país que el voto popular eligió sino que lo hace negando las reglas de la democracia, negando la apuesta democrática y negando el lugar que debería ocupar como oposición. Cleto en tanto no renuncie a su cargo ejerce una actitud desestabilizadora, antidemocrática y antipopular.

Siendo así no es de extrañar que quienes históricamente se alinearon con todos los dirigentes, gobiernos e ideólogos antidemocráticos hoy se encuadren detrás de Cobos como representante de esta avanzada destituyente y golpista.

Afortunadamente para nosotros, este nuevo líder no solo es heredero de una tradición política sumamente vergonzosa en nuestro país sino que también lo es de un ex presidente (correligionario suyo) cuya inutilidad dejó el país al borde del incendio pocos años atrás. Afortunadamente Cleto no puede voltear ni unas tostadas sin que se le quemen como se le quemó el país a su antecesor…

Es por eso que si Cleto, justamente Cleto Cobos es la cabeza de la avanzada desestabilizadora de este país es porque la oposición no solo no tiene un proyecto nacional, cosa que no debería sorprendernos, sino que tampoco tiene lo que nunca le falto, es decir, conspiradores como la gente."

Nos vemos

El modelo sojero

El conflicto agrario que comenzó en 2008 y que sigue inconcluso contribuyó a que gran parte de la opinión pública tomara conciencia de muchos aspectos vinculados con la problemática del sector agropecuario. Sin embargo, quedó en el tintero una cuestión fundamental que no siempre fue debatida en profundidad: el modelo sojero. Este modelo cobra impulso en los años ‘70 y constituye una de las manifestaciones más palpables del sistema de los agronegocios. Si bien el modelo tiene sus defensores debido a la alta rentabilidad que genera para algunos sectores, ya que redunda en beneficio de exportadores, grandes productores, rentistas y proveedores de los insumos involucrados en la producción sojera, se tiende a soslayar los múltiples costos involucrados en esa producción. Costos sociales, económicos, ambientales e incluso en la salud pública. Costos que los economistas eufemísticamente denominan “deseconomías externas” o “externalidades”, o sea, costos “externos a la empresa”, generalmente soportados por agricultores, peones rurales, pobladores de las ciudades del interior. Costos que no son contabilizados en los debates sobre el modelo.

Ninguna de las partes del conflicto agrario que involucró al Gobierno y al campo (en realidad, una parte del campo, puesto que ni el sector campesino ni las comunidades indígenas ni tampoco gran parte de la agricultura familiar participaron en forma directa en esa puja) impulsó un debate en torno de las implicaciones del modelo sojero. El “campo” no lo hizo porque se trataba de un cultivo muy “rentable”. Pero tampoco al Gobierno le interesaba poner en jaque a ese modelo porque gran parte de sus ingresos fiscales así como el superávit de la balanza comercial dependían de él. En este sentido el Gobierno actuó, en lo esencial, como socio de los sojeros. Los defensores del modelo señalan su alta rentabilidad debido, en parte, al paquete tecnológico que se utiliza. La semilla transgénica es resistente al glifosato. Esto le permite al productor adoptar el sistema de siembra directa, un sistema productivo que no requiere el laboreo tradicional en el campo, o sea, el arado que desde hace siglos se realiza para preparar la tierra para la siembra. Sin embargo, como la siembra directa deja intacta la maleza, se utiliza masivamente el glifosato juntamente con otros agrotóxicos para eliminarla. El glifosato mata la maleza aunque no la semilla. También mata gran parte de la fauna y flora existente en su entorno y tiene efectos nocivos sobre la salud humana. Lo único que queda en el campo después de la utilización masiva de glifosato y de otros agrotóxicos es la semilla, o planta de soja transgénica. El modelo sojero impulsa la utilización masiva del glifosato. En la actualidad se utilizan entre 160 y 180 millones de litros de glifosato por año equivalentes a 600 millones de dólares.

En esferas oficiales y entre las organizaciones del campo se afirma que el glifosato es un herbicida esencialmente inocuo, o bien, más inocuo que otras herbicidas. Para el Senasa se trata de un producto que “normalmente no ofrece peligro”. No se conocen estudios que avalen fehacientemente estas y otras apreciaciones referidas a la inocuidad del glifosato. Cabe destacar que la semilla de la soja transgénica fue liberada al mercado en 1996 sin que fuesen presentados estudios científicos serios que avalaran su presunta inocuidad. ¿Cuánto perjuicio genera la utilización masiva del glifosato? Los defensores del modelo tratan con horror la posibilidad de que el glifosato y otros agrotóxicos sean prohibidos. No mencionan los costos de su utilización. Señalan con horror los presuntos perjuicios que puede acarrear la prohibición del uso del glifosato en la producción agropecuaria. No sería la primera vez que se prohíbe un agrotóxico.

Cabe destacar que la “rentabilidad” individual no es necesariamente equiparable a “bienestar general”: de allí la necesidad de regulaciones y controles necesarios en la agricultura. Un alto valor de cambio que significa una alta rentabilidad empresarial no implica necesariamente un alto valor de uso, y menos aún un valor social importante conducente al bienestar general.

¿Cuál sería el mayor peligro para la evolución futura de nuestra agricultura? Según las organizaciones ligadas al campo y la producción sojera, prohibir el glifosato sería “retroceder diez años en los logros obtenidos”. Estas afirmaciones encubren la multiplicidad de efectos o costos sociales negativos involucrados en el mantenimiento del modelo sojero. La gran rentabilidad de la soja es apropiada por determinados sectores que son los principales beneficiarios del modelo. Pero, ¿cuánta gente padece el modelo sojero? ¿Cuántos productores de alimentos básicos de consumo popular han sido desplazados por la soja? Si se tomaran en consideración los costos se vislumbraría que la soja no es tan “rentable” como se cree y que sus efectos de largo plazo no necesariamente promueven el “desarrollo” en el país.

Nos vemos

Fuente: CASH

15 de mayo de 2009

Es necesario leer a Perón

Haciéndose eco de los dichos del diputado Roberto Federico Reutemann, los parlamentarios opositores denunciaron "la conducta lesiva del imputado (Diputado socialista Raúl Lmaberto) quien durante la sesión se acercó a la banca del legislador justicialista y lo amenazó con que si el Senado rechazaba la reforma tributaria, de inmediato comenzarían una campaña de desprestigio en contra del senador nacional Carlos Alberto Reutemann, señalándolo como instigador de la maniobra, denunciando cosas de la inundación y advirtiendo que el senador no llega al dos por ciento de intención de voto en Rosario" (La Capital, 10 de Octubre de 2008)


Juez, Solá, Stolbizer, Macri, De Narvaez, Gerardo Morales, Carrió, Binner entre otros, personajes con una manera de hacer política que se volvió farandulera. Mediáticos todos. Ya no se miden las palabras. Como si todos estuvieran arriba de un escenario. En la tribuna la gente, los necesitados, los que esperan. 0

Lo que sigue es un mensaje de Juan Domingo Perón a los jóvenes del año 2000. Vale la pena detenerse un minuto para reelaborar en cada uno de nosotros el concepto de ética, el concepto del adversario, de la patria, de la perseverancia y la compasión; perseverar es permanecer en el camino de la verdad y compasión es padecer con el otro. Vale la pena, en serio.

"Jóvenes argentinos:

La juventud argentina del año 2000 querrá volver sus ojos hacia el pasado y exigir a la historia una rendición de cuentas encaminada a enjuiciar el uso que los gobernantes de todos los tiempos han hecho del sagrado depósito que en sus manos fueron poniendo las generaciones precedentes y también si sus actos y sus doctrinas fueron suficientes para llevar bienestar a sus pueblos y para conseguir la paz entre las naciones.

Por desgracia para nosotros, ese balance no nos ha sido nada favorable. Anticipémonos a él, para que conste al menos nuestra fe y confesemos lealmente que ni los rectores de los pueblos ni las masas regidas han sabido lograr el camino de la felicidad individual y colectiva.

En el transcurso de los siglos, hemos progresado de manera gigantesca en el orden material y científico y si cada día se avanza en la limitación del dolor, es solamente en su aspecto físico, porque en el moral el camino recorrido ha sido pequeño.

El egoísmo ha regido muchas veces los actos de gobierno y no es el amor al prójimo ni siquiera la comprensión o la tolerancia, lo que mueve las determinaciones humanas.

Esa acusación resulta aplicable tanto a los pueblos como a los individuos. Cierto de que en uno y en otros se den ejemplos de altruismo, pero como hechos aislados de poca o ninguna influencia en la marcha de la humanidad. Es cierto que en ocasiones parece que se ha dado un gran impulso en favor de los nobles ideales y de las causas justas, pero la realidad nos llama a sí y nos hace ver que todo era una ilusión. Apenas terminada una guerra, ponemos nuestras esperanzas en que ha de ser la última, por que las diferencias entre las naciones se han de resolver por las vías del derecho aplicado por los organismos internacionales. Pocos años bastan para demostrarnos con un conflicto bélico de mayores proporciones el tremendo error en que habíamos caído. Hasta el aspecto caballeresco de las batallas se ha perdido y hoy vernos con el corazón empedernido cómo, al cabo de veinte siglos de civilización cristiana, caen en la lucha niños, mujeres y ancianos.

Apenas un conflicto social ha sido resuelto, vemos asomar otro de más grandes proporciones, no siempre solucionados por las vías de la inteligencia y de la armonía, sino por la coacción estatal o de las propias partes contendientes más fuertes, no el de mejor derecho.

Frente a esta lamentable realidad, ¿de qué han servido las doctrinas políticas, las teorías económicas y las elucubraciones sociales? Ni las democracias ni las tiranías, ni los empirismos antiguos, ni los conceptos modernos han sido suficientes para aquietar las pasiones o para coordinar los anhelos. La libertad misma queda limitada a una hermosa palabra de muy escaso contenido, pues cada cual la entiende y la aplica en su propio beneficio. El capitalismo se vale de ella, no para elevar la condición de los trabajadores procurando su bienestar sino para deprimirles y explotarles. Los poseedores de la riqueza no quieren compartirla con los desposeídos, sino aceptarla y monopolizarla. E, inversamente, los falsos apóstoles del proletariado quieren la libertad más para usarla como un arma en la lucha de clases que para obtener lo que sus reivindicaciones tengan de justas.

No ha empezado a alborar el liberalismo económico cuando para impedir sus abusos tiene el Estado que iniciar una intervención cada día más intensa, a fin de evitar el daño entre las partes y el daño a la colectividad. Pero tampoco su intervencionismo constituye remedio eficaz porque, o es partidista, o trata de anular las libertades individuales y con ellas a la persona humana.

El mundo ha fracasado. ¿mas, este fracaso será tan absoluto que no deje un mínimo resquicio a la esperanza? Posiblemente podamos mantener el optimismo con la ilusión de que el avance de la humanidad hacia su bienestar es tan lento que no lo percibimos, pero de cada evolución queda una partícula aprovechable para el mejor desarrollo de la humanidad. El avance es invisible y está oculto por sus propios vicios a que antes he aludido, pero no por eso deja de existir.

Se haría más perceptible si cada uno de nosotros se despojase de algo propio en benefício de sus semejantes, si tratase de dirimir las disputas con la razón y no con la violencia. Dentro de mis posibilidades así he procurado hacerlo, y en este sentido he orientado mi labor de gobernante. Válgame por lo menos la intención y sea ella la que juzguen y valoren mis críticos del porvenir.

La humanidad debe comprender que hay que formar una juventud inspirada en otros sentimientos, que sea capaz de realizar lo que nosotros no hemos sido capaces. Esa es la verdad, es la amarga verdad que la humanidad ha vivido, y también la verdad más grande que en estos tiempos debemos sustentar sin egoísmos, porque éstos no han conducido más que a desastres. En nuestra querida Argentina, el panorama descripto se ha sentido sin ser cruento, pero en el orden general los hechos prueban que ha sido el acierto la resolución que ha trascendido nuestra realidad. La independencia política que heredamos de nuestros mayores, hasta nuestros días, no había sido efectivizada por la independencia económica que permitiera decir con verdad, que constituimos una Nación socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana.

Por eso nosotros hemos luchado sin descanso para imponer la justicia social que suprimiera la miseria en medio de la abundancia; por eso hemos declarado y realizado la independencia económica que nos permitiera reconquistar lo perdido, y crear una Argentina para los argentinos, y por eso nosotros vivimos velando porque la soberanía de la Patria sea inviolable e inviolada mientras haya un argentino que pueda oponer su pecho al avance de toda prepotencia extranjera, destinada a menguar el derecho que cada argentino tiene de decidir por sí dentro de las fronteras de su tierra.

Contra un mundo que ha fracasado, dejamos una doctrina justa y un programa de acción para ser cumplido por nuestra juventud: esa será su responsabilidad ante la Historia.

Quiera Dios que ese juicio les sea favorable y al leer este mensaje de un humilde argentino, que amó mucho a su Patria y trató de servirla honradamente, podáis hermanos del 2000, lanzar vuestras miradas sobre la Gran Argentina que soñamos, por la cual vivimos, luchamos y sufrimos."

Juan Domingo Perón

Nos vemos