16 de mayo de 2009

Los golpistas de hoy y de siempre

Por Rodrigo Karasik

"Una de los mejores métodos para comprender la realidad es analizarla en sus expresiones más pequeñas como reflejo de aquellas que son más amplias y engorrosas de interpretar.

Así partiendo de una brevísima charla podemos perfectamente comprender algunos de los elementos de la Argentina actual.

Con todo esto me refiero al papelón televisivo que protagonizaron Mariano, Hugo y Cleto donde en un diálogo espontáneo que distó mucho de serlo se dio la siguiente conversación:

Mariano Grondona: -Siempre nos decían, ¿te acordás?...con las inundaciones nos decían, siempre que llovió paró...

Hugo Biolcatti: -Vos querés decir que el gobierno de Kirchner va a durar para mí dos años más...y dos años más van a ser muy duros...

MG:-¿Dos?... ¿te parece?

HB: -¿No son dos...tres?, ¿cuántos son?

MG:-Mmm... No sé qué va a pasar después del 28 de junio...

HB: -Eso era lo que te quería escuchar.

MG:-Hay un señor que se llama Cobos...¿no?

HB: -¡Ehh!...sí...sí...radical él ahora, ¿no?

MG: -Dicen que es vice... (Risas).

No es de extrañar encontrar a estos dos personajes, divertidos con la posibilidad de un golpe, alegres, contentos, festejando y alentando la posibilidad de volver a aquellos buenos tiempos donde el país era de unos pocos de los cuales, más que claro está, ellos formaban parte. Pero más allá de eso -que debe indignarnos pero no sorprendernos- ¿cómo podemos utilizar este diálogo para comprender la realidad Argentina un poco más profundamente?

Salta a la vista que Mariano Grondona representa con sus palabras a ciertos sectores de la prensa históricamente alineados con los gobiernos golpistas y los grandes grupos de interés, y que hoy suman un nuevo odio con la ley de medios de la democracia que propone este gobierno. Hugo Biolcatti quien se burló de la tortura y cuenta con un torturador (Vicente Massot) en su escuela de cuadros políticos representa en este diálogo a ciertas corporaciones y grupos empresarios, también históricamente relacionados con los gobiernos militares en la Argentina.

Sin embargo es mucho más interesante analizar el lugar que juega Cobos en esta escena. Cleto representa con su acción otro eje antidemocrático… pero esta vez mucho más sutil y encarnando la figura de otros personajes ya conocidos en las largas filas desestabilizadoras que siempre tuvo este país.

Hablar de democracia implica hablar de tolerancia y hablar de tolerancia implica hacer una apuesta democrática y consecuentemente aceptar la derrota. Implica aceptar que la propuesta del otro, en este caso de más del 50% de los argentinos, puede ser positiva y por lo tanto dejarla desarrollarse. Implica oponerse desde el lugar que la democracia tiene estipulado para oponerse y nunca interfiriendo con la misma. Sin embargo Cleto demostrando una vocación sumamente antidemocrática y sediciosa no sólo se opone al proyecto de país que el voto popular eligió sino que lo hace negando las reglas de la democracia, negando la apuesta democrática y negando el lugar que debería ocupar como oposición. Cleto en tanto no renuncie a su cargo ejerce una actitud desestabilizadora, antidemocrática y antipopular.

Siendo así no es de extrañar que quienes históricamente se alinearon con todos los dirigentes, gobiernos e ideólogos antidemocráticos hoy se encuadren detrás de Cobos como representante de esta avanzada destituyente y golpista.

Afortunadamente para nosotros, este nuevo líder no solo es heredero de una tradición política sumamente vergonzosa en nuestro país sino que también lo es de un ex presidente (correligionario suyo) cuya inutilidad dejó el país al borde del incendio pocos años atrás. Afortunadamente Cleto no puede voltear ni unas tostadas sin que se le quemen como se le quemó el país a su antecesor…

Es por eso que si Cleto, justamente Cleto Cobos es la cabeza de la avanzada desestabilizadora de este país es porque la oposición no solo no tiene un proyecto nacional, cosa que no debería sorprendernos, sino que tampoco tiene lo que nunca le falto, es decir, conspiradores como la gente."

Nos vemos

4 comentarios:

FERNANDO LUIS dijo...

Admiro a los tacheros que a veces se ven en las estaciones de gas, lavan todo el auto con una botella de dos litros de agua!!!
a diferencia mia, que a veces tengo la manguera abierta mas de dos horas para lograr un resultado francamente inferior. Es cosa de tener oficio, espero que de una vez salga la ley de comunicacion audiovisual y le cerremos la manguera comunicacional a esta gente. Pa no tener que escuchar tanta boludeces...

MONA dijo...

Este texto de Rodrigo Karasik no tiene desperdicios... me encanta cuando remata: ni siquiera son conspiradores como la gente!!!
Al menos los militares tenían las armas, y éstos iban detrás, babeándose... pero ahora quedan más en evidencia... Y aunque muchos medios no lo VEAN, siempre habrá alguno que los detecte y los difundan como los golpistas de la hora actual.
Saludos

Cecilia dijo...

Como yo siempre digo, esta gente tiene que agradecer que no estamos en los 70, sino alguno ya los habria puesto a mirar los rabanitos del lado de abajo. Tanta hijaputez es imperdonable.
El texto, impecable y el remate excelente, son bizarrisimos estos tipos.
Saludos.

El Hippie Viejo dijo...

Los personajes de la foto me dan asco!
...y los otros tambien!

Saludos