29 de mayo de 2009

El socialismo y los golpes de estado.

Conocida es la inquina de los socialistas con el peronismo. Menos conocida es la historia de maquinaciones de Américo Ghioldi contra el gobierno de Arturo Illia. El libro Arturo Illia : un sueño breve de los historiadores Celso Rodriguez y César Tcach a partir de documentos desclasificados de la embajada norteamericana, hace referencias de las intrigas del socialista hacia el gobierno radical. En estos documentos, compara a Illia con Buda; lo acusa de propuestas demagógicas para congraciarse con el peronismo, en particular la política petrolera y anticipa que el golpe militar es inevitable y una opción deseable.

Realmente es lamentable que los radicales que hablan de la ética de Arturo Illia y Raúl Alfonsín se alíen con quienes hicieron todo lo posible para echarlos del gobierno; digno de compasión es el partido de Alem e Irigoyen si creen que pueden solucionar algo aliandose a los socialistas.

Estos no fueron solo colaboradores del gobierno de Videla desde el punto de vista de dotarlos de funcionarios y colaboradores ó embajadores, sino que fieron verdaderos ideólogos del terrorismo de estado. Una prueba contundente es la carta y propuesta política de Américo Ghiolde enviada al General José Rogelio Villareal, secretario general de la presidencia el 22 de diciembre de 1977. Este documento era escrito en el mismo momento que en nuestro país se secuestraba, se torturaba y se asesinaba; el objetivo era darle letra a los militares para impedir que los justicialistas volvieramos a ser gobierno. Ghioldi llenaba los oídos militares de palabras de odio y resentimiento como en 1955.

Embajador de la dictadura en Portugal, fue sucedido por otro socialista Walter Constanza, demostración clara de que el apoyo a la dictadura no era un problema de hombres sino de profunda afinidad ideológica con los asesinos.

En su edición del 18 de marzo de 1978 La Vanguardia dirigida en esos momentos por Norberto Laporta, afirmaba que existía en el exterior una campaña antiargentina para desprestigiar a la dictadura; para el la denuncia de la violación de los derechos humanos era una agitación de los exiliados, en su mayoría, compañeros peronistas.

En Febrero de 1981, cuando Videla es reemplazado por Roberto Viola, La Vanguardia publica un editorial titulado "Una esperanza y un programa de acción y superación". Tan nefasta fue la actuación del socialismo que rechazaron la creación de la Multipartidaria por considerarla una reedición de la "La Hora del Pueblo" (Palermo-Novaro, La dictadura militar, pag. 378).

Luís Pan, fue la punta de lanza de la dictadura contra la universidad popular; en 1976 como interventor en EUDEBA le dice a Guillermo Suarez Manson: "...veni a buscarlos, los libros son tuyos" dando pié a la mayor quema de libros de la historia moderna, más grande aún que la de los nazis, proeza realizada por un seguidor de Juan B. Justo.. Esta historia esta contada con mayor detalle en el libro Los libros son tuyos, Académicos y militares: La dictadura en Eudeba de Hernán Invernizzi; en esta obra se explica el papel de Pan y los intelectuales procesitas en la destrucción de la cultura argentina, esa cultura que los socialistas dicen tanto defender.

En realidad, más que compartir los objetivos del proceso en cuanto a la lucha contra la subversión, los socialistas lo que ansiaban es que el peronismo no levantara cabeza. Cualquier método utilizado era, para estos profetas del odio, lícito para destruirnos; la proscripción era, como en el 55, válida; pero en el 76 le agregarían la justificación del asesinato planificado; el pueblo argentino espera su Rodolfo Walsh para relatar tanta ignominia.

Todavía no salimos de nuestro asombro cuando los defensores de los golpes militares nos hablan de libertad, democracia y cultura. Todavía no salgo de mi asombro cuando leo que para festejar el Bicentenario de la Revolución de Mayo planifican construir en Rosario bibliotecas, trenes y el puerto de la música que dicho sea de paso, pagará el gobierno socialista de Binner.





Nos vemos


Fuente: La Secta Socialista. 2006

2 comentarios:

Marcelozonasur dijo...

Clap clap clap.

Por algo no logran penetrar en el resto del país jeje.

Lo que no consiguieron en las urnas siempre lo buscaron apoyando los asesinos del pueblo para desestabilizar a los gobiernos democráticos.

ElOtroCampo dijo...

excelente! Algún día habrá que empezar una campaña para desenmascarar a estos "pensadores iluministas", blancos y europeizantes! Que lucidez la de don Arturo con su definición de "colonización pedagógica" no?
Saludos!!