20 de mayo de 2009

Binner, pizza y champagne demi-sec

Decir que al gobierno socialista de Binner las cosas le estan yendo mal es una verdad de Perogrullo. Cuando publiqué la Fiesta Socialista, todos se preguntaban que es lo que había pasado; en realidad desde el club, venimos exponiendo la sombra de lo que se ve de la administración Binner, para aquellos que lo ven como el referente de la derecha sepan, como maneja el timón de la casa gris.

Binner sabe ahora que no es lo mismo ser intendente que gobernador y que los modelos de administración, no se transfieren. Hoy no voy a abundar en detalles (lo hice antes) sobre las cuentas y arcas de la gobernación que le dejó la pésima administración peronista; abundancia que dicho sea de paso, sirvió para que en charlas de café vayan ofreciendo cargos. A mi, nadie me la contó. Lo viví en todas las reuniones que tuve con funcionarios de gobierno y en casi todas las reuniones del Nodo Reconquista que asistí: hacen del face to face el modus operandi, es el márketing, es la venta telefónica. A esas reuniones, asisten tooodos los funcionarios de primera y segunda línea, lo que significa: viaticos, choferes y todo el piripipi.

En los archivos del club, siempre se guardan cosas por las dudas. Precisamente, para sacar las dudas de como nació el despilfarro que hoy desdibuja la imágen de Binner, aqui va esto, escrito en el año 2008 por la gente de Sin Mordaza, el artículo titulado pizza y champagne a la rosarina, se pregunra cuanto le costaría a Binner sostener a tantos funcionarios.

La Provincia gastará más 15 millones por año para traer los nuevos funcionarios del sur. Entre hoteles, comida y transporte -sin contar los sueldos con el salariazo-, alcanzará al 100% de lo que cobraban los funcionarios de Obeid. Los decretos que dieron vía libre a estos increíbles incrementos de gastos en la administración pública. Hasta ahora, son 200 los beneficiados pero, según se dice, la cifra podría duplicarse cuando se terminen de cubrir todas las vacantes.

Ante el aluvión de rosarinos ocupando cargos en el nuevo gobierno, Hermes Binner recibió un airado reclamo de sus correligionarios que no estaban dispuestos a venir a la capital provincial si no tenían todos los gastos pagos. A tal punto llegó la presión, que dispuso que el Estado se haga cargo de la estadía en un hotel de primera línea o el alquiler de una vivienda, el sellado del contrato, las comisiones a la inmobiliaria, las expensas, los impuestos y demás gastos relacionados con el alquiler del inmueble.

El nuevo plantel de la Chicago argentina puede viajar a su lugar de trabajo en avión, remises y hasta en colectivos de larga distancia, pago por la Provincia según el reciente decreto. Asimismo se le asigna al gobernador, vicegobernador, ministros, secretarios de Estado, secretarios ministeriales y subsecretarios, la suma de $2.400 mensuales para gastos propios de la responsabilidad jerárquica.

El resto de las autoridades superiores y personal de gabinete cobran $1.600 mensuales en ese último concepto y tienen los mismos beneficios que los más altos funcionarios en cuanto a vivienda y transporte.

Una de las primeras medidas del flamante mandatario, fue modificar la estructura gubernamental y por eso amplió de 8 a 12 los ministerios generando la incorporación de gran cantidad de funcionarios en todos los niveles por eso 200 rosarinos ya están instalados en los hoteles más importantes de la ciudad.

Las históricas diferencias entre santafesinos y rosarinos parecerían profundizarse con la aparición de esta primera avanzada que se incrementaría en número durante este mes de marzo. Un mozo de un conocido hotel céntrico de la ciudad se quejó al comentar que “los funcionarios rosarinos son fáciles de reconocer porque quieren que se los atienda rápido y nunca dejan propina”.

Según Binner, la situación actual es muy diferente a la reinante en los últimos años y eso justifica aumentar el régimen de reconocimiento de gastos para las Autoridades, que permita cubrir los gastos de alojamiento, transporte y comida de los hombres del gobierno lo cual redundaría en una adecuada prestación de servicios a la administración pública.

Basado en eso, el gobernador junto al ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Dr. Antonio Juan Bonfatti, y el ministro de Economía, CPN Ángel José Sciara, firmaron este año los decretos Nº 259 y 267, que establecen aumentar el monto de los gastos de alojamiento, transporte y comida para las autoridades del gobierno provincial.

Cabe recordar que el último día de enero de este año, el gobernador rubricó el decreto Nº 280 para aumentarse el sueldo un 80%. También ese beneficio fue recibido por los funcionarios de más alto rango que habían sido excluidos por un decreto del anterior gobernador. Actualmente, el sueldo del primer mandatario provincial está sujeto a las paritarias y según lo manifestado públicamente por el ministro Bonfatti, tendría un nuevo incremento del 20,4%, con el resto de los empleados públicos.

Antes de los 100 días de gobierno Binner habrá tenido dos importantes aumentos y cobrará $15.000 mensuales, dejando muy por debajo a su antecesor que cobraba $7.200.

Hermes Binner prometió comenzar a cambiar la provincia y está dando sus primeros pasos para intentarlo. Los socialistas saben que lo que no se ejecuta en los primeros meses de gobierno, después tiene un mayor costo. Por eso, firmó el decreto Nº 274/08 para terminar con la suspensión de los gastos de cortesía y homenaje dentro del ámbito oficial que había dispuesto Carlos Reutemann y posteriormente confirmado Jorge Obeid.

Desde ahora se autorizan los catering o gastos de cortesía y homenaje para recibir a funcionarios de distintos estamentos, personalidades culturales, gremiales, empresariales, políticas, etc., que coadyuven al desarrollo, inserción y promoción de la provincia de Santa Fe según versa el considerando del decreto.

La norma, publicada en el boletín oficial el 8 de febrero de este año, establece en el artículo 1º autorizar al gobernador, vicegobernador, ministros y secretario de Estado, bajo comprobantes, los gastos de cortesía y homenaje realizados por ellos para la atención y recepción de funcionarios municipales y comunales, funcionarios de otras provincias, nacionales e internacionales, así como a personalidades y grupos culturales, gremiales, empresariales, políticos o de cualquier otra índole, que resulten de interés para el desarrollo e inserción de la provincia de Santa Fe.

Un botón basta de muestra, los demás, a la camisa.

Nos vemos

3 comentarios:

Rob Rufino dijo...

Muy buen post.

Da risa ver que Binner propone al gobierno nacional una baja de impuestos (retenciones e IVA) mientras ellos mismos suben el gasto y para colmo no se ven resultados palpables...

Como vos decís, puro marketing.

Abrazo, Rob.

Raquel dijo...

Esta es la visión del modelo que defiende Binner: despilfarro puro. ¡fueron 25 años de andar acumulando dinero pensando en el bienestar de todos los santafesinos para que en un rato, con la firma de un decreto se tire en bienestar para funcionarios que además son ineptos totales. Ineficaces.

Adriana dijo...

En el primer trimestre, el gobierno de Santa Fe tuvo un déficit de $ 250 millones. Y obligó a que el ministro de Economía Angel Sciara postergara de 60 a 120 días los pagos a los contratistas y por certificados de obra pública. Ahora, la provincia reprogramará las obras públicas y a medida de la recaudación que vaya ingresando se irá definiendo la continuidad de las obras más importantes. Sciara apuntó que la Nación le debe a la provincia por coparticipación Federal y aportes a la caja de Jubilaciones no transferida alrededor de $ 1.000 millones. El 78% de los gastos de la provincia son fijos: salarios, pensiones, transferencias a Municipalidades, educación privada, etc. El 65% de los ingresos provinciales son transferencias de la Nación.