20 de julio de 2009

La hora del diálogo

Que la Provincia Invencible de Santa Fe tenga problemas de financiamiento no es una novedad. Lo hemos señalado en el Club unas cuantas veces, recientemente dijimos que el déficit supera el 12% que es la diferencia de gastos corrientes contra recursos corrientes, medido durante los primeros cinco meses del año, 5.797 millones de recursos contra 6.018 millones de gastos corrientes comparado con los totales de 2008: 4.884 de recursos y 4.582 millones para erogaciones.

El post anterior señala claramente el camino del gobierno provincial hacia el aumento de los impuestos para financiar el gasto corriente, en honor a la verdad, lo vienen reclamando desde hace tiempo. El contexto no es el adecuado medido en términos de respuesta del contribuyente en un marco de desaceleración económica. Tampoco es el adecuado, el ajuste fiscal realizado sobre el recorte de prestaciones del Estado en el corto plazo genera conflicto social.

Antes del 28J con mega operativos al estilo Montoya en la provincia de Buenos Aires, iniciaron acciones y trabaron embargos sobre dos firmas importantes en la economía santafesina, con resultados poco felices. El cuadro es de gran preocupación, la necesidad de aumentar la recaudación ha empujado a la titular de la Administración Provincial de Impuestos, contadora Teresa Beren, a incrementar la retención de Ingresos Brutos en las cuentas a la vista que poseen algunos de los inscriptos en el padrón de aportantes, desde el 1º de julio del 2009 esa retención se elevó en un 150%, pasando del 1% de cada movimiento bancario al 2,5%, esto equivale a duplicar lo que ya extrae la AFIP en concepto de impuesto al cheque.

Hoy todo el mundo dialoga, y el diálogo político tiene el condicionamiento que los números imponen. Binner fue a la convocatoria del gobierno nacional con la ilusión que crezcan los fondos. En el marco del diálogo que el gobierno provincial ha convocado a la oposición, es necesario el consenso. Buscar aire financiero fresco. Tal vez sea el momento de elaborar otros cinco puntos para superar la crisis como aquellos que Binner entregó a la Presidenta.

El escenario recesivo es para todos, y esa tendencia llevará a un déficit aún mayor; la situación es mejor -dicen- que Buenos Aires ó Córdoba pero no debe generar una ilusión monetaria en el sentido de no reconocer los propios errores. Asi como en la licitación de los acueductos se encontraron con sorpresas en cuanto a las cotizaciones, no es bueno decir que el crecimiento del gasto político es una chicana de la oposición.

Nos vemos.

No hay comentarios: