6 de junio de 2009

Apuntes para la militancia

"Los Peronistas tenemos que retornar a la conducción de nuestro Movimiento. Ponerlo en marcha y neutralizar a los que pretenden deformarlo desde abajo o desde arriba. Nosotros somos justicialistas Levantamos una bandera tan distante de uno como de otro de los im­perialismos dominantes. No creo que haya un argentino que no sepa lo que ello significa. No hay‑nuevos rótulos que califiquen a nuestra doc­trina ni a nuestra ideología: Somos los que las veinte verdades peronistas dicen. No es gritando la vida por Perón que se hace Patria, sino manteniendo el credo por el cual luchamos." (Juan Domingo Perón)

Reproduzco aqui, fragamentos del reportaje que le hiciera la revista Zoom a Luis D'Elia y que algunos conceptos vienen a robustecer el planteo que venimos haciendo desde el club en cuanto a la lealtad y militancia para sostener nuestro gobierno nacional y popular.

—¿Cómo ves al gobierno de cara a las elecciones?

—Muy bien. El discurso del pingüino (NdR: el 14 de mayo en La Plata) fue el mejor en mucho tiempo, con un tono distinto, menos crispado, donde rindió cuentas de los últimos cuatro años. Es impecable, el mejor gobierno de los últimos 60 años, sin duda. Ahora, así como fue claro a la hora de definir agenda política, Néstor falla en la construcción. Quizás hoy mi mayor diferencia con él no sea de agenda política, con la que acuerdo 100 por ciento, sino de construcción. Yo no estoy de acuerdo. Es un gran táctico, un peleador, un tipo que sabe conducir, pero que es muy endeble a la hora de transformar eso en poder político, y termina transfiriéndole poder a los sectores más reaccionarios de la sociedad.

—¿Por qué pensás que Kirchner falla en la construcción?

—Voy a tomar un texto de las Sagradas Escrituras: no se puede hacer vinos nuevos en odres viejas. No se puede sostener un proyecto de cambio político con un PJ que sostuvo a Menem y a Duhalde. Estoy hablando de los Otacehé y los Cariglino que se compraron todo el menemismo, el duhaldismo y ahora son kirchneristas. Cuando se reivindica a los casi 30 mil compañeros muertos, se olvida que a muchos los mandó a matar el PJ. A mí me parte la cabeza que se confunda peronismo con PJ, cuya estructura es conservadora, de derecha y no tiene nada que ver con el peronismo.

—¿No creés que hubo una renovación a partir de 2007? En el conurbano hay 8 intendentes nuevos.

—En la renovación de 2007 hay tipos muy valiosos. Ahora están haciendo un esfuerzo para volver al peronismo, ojalá que vuelvan definitivamente: con Kirchner a la cabeza tienen una magnífica oportunidad. Pero cerrar toda la construcción sobre los barones del conurbano, me parece un error que se puede pagar en el mediano plazo. Se han gastado miles de millones de pesos en obras públicas en ese territorio. Entonces no me vengan a decir que no pueden disciplinar con su política, y no hablo de disciplinar para cerrar, sino para abrir. Muchos dicen que los movimientos sociales han muerto, y no es así.

—Desde los medios se baja el discurso de que son piqueteros, pero hace mucho que no vemos la imagen de un piquete.

—Seguro, pero a la vez plantean que las agrupaciones no existen más. Error. Hoy los movimientos sociales son el sujeto más dinámico de la clase obrera. Nosotros trajimos menos gente que la CGT porque tenemos menos plata, pero en nuestra marcha los compañeros caminaron 12 kilómetros. Hay una concepción vieja y equivocada de los Kirchner, de creer que vos podés hacer un pacto social solamente con los trabajadores activos, los empresarios, los sindicatos, la Iglesia, los ruralistas y ellos. Hoy el 70% de los trabajadores son víctimas de la informalidad y la precarización laboral. Por más que el Gobierno gane la batalla contra el empleo en negro, el trabajo seguirá siendo transitorio y precario. Se terminó aquel que duraba toda la vida. Ese esquema productivo define una nueva forma organizacional de la clase obrera que los Kirchner no comprenden, no pueden o no quieren comprender.

—¿No creés que lo que falla es la política de comunicación?

—Falla la comunicación y falla la concepción de organización política. Por más que gane las elecciones y que Kirchner las gane por 15 puntos, la concepción que han pergeñado de PJ, CGT, empresarios amigos y gobierno les va a traer problemas porque expresa a un sector muy chiquitito de la sociedad argentina. Aunque al lado de los neoliberales, los neoradicales y los neogolpistas, por favor, me quedo con ellos.

Nos vemos


2 comentarios:

FERNANDO LUIS dijo...

Cuando se plantea el temita de si se pueden aceptar criticas sin ser necesariamente opositoras, caso del discurso de la "militancia" de Pino, Sabatella, Ibarrita, Bonasso, las liebres. etc
me parece muy piola rescatar esto, este dirigente que puede exponer sus criticas, a la dirigencia nacional y a la vez no caer en el bufonesco oportunismo de los antes nombrados,
Muy bienn!!!

El tío Cámpora dijo...

Muy interesantes las palabras de Luis, para el debate. Pero pensemos una cosa. Donde esta el poder en este país. En el sector económico. y contra eso pelea el kirchnerismo, con todo lo que le falta, con todo lo que hizo. Hoy los mal llamados barones del conurbano son muy importante, ellos tienen la ata en el barro. Son sus punteros los uqe consiguen las chapas.
Es cierto que hay qque empezar a transformar esas prácticas. Pero para esto es necesario un cambio cultura que es mñas largo y más profundo. Y que para que se de es necesario algunas tranformaciones concretas.
Abrazo Cumpa