23 de junio de 2009

Crecimiento liberador

La oficina de prensa del Diputado Provincial Gerardo Rico (FpV-PJ), nos ha hecho llegar la siguiente declaración para su difusión:

Con el cierre del recipiente de presión del reactor de Atucha II, el país vuelve a recorrer un camino que jamás debería haber abandonado. En los 90 la dupla Menem – Cavallo paralizaron la obra con la idea de que la Argentina no debía avanzar en el terreno nuclear. Esa decisión lesionó gravemente la soberanía nacional, ya que le quitaba al país dos resortes fundamentales para su desarrollo; la producción de energía y la posibilidad de desarrollar tecnología y conocimiento en áreas que son fundamentales para el bienestar de la nación.

Los paradigmas de aquellos años, que diseñaban un país totalmente dependiente en lo tecnológico y subordinado en lo político y económico, destruyeron no solamente el tejido productivo del país, sino que lesionaron seriamente la producción de conocimiento, la transmisión de saberes y la formación de profesionales en un campo en el cual la argentina es líder en Latinoamérica.

La proyección estratégica de volver a construir una matriz energética nacional, para un país industrial, con proyección hacia una autonomía en la producción de reactores nucleares es uno de los grandes logros de este modelo encabezado hoy por la presidenta Cristina Fernández.

Atucha II es una obra de 1800 millones de dólares, que no sólo demuestra la posibilidades financieras y la voluntad política del Estado sino la capacidad de nuestro país para poder llevar a cabo obras de alta complejidad técnica donde quedan claro los recursos humanos con que contamos; ingenieros, técnicos y obreros que demuestran una vez más, que el país soñado es posible.

La Presidenta Cristina Fernández lo expresó claramente “la colocación de esa gigantesca pieza de 3.000 toneladas de peso simboliza la conclusión de un modelo neoliberal que condujo al país al empobrecimiento generalizado y a la desesperación”. Nuestra tarea es seguir trabajando diariamente para profundizar este camino. Saludamos este importante paso que indudablemente nos llevará a contar con una capacidad tecnológica y de infraestructura posibilitando el crecimiento liberador de nuestras fuerzas productivas, el trabajo y el bienestar de todos los argentinos.

Nos vemos

1 comentario:

MONA dijo...

Hay que profundizar ese camino. Tenemos recursos económicos y humanos para desarrollarnos. Antes lo impidieron los intereses económicos de afuera, asociados con los operadores de adentro, que son los mismos que se oponen hoy a este modelo de País. Pero, a pesar de ellos, y ojalá que sea también con ellos, Argentina va a avanzar en la generación de energía. Porque es un área estratégica para el funcionamiento de las fábricas y para el consumo de la gente, que avanza a pasos agigantados en los 6 últimos años.
Te copio el post, para tenerlo de referencia.
Un abrazo.