30 de junio de 2009

Binner y sus exabruptos


Mientras Néstor Kirchner reconocía la derrota electoral e iniciaba de inmediato una analítica mirada introspectiva que lo llevaron a tomar la decisión de renunciar a la presidencia del PJ nacional; mientras la Presidente ayer dijo no se debe desconocer la voluntad popular en un pormenorizado análisis de los resultados del 28J, Binner hace todo lo contrario, no reconoce la derrota y lejos de su probada verba, dice de una manera peyorativa que Santa Fe tiene el síndrome de Estocolmo.

Comparemos esta situación desapasionadamente y despolitizando el razonamiento. La grandeza de Néstor y Cristina y la actitud de Hermes Binner. Este exabrupto dicho en caliente no es menor. Habla de la intolerancia y la soberbia. Tal vez su perfil mediático, la carrera al 2011, o su continua actitud de mostrarse diferente con el gobierno nacional o una predica mefistofélica en su interior no le permiten razonar y actuar igual que la Presidente ó Néstor.

Este cachetazo a la soberbia y al festín de la estudiantina socialista debería hacerlos recapacitar y con modestia admitir que la sociedad no merecía ser subestimada; sus disculpas posteriores no alcanzan para enmendar la ofensa, interiormente sigue pensando lo mismo.

Nos vemos







WIKIPEDIA: El síndrome de Estocolmo es una respuesta psicológica en el que la víctima de secuestro, o persona detenida contra su propia voluntad, desarrolla una relación de complicidad con su secuestrador.

No hay comentarios: