30 de junio de 2009

El socialismo en su laberinto

por Horacio Çaró

Como se sabe, no hay una sola carpa socialista, y mientras en esas tiendas se debaten las razones que llevaron a la derrota –el empate técnico en Diputados no puede considerarse un contrapeso–, también se comienza a construir el discurso que permita seguir dando sustento a la proyección nacional presidencial de Binner. Claro que las declaraciones iniciales del gobernador santafesino –“los santafesinos votaron bajo el Síndrome de Estocolmo”– no pueden considerarse un avance en ese sentido.

De todos modos, el principal escollo que ven los hombres más fieles a Binner es que los mismos medios que lo habían entronizado como “presidenciable”, un día después de los comicios en los que perdió con Reutemann ya hablan de la “aplastante” victoria de Julio Cleto Cobos en Mendoza, convirtiéndolo en el candidato natural de la oposición.

Binner tiene otros problemas políticos que pensaba iba a solucionar si ganaba aunque sea por un voto. La candidatura a gobernador para 2011 es uno de ellos, habida cuenta de que si hasta ahora no pudo alcanzar los consensos necesarios que le permitan una reforma constitucional que lo habilite a ir por la reelección, luego de este domingo le resultará poco menos que imposible.

Una victoria le hubiera permitido posicionar a Giustiniani, que no era su delfín original –para ese lugar siempre prefirió a Antonio Bonfatti– pero que hubiera logrado llegar a 2011 con una victoria en la mochila. Ahora, sin Bonfatti porque no despega en el conocimiento general del electorado y porque su gestión no es de las más ponderadas, y con Pechito perdedor, el mandatario socialista se quedó sin candidato. A menos que vuelva su mirada y repare en el único hombre que salió a desdramatizar los comicios de este domingo: Miguel Lifschitz, quien deberá, de todos modos, levantar mucho su gestión si quiere tener chances de ocupar el sillón del derrotado brigadier Binner.

Nos vemos


Fuente: Redacción Rosario


Binner y sus exabruptos


Mientras Néstor Kirchner reconocía la derrota electoral e iniciaba de inmediato una analítica mirada introspectiva que lo llevaron a tomar la decisión de renunciar a la presidencia del PJ nacional; mientras la Presidente ayer dijo no se debe desconocer la voluntad popular en un pormenorizado análisis de los resultados del 28J, Binner hace todo lo contrario, no reconoce la derrota y lejos de su probada verba, dice de una manera peyorativa que Santa Fe tiene el síndrome de Estocolmo.

Comparemos esta situación desapasionadamente y despolitizando el razonamiento. La grandeza de Néstor y Cristina y la actitud de Hermes Binner. Este exabrupto dicho en caliente no es menor. Habla de la intolerancia y la soberbia. Tal vez su perfil mediático, la carrera al 2011, o su continua actitud de mostrarse diferente con el gobierno nacional o una predica mefistofélica en su interior no le permiten razonar y actuar igual que la Presidente ó Néstor.

Este cachetazo a la soberbia y al festín de la estudiantina socialista debería hacerlos recapacitar y con modestia admitir que la sociedad no merecía ser subestimada; sus disculpas posteriores no alcanzan para enmendar la ofensa, interiormente sigue pensando lo mismo.

Nos vemos







WIKIPEDIA: El síndrome de Estocolmo es una respuesta psicológica en el que la víctima de secuestro, o persona detenida contra su propia voluntad, desarrolla una relación de complicidad con su secuestrador.

29 de junio de 2009

Primeros apuntes del 29 J

Es importante analizar los números entre las elecciones a Diputados Nacionales del 2005 con esta de 2009. El 2005 marca el punto de inflexión, la bisagra para el avance socialista en la invencible provincia de Santa Fe, hasta la llegar a la gobernación.

DATOS DE 2005 . Total votos positivos: 1.672.475

- 633.163 votos para el Socialismo (37,86%). Gana 5 bancas diputados
- 489.566 votos para el Justicialismo (29,27%. Gana 4 bancas en diputados
- 287.940 votos a distintos partidos (17,22%)
- 201.620 votos en blanco (12,05%)

DATOS DE 2009. Total de Votos positivos: 1.766.894

- 661.276 votos para el Socialismo ( 37,43%). Gana 4 bancas en diputados
- 661.118 votos para Santa Fe Federal (37,42%). Gana 4 bancas en diputados
- 158.679 votos para Frente para la Victoria (8,98%). Gana 1 banca (A. Rossi)
- 178.218 votos a distintos partidos (10,09%)
- 65.763 votos en blanco (3,72%)

Que leemos:

1º) Se revierte la tendencia creciente del socialismo ya que el PJ (sumados como no le gustaba a Binner) alcanza 5 bancas.

2º) No ha crecido el socialismo pese a la caminata de Binner y al enorme gasto de campaña. Tampoco le dió aire a Giustiniani ya que este alcanzó 682.614 votos contra 710.850 votos de Reutemann.

3º) La notable disminución de los votos blancos 65 mil contra 200 del 2005 lo que demuestra que esos votos blancos eran de Reutemann.

4º) 819.797 votos del peronismo total lo que demuestra que mi teoría del caballo de Troya no era equivocada.

5º) Notable caída de los votos socialistas con relación al 2007. 864.524 contra 682.614 (tomando los votos a Giustiniani)

5º) Había que ganar al socialismo, y se ganó

Nos vemos



27 de junio de 2009

Elecciones

¿Qué dejamos cuando optamos? Un país de ojos cerrados, la oscuridad de los setenta con nuestros diecisiete, los años en que fui muchacha cónica. En que era la noche.

Por Bea Suarez

Como en ascenso de un cuerpo sobre otro van los candidatos, hombres y mujeres con intención de nítidos, hablándole a una señora que compra zanahorias.

Virutas de propuestas, lo irrelevante, el esmero, una campaña sin destreza.

Nosotros, los de cuarenta y pico, no palpamos la fruta de este postre y sin embargo: elegimos.

Elegir, qué gran problema, desde chicos no pudimos, no supimos, no quisimos, no nos enseñaron como correspondía. Somos de la época en que preguntas humanas no se abrían en Argentina, para nosotros, en tiempo y forma. Creo que por eso, cada vez que tenemos que elegir hay un chillido de indiferencia y costo que no nos tranquiliza.

La ceremonia del comicio se viene, el cuarto oscuro y las boletas muchas, seleccionar una es la ofrenda adicional de la democracia, a pesar de haber sufrido la dictadura, deviene un esplendor, el obvio esplendor de creernos libres.

Elegir algo es no elegir otra cosa, elegir es dejar porciones en el camino, es llenarse de algo y vaciarse de sitios que otrora pudieran ser recorridos. Elegir es no elegir, optar esto es excluir estotro, es todo no se puede.

Y cuanto luchamos los seres humanos porque "todo no se puede". Entenderlo es crucial en la vida de cualquiera.

La burocracia se pone a vivir en una lista sábana.

Yo tengo muchos de los sellos redonditos, prueba de que voté con substancia, enfrascada en criterios, seriamente.

Magnéticas, las elecciones invitan a cualquiera, todos vamos por una misma causa.

Gravita universal la decisión, éste sí éste no, es la regla.

¿Qué dejamos cuando optamos? Un país de ojos cerrados, la oscuridad de los setenta con nuestros diecisiete, los años en que fui muchacha cónica. En que era la noche.

En que yo era la noche de mí misma. Follajes de votos y propaladoras, emisoras, propagandas de que el mundo sería mejor.

Tambores suenan este junio, anuncian cosas que se hicieron o se harán, se atisban claridades hora a hora, entre panfletos incontables.

(Existe un trabalenguas entre mi voto socialista y el radicalismo de mi familia, me veo rodeada de descubrimientos, en el hall de las emociones tengo ganas de ganar).

Elegir no es esterilizar, no es matar contrincantes como a virus, es abrir la celosía a un deseo que seguramente será patio, silbido, resoplido. Algunos van a salir en caravana, la elección descarrilará su exceso a otra realidad, o en la absoluta realidad de la política, ese intangible carbón que une y espanta, ese zaguán inaceptable de los últimos años, que es a su vez la única salida, la más elegante en el ilusionismo consensuado de la Polis.

Elegir, transformar la Nación adentro de un sobre. En un sobrecito pegado con saliva navega destino, destino puro, destino.

Como en las lluvias viajan las intenciones. Derivan gotas prodigiosas, lo nuestro pasa a los otros, el ínfimo instante en que levantamos el voto de la mesa (o lo sacamos del corpiño, vaya palabra) el país se inventa de nuevo. Pensar que es así.

Cosas privadas devienen públicas, quedamos conectados por algo que sucedió en silencio.

Elegir, una homeopatía de D.N.I. dará a los candidatos la posibilidad de romper ideas como avellanas.

Y el lunes ¿volverá a ser lo mismo? ¿o de nuevo tendremos petrificación o manicomio?.

O soledad, de que lo elegido no represente lo prometido y que, en furiosa locura, sigamos reclamando las mil patas de la democracia.

Nos vemos.


Página 12, Contratapa

26 de junio de 2009

Los patrones

El nuevo acto fallido de Alfredo De Angeli no debería sorprender ni motivar reacciones airadas. Es un desatino pedir modales refinados al líder de una fuerza de choque, al que se acepta en el grupo porque es garantía del uso de la acción directa, mano de obra para el trabajo que otros no quieren hacer, pero se complacen en su ejecución por interpósita persona.

Pocos días antes, el federado dio algunas pistas sobre su inspiración. Fue cuando caviló que el ex presidente Néstor Kirchner leía el diario de los ’70. Muchos reconfirmaron entonces que, indudablemente, “el torito” leía otro diario, el de la década del ’30. O quizás el del primer centenario, el de la mítica e inviable Argentina Granero del Mundo, a la que algunos creen posible regresar.

Pero no, parece que el diario que prefería el empresario piquetero es todavía más amarillento. Tanto que es necesario retrotraerse al siglo XIX, a las épocas de la sin dudas progresista generación del ’80. En el gobierno de Julio A. Roca, los ciudadanos ilustres, estancieros ellos, recolectaban las libretas de la peonada y las pasaban por las mesas de votación. Vale reconocer que el traslado físico de los votantes, que hoy propone De Angeli en remozada actitud, habría sido considerado entonces como una sofisticación innecesaria.

Se equivoca entonces Eduardo Buzzi cuando repudia a su socio por una supuesta voluntad de retrotraerse a las prácticas de la Década Infame. En los ’30 comenzaba a despuntar la Argentina industrial que se consolidaría una década después y ya era poco, en términos de número, lo que se podía hacer con “la peonada”. El número es precisamente otro aspecto medular del desatino del redentado entrerriano. Suponiendo que la peonada acepte, silente y respetuosa, la actitud paternalista del patrón (dicho sea de paso, la misma que reproduce por estos días una publicidad de la AFIP sobre el blanqueo de trabajadores), ese patrón que cuida y aconseja, es probable que la suma de todos los peones de la Pampa Húmeda no alcance ni para elegir un concejal. No son precisamente los cultivos tradicionales de cereales y oleaginosas los generadores de los puestos de trabajo rural. Los compañeros de la Mesa de Enlace lo saben, por eso prefieren predicar en las ciudades y, luego de apenas meditarlo, consideraron de bajo costo espantarse con la incorrección política del socio bruto.

Según sus propios términos, el repudio de Buzzi a su compañero en las rutas fue sobre la base de las viejas prédicas fundacionales de la Federación Agraria. El integrante de la Mesa de Enlace dijo sentirse “profundamente agraviado” por las expresiones del director de la entidad en Entre Ríos, expresiones que definió como “de origen políticamente oligárquico y feudal”. Hay que reconocer que debe ser por lo menos raro para Buzzi seguir hablando en contra de la oligarquía. Será por eso que se lo ve tensionado y un poco ojeroso. Redactar un repudio con discurso antioligárquico y, luego, juntarse a operar con sus socios de la Mesa de Enlace parece encerrarlo definitivamente en un mundo esquizofrénico y sin retorno. Pero bueno, nadie dijo que el camino de la militancia a favor de los “pequeños productores sojeros” (sic) sea un sendero de rosas.

Nos vemos.

Fuente: CASH

25 de junio de 2009

Queridos compañeros

Hemos vivido con el monstruo y conocemos sus entrañas. Conocimos la desesperación de ver nuestras familias y las de nuestros compañeros cuando las recetas neoliberales hundieron en la miseria a nuestro país.

Sabemos de la lucha, el sacrificio y de cuánto nos costó ir consolidando, día a día, desde el 2003, este proyecto que hoy encabeza la compañera Cristina.

Sabemos lo que hemos avanzado y el camino que aún nos queda por recorrer para lograr la Patria que todos soñamos.

Sabemos, como siempre, que nuestra militancia es para consolidar espacios en la provincia que estén lejos de los dobles discursos, las construcciones individuales y mezquinas, atesorando en su corazón los principios fundacionales del peronismo.

Somos el peronismo que se viene en Santa Fe. Lo somos por prepotencia de militancia; por nuestra historia y la voluntad de enfrentar los desafíos sin claudicaciones; por nuestra construcción política basada en la organización de poder popular, y la defensa incondicional de los intereses de los más necesitados.

Compañeros, hoy como ustedes ya saben, estamos en vísperas de dos elecciones en la que enfrentamos a los enemigos de ayer y de hoy, a los enemigos históricos del peronismo y del pueblo argentino. Aquellos que nos quieren retrotraer a las horas más negras de nuestra Nación. Volver a la década del 90, volver al modelo donde los que decidían nuestros destinos eran los sectores más concentrados de la economía, defendiendo los intereses de los grupos financieros especulativos internacionales.

Por eso los convoco que en estos días de vísperas redoblemos nuestra militancia, que traslademos, también, los esfuerzos en llevar a todos nuestros amigos, conocidos, compañeros de trabajo, de estudio, a cada vecino, nuestra convicción que los que nos llevaron al infierno del 2001 no pueden, ni deben volver.

La única manera de ratificar con hechos este profundo y trascendental deseo es votando el 28 de junio a nuestros candidatos del FRENTE PARA LA VICTORIA boleta completa.

Los abraza

Gerardo Rico
Diputado Provincial

Macri, las nostalgias de un poder

Algún poeta dijo que amar es empapar el pensamiento con la fragancia del edén perdido. Macri pateó el tablero con su declaración amorosa por la restauración conservadora, sorprendiendo a propios y extraños. Tanto que De Narváez luego del apoyo instatáneo ahora, perdido como turco en la neblina, da marcha atrás de su afirmación y dice que servicios esenciales deben estar en manos del estado.

Macri tiene la piel y se emociona recordando las alianzas de un poder en épocas de la dictadura militar y primera etapa del gobierno de Alfonsin. En aquellas épocas un selecto grupo de empresarios (Grupo María) era interlocutor cotidiano del gobierno. Eran los que armaban acuerdos de integración con Brasil, los que acompañaban en todos sus viajes al Presidente y también quienes le organizaban parte de la agenda. Eran (y son) los llamados capitanes de la industria o grupo empresarios oligopólicos.

La última dictadura militar no solo hizo desaparecer a miles de compañeros. La política de Martínez de Hoz, Alemann, Sigaut y Wehbe hizo desaparecer miles de fábricas medianas y chicas y también algunas grandes. Pero no todos salieron perdiendo. Un reducido conjunto de grupos empresarios nacionales y extranjeros acumuló durante esos años extraordinarios sumas de dinero a costa de un país que se empobrecía.

Algunos de esos grupos empresarios (Alpargatas, Acindar, Pérez Companc, Techint, por ejemplo) eran ya muy importantes antes de la dictadura. Otros, como Bridas de la familia Bulgheroni o SOCMA de la familia Macri llegaron a compartir la cima del poder gracias a los resultados que consiguieron durante la dictadura militar del '76. Todos estos grupos tenian tres caracterísiticas bien definidas: a) eran diversificados, b) tenían fuerte conexión con el aparato estatal y c) tenían una pata en el sector financiero.

La diversificación que tenían estos grupos empresarios, les permitió -en una economía destruída- apostar a varios frentes al mismo tiempo y mudar su dinero de una empresa a otra cada vez que era necesario. Para citar un ejemplo. Grupo Macri: Sideco Americana en la construcción, Sevel Argentina en la industria automotriz, Manliba en el sector servicios, Philco en la industria de artefactos para el hogar y varias empresas más.

En la consolidación tuvo mucho que ver el papel de esas empresas en la patria financiera ya que en aquella época la forma más fácil de multiplicar dinero era a traves de la renta financiera. Ejemplos: Pérez Companc con el Banco Río y el Ganadero; Bridas con el banco Palmares; Garovaglio y Zorroaquin -dueños de empresas petroquimícas como Ipako o Polisur, de metalúrgicas como Acrow y Saiar- comnsolidaron su patrimonio con sus tres bancos: Español, Comercial de Norte y Banco Unido del Litoral; Macri tuvo durante algunos años el banco de Italia. El grupo Roberts -dueño de Alpargatas, Atanor entre otras- también sacó tajadas con el banco Roberts y el banco Francés. El grupo Astra, de la familia Gruneisen, participó de la fiesta con el banco de Quilmes; el grupo Braun con el Banco de Galicia y el Banco Argentino de Inversión; el grupo Soldati con el banco de Crédito Argentino; el grupo Garfunkel con el banco del Buen Ayre.

La consolidación de estos grupos también fue posible gracias a un fenomenal endeudamiento externo con créditos que gozaron los capitanes de la industria y las empresa del Estado, aunque en este último caso las deudas contraídas servían para dar aire a la política económica del proceso, no para financiar inversiones. Nada hubiera sido posible sin la existencia de aparato estatal que estaba a su entera disposición y manejado por ellos.

El capital no tiene ni bandera, ni ética, ni sentimientos; tan solo tiene lógica y se guía nada más que por su conveniencia económica. Por eso la percepción de los problemas financieros del gobierno de Alfonsin y la sutileza que los caracterizaba hacían descartar cualquier tipo de medidas que fuera contra sus intereses. El circuito histórico cerraba con moño y todo: habían salido triunfantes de una dictadura que saqueó el país y, precisamente por eso, pasaron a ser en el gobierno radical mas imprescindibles que nunca.

Tanto, que lograron que no se hicieran modificaciones en la redistribución del ingreso (para no perjudicarlos), ni hubo juicios que establecieran responsabilidades de los empresarios en el endeudamiento externo, en la fuga de capitales, en la especulación financiera y en la enorme crisis económica del país.

Nos vemos


24 de junio de 2009

500 millones

La automotriz Reanult anunció a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner la concreción de una inversión de alrededor de 500 millones de pesos para la producción de un nuevo modelo y para la modernización de su planta en Córdoba.

De esa cifra, 365 millones estarán destinados al flamante vehículo, que aún no tiene nombre, y que será lanzado al mercado a principios de 2011. Los 165 millones restantes serán invertidos en la sede que la firma posee en la provincia mediterránea. El anuncio del “Plan Bianual 2009-2011” fue hecho por el titular de la filial local de Renualt, Dominique Maciet, quien aseguró: “Estamos acá y que nos vamos a quedar acá en el país”.

El anuncio del “Plan Bianual 2009-2001” fue hecho por el titular de la filial local de Renualt, Dominique Maciet, a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante un encuentro mantenido este martes a la noche a la presidenta. en su despacho de Casa de Gobierno, que contó también con la presencia de la ministra de Producción, Débora Giorgi.

En una rueda de prensa brindada en forma conjunta con Maciet luego del encuentro con la Presidenta, Giorgi detalló que del total previsto, “365 millones de pesos se invertirán en un nuevo modelo y 165 millones en la modernización de la planta” ubicada en la localidad de Santa Isabel, en las afueras de la capital mediterránea.

La ministra destacó además, que el nuevo vehículo tendrá una integración local cercana al 50 por ciento y que su producción generará el desarrollo de 460 nuevas autopartes fabricadas por proveedores locales. El nuevo modelo -que aún no tiene nombre y que en la firma lo denomina bajo el código “L-38”- comenzará a producirse en septiembre del próximo año y saldrá a la venta a principios de 2011. Maciet, durante un contacto mantenido con la prensa con posterioridad al encuentro en Casa de Gobierno, dijo que el anuncio de inversión deja en claro la decisión de Renault de que “estamos acá y que nos vamos a quedar acá” en el país.

El titular de la filial local de Renault señaló que la inversión será aportada en forma íntegra por Renault. “No pedimos fondos a la ANSES”, dijo el directivo al ser consultado sobre la posibilidad de recurrir a fondos del ANSES para llevar adelante el nuevo emprendimiento, como hizo General Motors para comenzar a producir en su planta de Rosario el nuevo modelo “Agile”.

Maciet dijo que en la decisión de la casa matriz de destinar a la Argentina la inversión para el nuevo producto -cuya producción anual será de 30.000 unidades y que el 80 por ciento será exportado a Brasil y otros países de la región- fue de vital importancia el acuerdo salarial cerrado recientemente con el SMATA junto con otros aspectos como “el nivel de competitividad de la fábrica de Córdoba, el saber hacer de la filial local y la complementariedad con Brasil”. Con el plan de inversiones para el 2009-2011, sumado al concretado entre 2007-2009 para la producción del Symbol, el monto total en cuatro años asciende a 1.000 millones de pesos.

Por su parte, el director de Asuntos Públicos y Comunicacionales de Renault, Gustavo Fosco, detalló que el nuevo vehiculo tendrá una alta integración nacional y que en la planta de Santa Isabel estará asentada la “plataforma de producción única para la región” del nuevo modelo.

Según los números informados por Renault, en la planta de Santa Isabel -ubicada a unos 10 kilómetros de la capital cordobesa- se producen actualmente alrededor de 60.000 unidades por año y cuenta con una planta de personal de 1.500 empleados.

Nos vemos


Fuente: TELAM

El efecto de gran cuñado

Evangelina Perez Aramburu
Lic. en Sociología

En estos días rondan las más variadas hipótesis en torno del potencial condicionamiento de Gran Cuñado en el voto de las personas para las elecciones del 28 de junio. La pregunta es: ¿influyen las formas en que se presentan caricaturizados los candidatos en la intención de voto de los ciudadanos? Los análisis oscilan entre dos extremos. Uno considera que la forma en que son presentados los candidatos influye en la imagen que el votante va formándose de los mismos, llegando al punto de considerar que los eliminados son los menos legitimados políticamente. El otro entiende que el efecto en el electorado es prácticamente nulo en cuanto a intención de voto. Ahora bien, dentro de estas “hipótesis” extremas (no se encuentran verificadas en la realidad de los hechos) existen ciertos grises.

A priori, y a fin de dar luz sobre el tema, habría que considerar dos cuestiones contextuales importantes, que enmarcan el desarrollo de este fenómeno mediático de masas. Por un lado, la televisión es uno de los principales medios por los cuales la gente se informa, por sobre otros medios, siendo cada vez más la política un fenómeno “mass mediático”. A su vez, mucha gente no se interesa por temas políticos debido a un proceso de despolitización o apatía política (desinformación y/o desinterés). En este contexto, Gran Cuñado, uno de los programas de mayor rating del país, mediante un escenario político ficticio, acerca la vida política y la contienda electoral a los ciudadanos.

Ello afecta directamente una de las cuestiones básicas al momento de votar: el conocimiento de los candidatos, tema de fundamental importancia dado que los referentes políticos, para que logren ser votados, primero tienen que ser conocidos, y este papel se cumple con creces debido a que casi 3 millones de personas miran este programa (sin considerar el efecto multiplicador por la retransmisión permanente en diversos programas). De esta forma, a partir de considerar este fenómeno, se entiende que el efecto de Gran Cuñado no estaría lejos de ser nulo.

Ahora bien, este humor político, y el arreglo de cada personaje con sus gestos, imágenes, cliyés, no son una cuestión menor ya que configuran simbólicamente cierta imagen (cuestión que al igual que el conocimiento de los políticos no es menor) de los mismos. Cabe decir al respecto que si bien no se puede establecer fácticamente que determinada amabilidad de las caricaturas tengan una correlación directa con una intención de voto positiva por dicha forma, como mínimo establecen un determinado prisma de cómo ver e interpretar cada político. Esta idea de cierto condicionamiento se puede llevar al extremo cuando se relevan opiniones provenientes del mismo conductor del programa: “Tantos años de éxito en la televisión, con programas exitosos, a uno le dan un poder, yo sé que lo que decimos nosotros en el programa tiene poder, cualquier caracterización que nosotros hacemos política, mueve cosas”[…] “que nosotros fuimos los que posibilitamos que se cayera el gobierno de Fernando de la Rúa […] bueno, puede ser” […] “el presidente Menem antes de las elecciones del 95 y yo sentí el lunes que le había dado una mano muy grande estando ahí en el programa el último día”.

Este tipo de afirmaciones trasluce cierta idea de considerar a las personas como un conjunto homogéneo, pasivo y aislado de su propio contexto sociocultural, susceptibles de rendirse ante el poder de las caricaturas por más irracionales que pudieran llegar a ser. En contraria tesitura a una postura tan extrema, se deberían considerar algunos factores que sumergirían dichas afirmaciones e ideas en una realidad más compleja relacionada con el entorno sociocultural de las personas en el cual se da este fenómeno mediático. Al menos, resulta cuestionable suponer que los diferentes grupos sociales se verán influenciados en igual dirección y similar proporción por la forma en que se presenten los candidatos. Tal vez se tendería a pensar que resulta mayormente influenciable la gente con menor nivel de instrucción, pero sería muy ingenuo descartar el peso que tienen variables como el empleo, el salario y las políticas sociales –entre otros– que experimentan cotidianamente los mismos y que conforman parte de la estructura motivacional del voto.

Entendiendo que los extremos resultan de dudosa verificabilidad, vayamos a los grises. La presentación de cada candidato, más allá del humor, puede entenderse en términos del impacto potencial sobre la decisión del votante, en un plano ya más asociado al marketing político cuyo fin último es atraer votantes para ganar elecciones (en un escenario ficticio, pero marketing político al fin). Mostrar de manera más o menos atractiva a los diferentes participantes, con tratamientos asimétricos (hay algunos que resultan realmente desfavorecidos), puede llevar a suponer cierta intencionalidad en los mensajes y la necesidad de ejercer cierto poder de persuasión desde cada caricatura. En este punto cabría destacar ciertas posibilidades de suceso en la intención de voto de los ciudadanos: que la persuasión influya de manera que cambie intenciones (de pensar en votar a un candidato, que se vote a otro); que refuerce o fortalezca intenciones existentes; que forme una respuesta (la decisión del indeciso); que active (llevar a quienes ya mantienen la actitud deseada a que actúen según su dictado) o que desactive (hacer que la gente pierda interés). Si bien la idea más naturalizada de los impactos de la persuasión se relacionan con el cambio en las intenciones de voto, ésta es sólo una manera de influir en las respuestas de las personas (y corroborado que no la más fuerte). Los casos relacionados con la influencia que la persuasión puede tener en los indecisos o en los que ya tienen una decisión tomada y se intenta reforzar, devienen una franja potencial y de fundamental importancia en los intentos de persuasión electoral.

Así, la respuesta al título de este ensayo entiende que si bien no se puede subestimar lo activo de la ciudadanía, considerando que la estructura motivacional del voto es más compleja que la fantasía o ficción de un estudio de televisión, tampoco se puede desestimar los potenciales impactos en cuanto al conocimiento y seducción que provoquen estas caricaturas. La seudocontienda electoral desarrollada en Gran Cuñado, a días de las elecciones legislativas, también puede entenderse como un ritual de persuasión, con sus estrategias de comunicación más o menos sofisticadas, en las que se mezclan personalidades y cuestiones políticas caricaturizadas. En otras palabras, se considera que es muy posible que Gran Cuñado carezca de la capacidad necesaria para indicarle a la gente cómo debe pensar, pero sí es factible que contribuya a conformar cierta imagen de los candidatos, tal vez en mayor medida en la franja de indecisos. Buen intento de persuasión con mensajes premeditados, restaría corroborar fácticamente en cuánto.

Nos vemos


23 de junio de 2009

El proceso de nacionalización

El blog Datos Duros del compañero Sirinivasa viene planteando los comportamientos estructurales de la economía argentina en dos tramos de la historia reciente; esta entrada en su blog, marca con palmaria claridad las políticas aplicadas y sus consecuencias o mejor dicho, sus resultados.

Sin dudas que la curva de crecimiento vuelve a ser positiva (es decir sobre la base 0) desde el año 2002. El proyecto nacional y popular ha iniciado un proceso de nacionalización o re-estatización luego del fracaso neoliberal. El progresivo proceso de extranjerización de la economía tuvo su contracara en la paulatina nacionalización de compañías impulsada por el gobierno; este proceso también se acompañó con estatizaciones que llevaron a que, empresas norteamericanas o europeas en energía, trasnporte o aguas pasaran a manos del Estado Nacional o de empresas locales. Hubo también empresas que nacieron de la nada y se convirtieron en multinacionales y también grupos empresarios locales que crecieron notablemente.

Lo que sigue es parte del artículo publicado por Rafael Mathus Ruiz en La Nación que demuestra casi objetivamente (y si hubiera en él letra chica no lo sabría leer) el desarrollo de una política de estado que va a contrapelo de pensamientos encarnado por Macri (Mauricio) y que creo que a los ojos de los restauradores se verá como una desgracia.

"La mano nacionalizadora tuvo en el sector financiero una de sus intervenciones más fuertes cuando el Gobierno decidió eliminar las Administradoras de Jubilaciones de Fondos y Pensiones (AFJP) y traspasar todo el sistema previsional a la órbita estatal y de alli volcarlo al mercado productivo, relanzando la operatoria inmobiliaria.

Otro emblema del proceso de nacionalización fueron Aerolíneas Argentinas y Austral. Ambas empresas se sumaron a AySA, que reemplazó al grupo francés Suez en el servicio de distribución de agua y cloacas del área metropolitana. Suez se retiró también de otras provincias. El Gobierno también le quitó a otra empresa francesa, Thales Spectrum, el control del espacio radioeléctrico.

Empresarios como Enrique Eskenazi (grupo Petersen e YPF), Marcelo Mindlin (Pampa Energía), Carlos Miguens (Sadesa), Osvaldo Acosta y Gerardo Ferreyra (Electroingeniería), la familia Angulo (Edemsa, la distribuidora eléctrica de Mendoza), desplazaron parcial o totalmente, a veces junto a la empresa estatal Enarsa, a las multinacionales extranjeras que gobernaron el sector energético durante la década pasada. Se sucedieron las compras argentinas en generación eléctrica (Midlin y Miguens), transporte de electricidad (Electroingeniería, Midlin y Enarsa) y distribución (Midlin y Angulo).

Shell, Endesa, Gas Natural, Metrogas y Pan American Energy, esta última con socios locales, son sobrevivientes extranjeras que aprendieron a convivir con el nuevo entorno.

Sin que implicaran nacionalizaciones -ya estaban en manos argentinas-, el Estado también absorbió al Correo Argentino y los ramales ferroviarios San Martín y Belgrano Cargas y los Astilleros Tandanor.

Empresarios como Eduardo Elsztain, Eduardo Eurnekian o Jorge Brito ganaron protagonismo y lograron crecer en sus negocios. Varios grupos económicos, que en los '90 participaron en las privatizaciones, como por ejemplo, Roggio, Impsa, Cartellone y Emepa -un holding del empresario Gabriel Romero que maneja la hidrovía del río Paraná, por donde sale la mayor parte de la producción cerealera del país-, terminaron los años noventa con un panorama complicado. La delicada situación fiscal que atravesaba el Estado impuso un ajuste. El renovado impulso que el kirchnerismo le imprimió a la obra pública abrió nuevos negocios.

Hubo también cambios de manos en donde ni el Estado ni algunas de las empresas que forjaron el término "capitalismo de amigos" tuvieron nada que ver. Operaciones que se dispararon, por ejemplo, con la crisis global. Se trata de una pequeña renacionalización en el sistema bancario, uno de los que más se extranjerizaron en los 90. A la concretada venta de la financiera Provencred por parte del Citi Group al Grupo Comafi (propiedad de la familia Cerviño) llevada a cabo en febrero, se sumó la compra por parte del Banco Galicia y el grupo inversor Pegasus de "Efectivo Sí". El negocio estaba en manos de la Compañía Financiera Argentina, que a su vez actuaba como filial local del gigante American International Group (AIG), una de los conglomerados más afectados por la crisis global.

Hubo también empresas que salieron de la nada y se transformaron en multinacionales. El caso paradigmático es Globant, una compañía dedicada al desarrollo de software fundada por cuatro emprendores en 2003. Hoy, esa empresa, que nació como una pyme y es caso del estudio del MIT, cuenta con 1200 empleados y oficinas en México, Londres, Boston y el mítico Sillicon Valley."

Sólo los que viven de rodillas, ven a sus enemigos como gigantes.

Nos vemos


Crecimiento liberador

La oficina de prensa del Diputado Provincial Gerardo Rico (FpV-PJ), nos ha hecho llegar la siguiente declaración para su difusión:

Con el cierre del recipiente de presión del reactor de Atucha II, el país vuelve a recorrer un camino que jamás debería haber abandonado. En los 90 la dupla Menem – Cavallo paralizaron la obra con la idea de que la Argentina no debía avanzar en el terreno nuclear. Esa decisión lesionó gravemente la soberanía nacional, ya que le quitaba al país dos resortes fundamentales para su desarrollo; la producción de energía y la posibilidad de desarrollar tecnología y conocimiento en áreas que son fundamentales para el bienestar de la nación.

Los paradigmas de aquellos años, que diseñaban un país totalmente dependiente en lo tecnológico y subordinado en lo político y económico, destruyeron no solamente el tejido productivo del país, sino que lesionaron seriamente la producción de conocimiento, la transmisión de saberes y la formación de profesionales en un campo en el cual la argentina es líder en Latinoamérica.

La proyección estratégica de volver a construir una matriz energética nacional, para un país industrial, con proyección hacia una autonomía en la producción de reactores nucleares es uno de los grandes logros de este modelo encabezado hoy por la presidenta Cristina Fernández.

Atucha II es una obra de 1800 millones de dólares, que no sólo demuestra la posibilidades financieras y la voluntad política del Estado sino la capacidad de nuestro país para poder llevar a cabo obras de alta complejidad técnica donde quedan claro los recursos humanos con que contamos; ingenieros, técnicos y obreros que demuestran una vez más, que el país soñado es posible.

La Presidenta Cristina Fernández lo expresó claramente “la colocación de esa gigantesca pieza de 3.000 toneladas de peso simboliza la conclusión de un modelo neoliberal que condujo al país al empobrecimiento generalizado y a la desesperación”. Nuestra tarea es seguir trabajando diariamente para profundizar este camino. Saludamos este importante paso que indudablemente nos llevará a contar con una capacidad tecnológica y de infraestructura posibilitando el crecimiento liberador de nuestras fuerzas productivas, el trabajo y el bienestar de todos los argentinos.

Nos vemos

22 de junio de 2009

La crisis tambera que no es tal

La economía mundial está en crisis. Los mercados más afectados son los de commodities. El piso de las cotizaciones comienza lentamente a quedar atrás. Lo que queda para el observador son las grandes variaciones en los precios y sus efectos locales. Los mercados de materias primas siempre fueron bastante transparentes en sentido neoclásico. La información quizá no sea “completa”, pero existen muchísimos datos sobre las situaciones de la oferta y la demanda en todo el mundo. A veces esa información no es gratuita debido a las falencias del sector público en proporcionarla, pero los actores que intervienen en estos mercados y construyen precios acceden a ella.

Sin embargo los precios, ahora en sentido clásico, sufren increíbles oscilaciones respecto de los valores. Desde la oferta y la demanda es difícil encontrar razones que expliquen por qué lo que un día vale 100, tres meses después cotiza a 30 y en medio año regresa a 60. La explicación para estas variaciones fueron dadas en muchas oportunidades ya antes de la crisis, cuando los precios se disparaban, y reside en el componente de especulación financiera en la demanda.

En el sector agropecuario, estas grandes oscilaciones, que en un extremo encuentran a operadores financieros haciendo negocios con precios en alza o en baja, tienen efectos potentes en la otra punta, la de la producción. Puede ocurrir que lo que se esperaba vender a 6000 dólares la tonelada, como es el caso del valor alcanzado por la leche en polvo, principal producto lácteo de exportación de la Argentina, hoy deba venderse a menos de 3000, como es en la actualidad. En una economía “ideal” completamente abierta y con nula intervención estatal, lo que se espera que suceda frente a estos cambios es un ajuste a lo largo de la cadena.

Las usinas lácteas que fabrican la leche en polvo y la exportan deberán pagar menos por la materia prima, como seguramente habrán aumentado pagos cuando el proceso fue el inverso. Si el precio internacional cae a la mitad, también debería caer, aunque en proporción algo menor, el precio pagado por el consumidor. El precio de venta debería reducirse. Toda la cadena productiva perdería y el consumidor, sólo en este rol, gana. Por supuesto, el mismo proceso debería producirse, a la inversa, cuando los precios crecen.

Pero esta economía ideal no existe. En los países desarrollados existen Estados que intervienen para evitar el impacto de estas oscilaciones, que habitualmente no son tan grandes como en ocasión de una crisis global, en la producción y en los consumidores. Siendo la leche un producto básico, la actual administración decidió separar mercado interno de externo a través de retenciones cuando los precios se disparaban; luego, cuando las condiciones cambiaron, bajó primero las retenciones y después las eliminó.

Adicionalmente, cuando los precios externos se derrumbaron, anunció compensaciones de 10 centavos por litro de leche para los tambos que producen hasta 3000 litros (75% del total), límite que luego subió a 6000 (85% del total). Si bien la medida favorece al sector en su conjunto, funciona también como subsidio al precio de compra de las industrias, aunque parezca subsidio al tambo.

A esto deben sumarse los resultados productivos. De acuerdo con la información de la Secretaría de Agricultura, en el período enero-mayo de 2009 las exportaciones registraron, en toneladas, una suba del 11,5 por ciento. Las ventas fueron de 119,5 mil toneladas, casi el doble de las 61,2 mil que se vendieron en el piso de 2003. También, 2009 vs. 2008, cayeron el 35 por ciento en dólares, pero era lo esperado frente al derrumbe de precios. La producción en tanto se encontraba en marzo (último dato oficial disponible) 6,2 por ciento por encima de igual mes de 2008 y 8,5 por ciento más alta que dos años antes.

Los números muestran dos cosas. En primer lugar que quienes hablan de “crisis terminal de la lechería” deberían explicar, más allá de la lucha política, por qué lo dicen, ya que tanto la producción como las exportaciones aumentan. No vaya a ser cosa que les pase como al pastorcito mentiroso, que cuando pataleen con justa causa nadie les crea. En segundo lugar, vuelve a hacerse evidente que, si existe algún problema con los precios recibidos por los productores primarios, sus causas deben buscarse al interior de la cadena productiva y, sobre todo, en la comercial.

Nos vemos.






Fuente: CASH.

El dilema de América Latina

El momento es extraordinario: conjuga el despliegue de procesos de transformación con particiones sociales de dolorosa nitidez. En América Latina, la mayoría de los países se debate entre la profundización de los procesos de democratización social y política y la reposición conservadora de principios jerárquicos, estamentales y clasistas en los modos de gobierno. Los procesos son ambiguos y heterogéneos pero dos rasgos son claros: no se gobierna contra lo popular ni contra los movimientos sociales; y la región tiene niveles crecientes -y sin embargo insuficientes- de integración. La Unasur, institución de la política regional, es el testimonio más relevante de esa conjunción. Los destinos de nuestros países están atados no sólo por la tradición cultural o el común pasado colonial, están atados porque la crisis mundial los obliga a acentuar la integración productiva y económica y porque cada uno de los procesos más relevantes que se desarrollan en la región requiere de la confluencia del resto. América Latina no es sólo el nombre de nuestros deseos, es la realidad de nuestros desafíos.

Argentina, en la que han coexistido una tradición popular latinoamericanista y clases dominantes renuentes a pensarse en relación a la pertenencia regional, hoy atraviesa decisiones, discusiones y conflictos políticos y económicos que tienen a su condición latinoamericana como núcleo central. Desde la inadmisible objeción planteada por sectores de la burguesía industrial a la integración de Venezuela al Mercosur, al trato de los migrantes de países limítrofes, se configura un arco de problemas en los que toda decisión es relevante: anuncia alianzas sociales, resuelve modos de integración, define horizontes políticos. Una forma de la restauración conservadora es, sin dudas, el retroceso de las apuestas a una confluencia inédita entre los países de la región centrada en el respeto a sus decisiones soberanas. En la coyuntura electoral argentina esto es parte del debate, porque el gobierno ha tenido políticas de afianzamiento de las lógicas regionales frente a los intentos de acrecentar el dominio político y económico de los Estados Unidos. La derrota del proyecto del ALCA y la proyectada reacción del Banco del Sur son mojones para un camino de desarrollo propio.

Todo puede parecer insuficiente, incluso serlo en el plano de la reparación y de la equidad, sin embargo sólo la profundización de este proceso y no su conclusión o su debilitamiento permitirá que esas insuficiencias se restañen. Hoy se advierte con preocupación la asimetría entre la importancia de las transformaciones en curso y la debilidad y heterogeneidad de las fuerzas políticas que las sostengan. Preocupación que puede formularse como advertencia respecto de las posibilidades de continuidad y ahondamiento del proceso.

La profundización de los cambios se dirime en el momento electoral. Pero no sólo. Se dirime también en la creación de organizaciones políticas, de activismo militante, de espacios democráticos, capaz de disputar por los principios igualitarios y emancipatorios en las lides electorales, en las instancias legislativas, en las instituciones estatales, en los barrios, en los espacios de trabajo, en los medios de comunicación, en los ámbitos culturales.

En esa organización de la potencia plebeya se juega, también, el destino de la región. Carta abierta, con sus palabras y sus asambleas, con su preocupación por nombrar y su voluntarioso compromiso, con su disposición a enlazar ámbitos que parecían condenados al antagonismo o el desconocimiento, con su alistamiento en los conflictos y su temporalidad reflexiva; Carta abierta, con su bagaje, querrá ser parte de ese proceso.

Encuentro Nacional de Carta Abierta en la ciudad de Buenos Aires, 13 de Junio de 2009. Firmantes: Buenos Aires – Córdoba – Chaco - Gran Buenos Aires zona sur – La Pampa - La Plata –– Mar del Plata – Mendoza – Misiones –Neuquén - Santa Fe –Tucumán.

Nos vemos

21 de junio de 2009

Chamigos

La palabra che en idioma guaraní significa en pronombre personal yo, o en el posesivo mi/mio; por ejemplo che roga, mi casa; che sargento, mi sargento.

Chamigo, es la conjunción de dos palabras che y amigo, cuando se expresa chamigo quiere decir mi amigo.

Quería decir esto y desearles a todos los padres un felíz día chamigos!







Nos vemos



20 de junio de 2009

La carta de Mirta

Recibimos un mail de esos tipo cadena, de la compañera Adriana que vive en Esperanza, Santa Fe con una carta de Mirta, no peronista ella, que introduce criterios que, son de la gente sencilla y laburadora; de la gente que aprendió a dignificarse con nuevos trabajos, saliendo de a poco del pantano. Ahi va. Es extensa, vale la pena.

A todos mis queridos amigos, familiares, colegas y conocidos:

En serio, les escribo porque los quiero, y tal vez por primera vez voy a mandar una especie de cadena, inventada por mí misma. Es para pedirles encarecidamente que me dejen ser opositora al gobierno, yo solita.

De verdad, espero que entiendan, ya que muchos de uds. me conocen y mucho, que puedo. Pienso, razono, no me impulsan las vísceras como en otras épocas, así que he intentado hacerlo desde hace un tiempo, pero son uds., con la mejor de las intenciones, que no me dejan.
Me mandan cadenas absurdas, diciéndome cuánto gana D´Elía, por ejemplo, y yo aprendí en la facultad a reconocer un delirio. Me cuentan del hotel del Calafate, y a mí me sigue pareciendo mucho más lindo que "La Rosadita". Me mandan cifras de lo que vale una cartera Louis Vouitton, y siempre lo supe porque me encantaría tener una.

Critican los vestidos de LA PRESIDENTA (porque así se le canta que la llamen, y a mí no me molesta: peor era decirles "su majestad" a los primates de Anillaco, incluído el finadito), y a mí me siguen pareciendo mucho más elegantes que los de la monita de los ´90 vestida por Elsa Serrano. Además, si anduviera andrajosa y en ojotas también tendrían algo para decir.

Tiene un marido bizco y feo, y la admiro por presentarlo en público, yo no podría porque lo que tengo en casa es muuyy lindo. No me importa que llegue tarde a las reuniones de presidentes, hay muchos que llegaban temprano para las foto y fueron -a mi modesto entender- recontra remil más hijos de puta (a propósito: me viene a la mente eso de "al pedo pero temprano", tan de cuarteles, no?). Papelón internacional fue la guerra de Malvinas, o la voladura de Río Tercero y el escándalo de las armas, no la llegada tarde a una foto.

Le critican los ministros: yo prefiero a Graciela Ocaña y no Granillo Ocampo o Erman González, o al Mingo. Le dan con un caño Nilda Garré, y a mí me encantó que fuera ministra una a la que los uniformes se le tienen que cuadrar, cuando unos pocos años antes las torturaban y les robaban los hijos. Prefiero a la cuñada antes que a "la sensual" (increíble: miss Piggy fue tapa de GENTE!!!!!) de María Julia, en bolas y con las pieles (no eran ecológicas, no?).


Me gusta (sí, me gusta ¿y qué?) su política exterior: prefiero al "dictador" Chávez y al ancianito cubano que las relaciones carnales con el democrático Bush. Al fin y al cabo, muchos de uds. leían a Karl conmigo y el Che les parecía coherente. Yo sigo prefiriendo una América bolivariana, y no sometida por los marines.
Me gusta que los medios monopólicos de comunicación no la quieran: a lo mejor, les tocó el bolsillo. Celebro que haya mandado al Congreso la nueva ley de radiodifusión, y que termine con los monopolios. Me encanta que Su y Marce estén en la vereda de enfrente, prefiero leer y escuchar las críticas de Juan Gelman y de Osvaldo Bayer. Y entre la Su y la Hebe, me quedo sin dudarlo con la Hebe (y con Estela también).

Me mandan preciosos mails, muy bien ilustrados, adonde me piden que firme para que ¿este? gobierno preserve el agua, los glaciares, las montañas de la Patagonia, los salmones del río Correntoso, los tachos del chorizo en grasa, bah, todo eso. Me pregunto si a nadie se le ocurrió hacer un videito teñido de verde Benetton -¿se escribe así?-, dueño de media Patagonia (entre otros) incluídas las ovejas y todo lo allí plantado y edificado, entregado sin pudor desde los ´90 por la rata abyecta riojana, pero celebrado porque era "la apertura al primer mundo".

Se rasgan las vestiduras por el tren bala, ¿adónde estaban cuando se privatizaron los ferrocarriles, el petróleo, los teléfonos, las líneas aéreas de bandera (a propósito: acuerdo con la reestatizacion de Aerolíneas Argentinas), las jubilaciones y hasta la raya del culo de todos nosotros? De verdad les parece más terrible que el cohete que iba a la estratósfera y nos llevaba a Japón en una hora, anunciado en EL INICIO DE UN CICLO LECTIVO? Obra faraónica y al pedo fue la pista de Anillaco, el "camino de la aceituna", recuerdan? A propósito: alguien anduvo por San Luis? Y no me vengan conque no hay pobres: con los ATN que recibían los hermanos ET no deberían haber pobladores: todos deberían estar recorriendo el mundo, en eternas vacaciones. ¿Cómo puede entenderse que me reenvién cadenas de mails en contra de recuperación de los fondos de las nefastas AFJP?¿Qué pensaron que iban a comer cuando se jubilaran? Sapos, no más que una monodieta de mierda y sapos.

Critican el bótox, y mandan las fotos de antes y después de producirse. Con una mano en el corazón...¿a Uds. el espejo del baño, a la mañana, les miente? ¿O cada una de nosotras no se levanta, se mira y exclama ¡Oh, my God! tipo 7, antes del "acondicionamiento"? ¿Se olvidaron del peluquero del simio, de los ojos de contacto verde y los trajes Armani fosforescentes?

¿Por qué será que los hombres tiene más conciencia de género que nosotras? ¿O tiene alguna duda de que los insultos que la mina recibe se duplican porque es mujer?

Muy lejos creer que hace las cosas bien, coincido con algunas y disiento con muchas otras. Pero dejémonos de joder: no podemos alabar al payaso de Cobos por el voto "no positivo". Es una mierda mediática, no puede ser bueno si lo alaba la Chiqui Legrand. Ni hablar "del campo". No me manden más mails a favor "del campo", y menos en rima campera. La Sociedad Rural y sus socios de la mesa de enlace, para mi modesta opinión, NO SON EL CAMPO. Son los intereses golpistas de toda la vida, que abuchearon a presidentes democráticos en la Rural y abrían la boca para recibir la hostia al lado de Videla y Massera. Esta vez no tiene cuarteles para golpear, pero tiene a la "patriota" dueña de Clarín (apropiadora de bebés robados que ahora no quieren saber sus orígenes para no perder la herencia) y a los "patriotas" dueños de medios Pierri, Manzano, la bosta de crédito local Vignatti, Hadad, etc. etc. Los tacheros, pobres, en su incultura escuchan radio 10. Se les puede perdonar la confusión, pero sólo a ellos.


Los "del campo" para mí son los pequeños productores obligados a vender sus cosechas a precios viles a Basft o a Dreyffus, o su leche a Mastellone. Los del campo, para mí, son los peones en negro que siguen con el culo arriba del tractor mientras que los patrones, testaferros (no me nombren a De Angeli si no quieren que vomite), empleados de poderosos o dirigentes de Federación Agraria devenidos pro-patronales (esclavo del significante: el mismo apellido que la mierda de Tucumán!!!) cortan las rutas desabasteciéndonos a todos y elevando los precios, atravesando las Hillux. Los chicos que "emplean" como banderilleros de los aviones fumigadores con glifosfato son del campo, no el payaso del intendente de Armstrong. No quiero saber nada ni de la gorda apocalíptica, ni del inundador, ni del narco de Bs.As, ni de Mauri, ni del divino de De Narvaéz ni de ningún panqueque que vió el filón y se pasó de bando.

Yo solita puedo ser opositora, sin enredarme en la mierda de mails mentirosos, exagerados y sacados de contexto iniciados por boludos útiles a los intereses de las clases altas y la ultraderecha, que no es su clase.


No cuenten conmigo para golpear las ollitas, ni para apagar la luz, ni para mandar msjes de texto al servicio de los que siempre nos cagaron. Que yo sepa, no he conocido a nadie dueño de multinacionales, o de verdadera clase alta, la que desde siempre digitó la vida de todos en este bendito país. Irse de vacaciones no es ser clase alta, aunque se vaya en avión. Yo no tengo los mismos intereses que Ernestina de Noble o Amalita Fortabat.
A los pelotudos que me mandaron el mail con el chiste del traslado de inodoros del congreso a la rosada, urgente fósforo para la memoria. ¿De verdad se pliegan a los que armaron el chistecito después de los 30.000 desaparecidos? ¿He cultivado la amistad o tengo en la familia algún allegado a la Pando? Por favor, pensemos adónde está el enemigo!!!

Espero que no lo tomen a mal. Reitero, se los mando porque los quiero, de no ser así, ni me hubiera gastado. Hablé de lo que yo pienso y siento, y por supuesto que admito que cualquiera piense distinto. Pero hagamos un pacto: no me mandan más cosas que me broten, y yo sigo como hasta ahora, sin jamás mandar nada de esta índole, excepto a aquellos con quiénes he compartido estas cuestiones desde siempre.


Y una última aclaración: no soy, no fuí ni seré peronista, porque no adhiero a sus principios. Pero si de algo estoy segura, es que en la actualidad no existe ningún proyecto político que represente mejor mis ideas que este. Lo digo con pesar, porque pensé que el PS iba a decir otras cosas en lo nacional, pero ya me está dando no sólo verguenza ajena sino herpes que Pecho se siga sacando fotos con la Carrió o con esa basura impresentable de Cobos. Además, en este caso, me jode que se mezcle todo, que no se pueda discernir lo que está bien y las muchas cosas que están mal, y además, NO TENGO DUDAS QUE SE ENSAÑAN PORQUE ES MUJER. ( Y no es -mal que les pese a muchos- parecida a ninguna de sus antecesoras).
Los quiero a todos.

Un beso. Mirta


P/D: aclaración: mandé a todo mi directorio, con copia oculta, como corresponde. Debe haber algunos que deben estar diciendo -"¿ y a ésta que le pasó, tiene dengue?" -que entre nos, no lo cría Cristina-; porque nunca me mandaron nada. Debí haber discriminado, pero lo omití. A lo mejor, ni siquiera fue un lapsus. Igual está bueno para un saludo y un cariño.


Nos vemos



19 de junio de 2009

Mortalidad infantil en Santa Fe

Es necesario que el Gobernador de Santa Fe esclarezca los datos anunciados de la mortalidad infantil en el territorio provincial.

Es bueno recordar el Binner había proclamado que había logrado disminuir la mortalidad infantil en su discurso de apertura de las sesiones legislativas que repite sin pudor el candidato a senador Rubén Giustiniani en todos los medios de comunicación.

Más allá de la mención de la disminución "en forma global", no mencionó que la comparación se hizo con respecto al año 2007 en el que hubo una epidemia nacional de enfermedades respiratorias que incluyeron coqueluche (tos convulsa), que incrementó la tasa de mortalidad en todo el territorio nacional para ese año. El gobernador tampoco mencionó que la tasa de mortalidad infantil en el año 2008 no descendió a los mismos valores de 2006.

Detrás de los númeors y las cifras de una tasa, hay niños que han muerte y hacer campaña con argumentos falsos, incompletos y alejados de la realidad es una verdadera estafa a los ciudadanos que apuestan a la credibilidad de los candidatos. Sería bueno que el señor gobernador hable además y en relación al tema, de la inquedidad entre el norte y el sur de la provincia (ampliando la imágen sobre la provincia de Santa Fe, se ven claramente la diferencia de colores, aun cuando las cifras son relacionadas al 2002, sirven de referencia para una asimetría que persiste) -comparación entre el departamento con la tasa más alta y el departamento con la tasa más baja- que por ejemplo en el año 2008 resultó San Javier (Norte) con una tasa de 20,52 por mil y Constitución (Sur) con 6,59 por mil, lo que equivale a una brecha de 3,12; mientras que en el bienio 2005/2006 la brecha fue de 1,9.

Esto quiere decir que un niño que nace en San Javier tiene más de 3 veces de posibilidades de morir si lo comparamos con un niño que nace en Constitución.

Sin embargo fue en el año 1998 -gobierno peronista- cuando se registraron los mayores porcentajes de descenso de la Tasa de Mortalidad Infantil en nuestra provincia. A su vez Santa Fe, Tierra del Fuego y La Pampa, fueron las tres jurisdicciones que lograron una reducción de más del 40%.

En la actualidad, si comparamos departamentos de similar realidad sociodemográfica, en el Departamento Rosario -donde el gobierno socialista atiende cerca del 50% de los partos- la tasa de mortalidad infantil en el 2008 fue de 11,46 por mil, mientras que en el Departamento La Capital fue de 9,20 por mil.

Hay que dejar de confundir a la gente. Este área no debe tener tintes políticos. Aquí esta en juego la vida de personas. Deben reducirse las brechas y continuar con las políticas de estado centrados en la programas de la OMS a la que adhirió la Nación, la Provincia y la Municipalidad de Rosario entre otras.

Giustiniani, con la mortalidad infantil no se hace campaña.

Nos vemos






Fuente: Polikratos - Silvina Frana


Binner contra Binner

El 4 de marzo de este año, el gobernador Binner ordenaba, al Fiscal de la Provincia, comenzar el proceso por una “reclamación administrativa” para que la Nación declare la plena coparticipación del impuesto a los débitos y créditos en cuentas corrientes bancarias -impuesto al cheque- y devuelva a la provincia los fondos retenidos “inconstitucionalmente”.

Lo que nunca se supo es que Hermes Binner, el mismo día que asumió en su cargo de Diputado Nacional, el 14 de diciembre de 2005, permitió, con su voto, el cobro, por parte del Gobierno de Kirchner del impuesto al cheque que, 4 años después, denunciaría como inconstitucional. Binner, fundamentaba su voto en el recinto diciendo que “sabemos que el impuesto al cheque es distorsivo y sabemos también que estamos hablando de 9.000 millones de dólares que no es fácil de reemplazar. Pero también creemos que sería un error no dar al gobierno esta posibilidad de construir un gasto que signifique mejorar la vida de los argentinos”. Es decir, como legislador nacional aprobó una ley que hoy cataloga contraria a la provincia que representaba entonces y hoy gobierna.

No sólo eso sino que adoptando la lógica discursiva kirchnerista, Binner se oponía al dictamen de mayoría que establecía un reintegro de los tributos por exportaciones y fundamentaba la decisión del bloque, que presidía, con palabras que luego usaría el matrimonio presidencial “este impuesto a las ganancias no significa exportar impuestos, sino gravar a uno de los sectores que han tenido un avance significativo en su rentabilidad para beneficiar a otros sectores”, decía el ex Diputado, y hoy Gobernador, en el final de 2005.

Es paradójico, pero en esa misma sesión, Elisa Carrió, alertaba sobre la inconstitucionalidad de la votación ya que “si se aprobara la prórroga de cualquiera de estos dos impuestos, al cheque y ganancia, con mayoría simple sería válida la prórroga del impuesto pero caerían automáticamente las asignaciones específicas, con lo cual todo se convertiría en masa coparticipable”. Carrió tenía razón pero al hoy Gobernador de Santa Fe no le importaba, como ahora, la inequidad de la distribución federal. El no era Gobernador.

Binner hoy: "Si alguien fue menemista, después antimenemista, luego kirchnerista y finalmente antikirchnerista, lo primero que hay que pensar es que va a hacer mañana"

Nos vemos


Fuente: Por Santa Fe

18 de junio de 2009

El desempleo en Santa Fe

(El modelo socialista y su responsabilidad en la desocupación)

Cuando el gobierno socialista asumió tuvo un fuerte discurso al darle a la Secretaría de Trabajo la jerarquía de ministerio, y a partir de ello promovió un conjunto de leyes que como peronistas acompañamos con gusto, pero que en la realidad resultaron ser solo un maquillaje.

Y fueron un maquillaje porque en la actualidad, la provincia de Santa Fe registra una de las tasas más elevadas de desempleo del país (11.9%) casi tres puntos más que el año pasado, y esto se debe a que en esencia, el socialismo está muy lejos de defender el empleo.

Una política que defiende el trabajo, sobre todo en épocas de crisis, tiene que ser una política con un fuerte impulso de la obra pública, cosa que no sucedió. Basta mirar los números del presupuesto 2008, donde se había previsto una inversión de $ 1.616 millones y solo se gastaron 963 millones, y si miramos el presupuesto del año 2009 de los 1.700 millones previstos, solo se gastaron al mes de mayo, cerca de 170 millones, apenas un 10%, con el agravante que prorrogaron los pagos a los contratistas en una franca declaración de restricción de pagos, cuyo único efecto es postegar las obras y asumir costos financieros que pagan los santafesinos con sus impuestos.

Una política de empleo verdadera y no un maquillaje, debería mostrar un fuerte apego a la fortaleza del sistema productivo, que es el único que genera trabajo genuino, cosa que este gobierno está muy lejos de concretar. En este sentido, hay tres datos que no son menores ante esta situación. Cabe observar que el presupuesto del Ministerio de la Producción de este año 2009 es inferior al del año pasado, y en segundo término, que el fondo anticíclico creado por el gobierno peronista no se utilizó para la defensa de las fuentes productivas, sobre todo las fuentes más afectadas por la sequía y finalmente, que el gobierno nacional subsidia gran parte del desempleo, por lo que de lo contrario, la tasa sería aún mayor.

Desde el año 2008 se observa que varios indicadores han comenzado a mostrar una muy baja creación de empleo y un crecimiento de los índices de desocupación. Los recientes resultados publicados por el INDEC sitúan a los dos aglomerados provinciales, Gran Santa Fe y Gran Rosario, como los de mayor tasa de desempleo del país. Pero este no es el único indicio de que el mercado laboral santafesino presenta signos de estancamiento. Por ejemplo, el Índice de Demanda Laboral del Gran Rosario, elaborado por el Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Di Tella, presenta una retracción a lo largo del 2008 del 6,4%, siguiendo en baja en lo que va del 2009. Toda esta situación se ve agravada en el sector de la construcción.

Es hora de asumir responsabilidades, de dejar de lado las declaraciones de campaña y tomar medidas contundentes para que el cambio en Santa Fe sea un “Bienestar verdadero para la gente” y no maquetas ni afiches.

Nos vemos


Fuente: mailbox Club de los Filómatas - Silvina Frana, Diputada Pcial. FpV-PJ

... y la hermenéutica.

Sigo con el tema del poder de los medios, después de haber leído a Vicente Muleiro como corolario de su ruptura con Clarín. El texto es otra reflexión de Enrique Düsell.

Hermenéutica en griego significa "interpretación". En política la interpretación del sentido de la acción de un político o una obra del mismo permite formarse una opinión sobre dicho actor. La opinión llega a concluir que es una acción justa, una institución necesaria, un personaje honesto, o lo contrario. Gracias a esa interpretación el ciudadano puede tomar sus decisiones de elegir o no a un candidato, de aprobar o desaprobar una acción política o la obra de un gobernante. En la tradición política dicho juicio interpretativo político se llamaba la "opinión pública".

A finales del siglo XVIII también en México surgieron gacetas, pequeños periódicos y diarios donde dicha "opinión pública" enfrentaba a las monarquías absolutas en nombre de la burguesía creciente, y gracias a ello se formuló el derecho a la "libertad de prensa". El movimiento obrero usó también de inmediato ese medio para luchar por sus justos intereses. Dicho derecho a la libertad expresaba un momento central de la naciente democracia burguesa que enfrentaba al Estado, que frecuentemente ejercitaba el poder de manera despótica. La "libertad de prensa" era una garantía de los derechos ciudadanos.

Hoy la situación se ha invertido. Estando los medios de comunicación (televisión, radio, prensa) en gran medida en manos de capitales privados o de trasnacionales de la comunicación, para las cuales el objetivo de los medios es el "divertimento" (el pan y circo para un pueblo romano en tiempos del imperio), y no la "educación", porque el contenido de la comunicación no es considerado un medio de cultura, sino una mercancía que se vende al mejor postor. En realidad, la gran televisión vende tiempo de programas en gran medida superficiales y fetichizados que son pagados como propaganda por los capitales en competencia para informar o formar la opinión de los compradores en el amplio mercado que abren dichos medios de comunicación. De manera que éstos han dejado de ser expresión de la "opinión pública" (y mucho menos política), para transformarse en formadores o conformadores de la "opinión pública", pero no como una comunidad política, sino como una pluralidad de compradores, es decir, mercado.

En otro tiempo el ciudadano enfrentaba al Estado gracias a la "libertad de prensa". Ahora la "libertad de los medios de comunicación" ataca a la "opinión pública" (como mercado) conformando sus juicios, sus interpretaciones, sus gustos a los productos del mercado de los capitales que pueden pagar la propaganda (en la que consisten los programas de televisión, radio, etcétera). ¿Y quién defiende ahora al ciudadano, a la comunidad, al pueblo? ¿Quién expresa la opinión de los ciudadanos?

Pero la situación empeora cuando los medios de comunicación comprenden que para mejorar su negocio necesitan ayuda de los gobiernos. Los medios se lanzan a la obtención del poder político como un medio para asegurar el monopolio (ante otros competidores como los medios alternativos, las universidades, etcétera) para aumentar sus ganancias. Así nace la mediocracia (el poder político de los medios), que en vez de enfrentar al Estado en nombre de los ciudadanos, enfrenta ahora a los ciudadanos (como mercado) con la complicidad del Estado (cuando el gobierno no representa a los ciudadanos, sino a las elites políticas en complicidad con el gran capital).

¿Qué pueden ofrecer los medios a los políticos corruptos? Pueden ofrecer, nada menos, la posibilidad de formar o conformar la "opinión pública" (que de política es tratada como mercado). La mercadotecnia que impone a la Coca-Cola sobre la Pepsi-Cola puede igualmente imponer un partido sobre otro, un candidato sobre otro, piensan ellos.

Como la política, en última instancia, es interpretación (hermenéutica) de los hechos, de las acciones, de las personas, de las instituciones políticas, es decir, son juicios de valor políticos, quien gana la interpretación de la realidad triunfa en política. Si se logra relacionar la imagen de un candidato, y es muy fácil y frecuente hacerlo, con otra imagen autoritaria, con un acto de corrupción, con lo demagógico, etcétera (simplemente colocando su imagen junto a otras imágenes, sin que sea necesario agregarle ninguna expresión verbal que habría que probar), al final receptor, televidente, público (mercado político) se forma por contigüidad, por semejanza o causalidad (diría D. Hume) un juicio de valor negativo sobre tal persona. Las imágenes culpabilizan sin necesidad de probar el juicio de valor subyacente. Así, los medios se transforman en mediocracia, porque constituyen el juicio de los ciudadanos sobre todos los eventos políticos.

Cuando la mediocracia es además monopólica en el proceso hermenéutico político, se transforma en un superpoder que controla a todos los poderes. Cuando el Estado le concede ese monopolio para garantizar que dicho superpoder se use para cumplir con fines de una elite en el poder no sólo se corrompe el Estado, sino que igualmente se pervierten los medios de comunicación. Lo peor es que el ciudadano ya no goza de los beneficios de la "libertad de prensa", tan justa y necesaria, sino que es usada en su contra.

Por ello nace ante nuestros ojos un nuevo derecho que hay que luchar por su reconocimiento. Lo denominaré "el derecho a la información veraz". Es decir, el ciudadano, la comunidad política, el pueblo, tiene derecho a ser "bien informado". Tiene derecho a tener diversas fuentes de información sin monopolios de algunas trasnacionales del negocio de la comunicación. Tiene derecho a tener medios de comunicación alternativos que se propongan la finalidad ética, honesta y justa de la comunicación: la educación del pueblo, con programas atractivos y de excelente nivel, con debates de altura, con intervención de las universidades en su programación (como las televisiones en Alemania, Francia e Inglaterra, donde los medios de comunicación son mayoritariamente públicos, donde la propaganda es mínima, donde la información de los partidos políticos es proporcional, en horas estelares y gratuita).

Entregar la tarea de la interpretación política a la mediocracia en manos de corporaciones, cuya finalidad es el lucro, es el suicidio político y cultural de un Estado, de un pueblo. ¡Los que por objetivos de corto plazo propagandístico entregan a la mediocracia el monopolio de la educación del pueblo y el manejo de la interpretación del acontecer político de un país, además de inmorales, son corruptos, y no podrán esperar que las generaciones futuras recuerden sus nombres honorablemente!

Nos vemos

17 de junio de 2009

Manifiesto de Los Filomatas

ANTE LA DIFAMACIÓN COMETIDA POR EL DIARIO CRÍTICA DE LA ARGENTINA, LOS MILITANTES BLOGUEROS RESPONDEMOS:

-Los Caniches de Perón forman parte de una amplia comunidad bloguera, militante, nacional y popular. El calificativo de “misterioso” aplicado a los Caniches resulta insidioso y malintencionado.

-Todos los blogs de la militancia asumen como un ataque a la totalidad la burda operación publicada por el mencionado diario en la edición del día martes 16 de junio.

-Solamente un pensamiento alejado de las convicciones democráticas, puede considerar “ultra” a la pasión política y la defensa de un proyecto de país. Ese pensamiento se revela con toda claridad en la nota de marras.

-Nuestra Patria ha sufrido repetidos ataques desde hace muchos meses, tanto por la mera agresión verbal como por la vía del hecho. Desde la Presidenta de todos los argentinos hasta notorios referentes de nuestro Movimiento, han sufrido ataques fascistas. Ambas modalidades de ataque han contado, cada vez, con la complicidad tácita o implícita del “relato” mediático y de sus políticos asociados. La violencia de ese discurso, su clara hostilidad destituyente, ha creado las condiciones para tales ataques. Y queremos ser claros en esto: los peronistas hemos sufrido históricamente la violencia organizada de los grupos poderosos que intentaron mantener sus privilegios en detrimento del bienestar del Pueblo. Resulta una ironía grosera que sean estos mismos grupos quienes hoy finjan ser las víctimas.

-Hemos llevado adelante la campaña electoral en paz. Creemos en nuestro Proyecto y defendemos su continuidad. Nada ni nadie, y menos aún una oscura operación mediática, logrará apartarnos de ese camino. En paz continuaremos difundiendo nuestras convicciones y en paz festejaremos el 28 por la noche el apoyo que nuestro pueblo dará al Proyecto Nacional que conducen Néstor y Cristina Kirchner. Y sepan los sectores que especulan con la providencial aparición de un nuevo “ataúd de Herminio”, que no seremos nosotros quienes lo enciendan.

-Los problemas en la democracia, se solucionan con más democracia. No parece entenderlo así el conglomerado opositor.

Nos vemos

Mediocracia

por Enrique Düssel

El "derecho a la libertad de prensa" de la burguesía ante el Estado tradicional (absoluto y mercantil) se ha pasado lentamente al otro extremo: al monopolio de la comunicación en manos de dicha burguesía, ahora trasnacional, globalizada, que ejerce un poder nunca antes visto sobre la opinión pública ciudadana, sobre todo de las masas antes no influenciables por la prensa escrita.

Es decir, contemplamos una mediocracia (el "poder" de los "medios de comunicación") que no sólo se sitúan sobre el Estado, sino también sobre la comunidad política misma. De los tres términos del espectro comunicativo (el Estado, la comunidad política y los medios de comunicación) estos últimos han sojuzgado a los otros dos, en nombre del "derecho a la libertad de prensa".

Entiéndase que la sociedad civil y las empresas privadas de la burguesía pueden tener un derecho a la libre expresión, pero dentro de los límites que debe estipular la Constitución y las leyes correspondientes, cumpliendo con las finalidades propias de los "medios de comunicación". En principio, dicha función ideal sería la educación de la comunidad política en su identidad cultural, en la conciencia de su historia, en el aprendizaje de novedades. El entretenimiento es permitido, pero no puede ser la función ética esencial de los medios de comunicación, que en realidad son la prolongación de la escuela, la universidad, como otra institución social de formación de un pueblo. Sabemos que esto ha sido completamente invertido, pero no por invertido hay que olvidar el sentido de las cosas.

Los "medios" son medios "de comunicación" de una generación dada a la nueva, de conocimientos útiles y morales para fortalecer a la comunidad política. De hecho se han transformado en algo así como el mercado que muestra las mercancías del capital ante potenciales compradores, mediando programas "atractivos" para ganar a la atención a la "publicidad" comercial. Es decir, se han transformado los medios en instrumento de la empresa capitalista, siendo ellos mismos una gran empresa que explota la comunicación, "adormeciendo" la conciencia ciudadana con respecto a los grandes problemas que los acucian cotidianamente.

En efecto, los medios de comunicación cautivan al espectador apresándolos con la imagen, el sonido, dando el sentido a la cotidianidad, sea política, cultural o económica. La mayoría de los espectadores se tornan impotentes de poder reaccionar ante la mediocracia, ante el monopolio de la comunicación en manos de grandes consorcios.

De un "derecho a la libertad de prensa" se ha pasado al "monopolio despótico del mensaje cifrado", discurso de dominación antidemocrático sin contrapartida, sin competidor posible. La comunidad política no puede ejercer su "derecho a una información veraz" (tercer polo de la comunicación, junto a los medios de comunicación y el Estado). La comunicación, un bien público esencial, ha sido secuestrada contra la ciudadanía, que como pasivo espectador es constituido en su subjetividad más íntima (en sus deseos, sus interpretaciones, su sentido de la existencia cotidiana) según la voluntad omnipotente de los medios.

Por ello es necesario que el Estado ejerza sus derechos de conceder o no, de concursar públicamente, o de penalizar cuando un medio no cumpla con la legalidad estatuida. Al otorgársele a un medio la posibilidad de comunicarse con la comunidad política no lo priva de cumplir sus obligaciones. Si, por ejemplo, participa activa y directamente en un "golpe de Estado" es evidente que el Estado puede en el momento del término de la concesión privarle de la posibilidad de dicho ejercicio. Es lo que ha acontecido en Venezuela. El enorme escándalo que los mismos medios de comunicación han organizado indica que temen en América Latina perder el ejercicio monopólico injusto que los estados irresponsables ante su propia población les habían concedido.

Los pueblos latinoamericanos, que comienzan a saber elegir a su gobernantes (como en Argentina, Uruguay, Brasil, Bolivia, Ecuador, Venezuela y Nicaragua), empiezan también a tomar conciencia que habrá que ordenar constitucional y legalmente a los medios de comunicación, que de un ejercicio mediocrático deberá en el futuro descubrir su sentido cultural y educativo al servicio del pueblo.

En este caso dicho pueblo podría ejercer el "derecho a la comunicación veraz" que los medios de comunicación en manos de los intereses privados del mercado globalizado no le permiten cumplir. El Estado debería igualmente reasumir su papel rector en la comunicación, que es también un bien público y del cual hay que garantizar la libertad democrática eliminando monopolios (o duopolios) mediocráticos.

La expresión de las masas populares por medios de comunicación comunitaria es igualmente un "derecho a la libertad de prensa" del pueblo (no sólo de los medios de comunicación al servicio del capital), de los ciudadanos, que debe protegerse y alentarse como esencia de la democracia.

Lo que acontece en Venezuela (por negar legalmente una concesión) y en México (en cuanto a la posibilidad de superar el duopolio existente) son buenas noticias.

Nos vemos

16 de junio de 2009

Santa Fe '09 - Nuevos sondeos

Tuvimos acceso a distintos trabajos de sondeos de opinión rumbo a las elecciones del 28J. Retamar & Asociados han encuestado en una primera etapa el interior de la provincia de Santa Fe que hemos publicado anteriormente y ahora, en la ciudad de Santa Fe. Por otra parte, Andrés Mautone & Asociados que ha medido la ciudad de Rosario exclusivamente.

CIUDAD DE ROSARIO - SENADORES
41,1 % - Giustiniani
19,2 % - Reutemann
6,8 % - Leoni
0,3 % - Otros
12,7 % - Blancos
19,4 % - Indecisos

CIUDAD DE SANTA FE - SENADORES
19,24 % - Giustiniani
41,88 % - Reutemann
5,21 % - Leoni
3,81 % - Otros
29,86 % - Indecisos

INTERIOR DE SANTA FE - SENADORES
22,43 % Giustiniani
39,15 % Reutemann
5,03 % - Leoni
30,4 % - Indecisos

PROMEDIOS - SENADORES
27,7 % - Giustiniani
33,4 % - Reutemann
5,68 % - Leoni
26,55 % - Indecisos

La pregunta que nos hacemos esta relacionada con la influencia de la presencia directa de Binner en la campaña. Alguien dijo por alli que es una verdadera candidatura testimonial la del gobernador. Ahora bien, en las elecciones a Senadores de 2003 el promedio provincial le dió a Giustiniani 30,34% es decir que comparado con los promedios de las encuestas 27,7% la influencia de Binner no es tanta.

Ahora, veamos cuanto ayuda la gestión de Lifchitz (intendente de Rosario) cuya gestión mide Muy Buena/Buena 32,4% y Regular/Mala/Muy Mala 66,2%. En Rosario o la zona sur en el mapa electoral obtuvo 21,54% de los votos en las elecciones de 2003, ahora (según Mautone) mide 41,4%. Aquí puede notarse la imagen del intendente rosarino y la constante prédica del gobernador, como lo dice La Capital.

En Santa Fe (ciudad) la performance de Giustiniani es mala, tanto como la gestión del Intendente Barletta con un 77,15 % de opiniones disconformes. La medición de Retamar arroja un 19,24% algo menos que lo obtuvo en toda la zona centro en las elecciones de 2003: 21,54%

Como se vuelcan los indecisos?. El promedio de las encuestas da que el 10,35% se vuelca a Giustiniani, el 11,33% a Reutemann y el 7,5% a Leoni.

Nos vemos