27 de marzo de 2010

Llamar las cosas por su nombre

La in­fla­ción ha rea­pa­re­ci­do y, con ella, el vie­jo dis­cur­so li­be­ral que pre­ten­de echar­le la cul­pa al gas­to pú­bli­co ex­ce­si­vo y a los sa­la­rios. En re­su­men, pa­ra el pen­sa­mien­to li­be­ral hay in­fla­ción por­que se con­su­me más. Aun­que un de­sa­rro­llis­ta, por ejem­plo, po­dría re­ba­tir ese diag­nós­ti­co en tér­mi­nos exac­ta­men­te opues­tos: hay in­fla­ción por­que se pro­du­ce me­nos de lo ne­ce­sa­rio ya que, en vez de au­men­tar la pro­duc­ción pa­ra sa­tis­fa­cer el cre­ci­mien­to de la de­man­da, los in­dus­tria­les ge­né­ti­ca­men­te ren­tis­tas lo úni­co que au­men­tan son los pre­cios. Así, la de­man­da no sa­tis­fe­cha ge­ne­ra es­ca­sez, y es esa es­ca­sez la que pro­vo­ca in­fla­ción.

Los in­te­re­ses del es­ta­blish­ment re­quie­ren que la cla­se obre­ra y la in­dus­tria es­tén ba­jo con­trol. Si al­go te­me el sec­tor más con­cen­tra­do del ca­pi­ta­lis­mo lo­cal es la re­pe­ro­ni­za­ción de la es­truc­tu­ra pro­duc­ti­va y por en­de del en­tra­ma­do so­cial, sin­di­ca­tos in­clui­dos. Y los Kirch­ner, con sus acier­tos y sus erro­res, re­pre­sen­tan pre­ci­sa­men­te eso: la po­si­bi­li­dad de en­ca­be­zar des­de el Es­ta­do un nue­vo pe­río­do de de­sa­rro­llo ba­sa­do en la in­dus­tria.

Sin em­bar­go, co­mo ya ocu­rrió con los tres pri­me­ros pe­ro­nis­mos, es­te pro­yec­to tie­ne su ta­lón de Aqui­les, por­que con el Es­ta­do so­lo no al­can­za, ha­ce fal­ta un em­pre­sa­ria­do in­dus­trial que ha­ga su­ya esa ban­de­ra. Por eso el pe­ro­nis­mo, con to­da su fuer­za cul­tu­ral, so­cial y elec­to­ral, no pu­do en más de se­sen­ta años tor­cer­le la ma­no al es­ta­blish­ment, co­mo sí lo hi­zo la bur­gue­sía in­dus­trial de Bra­sil con los la­ti­fun­dis­tas del nor­te del país. Por eso en Bra­sil la ren­ta in­dus­trial lo­gró, pri­me­ro, dis­ci­pli­nar y des­pués in­cluir a la ren­ta agra­ria en un mis­mo pro­yec­to de de­sa­rro­llo, con el au­xi­lio de la ren­ta fi­nan­cie­ra. El cam­po, en Bra­sil, hoy es una in­dus­tria más, y es ca­da vez más po­de­ro­sa. Ese es el cír­cu­lo vir­tuo­so, pe­ro en la Ar­gen­ti­na só­lo co­no­ce­mos la ver­sión vi­cio­sa del trián­gu­lo.

Es ho­ra, pues, de lla­mar a las co­sas por su nom­bre y pe­dir­le a ca­da sec­tor de la opo­si­ción que ha­ga pú­bli­co, ex­plí­ci­to, su pro­gra­ma eco­nó­mi­co, en­ten­dien­do que un pro­gra­ma no es una me­ra de­cla­ra­ción de prin­ci­pios. No. Pen­sa­mos en un pro­gra­ma que in­clu­ya los pla­nes de sa­lud, edu­ca­ción, vi­vien­da y obras pú­bli­cas, así co­mo sus res­pec­ti­vas fi­nan­cia­cio­nes ge­nui­nas; un plan de em­pleo jo­ven; un plan de apo­yo a las ex­por­ta­cio­nes in­dus­tria­les de ma­yor va­lor agre­ga­do; una po­lí­ti­ca de in­te­gra­ción con­ti­nen­tal es­pe­cí­fi­ca; un plan de de­fen­sa y de pro­duc­ción pa­ra la de­fen­sa; una de­fi­ni­ción so­bre el mer­ca­do in­ter­no; otra so­bre el mo­do de ne­go­ciar la deu­da ex­ter­na, ya sea can­ce­lán­do­la pro­gre­si­va­men­te has­ta ex­tin­guir­la o re­fi­nan­cián­do­la con nue­va deu­da. Y la ra­ti­fi­ca­ción de los au­men­tos pe­rió­di­cos a los ju­bi­la­dos. En fin, un pro­gra­ma eco­nó­mi­co se­rio, no una mo­vi­da mar­que­ti­ne­ra al am­pa­ro de los me­dios adic­tos.

Si los que pen­sa­mos así es­ta­mos equi­vo­ca­dos, en­ton­ces es una bue­na opor­tu­ni­dad pa­ra que la opo­si­ción nos des­mien­ta pú­bli­ca­men­te con la pre­sen­ta­ción de un só­li­do plan eco­nó­mi­co en el que se re­nie­gue del ajus­te. Se­ría real­men­te bien­ve­ni­do, aun­que nos ha­ga que­dar mal. Lo es­ta­mos es­pe­ran­do.

Pen­sa­mos tam­bién que, a pe­sar de sus di­fe­ren­cias, los dis­tin­tos sec­to­res de la opo­si­ción tie­nen al­go en co­mún, y es su de­ci­sión de apo­yar un plan de ajus­te, tal co­mo lo ade­lan­tó Do­min­go Ca­va­llo en un re­cien­te re­por­ta­je del dia­rio La Na­ción.

Nos vemos,


Con textos de Norberto Colominas

3 comentarios:

Chabon Piola dijo...

Muy buen comentario , me gusta el estilo y con su permiso lo posteo en mi blog.
Un abrazo peronista

Anónimo dijo...

Pues entonces, el nombre es: anonimo ! Pues..., estoy convencido, que en Argetina, SE DEBEN leer, escuchar y considerar las ideas y no catalogarlas en funcion del nombre de quien las dice !Pues !
Siguiendo: lo que acabo de leer...,es LA BASE, para el lanzamiento de lo que deberia haber sido Argentina, desde los años 60..., por lo menos ! Ruego...! Pido! Deberia exigir, que esa base, sea mandada en sucesivas (millones de) cartas, a todas las autoridades del Pais, hasta que sean puestas en practica ! Es lo que estoy tentando hacer entender a peronistas y no...; que el tren se está yendo; y que los tontos, se estan peleando inutilmente en el anden...! Y el tren, parte !
Y que el iniciar el cambio de filosofia, no tiene que ver con la vision de peronismo y no...!
Y que..., lamentablemente, los k, no tienen esta vision !
Ergo..., no hay que sacarlos; los argentinos de buena voluntad, que piensan como lo que acabo de leer, DEBEN asumir la responsabilidad de hacerlo entender a los k y a todos ! Ardua tarea ! Pero..., imprescindible ! O NO ?

Liliana dijo...

Es muy bueno que publiquen cosas de Norberto Colominas, tan procupado siempre por la situación económica, derechos humanos, etc. Pero también sería bueno recordarle, que su hija Ana Victoria Colominas -37 años, padece de parálisis cerebral y diabetes- también tiene derechos de los que él no se ocupa. No aporta una moneda, hace años que no la ve ni preguna por ella.
Liliana Costanzo