1 de abril de 2017

Sueldos docentes y la polémica claúsula de Bullrich

Mientras el Gobierno busca reducir el conflicto docente a la provincia de Buenos Aires y los gremios insisten en el reclamo de una paritaria nacional que el ministro Esteban Bullrich se niega a convocar, de un lado y otro se sostiene tanto que los sueldos no alcanzan para cubrir la canasta básica, como que rondan los $ 26.000.

Veremos cómo se compone el salario docente en varios distritos y cómo se ve afectado por el impuesto a las Ganancias en los casos en los que supere los $ 18.800 de bolsillo para los solteros y los $ 25.000 para los casados con dos hijos.

Lo primero que se destaca es que aquello de "igual remuneración por igual trabajo" no se verifica en el territorio nacional. La diferencia entre el salario más bajo ($ 9.672) y el más alto, el de Tierra del Fuego ($ 22.018), es del 128% para el salario de referencia (es decir el sueldo de bolsillo de un maestro de grado sin antigüedad por un cargo de jornada simple sin sumarle asignaciones familiares).

La primera distinción radica en la porción que paga cada provincia y la Nación. Para todos los docentes, la Nación paga actualmente $ 1.210 por el Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid) por cargo. Para dos cargos, el monto asciende al doble. Además, en aquellas provincias en las que los recursos propios no alcanzan para llegar a salario mínimo docente, la Nación hace un aporte de casi $ 1.000 por docente y por cargo del Fondo Compensador de desigualdades salariales.

Las provincias en esta situación son Misiones, La Rioja, San Juan, Jujuy, Corrientes y Formosa. Allí, el 12,5% del salario de referencia depende del aporte de la Nación. Y este es el punto por el cual los gremios docentes insisten en la relevancia de la paritaria nacional. En estas provincias, si no suben los aportes nacionales, los aumentos que den las provincias van a compensar la baja en la "porción nacional" del salario.

Es que el Fondo Compensador que el año pasado ascendió a $ 480 millones, por decisión de Rogelio Frigerio, se redujo 25% para 2017 con el objetivo de repetir la reducción los próximos años y que, al final del mandato de Macri, los salarios docentes sean pagados íntegramente por cada uno de los distritos.

En promedio, los salarios básicos de los docentes rondan los $ 4.500. Y son el principal ítem remunerativo del salario. Con variaciones entre distritos, el 40% de los salarios se compone de conceptos no remunerativos. De esta forma, el 40% de los salarios no realiza aportes jubilatorios y por eso, para las provincias es más económico ofrecer bonificaciones no remunerativas que aceptar un aumento equivalente para el salario de bolsillo mediante subas en el básico. De esta forma, se ahorran los aportes jubilatorios.

Por mencionar algunos de los principales distritos a lo largo y ancho del país, en la provincia de Buenos Aires, el salario de referencia es de $ 9.800, producto de un salario básico de $ 4.432, más bonificaciones de 2008, 2014 y garantía 2007, el Fonid y el material didáctico. Para un docente con dos cargos sin antigüedad, quedaría en el doble, pero al ser alcanzado por Ganancias queda en $ 17.160 en caso de que el docente sea soltero sin hijos a cargo.

A su vez, en la provincia de Santa Fe, el salario de referencia es de $ 12.052 de bolsillo. Este monto incluye el básico de $ 3.101, el complemento al básico, útiles, el Fonid y la aplicación de deducciones, pero no incluye asignaciones familiares. De sumarle 15 años de antigüedad, el sueldo para el maestro de grado asciende a $ 13.698 de bolsillo.

En la Ciudad de Buenos Aires, el caso es similar. El salario de referencia es de $ 11.372 por un cargo simple sin antigüedad. Con 15 años de antigüedad, asciende a $ 13.558 sin contar asignaciones familiares. Pero, como señaló la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, el 70% de los docentes porteños tiene dos cargos: suponiendo que se trate de dos cargos sin antigüedad en ambos, el sueldo se duplica, pero por quedar alcanzados por $ 1.666 de impuesto a las ganancias, el salario de bolsillo queda en $ 24.334.

En Santa Cruz, como en el resto de la Patagonia, los docentes cobran un adicional por zona equivalente. En esta provincia, equivale al 100% del básico que, desde este marzo se ubica en $ 6.521. Por ende, un docente que recién comienza recibe un salario de bolsillo de $ 16.996 por cargo simple, $ 20.129 si cuenta con 15 años de antigüedad y $ 26.400 si no tiene antigüedad pero tiene dos cargos (ya deducidos $ 2.710 de impuesto a las ganancias).

Por su parte, en el norte argentino los sueldos por un cargo son muy disímiles. Para un cargo inicial el salario de bolsillo, por ejemplo, varía de los $ 15.771 en Salta (donde algunos gremios aceptaron el aumento, pero no lo gremios nacionales) a los $ 9.672 en su Formosa limítrofe. Allí por una jornada doble, un docente con 15 años de antigüedad cobra $ 18.658 de bolsillo sin asignaciones familiares.

Para entender un poco mejor el impacto de la antigüedad sobre el salario docente, es necesario saber que la carrera docente se empieza con un 15% de antigüedad sobre el básico y que va subiendo escalonadamente hasta la antigüedad máxima que es el 120% del básico. De esta forma, un docente de grado con dos cargos a punto de jubilarse cobra en el promedio nacional $28.000.

La polémica cláusula de Bullrich

En el 2016, cuando el ministro de Educación convocó a la paritaria nacional, él y los gremios firmaron un acuerdo salarial que fijaba el mínimo nacional para el salario de referencia y, además una cláusula complementaria que es la que Bullrich esgrime para sostener que no tiene que llamar a negociación paritaria a nivel nacional.

Este artículo complementario sostiene que "en el caso de que el Salario Mínimo, Vital y Móvil superara el salario mínimo docente, o sea el piso establecido en la paritaria de ese año, se realizará un aumento automático del 20 por ciento sobre el Mínimo, Vital y Móvil", pero en ninguna parte del texto dice que la actualización es automática cada vez que se modifique el salario mínimo, vital y móvil ni que esta cláusula complementaria replaza paritarias nacionales futuras.

En este momento, el salario mínimo, vital y móvil se ubica en $ 8.060 y el mínimo docente en $ 9.672, exactamente el 20% más. Pero si el salario mínimo, vital y móvil aumentara 10% y quedara en $ 8.866, el salario mínimo docente no se movería porque seguiría siendo más alto.

De esta forma, si el salario mínimo, vital y móvil creciera 19% a lo largo de este año, en línea con el tope sugerido por Macri, no habría aumento del mínimo salarial nacional, que rige para las seis provincias que dependen del Fondo Compensatorio y se potenciarían las diferencias salariales entre provincias.


Leído aqui

1 comentario:

Gonzalo Diaz dijo...

El Ministerio de educación publicó un informe, utiliza como referencia salario bruto de maestro de grado con 10 años de antigüedad. Allí se dice que a diciembre de 2016 el salario bruto más alto es el de Santa Cruz (23349.65), mientras que el Tierra del fuego está segundo (21771.97) y el de Buenos Aires está bastante más abajo en el ranking (13258.22), siendo el más bajo el de Santiago del Estero (9470.63).
En cuanto a la polémica clausula, expresamente dice que es "sin perjuicio de lo que se acuerde en la paritaria salarial docente", es decir la paritaria igualmente debe realizarse.
No he podido leer el "convenio marco" por el art. 10 de la ley de financiamiento (no lo encuentro por ningún lado, no aparece listado en el Ministerio de trabajo, mientras que creo que debería estar). Allí tiene que haber según el decreto que reglamenta la ley un punto donde se establece el período de vigencia del convenio (tengo entendido que venció el 28 de febrero, pero al no disponer del convenio no lo he podido comprobar).