16 de octubre de 2016

Senadores de Santa Fe, el discreto encanto de la chequera

La constitución provincial de Santa Fe dice que senadores y diputados pueden otorgar subsidios; en rigor, el artículo 55 en su inciso 22 expresa lacónicamente: «conceder subsidios» (como atribución del poder legislativo). La cuantificación de esas atribuciones para el ejercicio 2017 es asi: los senadores tienen $ 653.509 por mes y los diputados $ 202.500 por mes. Hay diferencias, no solo en los montos, sino en el espacio geopolítico donde se mueven; los senadores en cada departamento y los diputados, en toda la provincia.

Aquí hablamos de otra cosa. Hablamos del invento de Bonfatti (cuando era gobernador) llamado Fondo de Fortalecimiento Institucional y que consistió en una suma absolutamente discrecional para que cada senador reparta entre instituciones. Para entender como, cuando y porque, hay que analizar que función de los senadores de nuestra provincia desde la perspectiva política, no desde la labor legislativa.

Constitucionalmente se elige un senador por departamento, lo que los convierte en el “gestor directo” de las necesidades de su departamento. Recuerdo que durante los gobiernos de Reutemann (1999-2003) y Obeid (2003-2007) los senadores provinciales llevaban al Ejecutivo las necesidades de infraestructura de sus departamentos para ser presupuestados. Pero también, hay que decirlo, era una cuestión de premios y castigos del senador para con los intendentes y presidente de comunas. No tenían otro premio los senadores, más que la longevidad parlamentaria logrado con el respaldo de una falla constitucional: reelección indefinida.

Desde el 2007, la cosa no es así (el poder territorial), aún a costa de no tener mayoría en ésta cámara, Binner sufre el poder en el retardo de leyes importantes para su gobierno. Por eso Bonfatti, sobre la experiencia anterior, decide implementar este fondo y que constituye en la práctica, un discrecional manejo de fondos públicos por parte de los senadores. Es decir, a cambio de esos fondos -que aseguran éxitos legislativos en leyes fundamentales- los senadores no opinan ni llevan inquietudes estructurales para la confección del presupuesto. «Para  algo están los nodos» dijo alguien. Los senadores tranquilos, como una especie de semidioses, reparten a troche y moche.

Como siempre hay una explicación para todo lo que es inexplicable para el común de los mortales, Bonfatti salió a defender su invento basado en la fisura constitucional “llevaran soluciones rápidas a entes gubernamentales y sociales que la burocracia estatal demorara más de la cuenta (...) cuando recorro la provincia, veo que hace falta reparar algo en una escuela o como me ocurrió hace poco, veo un teatro en problemas porque el viento le voló las chapas y hay que repararlo urgente. El gobierno provincial no dispone de la inmediatez para decir: ‘Manden 60.000 pesos para repararlo’, tenemos que hacer un expediente y eso demora meses (...) como los senadores conocen la realidad de los departamentos, sean oficialistas o de la oposición, en la medida en que se plantean necesidades, este fondo nos va a permitir dar respuestas inmediatas”…”

Desde que se implementó el FFI esto es lo que le toca a cada Senador en el reparto.

2013 → $ 14.185.000 = a $ 746.580 cada uno/año → $ 62.215 por mes
2014 → $ 63.076.000 = a $ 3.319.790 cada uno/año → $ 276.649 por mes
2015 → $ 88.045.000 = a $ 4.633.950 cada uno/año → $ 386.162 por mes
2016 → $ 110.297.000 = a $ 5.805.105 cada uno/año → $ 485.759 por mes
2017 → $ 149.000.000 = a $ 7.840.000 cada uno/año → $ 653.509 por mes

Mucho se habla por estos días de la poca transparencia en el manejo (tanto la entrega, como la rendición, click en el link de más abajo para verlo) de estos fondos; cuando uno no tiene para repartir hace lo que puede, es decir, uno no se puede preguntar si es justo o injusto; pero cuando uno tiene para repartir, puede caer en actos de injusticia. Y digo esto, porque el amor de cada senador por su lugar de nacimiento no lo pierde, tan así es que en el caso del senador de mi departamento (General Obligado) sobre 117 subsidios otorgados de Enero a Mayo de este año, más de 40 fueron a parar a instituciones de su ciudad natal. Nada. Un detalle.

Aqui el listado, eso si, le faltan los montos



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se aceptan comentarios anónimos. Gracias por participar