29 de septiembre de 2016

Que hacemos con la policía de la provincia de Santa Fe

Hoy estuvo la Ministro de Seguridad de la Nación en Santa Fe anunciando la llegada de efectivos de Gendarmería a 11 ciudades de la provincia. Los federales ya están en Rosario, Santa Fe, Santo Tomé, Venado Tuerto, Reconquista, Rafaela, Arroyo seco, Villa Gobernador Gálvez, Funes, Villa Constitución y en San Lorenzo.

Escuchaba días atrás un reportaje al intenedente de Funes. El tema era la euforia que provocaba la llegada de una treintena de efectivos de gendarmería a esa ciudad. Sensaciones de alivio también.

Esta bien que lo sienta la gente común, pero ¿los funcionarios? Seguramente porque no saben que más hacer para dar seguridad. ¿Y los que integran la fuerza policial? Me imagino que deben sentir lo mismo que los que son exonerados de la fuerza y pasan a formar parte de la importante masa de desocupados. Con el agravante que los que se van, se van con datos, relaciones, pasan a formar parte de empresas de seguridad entre otras alternativas.

Y los que se van por vinculaciones probadas con el narcotráfico? Ese, es otro tema que no quiero analizar, al menos, en principio, aún cuando la Ministro Bulrich dice “Para nosotros, Santa Fe es la primera señal del compromiso que firmamos para erradicar el narcotráfico del país.”

Dice el amigo Luis Acuña, ex-diputado provincial en su cuenta de twitter. La llegada de Gendarmes y Carabineros es el fracaso de la política pública de seguridad del gobierno no de la policía provincial. Que no te hagan creer que el problema sólo es la mala policía. Las que son malas o ineficientes son las políticas públicas de seguridad. La policía tiene una conducción y es esa conducción es la que ha fracasado. Más Gendarmes. Carabineros . Más Policía. Probablemente el Delito disminuya pero atacamos las consecuencias no las verdaderas causas.

Lo del tema de carabineros, lo cuenta en su blog el payaso barricada en detalle, pero refiere a los viajes de instrucción o misión institucional como dicen los decretos.

Sin dudas desde que asumieron el control de la provincia los socialistas reformaron la policía. Es cierto. Ingresaron más mujeres y aumentaron también los cargos administrativos. Una cuestión de genero y de sentido común. Binner recibió de Obeid una policía constituida por 16.250 agentes de seguridad más 3.133 agentes del servicio penitenciario provincial, le entregó a Bonfatti en 2011 con 19.321 agentes de seguridad, 3.349 del servicio penitenciario y 292 del cuerpo de seguridad vial. Lihschitz recibe la policía con 22.482 agentes de seguridad, 4.380 del servcio penitenciario y 246 de seguridad vial.

Entre Binner y Lifschitz, 38% de agentes de seguridad.

Por último, en mi facebook dije sobre la imagen que ilustra el post que Corral (Intendente de Santa Fe) es el delegado del gobierno de Macri en la provincia porque más que compromiso del gobierno nacional con el drama de los narcos y la inseguridad, como dice Pirucho Acuña, veo más una operación política para fortalecer a Corral que para que haya seguridad de verdad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se aceptan comentarios anónimos. Gracias por participar