20 de abril de 2016

Se viene la Superliga Argentina de Fútbol



Previo a esto es necesario recalcar la importancia que tiene el operador de Macri en el fútbol profesional: Angelici, el tano. Apretando en la AFA, para liquidar ya el contrato de fútbol para todos y licitarlo entre poderosos, como Turner, Al-Jaseera, Clarin, Fox y alguno más; todo esto con el fin supremo de conseguir más fondos pero, corriendo el riesgo para los miles de aficionados de tener que pagar un plus para ver los partidos de fútbol. Aún cuando desde FPT, Fernando Marín se encargue de decir que más allá de la nueva licitación, se garantizará que siga siendo gratuito hasta el 2019.

El plus se dará -si todo sigue así, porque con los sponsor por publicidad no alcanza para pagar el cache de los equipos- y además porque más del 90% de los televidentes futboleros ven por canales de cable; hoy, que es el otro escenario y con otra demanda en este aspecto, uno quiere ver su equipo de fútbol, desde los más taquilleros, hasta lo que no lo son tanto. El 1º de marzo la asamblea de AFA aprobó la distribución de los derechos de televisación a los clubes; excepto River y Boca que cobran por mes $ 6.663.874 cada uno; Independiente, Rácing, San Lorenzo y Vélez $ 5.081.103 por mes cada uno y el resto de los 24 $ 3.785.967 mensuales.

Un dato, Argentina es el país de latinoamericano con mayor penetración de la televisión paga, donde más de 11 millones de hogares cuentan con este servicio. De acuerdo al informe de BB-New Media Book, la TV paga tiene una penetración del 85% en Argentina, pese a que el costo del servicio es el tercero más caro de America Latina. El valor promedio del abono básico de la televisión paga en ésta parte del continente se aproxima a los 24 dólares.

Volviendo al tema, la penosa transición hasta la elección del presidente de la AFA, el empuje de Macri para deshacerse de fútbol para todos, la necesidad que tienen todos los clubes de mayores recursos, la pretensión que los clubes se transformen en sociedades anónimas, la lucha entre los clubes de primera más taquilleros y los clubes del ascenso, es un combo tan explosivo que está apurando la creación de la superliga de fútbol de Argentina.

En una reunión realizada 19/04/2016, en un restaurante de Belgrano, los principales clubes del fútbol argentino (los cinco grandes y varios de los considerados de "elite"), acordaron crear la SuperLiga Argentina, una entidad que se escinda de la AFA. Este formato, que busca separar al torneo de Primera División -y seguramente el Nacional B- por un lado, y el resto de los torneos y las selecciones argentinas por el otro, ya cuenta con el aval del gobierno nacional.

En las principales ligas de Europa existe este sistema. Por ejemplo, la Real Federación de Fútbol de España tiene el control de la selección y de algunas divisiones del ascenso, mientras que la Liga de fútbol Profesional tiene el manejo del torneo más importante. En Inglaterra, la FA controla una parte del fútbol inglés, mientras que la Premier League, maneja el torneo más importante. Algo similar a lo que ocurre en Italia y Francia. La idea de la Súper Liga permitió que se vuelvan a reunir los cinco grandes sobre un mismo trabajo. En primer lugar, se busca el consenso con las autoridades de AFA para su creación. Pero si la vía de la negociación no prospera, los clubes están dispuestos a la separación, aunque tengan que llegar a una disputa legal (tal como sucedió en Italia).

El periodista Fernando Czyz plantea en su artículo de Cancha Llena, que se busca copiar el formato de la Primier League inglesa; La Premier League opera como una empresa y es propiedad de los 20 clubes que la conforman. Cada club es un accionista, y por lo tanto cada uno tiene un voto en cuestiones relacionadas con cambios en el reglamento así como en los contratos. Los clubes eligen a un presidente, a un director y a una junta directiva que en conjunto se dedican a supervisar las operaciones diarias de la liga.

El crecimiento de la candidatura de Claudio 'Chiqui' Tapia, con amplio consenso del ascenso y del fútbol del interior, hizo que los clubes grandes observaran en él un potencial adversario a la hora de buscar nuevos ingresos. Es por eso que se cobró fuerza esta idea, que además de captar el interés de los grandes, obtuvo el visto bueno entre muchos equipos de la elite del fútbol argentino.

 En el fondo, lo que provoca todo esto, es la decisión del gobierno nacional que quien se quede con el negocio del fútbol sea Turner y empuja para lograrlo. Angelici, como en el ajedrés, es un peón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se aceptan comentarios anónimos. Gracias por participar