27 de abril de 2016

Más déficit, altas tasas y cambios políticos

Llegarían radicales al gabinete de Macri. Desplazarían a Marcos Peña. Sanz al gabinete. El déficit fiscal es del 8,8% del PBI, herencia pesada, y problemas crecientes. Internas en economía, presiones para que baje la tasa esta semana. Se informó el viernes el resultado fiscal de marzo, para los tres primeros meses del año, los ingresos crecieron el 35%, y los gastos el 32% anual, pero con estos números no alcanza, el déficit es muy elevado.

El déficit primario, ingresos menos egresos neto de intereses, y aportes extraordinarios, ascendió a un déficit de $ 49.645 millones. En concepto de intereses se pagaron $ 30.153 millones, y los aportes extraordinarios de la Anses y el BCRA fueron de $ 45.232 millones. ¿Esto es mucho o poco? Lo anualizamos en dólares para que se vea más correcto. En los últimos 12 meses, el déficit primario es de U$S 18.037 millones, el pago de intereses se ubica en los U$S 9.039 millones, si no hubiera aportes extraordinarios de la Anses y el BCRA, el déficit global sería de U$S 39.590 millones, y representaría el 8,8% del PBI.

Un espanto para el gobierno y para el país que sufre el ajuste. Nadie decía que esto sería fácil, se le pagó a los bonistas en litigio, y pensában que se aclaraba el cielo de nubarrones, sin embargo, allí siguen instalados. Hay que bajar el déficit, no financiarlo. Es la única forma de poder bajar impuestos y apostar a mayor inversión.

Ingresaran muchos dólares a corto plazo. El remanente de los fondos tomados en el exterior asciende a U$S 4.200 millones (de un total de U$S 16.5000 se pagaron U$S 9.300 millones en sentencias y U$S 3.000 millones en intereses atrasados). A esto habría que sumarle unos U$S 4.500 millones que saldrían a colocar las provincias, y unos U$S 3.000 millones que colocarían las empresas privadas, aunque creemos que puede ser una cifra mucho mayor.

Con esa cantidad de dinero, más la cosecha, el tipo de cambio estaría a la baja. Y ese, es un tema serio que tiene el gobierno por delante. Si bien le está permitiendo a los importadores comprar todos los dólares que desean, la demanda no se hace sentir en el mercado, creo que vamos a una baja de tasas esta misma semana, para descomprimir la baja del dolar.

La tasa implícita en el mercado del Rofex descendió al 24% anual, cuando una semana atrás estaba en el 28% anual. Me parece que es inminente una baja de tasas, con un tipo de cambio en equilibro estamos ofreciendo al mundo tasas en dólares del 38% anual, una verdadera locura. Aún cuando el presidente del Banco Central se empeña en decir que no es momento de bajar las tasas porque pretende domar la inflación por esa vía, que no es otra cosa que la rescesión. El spread en favor de los bancos es enorme, ya que las LEBAC pagan el 38% y ellos pagan por plazo fijo a 35 días, el 29%

La consecuencia de esta política, ya lo dijimos, es un endeudamiento del Banco Central muy elevado, al día 20 de abril el endeudamiento asciende a $ 500.000 millones, hay que comenzar a bajar la tasa de interés que está en el 38% anual, y alargar los plazos de colocación, ya que se ubican en 50 días. No es un horizonte que posibilite colocar bonos a más plazo.  Recordemos que a fin de mes vencen más de U$S 2.000 millones en el mercado de futuro, y se viene otra emisión del BCRA. Esto ocurrirá este viernes.

Se confirmaría la venta de acciones de la Anses, aunque desde el gobierno tratan de desmentirlo. También se está estudiando a fondo el blanqueo. Sin estas dos noticias en la calle, el mercado habría caído mucho más. En ANSES no hay un número preciso de las sentencias, pero la Anses tiene invertido en acciones unos U$S 4.500 millones, es el 1% del PBI, una venta de ese tipo tiene que estar acordada, de lo contrario derrumbaría el mercado. Si inyecta ese dinero en la calle, la economía se vería mucho mejor que ahora.

El gobierno nacional esta lento de reflejos. Sobretodo en ésta crisis que por más que trate de diferenciarse del anterior gobierno, está lento en las respuestas que tiene que dar. Es la peor crisis que hemos visto en la última década. El presidente vino a Santa Fe el fin de semana, ojalá tomen conciencia de lo que está sucediendo, hay familias que perdieron todo el capital, y hay que buscar soluciones hídricas, productivas y sociales. Santa Fe quedo descapitalizada por esta inundación. El gobierno nacional debería proceder a cuantificar las deudas con nuestra provincia, para que nuestro gobernador, rápidamente pueda emitir un bono e inyectar fondos para la reconstrucción de canales, rutas y capital productivo a regiones que hoy no tienen como sobrevivir. No hay que pedir dinero, hay que cuantificar deudas que tenemos con la Nación, fijar actualización y fecha de pago, esto serviría de garantía de un bono que se cancelaría en igual momento que el gobierno nacional nos paga la deuda. Sería calzar la deuda del gobierno nacional, con la amortización del bono, y traer el flujo de fondos para adelante. Si aparte de esto, nos envían dinero, mejor. 

Por esto plenteamos que le faltan reflejos al gobierno. Por eso se habla de un cambio en el gabinete. Se está evaluando que Marcos Peña pase a la secretaria general, y Ernesto Sanz llegue a la jefatura de gabinete. El gobierno ganaría en más política, menos CEOS, y más sensibilidad social. Entre Sanz y Cario, hicieron una jugada de pinzas que va ganando poder día a día, ojalá el cambio sea una solución. Yo digo que el radicalismo está jugando fuerte, y se viene una interna brutal entre el PRO y los radicales, hasta ahora el presidente apuesta por fortalecer la alianza. Para el gobierno es central ganar las legislativas de 2017, por eso avanza por este camino.

Resumiendo, podemos ver nuevas subas en el precio de la soja. La prima climática sigue pesando por los sucesos en Argentina y Brasil. El gran tema de la semana es la tasa de interés, podríamos estar en las puertas de la primera baja de tasas, quedará expuesto a pleno la interna entre el Ministerio de Hacienda y el Banco central, Alfonso Prat Gay quiere bajar la tasa, y Federico Sturzenegger que desea dejarla igual. El dólar podría retroceder por la mayor oferta de la cosecha, e ingreso de dólares financieros. Los bonos muy cerca de un techo, y la bolsa próxima a realizar una toma de ganancias.

En mayo llegan muchos acuerdos paritarios, en especial empleados de comercio que es el gremio más grande de la Argentina. Creo que será un día del trabajador con pocos pesos en el bolsillo para comprar el tradicional asado del 1 de mayo, pero con el cobro de paritarias, el mostrador se debería mover mucho más en los meses que vienen. Se comienzan a notar despidos, será un 1 de mayo un poco triste. El 29/04 las centrales sindicales harán sentir sus voces, Sergio Massa, en su cuenta de twitter ha dicho «Ojala que la marcha del viernes sea un éxito, y que la voz de las cinco centrales obreras juntas, en paz y con respeto, sea escuchada y que los trabajadores puedan señalarle al gobierno que inflación, empleo, ganancias y jubilaciones, deben ser resueltas de manera urgente.»



 
Con textos de Salvador Di Stefano

No hay comentarios: