26 de noviembre de 2012

Por las rutas de Santa Fe

A propósito del accidente en Rosario que asombró a todos por la cantidad de personas que venían en el vehículo, leemos acá, que según un informe preliminar elaborado por la Dirección Provincial del Observatorio Vial de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) durante el año 2011 el 59,1% de las colisiones entre vehículos se produjeron en rutas, correspondiendo el 66,5% a rutas y autopistas nacionales y el 33,5% restante a las provinciales. Asimismo, se concluyó que las colisiones frontales son más frecuentes en rutas, mientras que las colisiones laterales ocurren más frecuentemente en calles de sectores urbanos.

Recientemente, la APSV ha remitido un informe con recomendaciones a los organismos de control correspondientes y a las empresas concesionarias de rutas y autopistas.

Esta súper-estructura provincial ha llevado a un lector de un matutino nacional a decir: “Para todos estos diagnósticos la Provincia de Santa Fe tiene la Agencia Provincial de Seguridad Via y cuenta con la Dirección Provincial de Formación y Divulgación Vial, la Dirección Provincial de Gestión de Sistemas Técnicos y Administrativos, la Dirección Provincial de Innovación y Coordinación en Seguridad Vial, la Dirección Provincial de Seguridad Vial y la Dirección Provincial del Observatorio Vial. Todos estos organismos, sólo sirven para asignarles cargos a  una chapa (léase un sueldazo), a los amigos del poder. Pero en seguridad vial nos va muy mal” (Clarín, martes 3 de enero de 2012, página 24).

Hay que prestar atención también en la desastrosa gestión de gobierno que se está llevando adelante con relación a la Dirección Provincial de Vialidad. El estado de la red pavimentada a mayo de 2012 solamente es buena el 22%, regular el 35% y malo el 43%. Analizando las ejecuciones presupuestarias muestran palmariamente la desinversión en materia de infraestructura vial, con marcada desaceleración a partir del año 2008; de los ejercicios 2004-2007 la participación de vialidad provincial en la ejecución global presupuestaria alcanzó al 4,41% mientras que desde el año 2008 al 2011 la participación fue tan solo del 1,92%, tendencia de contracción manifiesta en el año 2012 ya que tan solo participa con el 1,72%. La sub jecución presupuestaria en infraestructura vial conspira directamente contra la seguridad vial.

No se puede seguir desatendiendo los caminos provinciales… sabido es que es fundamental el mantenimiento de las rutas… si se deterioran en vez de mantenerlas como corresponde, sale más caro para el Estado y genera inseguridad vial con la consecuencia de siniestros que cumpliendo el Estado con su obligación, se podrían evitar.  Las rutas deben estar en correctas condiciones de transitabilidad (tanto la calzada como las banquinas), demarcadas y señalizadas. Debe haber un eficiente y riguroso control con balanzas para evitar su deterioro. Deben estar desmalezadas. Y hay que decirlo… si bien los conductores muchas veces tienen responsabilidad por su descuidado manejo… muchas veces gran parte de la culpa la tienen los caminos deteriorados…

Nos vemos,



1 comentario:

Daniel Mancuso dijo...

Bla bla bla... nadie se hace cargo de que «lagente» maneja para el carajo, no les importa la vida de los otros ni la propia, es individualismo insolidario en estado salvaje... hay que hacer otro cacerolazo por la inseguridad en que vivimos, no se puede salir a la calle... plaf plaf plaf... ¡Uh, no! los autos son propiedad privada, nadie se meta con mi acelerador...