24 de febrero de 2012

Santa Fe crece más el gasto político que la obra pública

La administración socialista culpa al bajón de la economía por el déficit que acumula y quiere aumentar impuestos para pagar salarios. Pero el problema está en que hizo subir el gasto corriente mucho más que la inflación. Y en paralelo bajó la inversión en infraestructura bajo del 12% al 7% del total del gasto.

El gobierno provincial responsabiliza a la caída de la actividad, el aumento de la inflación, la presión paritaria, la falta de inversión de las gestiones anteriores, el atraso de pagos por parte del gobierno nacional por el déficit fiscal de $1.500 M de este año, el cuarto consecutivo desde que llegó a la Casa Gris.

Para equilibrar las cuentas y poder pagar los sueldos, además de esgrimir razones de justicia impositiva, el gobierno ya aumentó Ingresos Brutos a los grandes contribuyentes y Patentes. También quiere subir los Inmobiliarios. Y si llega a tener margen político buscará quitarle a la industria la eximición en Ingresos Brutos.

¿Pero que pasa si el problema presupuestario de Santa Fe no viene por el lado de los ingresos que bajan sino de los gastos que suben mucho más que la inflación? ¿Y que pasa si esos gastos que se disparan no son para inversiones (todo lo contrario el porcentaje del total es menor) sino que son corrientes? ¿Y si encima buena parte de esos gastos corrientes que se dispararon no son para atender la administración sino para pagar el gasto político del nuevo personal y consultores contratados?

Si eso es lo que está pasando, en vez de querer aumentar impuestos el gobierno debería mejorar la eficiencia de su gestión para que el gasto corriente no se coma los aportes de los contribuyentes obligando a paralizar obras públicas y complicar el funcionamiento del Estado.

Un informe de la situación presupuestaria 2008/2011 presentado por el bloque de diputados justicialistas Santa Fe en Movimiento, que preside Mario Lacava, aporta números que contradicen las explicaciones del gobierno provincial.

Hermes Binner recibió la provincia con un superávit de $450M, que en 2008 se convirtió en un déficit de $530M; en 2009, de $1.150M; en 2010, de $50M y el año pasado se disparó a $1.500M.

¿El déficit se debe a que cayó la recaudación? Según el informe el problema no viene por ese lado ya que “en ese mismo período 2007-2011, los ingresos tributarios totales (provincial y nacional) le subieron 153%, un 40% más que la inflación medida por el instituto provincial IPEC (114%) y 20% más que la inflación real (que fue del 130%)”

¿El déficit se debe a que se aumentaron mucho los salarios de los empleados públicos? “Si bien es cierto que los sueldos subieron más que la inflación, 152% en forma acumulada promedio, no fue superior al aumento de la recaudación y mucho menos al de los recursos totales corrientes, que se incrementó entre 2007-2011 un 187% o de los recursos totales, que subieron 190%”, dice el informe de Lacava.

“La causa del déficit debe buscarse en el aumento del gasto corriente, que en período se incrementó 228%”, dice el legislador provincial.

En efecto, en la gestión de Binner los gastos en capital (obras e inversión en equipos) subió 121%, pero perdió importancia dentro del gasto total que bajó del 12,8% en 2007 a 9.4% en 2008; a 7.3% en 2009; a 8% en 2010 y a 7.6% en 2011. Y peor le fue a la obra pública en particular, que bajó del 7.9% del gasto en 2007 a 2.9% en 2011.

Esta situación es lo que provoca que el gobierno provincial el año pasado haya ejecutado el 61% de las obras presupuestadas. En efecto, mientras había presupuestado obras por $1.454 M sólo ejecutó 61%.

Esto fue una constante desde que asumió, ya que en 2008 fue del 55%; en 2009, del 39%; en 2010 del 37%. “El aumento a partir del 2009 se debe a que la inversión se financia por los ingresos derivados de la coparticipación del Fondo Sojero, que en 2011 fue superior a los $600 M”, recuerda Lacava.

El problema está en el gasto

“El problema está en la política de aumento del gasto corriente, que subió 227%, y donde se distinguen una suba del 193% de la masa salarial total (y dentro de ese concepto subió un 253% la masa salarial de los contratados políticos) y un 240 de los gastos en funcionamiento en bienes de consumo y servicios no personales”, devela el informe de los diputados justicialistas.

“El mayor incremento de la masa salarial respecto de aumentos de sueldos de bolsillo por políticas salariales obedece al crecimiento de la planta de personal y la formalización de nuevas estructuras y no forman parte de este mayor costo las titularizaciones del personal docente, ni el encuadre del personal del ex Banco de Santa Fe ni el reconocimiento de deudas con la Policía, como suele decir el gobierno”, denuncia el legislador.

En números, el gran problema es que el Estado provincial necesita hoy para funcionar (ni obras ni inversiones) $3.700M, un 240% más que los $1.088 de 2007

Se vino el estallido

Con todo, en noviembre pasado la situación financiera provincial parecía equilibrada, pero desde diciembre se frenaron las obras públicas y las arcas están vacías. ¿Qué pasó? ¿Toda la culpa la tuvo el dólar que subió y la soja que bajó?

El informe explica que el déficit acumulado de $3.230 M de los cuatro años de Binner se financió con el superávit de $450 M de 2007, la posibilidad de girar el 100% y no el 80% del Fondo Unificado de Cuentas (Fuco, que recibe aportes de empresas públicas y concesionadas) para Rentas Generales (lo que aportó $1.500 M) y deuda flotante por $1.280 M.

Precisamente, esa deuda flotante (pagos diferidos a contratistas de obra pública, proveedores de servicios, y transferencias a municipios y comunas) es la que se estiró tanto (pagando, por ejemplo, en 120 días los certificados de obra y retrasando envíos a municipios) que ya no da más y ahora la construcción pública se pago y las intendencias se quedaron sin fondos para afrontar el 2012.

“El resultado de esta política de fuerte aumento de gasto corriente derivó en un fuerte incremento de la rigidez estructural del gasto provincial, que obliga a revisar su composición previo a cualquier alternativa de subir impuestos”, concluye Lacava.



___
Fuente: Infrapública /  Punto Biz

No hay comentarios: