20 de noviembre de 2010

Cristina: veni, vidi, vici

En su columna de Perfil, dice don Jorge
«en las reuniones de grupo donde se estudiaron los efectos de la viudez, ante la pregunta “¿qué es, para ustedes, ser viuda?”, las respuestas eran “vieja”, “sola”, “soledad”, “ser vieja y viuda es lo mismo”. En el caso de Cristina, la situación se invierte y su V de la palabra viuda se termina asociando con la V de Vuelve, de Vive y de Victoria, en todos los casos del marido en ella, o del marido a través de ella. Una V que es tan característica de la cultura peronista como el bombo o su marcha.»
Esta bien, pero no la compare (me hace acordar al artículo Ser poronga) y las ponga en un plano de igualdad -aunque sea para analizar las cosas heredadas- con la viuda de Fortabat y menos con la viuda de Noble, es una grosería, un dislate intelectual o tal vez, un acto fallido; además aquellas son oligarcas.

Jorge, aunque se maten queriendo meter la idea, Cristina no es Isabelita.

Nos vemos,

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No se aceptan comentarios anónimos. Gracias por participar