16 de septiembre de 2010

Proteger al trabajador

Por Héctor Recalde

La dictadura militar y el neoliberalismo le arrebataron gravemente derechos al trabajador. En los últimos años la Justicia del Trabajo y la CSJN dictaron fallos promisorios señalando que el trabajador es sujeto de "preferente tutela constitucional" y que apuntan en dirección de proteger al trabajador; que es lo que por otra parte manda el art. 14 bis de la C.N. que comienza diciendo "…el trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes", o sea que en ese sentido estamos transitando por un buen camino.

Con relación a la temática puntual de la imposición de las costas de un juicio al trabajador, opino que si la empresa demandada es parcialmente vencida, aunque el reclamo no prospere por el total, igual se tiene que hacer cargo de las costas, que, por otra parte, se calculan sobre el monto por el cual prospera el juicio. Hay un principio procesal que establece que aquel que pierde un juicio debe pagar las costas, pero en el caso que prospere en parte su demanda, el trabajador no debería afrontar las costas porque la realidad es que estuvo obligado a litigar para que se reconociera ese derecho desconocido por el empleador, sin importar que haya perdido algunos conceptos reclamados.

Así es que, en lo personal, coincido con la línea del proyecto presentado que será tratado en la comisión que presido. También coincido con la segunda parte del proyecto, en la cual los autores receptaron las observaciones que efectuáramos en su tratamiento en 2006, por el cual no puede ejecutarse honorarios de peritos al trabajador cuando éste no es condenado en costas. Hoy, los peritos pueden ejecutar al trabajador por el 50% de sus honorarios aún cuando la condenada en costas sea sólo la empresa demandada: esta es una situación de palmaria injusticia que es necesario revertir.

En este marco, no tardaron en hacerse sentir voces empresarias en disconformidad con la iniciativa. El General Perón decía que "el bolsillo es la víscera más sensible". Las cuentas sueldos significan un ahorro para los trabajadores del orden de 500 millones de pesos anuales, que no es poca cosa. Los tickets canasta implicaron que algunas empresas dejaran de ganar 1.600.000 pesos anuales que ahora recupera el fisco, y la mitad es asignada a recursos de la seguridad social; por esto digo que vamos en la dirección correcta ya que estamos construyendo justicia social.

En lo que respecta a las empresas, sabemos que van a querer defender su tasa de rentabilidad, van a querer que baje el costo laboral; estamos hablando de una tensión que por el lado de las empresas apunta al lucro, a la tasa de ganancia, a la rentabilidad; mientras que por el lado del trabajador hablamos de derechos humanos de segunda generación, que son derechos alimentarios del trabajador; obviamente la balanza se tiene que inclinar para el lado del más débil.

Respecto de la tan meneada "industria del juicio", los industriales del juicio son las empresarios que tienen a más de 4 millones de trabajadores en negro; son los empresarios que postularon y lograron que se sancionara en 1995 una ley de accidentes del trabajo absolutamente inconstitucional; son los que no respetan los derechos de sus trabajadores; en síntesis ellos promueven la inseguridad jurídica y eso se debe revertir.



2 comentarios:

Almita dijo...

Tema complejo. Muchos trabajadores no quieren iniciar demanda, aunque les corresponda, por este tema. Ojalá se sancione una ley que proteja el derecho a litigar realmente sin gastos para los trabajadores.
Ojalá prospere.
Saludos y suerte!

Claudio Martín Casco (Filómata) dijo...

Y si, vengo siguiendo los proyectos que se impulsan en la distribución del ingreso, claro que levantan polvareda..! Veremos como se acomodan los melones.
Almita, es bueno tenerte de vuelta
Nos vemos,