7 de junio de 2010

¿Y ahora, radicales santafesinos?

¿Con el Frente Progresista detrás del candidato socialista o solos con la lista 3 para el 2011?

ACTUALIZACION

Planteamos el post desde la perspectiva de las luchas internas del Frente Progresista en nuestra provincia, los comentarios recibidos me llevaron a buscar las definiciones de Ricardo Alfonsín cuando anduvo por Santa Fe.
¿Es su visita, también, un intento para seducir a Binner?, teniendo en cuenta que usted expresó públicamente que le gustaría compartir una fórmula presidencial con él en el futuro.

No es correcto hablar de fórmulas todavía. En el Acuerdo Cívico, cada una de las fuerzas aspira a colocar como candidatos a un hombre de sus filas, así como el socialismo a (Hermes) Binner, la coalición a Elisa (Carrió) y el radicalismo a alguien del partido. Yo lo que he dicho siempre es que el socialismo y el radicalismo son partidos afines, yo diría iguales, en términos de principios, ideas y valores. Por eso me parece que hay que hacer un esfuerzo para institucionalizar un acuerdo permanente. Hablar de candidaturas es prematuro.

Teniendo en cuenta los contratiempos que se han visto dentro de la oposición para funcionar unida, ¿es factible la posibilidad de sumar votos para poder marcar la agenda política en la Argentina?

Dos aclaraciones: primero, cuando en 2001 estallaron los partidos políticos, una proporción importante de la sociedad se liberó. Y ahora estamos viendo las consecuencias de esa fragmentación. Es difícil, porque hay distintos puntos de vista. Segundo, las diferencias que se ven no son de ahora, son de antes. El 28 de junio, en la oposición, no fue un solo partido, fueron varios. Además, creo que se están exagerando un poco esas 'diferencias', porque no son tan grandes como dicen. Son más las cuestiones en las que coincidimos que en las que no, porque es lógico no acordar en todo. Por otro lado, estamos trabajando en las comisiones, y están por salir despachos de proyectos muy importantes, que pegan en la línea del espacio de flotación del esquema institucional ideado por el Frente para la Victoria para coaccionar, controlar y condicionar a los gobernadores y colocarlos en una situación de dependencia. Vamos a discutir el federalismo, la coparticipación de algunos impuestos, la reglamentación de los DNU, el Consejo de la Magistratura, es decir, cuestiones muy importantes vinculadas con las instituciones y con la posibilidad de progresar, porque no hay país en el mundo que pueda progresar si sus gobernantes no son respetuosos de las instituciones. Los gobiernos que no respetan a las instituciones no son serios y ese no es el mejor incentivo para las inversiones, sobre todo en un régimen capitalista. Debemos recuperar la seriedad como país.

¿Cómo ve el 2011? Porque pareciera que día a día las encuestas le están dando mejor a Néstor Kirchner, teniendo en cuenta que Carlos Reutemann todavía no confirmó su candidatura y otros posibles no aglutinan.

Nunca fui de los que creí que las elecciones estaban resueltas de cara al 2011, siempre creí que había que trabajar mucho y construir una alternativa al justicialismo en cualquiera de sus versiones.

¿No beneficia a Kirchner el hecho de que vayan varias opciones fuertes que dividan el voto como para que después, en el Ballotage, termine siendo él una de las alternativas?

Eso lo tendrá que decidir la sociedad. No tiene por qué dividirse en tres partes la sociedad. Ésta puede acompañar a una de esas tres partes y hacer ganar a esa fuerza frente al kirchnerismo. No pueden pedirnos que nos juntemos, no sería serio, porque pensamos de manera muy diferente. ¿Qué tenemos que ver nosotros con el PRO, por ejemplo? Gobernar significa mucho más. Es decidir muchas cosas. Por eso no es serio ir juntos, cuando pensamos tan distinto.

Dentro del radicalismo hay varios candidatos: Cobos, Sanz, usted...¿cómo cree que se va a dirimir esta situación?

Yo no planteo las cosas en términos de "presidenciables", sí en términos de renovación del partido. Junto con el proceso de renovación, hemos logrado relacionar a algunos de sus miembros con la sociedad, y deberíamos estar contentos por esto. Personalmente, no recorro el país por iniciativa propia, sino porque me invitan y acepto. Así creo que puedo aportar al proceso de recuperación del partido. Tenemos que trabajar para ello y conversar mucho.

En Santa Fe, ¿a quién ve como un factible candidato para suceder a Binner?

No me quiero meter en esa interna. Cada partido quiere poner siempre a un hombre de sus filas, pero no me parece oportuno ni prudente meterme en esta discusión. Igualmente considero que hay muchos posibles candidatos, porque se ha producido en Santa Fe una renovación muy grande. Nombro nomás a algunos referentes: Pezz, Torres, Menna, Borla, Marcucci. Quiero decir con esto que el radicalismo en Santa Fe tiene figuras muy fuertes que pueden aportar al fortalecimiento del Frente Cívico y a su consolidación, así que tienen que trabajar mucho todos.
Se nota en todos los dirigentes la honda expansiva de la resurrección en el centenario partido y la catarata de emoción después del triunfo de ayer. El Senador Pezz (por nuestro departamento) se siente orgulloso de ser distinguido por Alfonsín -sin importar la capacidad del dirigente y la portación de apellido- y de paso marca la cancha en sus diferencias o las del radicalismo con relación al gobierno de Hermes Binner.
"Solamente el radicalismo puede garantizar que las deudas pendientes de la Repúbica se cumplan, como ser la pobreza, la falta de trabajo, etc. A mi me llena de orgullo las consideraciones que tuvo Ricardo, pero yo no me compro zapatos más grandes de lo que calzo".

"Este es un año que tenemos que resolver los problemas de la gestión, recién estamos a la mitad de la misma, y acá hago una autocrítica, estamos bastante lejos de cumplir las expectativas que generó nuestra propuesta de gobierno con la gente del norte."
Mucho no?

Nos vemos,



5 comentarios:

Pepe Dazzo dijo...

Compañero y amigo Claudio:

Que ganara Alfonsín significa para los radicales santafesinos la bisagra para optar por los dos caminos: con o sin el Frente Progresista de Binner.

Si Alfonsin seduce a Hermes, toda la tropa radical del Frente deberá alinearse y abandonar la idea de la lista 3, deberá al fin aceptar el candidato a gobernador que Binner quiera.

Si Alfonsin abona la idea que el candidato santafesino sea radical deberá convencer a Hermes y sus ministros además de prometer algo a Giustiniani y compañía entre ellos a Lifschitz quien ya pasea por canales de aire y cables nacionales haciendo facha.

No recuerdo -debería buscar datos- que Ricardito haya dicho algo sobre que abone la idea de un gobernador radical. El único punto conflictivo para que Hermes agarre viaje es la participación de Carrió, ya que no forma parte de la estantería en la chimenea de Binner.

Ahora, para los santafesinos es lo mismo que Binner sea presidenciable que candidato a Diputado Nacional (allí va de cajón para no perder la provincia)

Para el peronismo santafesino, harto del silencio del corredor que vuelve irritable a todos, esta elección bonaerense debe ser la visagra para pensar en serio la unidad; buscando un un candidato de consenso, ahí me parece que puede jugar Perotti, intendente de Rafaela.Méritos, no le faltan.

Es temprano hoy, hace frío. Sigamos pensando. Un abrazo.

guille dijo...

Claudio,creo que va a depender,en gran medida, en como queden los tantos despues de la eleccion del domingo 13 en el PS,encima el 20 de junio va cristina a rosario,jeje.
Saludos.

Ana C. dijo...

¿Y qué pasa si cambian un presidente socialista por un gobernador radical?

Claudio Casco (El Filómata) dijo...

Ana, es un buen intento para que no se rompa el Frente Progresista en la provincia.

ETERNAUTAargento dijo...

parece ser que radicales y socialistas santafesinos estan en una encrucijada. Creo que será crucial la decisión de quien será el candidato a presidente. Seguramente que Alfonsín también tiene esa aspiración. Y Carrió? Ya no pretenderá la presidencia? Saludos