28 de junio de 2010

Sarkozy, Cristina y el estado de bienestar

¿Qué es el Estado de Bienestar? A grandes rasgos consiste en la acción estatal que garantiza a todos los habitantes niveles razonables de ingresos, alimentación, salud y educación. Consagra el derecho que tiene toda persona a no ser excluida de la sociedad; para ello se le asigna una suma de dinero suficiente y un acceso a los servicios públicos que le permita satisfacer sus necesidades fundamentales. No se trata de asistencialismo, sino del reconocimiento del derecho a ocupar un lugar normal en la sociedad.

Desregular, privatizar, retirar al Estado (es decir, perder la política) fueron algunas de las características del modelo argentino de los noventa. De algún modo, estuvimos en la vanguardia de las reformas propuestas en esos tiempos: nadie lo hacía mejor que nosotros, nadie lo hizo tanto. Ahora, ya pasado el vendaval neoliberal por la periferia y en especial por la Argentina, asistimos a la aplicación de esas mismas reformas, con los mismos argumentos, en varios países centrales del mundo; y al mismo tiempo nosotros marchamos en la dirección inversa, procurando restablecer y ampliar el Estado de Bienestar del que gozamos en otros tiempos (en especial durante el primer peronismo).

Sufrimos una crisis catastrófica en 2001-2002, y salimos de ella con una devaluación, una moratoria de buena parte de la deuda pública y una posterior quita del 66% sobre ésta. Después crecimos durante seis años a una tasa promedio de 8,6%; la tasa de inversión subió del 11 al 23% entre 2002 y 2008; de 2001 a 2008 las exportaciones aumentaron de 26.500 a 70.000 millones de dólares. Con este telón de fondo de auge macroeconómico, comenzó a restaurarse el Estado de Bienestar, y cuando estalló la crisis internacional, la respuesta no fue desmantelar los avances logrados, sino profundizarlos: se defendió el empleo y se aumentó el gasto social, lo cual aceleró la salida de la recesión.

De tal modo, en estos años se generaron casi cinco millones de nuevos empleos; se incorporó a dos millones de nuevos jubilados; se recuperó para el Estado el sistema de jubilaciones y se estableció un sistema de aumento automático de sus montos; en 2002 la participación de los salarios en el PIB era del 34% y en 2009 del 43%; la desocupación cayó del 19,7% en 2002 a 8,4% en 2009; se implantó la asignación universal por hijo; se cumplieron importantes planes de vivienda y de salud; se cumplen múltiples programas de desarrollo social (por ejemplo, Programa Ingreso Social con Trabajo, Plan Nacional Familias, Plan Nacional de Seguridad Alimentaria, Plan Nacional de Deporte).

El sentido de fondo de la acción del gobierno es la inclusión social, de la cual el Estado de Bienestar es un importante instrumento. Con esta creación de sentido se rescata la política, la reflexión política, la acción política. En síntesis, se recupera a la política como un instrumento de cambio real.

Nos vemos,


Sobre textos de Eric Calcagno y Alfredo Eric Calcagno. Miradas al Sur

6 comentarios:

Jorge Devincenzi dijo...

Henry Ford lo describió bien: "pago buenos salarios para que mis trabajadores puedan comprar los autos que producen". El Estado de Bienestar se asentaba sobre una sociedad de consumo con pleno empleo. La Argentina tenía un desempleo histórico del 6% REAL. Y por otro lado, era el Estado el que estimulaba la demanda. Se me ocurre que este no es un diálogo de sordos. Por el contrario, el capitalismo financiero tiende ireemediablemente a este tipo de recetas neoliberales. Por eso, estas recetas tienen un tufo a Keynes pero no son Keynes. La ayuda a los bancos de EEUU y Europa no sirve para disminuir la desocupación. Es, como decían los chinos, una época interesante.

juan dijo...

Hola como estas?
Mantener a aerolineas argenetinas con plata del estado (anses) tambien es bienestar? Regalar 1 500 000 decodificadores tambiénm es bienestar?, regalar 3 000 000 de netbook también es bienestar??, pagarle a los barrabravas que asesinan gente los viajes a sud africa tambien es bienestar??? y me imagino que pARA VOS TAMBIÉN ES BIENESTAR EL ENRIQUECIMIENTO ILICITO DE LOS POLITICOS??

Sidhe dijo...

"Mantener a aerolineas argenetinas con plata del estado (anses) tambien es bienestar?"

No se que tiene que ver el Anses con AA, pero que bueno es haber recuperado aerolineas de Grupo Marsans que la estaba administrando como el orto.

"Regalar 1 500 000 decodificadores tambiénm es bienestar?, regalar 3 000 000 de netbook también es bienestar??"

Si. todo lo que se haga para mejorar la calidad educativa de los chicos es bienestar. ¿Por qué no lo vería asi?

"pagarle a los barrabravas que asesinan gente los viajes a sud africa tambien es bienestar???"

Vos tenes idea (y pruebas) de quien les garpó el viaje a los barras? Dudo que haya sido el mismo estado que colaboró con Sudafrica para detectarlos y reportarlos ( http://www.elnuevodiario.com.ni/deportes/76140 ). Sabias que tambien fueros barras ingleses (hooligans) y de otros paises "primermundistas"? No?

"y me imagino que pARA VOS TAMBIÉN ES BIENESTAR EL ENRIQUECIMIENTO ILICITO DE LOS POLITICOS??"

Wow, no tenia idea que había politicos enriqueciendose ilicitamente en este país. Si asi fuera es raro que los señores periodistas independientes no hayan brindado pruebas fehacientes e irrefutables al respecto.
Pero si asi fuera.. no han hecho todos lo mismo hasta ahora? por qué recien ahora saltan las sospechas? será porque los intereses de los poderosos se ven afectados?

Laura dijo...

"Mantener a aerolineas argenetinas con plata del estado (anses) tambien es bienesta"

Mirá es muy interesante este planteo de "GASTAR", en realidad si viniera una empresa de capital extranjero y comprara AA se vería como una gran inversión. Lo mismo si fuéramos sensatos y con parte de la guita de ANSSES además compraramos acciones de empresas petroleras o compráramos YPF,imaginate la guita de jubilados INVERTIDA en acciones de empresas de computación o tecnologías. Digo invertida (por inversión)no gastada (por gasto), porque no es lo mismo.
Pero es dificil imaginarlo y hasta creerlo posible, porque nos enseñaron a pensarlo de manera diferente.

julio.jacobo dijo...

Que expresión de borrachín la de Sarkozy, no?

Vicente Nario dijo...

¡De payaso!