22 de mayo de 2010

Los escándalos del bicentenario

Recorriendo la web descubrimos este sitio que trae a la memoria desde la Presidencia de Julio A. Roca hasta Mauricio Macri pasando por Menem y De la Rua en la década infame, del siglo XX, una serie de hechos escandalosos en los primeros 200 años de la vida de Argentina.
  • El Pacto Roca-Runciman, durante la etapa recordada como “La década infame”. Fue un polémico convenio comercial firmado en 1933 por el entonces vicepresidente Julio Argentino Roca (h) y Walter Runciman, encargado de negocios británico. Inglaterra se comprometía a comprar carne argentina siempre y cuando su precio fuera menor al de los demás proveedores mundiales. Por su parte, la Argentina aceptó la liberación de impuestos para productos ingleses y se le adjudicó a los británicos el monopolio de los transportes de Buenos Aires, entre otras concesiones. Está claro quién salía ganando con el acuerdo. El que no se quedó con eso fue Lisandro de la Torre, quien investigó hasta el hartazgo y descubrió un entramado de corrupción, marcado por fuertes evasiones impositivas, que involucraba a varios ministros y al mismísimo presidente de la Nación, Agustín Justo. La denuncia la hizo en una sesión del Senado y fue tal la magnitud del hecho que terminó con el asesinato del legislador Enzo Bordabehere.
  • Juan Duarte, más conocido como Juancito o el hermano de Evita, fue un escándalo en sí mismo. El joven que llegó desde el interior bonaerense fue creciendo, en todo sentido, de manera tan rápida como sospechosa a partir de la relación entre su hermana Eva y el general Juan Domingo Perón. Propiedades y dinero mal habidos, negocios oscuros, relaciones poco felices, romances al por mayor y una sostenida afición a la vida nocturna hicieron que se convierta en una verdadera piedra en el zapato para muchos, incluso para su cuñado. Su muerte fue tan escandalosa y oscura como su vida: la versión oficial hablaba de un suicidio, pero en el run run de la calle todos sostenían que se trató de un asesinato.
  • En la historia “selecta” de escándalos del Bicentenario no puede no tener su capítulo la venta ilegal de armas a Ecuador y Croacia durante la presidencia de Carlos Menem. Hay que recordar que ambos países estaban en medio de conflictos bélicos con Perú y Yugoslavia, respectivamente. La operación con Croacia no estaba permitida, ya que en ese entonces la ONU había aplicado un embargo al país europeo. Lo escandaloso en la venta de armamento a Ecuador fue que la Argentina era uno de los cuatro garantes de paz, con lo cual rompió su compromiso internacional.
  • Otro escándalo regado de impunidad fue el asesinato de María Soledad Morales en Catamarca en 1990. A pesar de que la Justicia catamarqueña no puso mucho empeño en buscar claridad, rápidamente trascendió que los principales acusados eran “hijos del poder”. El escándalo fue avanzando a pasos tan agigantados que el diputado nacional Angel Luque, cuyo hijo estaba acusado y luego fue encontrado culpable del crimen, fue expulsado del Congreso y el gobierno nacional decidió intervenir el Poder Judicial de Catamarca y también los poderes ejecutivo y legislativo, sacando de su puesto al polémico gobernador Ramón Saadi. Después de miles de trabas, la Justicia sentenció a Guillermo Luque y Luis Tula.
  • El caso Carrasco. Después de ser sorteado para realizar el servicio militar obligatorio, el joven Omar Carrasco se incorporó en marzo de 1994 al Grupo de Artillería 161 del Ejército Argentino, en la localidad de Zapala. Apenas unos días después, desapareció y, en medio de rumores y versiones, fue encontrado su cuerpo sin vida. Eso desató rápidamente el rechazo de la gente por los maltratos habituales en ese ámbito. Fue tal el clamor, la bronca popular y las presiones hacia los sectores más altos de la política y de las Fuerzas Armadas que poco tiempo pasó para que el presidente Carlos Menem, mediante un decreto, derogue la ley que establecía la "colimba".
  • El caso IBM-Banco Nación, que explotó en 1994, fue considerado “uno de los mayores escándalos político financieros de la historia" de nuestro país. La sucursal argentina del monstruo de la informática firmó un contrato de licitación para instalar software y dar capacitación a empleados del banco estatal. El monto de la operación fue de 300 millones de pesos, pero resultó que 37 millones fueron para un subcontratista inexistente con el único fin de pagar coimas a funcionarios públicos involucrados en el tema. Gran parte de ese dinero fue a parar a bancos suizos y cuentas “offshore” en las islas Caimán pertenecientes a esos “servidores del pueblo”.
  • "Me cortaron las piernas". Junio de 1994. Mundial de Estados Unidos. Argentina le ganó 2 a 1 a Nigeria. Todo era felicidad, pero la imagen de Diego Maradona yéndose de la cancha con una mujer rubia que lo llevaba hacia el control antidoping quedará por siempre en el recuerdo de los argentinos y el mundo. Luego se supo que el análisis había dado positivo por la presencia de efedrina. Diego se quedaba fuera del Mundial y después vino todo lo tristemente célebre, entre ellos, la frase del 10 que quedó inmortalizada: “Me cortaron las piernas”.
  • El caso Cóppola. Difícil es de olvidar el hecho que también se conoció como La causa del Jarrón. Todo comenzó en octubre de 1996 cuando detuvieron al representante de Diego Maradona, Guillermo Cóppola, y al ex futbolista Alberto "Conejo" Tarantini por "tenencia de droga para la comercialización". Encontraron cocaína en el famoso jarrón y luego se supo que la sustancia había sido "plantada" por personas que trabajaban para el juez Hernán Bernasconi. En esa época se dio la aparición estelar en televisión de personajes como Natalia Denegri, Samantha Farjat y Julieta Lavalle, que se convirtieron en garantía de rating a base de peleas vergonzosas ante las cámaras.
  • Otro hecho escandaloso fue el de las coimas en el Senado y la Banelco de Alberto Flamarique, el ministro de Trabajo del por entonces presidente Fernando De la Rúa, que debió abandonar su puesto en medios de las graves denuncias por el pago de coimas a legisladores para que aprueben la ley de flexibilización laboral. Lo empezó Antonio Cafiero. El caso salpicó desde Palito Ortega hasta al vicepresidente Chacho Alvarez, que renunció indignado por el episodio. Incluso, apareció un arrepentido ratificando el ilícito –Mario Pontaquarto- y, poco a poco, todo fue quedando en el olvido.
  • La huida ante tempus de Fernando de la Rúa aunque sigue acusando a otros de su fracaso, sin asumir ningún tipo de culpa. Un hecho escandaloso fue sin dudas el suicidio de René Favaloro por las connotaciones propias del acto, los antecedentes y la desesperante necedad de quien estaba en el poder, quien prefirió la burocracia antes que salvar la mente más notable de la medicina argentina.
  • El procesamiento de Mauricio Macri en la causa de escuchas ilegales.
Seguramente, existen muchos ejemplos que nos escandalizan, la seguimos luego, no sin antes desearles a todos y a todas ¡Feliz Bicentenario! ¡Por una patria justa, libre y soberana!

Nos vemos,



2 comentarios:

Eduardo R. dijo...

No olvidarse mi voto no positivo de Cleto.

Pepe Dazzo dijo...

Agrego otro, la estupidez de Macri insultando al esposo de la Presidente, El jueves Macri había dicho que no iba a estar "contento" si Cristina iba "con su marido" Néstor Kirchner a la reinauguración del Teatro Colón.