19 de mayo de 2010

Ernesto Sanz y Sigmund Freud

Alguien puede dudar que lo que dijo Ernesto Sanz causaron y causarán -sin dudas- revuelo?
“Estamos hoy perjudicados por un gobierno que cree que la distribución de la riqueza pasa por la distribución de dinero de los gobernantes. Esto tiene que ver con cuestiones que son positivas: jubilaciones, asignación universal, planes sociales. Positivas, digo, en teoría. Pero nosotros creemos que no hay método más potente en redistribuir riqueza, que es generar riqueza y apostar a los sectores que la generan (...). El Gobierno cree que los sectores que generan riqueza son cuasienemigos a los que solamente hay que sacarles en materia de impuestos, retenciones y demás, para luego, desde la Casa Rosada y con la birome en la mano, redistribuirlos en asignaciones universales, clientelismo, planes de cooperativas de trabajo para el conurbano bonaerense, que lo único que generan son esos ejércitos que ustedes vieron ayer (por el jueves) paralizar la Capital Federal (...). Algunas herramientas que son buenas en teoría terminan desvirtuándose en el camino. En el conurbano bonaerense la Asignación Universal por Hijo, que es buena en términos teóricos, se está yendo por la canaleta de dos cuestiones: el juego y la droga. Usted advierte del dos al diez cómo aumenta la recaudación de los bingos y de los casinos, y cómo se nutre el circuito ilegal de la droga a través de la plata que recaudan los famosos dealers de la droga”
Analizando en profundidad sus dichos, ¿fue un acto fallido? Los actos fallidos son acciones defectuosas debido a la interferencia de algún deseo, conflicto o cadena de pensamientos inconscientes. En su Psicopatología de la vida cotidiana (1901) analiza Freud los casos de actos fallidos y demuestra cómo no son producto de la casualidad o el descuido, sino que están movidos por un deseo inconsciente que no encontraría otra forma de aflorar a la conciencia que burlando de esta manera la censura. El sujeto siempre puede “disculparse” diciendo que fue un “fallo o descuido”. Un fallo motivado inconscientemente, es decir, a un fallo “revelador” de intenciones no confesadas. Se pueden dar por algún pensamiento inconsciente no controlado.

Del estudio de los actos fallidos concluye que no son simples casualidades, sino actos psíquicos que tienen un sentido, y deben su génesis a la oposición de dos intenciones diferentes. Representa el conflicto entre dos tendencias incompatibles. Con la finalidad de arribar a un análisis exacto, puro, sobre las conductas de las personas deben analizarse todos los actos -dice Freud- enlazándolos para que formen un todo la persona y su discurso, a fin de descubrir verdades. Vínculos emocionales entre los distintos actos.

El vínculo emocional se da -en este caso- con el comunicado de los senadores radicales en su defensa.

En criollo sería algo así como se le escapó la tortuga. Odio reprimido.

Nos vemos,

2 comentarios:

Vicente Nario dijo...

Estos maniáticos perdieron la memoria.

María Paula dijo...

Apostar a los que más tienen!!!!! siguen pensando que la generosidad de los ricos es posible!!POR DIOS SI COMO DECIA EL GENERAL LA VISCERA QUE MAS DUELE ES EL BOLSILLO!! Y EL GOBIERNO TUVO QUE CALMAR EL DOLOR DE TRIPAS DE LOS NIÑOS BASTA RADICALES DE FALSA MORALINA!