7 de marzo de 2010

¿El otro camino?

Leemos en Econométrica, el punto 4.2. Pago de la deuda en dólares y las Reservas del BCRA de su informe de Marzo 2010: "La necesidad de financiamiento en divisas suma cerca de U$S 4.700 millones en este año. De ellos, el Boden 12, el pago de intereses a los organismos internacionales y los nuevos intereses de concretarse el canje de la deuda, representa cerca del 75% de dicha magnitud.

Para su financiamiento, el concepto de "reservas excedentes" creado en 2005 tras el pago de la deuda del FMI, permite al Gobierno disponer de reservas para pagar la deuda contra todo organismo internacional. Dado que el Gobierno afrontará pagos a organismos por U$S 2.100 millones entre intereses y capital, ello le permite acceder a las reservas por igual magnitud.

Sobre este punto vale advertir que el BID y el Banco Mundial desde 2002 conceden nuevos préstamos por igual magnitud a los vencimientos del período, manteniendo la deuda total constante en U$S 15.000 millones desde la salida de la convertibilidad. Por ello en la estimación de necesidades de fondos (U$S 4.700 millones) supone que no hay cancelación neta de capital contra estos organismos; pero el cronograma de vencimientos igualmente habilita a que el Gobierno disponga de reservad del BCRA de igual magnitud.

Adicionalmente por medio de adelantos transitorios el Poder Ejecutivo dispone de U$S 1.000 millones de las reservas antes de alcanzar el límite que impone la carta orgánica del BCRA; aún sin el Fondo de Desendeudamiento ni modificaciones en la carta orgánica del BCRA el Gobierno dispone de acceso a las reservas por un total de U$S 3.700 millones, restando sólo U$S 1.000 millones para financiar todos los pagos de la deuda en moneda extranjera.

Es impensada la propuesta de tomar esos fondos de los bancos con la venta de nuevos bonos a una tasa superior al 10% en dólares. Entonces, posiblemente el Gobierno se financie con el sistema financiero para evitar volcar tantos pesos al mercado, ello implica los pesos que el BCRA le transfiere en concepto de "utilidades" los usará para acceder a las reservas del Banco Central. Este camino no tiene efecto monetario.

En suma, con o sin el Fondo de Desendeudamiento el Gobierno tiene acceso a las reservas del BCRA apoyando en el impuesto inflacionario y el ahorro privado en reemplazo del ahorro público.

En efecto, de no aprobarse el Fondo de Desendeudamiento posiblemente se observen cambios en la regulación de exposición al crédito público "amoldado" para el Banco Nación y mayores transferencia vía "utilidades del BCRA" que permiten comprarle reservas al Banco Central.

Estos caminos alternativos logran el mismo fin, acceder a las reservas sin decretos ni necesidades de pasar por el Poder Legislativo dado que ambas son decisiones que sólo dependen del directorio del BCRA."

Nos vemos,


2 comentarios:

MONA dijo...

¿En serio? Sin decretos? Y sin necesidad de someterse a los opositores del Congreso? Entonces esto de desobedecer a la justicia sea tal vez una cortina de humo, y luego se paga la deuda con otros recursos... Me has sorprendido, no conocía estos datos... o tal vez ¿entendí mal? (mi fuerte no son los datos de la economía)
Saludos

Mariano T. dijo...

Si se puede hacer algo parecido por otra vìa que no sea los decretos ley, es casi criminal como han complicado todo.