14 de febrero de 2010

A Enero, cuatro meses sin salida de capitales

Pese al conflicto que desató la creación del "Fondo del Bicentenario", el mismo no generó un incremento importante en la salida de capitales privados, que se mantiene en niveles cercanos a cero desde el mes de Octubre de 2009, luego de promediar u$s 1.800 millones mensuales por poco más de dos años consecutivos.


En efecto, ello se desprende no sólo recordando que el cuarto trimestre de 2009 fue el primer trimestre sin salida de capitales desde marzo de 2007, sino también de la magnitud de intervención en el mercado cambiario por el BCRA en el primer mes del año, que acumuló compras por un total de u$s 922 millones.

En particular, la última semana del mes de Enero el BCRA compró u$s 163 millones, levemente por debajo al ritmo de compras de las 3 semanas previas, cercano a los u$s 253 millones semanales. Pese a la leve baja en el ritmo de compras la última semana del mes, lo acumulado por el BCRA sería similar al saldo comercial que estimamos para el primer mes del año (cercano a los u$s 1.000 millones), lo que implica que el BCRA compró casi todo el superávit comercial del periodo.

El saldo comercial es el principal "colchón" macroeconómico, que evitó que el BCRA pierda reservas ante la incesante salida de capitales privados que sumó más de u$s 46.000 millones entre 2007 y 2009. Dicho de otra manera, el saldo comercial había pasado de financiar el crecimiento económico a financiar la salida de capitales, por lo menos hasta octubre último.

Desde entonces, el mejor contexto internacional, sumado a la expectativa de una buena cosecha y de inminente renegociación de la deuda pública, fueron los principales factores que permitieron revertir las expectativas para 2010 y consecuentemente frenar la sostenida salida de capitales privados. Ello pese a la desaparición del superávit fiscal en 2009, el otro pilar macroeconómico de la post convertibilidad.

Hasta ahora, el conflicto que se desató tras la creación del "Fondo del Bicentenario" si bien incrementó la incertidumbre, no derivó en un incremento de la salida de capitales, posiblemente porque hasta ahora no frustró el inminente canje de la deuda pública en default (aunque si ya lo demoró).

Dicho de otra manera, los operadores están más expectantes al futuro del Canje de la deuda, que al futuro del "Fondo del Bicentenario".

Nos vemos,


Fuente: Econométrica


No hay comentarios: