20 de enero de 2010

Deuda externa privada, historia de decidias

Segunda Parte

En el post anterior analizamos los lineamientos fijados por la Resolución 340 del gobierno de Raúl Alfonsín para estudiar en profundidad la composición de la deuda privada argentina y determinar en base a estos parámetros la legitimidad.

Pero, ¿que se investigó? El universo total de la deuda privada a investigar alcanzaba a 17.000 millones de dolares, atribuidos a 8.562 deudores, los que fueron divididos en tres segmentos:

1) El grupo de 19 empresas más endeudadas del país. La primera de ellas con un pasivo de 1.000 millones de dolares y las 18 restantes con deudas inferiores a los 96 millones. EL conjunto de grupo privilegiado sumaba el 37% de la deuda total del sector privado argentino.

2) El grupo de las 495 empresas cuyo pasivo externo iba de un mínimo de 4 millones de dolares hasta un máximo de 96 millones, representaban el 43% del total.

3) El grupo de las 8.048 restantes con deudas que oscilaban entre los 15.000 dolares y los 4 millones de la moneda norteamericana, conformaban el 20% de la totalidad de la deuda privada.

Según el tipo de endeudamiento se consideraron tres grupos:

a) DEUDA COMERCIAL, la que se originó como consecuencia de importaciones.

b) DEUDA FINANCIERA, producto de préstamos financieros obtenidos en el exterior.

c) OTRAS DEUDAS, abarcaba todas las deudas contraídas en el exterior, ya sea por servicios recibidos, pagos de regalías, asistencia técnica entre otros conceptos.

Recordemos que durante el debate realizado en el Congreso de la Nación sobre la investigación de la deuda externa, el radicalismo se opuso a la formación de una comisión bicameral (propuesta por la oposición justicialista, entre otras) con el argumento de que era una tarea que el propios BCRA estaba llevando a cabo a "través de un cuerpo de técnicos especializados". El argumento, cierto en su aspecto formal -efectivamente se estaba investigando- no daba cuenta sin embargo de un detalle importante: los inspectores no tenían más infraestructura de apoyo que la que consiguieron con su propio esfuerzo; el aporte del BCRA fue nulo o casi nulo.

Pero eso no fue todo. La pretendida investigación ordenada por aquella resolución 340, no fue demasiado generosa con la necesidad de aclarar hasta el último punto el orígen y las consecuencias de cada centavo de deuda: la inspección del organismo rector de las finanzas de la Nación, se limito a menos del 50% de la deuda financiera y a un porcentaje considerable menor del rubro Otras Deudas dejando además de lado la llamada Deuda Comercial en su totalidad. En cuanto a las empresas deudoras, se investigaron solamente las del primer grupo, más unas 175 del segundo y aproximadamente 300 del tercero, sobre un total de 8.048.

Del primer segmento que comprende a las 19 empresas endeudadas por un valor de 6.417 millones de dolares, la investigación se realizó sobre los compromisos externos de esas firmas -mediante un muestreo realizado por funcionarios del BCRA- solo por 3.035 millones de dolares. En lo respecta al segundo segmento constituido por 495 empresas que adeudaban un total de 7.556 millones de dolares, solo se investigó la suma de 2.045 millones de dolares. Finalmente, en relación con el tercer segmento compuesto por 8.048 empresas se previó un muestreo de sólo 150 empresas por un monto de 300 millones.

En síntesis sobre un total de 43.006 millones de dolares, la deuda efectivamente investigada alcanzó sólo a 5.080 millones es decir el 11,8% del total de los compromisos externos del país. No obstante este irrisorio monto investigado, se detectaron irregularidades por un monto de 1.500 millones de dolares que significaron la solicitud de pedidos de baja de compromisos externos.

Pero esto no es todo, si se tiene en cuenta que los bancos acreedores no habían confirmado dentro de los 45 días estipulados por la resolución 340, un alto porcentaje de las deudas que las empresas radicadas en el país poseían con ellos, el BCRA (además de los 1.500 millones señalados) debería haber dado de baja deudas que por este concepto ascendían -según cálculos de la gerencia del sector externo, (24/8/1987)- una suma superior a los 1.000 millones de dolares.

  • DEUDA EXTERNA U$S 43.006 millones al 31/12/1983.
  • DEUDA EXTERNA PUBLICA U$S 25.500 millones al 31/12/1983. (no fue investigada)
  • DEUDA EXTERNA PRIVADA U$S 17.206 millones al 31/12/1983.
  • 1º SEGMENTO U$S 6.417 millones en 19 empresas --> DE ORIGEN FINANCIERO: U$S 6.047 millones, se investigaron sólo U$S 3.000 millones. DE ORIGEN COMERCIAL: U$S 297 millones (no fue investigada). DE OTRO ORIGEN: U$S 71 millones, se investigaron U$S 35 millones
  • 2º SEGMENTO U$S 7.556 millones en 495 empresas --> DE ORIGEN FINANCIERO: U$S 6.036 millones, se investigaron U$S 2.045 millones. DE ORIGEN COMERCIAL: U$S 154 millones (no fue investigada). DE OTRO ORIGEN: U$S 95 millones, se investigaron U$S 35 millones
  • 3º SEGMENTO U$S 3.227 millones en 8.048 empresas no fueron investigadas.
Resumiendo este embrollo: DEUDA INVESTIGADA: U$S 5.080 millones (11,8%) DEUDA NO INVESTIGADA: U$S 37.926 millones (88,2%). Por razones que desconocemos, la cifra definitiva externa total suministrada oficialmente por el BCRA al 31/12/1983 ascendía a 46.005 millones de dolares.

Algunas empresas de los grupos económicos de la oligarquía y capital extranjero con probados ilícitos fueron: Renault S.A., Suchard Argentina S.A., ISIN S.A., Fiat Concord S.A., Cargill S.A., Cogasco S.A., Selva Oil Inc., Cementos NOA S.A. y Petrolera Pérez Companc S.A.

Nos vemos


Fuente: Base de datos del Club de los Filómatas

No hay comentarios: