16 de noviembre de 2009

Ahi nadie saca los pies del plato

Mientras la mesa de enlace parece haber entrado en un cono de sombra, mientras Buzzi lamenta que Llambías haya perdido la confianza, mientras Garetto amenaza con volver a las rutas, meintras el Minga De Angeli dice que hay que quemar las cosechas y Buzzi repite hasta el hartazgo que la mesa de enlace no se rompe y que nadie saca los pies del plato, los precios internacionales del poroto de soja -entre los commodities estrellas- siguen en alza

La recuperación de la demanda mundial de energía y alimentos revitalizó sus precios internacionales generando un importante flujo de divisas hacia los países productores de esos commodities. En ese contexto, en la Argentina la soja volverá a ser el principal generador de dólares, debido a que las estimaciones, tanto privadas como oficiales, coinciden en que los valores se mantendrán altos –cercanos a los 294 dólares la tonelada–-, y la próxima cosecha será más voluminosa que lo previsto hace unos meses. Esa campaña se estima en 53 millones de toneladas. En esas cotizaciones influye también la restricción dispuesta por el organismo de regulación de Estados Unidos a los fondos de inversión para la compra de futuro, lo que impulsa a que esos capitales se destinen hacia activos físicos. Por último, la demanda por biocombustibles suma presión a los precios de los granos.

De acuerdo con un estudio realizado por el Banco Central, sobre la base de un trabajo entre especialistas en commodities agrícolas, se estima que los precios se mantendrán para la próxima cosecha, a partir de la sólida demanda de los mercados emergentes, en particular de China. Esta semana, el organismo que conduce Martín Redrado publicó que en octubre el índice de precios de las materias primas se incrementó 4,4 por ciento en relación al mes previo. La suba estuvo impulsada principalmente por las cotizaciones de granos y del petróleo. En el año acumula un alza de 26,1 por ciento y se ubica un 54,1 por ciento por encima de su promedio histórico.

Junto con los precios, las proyecciones coinciden en señalar que habrá una buena cosecha el año próximo. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos previó para la Argentina una producción de 53 millones de toneladas de soja, medio millón más que lo previsto un mes atrás. El incremento en esa proyección se basa en la ampliación del área sembrada por el pase de superficie de girasol a soja. Es una buen desempeño, a pesar de las quejas de las corporaciones granarias, si se toma en cuenta que la producción mundial rondará las 250,2 millones de toneladas.

Algunos cambios normativos en los mercados estimula que se negocie con materias primas. Ciertas restricciones hacia la compra de activos financieros de commodities que han puesto los reguladores en Estados Unidos a algunos fondos de inversión, ha hecho que estos fondos se vuelquen directamente a activos físicos. Se trata de restricciones que la Commodity Futures Trading Commission impuso a cada agente en la cantidad de contratos futuros que puedan operar. Esto se reflejó en un mayor volumen de compras de etanol, azúcar y cobre en los últimos meses.

También influye la demanda para elaborar biocombustibles. A nivel local, la ley de ese sector establece que a partir del 1º de enero de 2010 el gasoil tendrán un corte mínimo de 5 por ciento de bio, al igual que las naftas, de etanol. Los cálculos de algunos especialistas señalan que se necesitarán unas 650 mil toneladas anuales de biodiesel y 200 mil de etanol para producir las mezclas y cumplir con la norma. Un informe de Investigaciones Económicas Sectoriales señala que en los primeros ocho meses de este año ya se exportaron 527 millones de dólares en bios con un alza del 73,9 por ciento en el volumen con respecto del mismo período del año pasado.

Nos vemos.


PD: 2010, azúcar o etanol
Fuente: CASH

No hay comentarios: