20 de octubre de 2009

¿Quo vadis Binner?

Parece que la aceitada maquinaria publicitaria de Binner ya no funciona como antes. Los medios nacionales dan cuenta del enorme agujero financiero de su administración.

Binner el atildado ya no controla absolutamente nada. Como si fuera el emulo de Moises a punto de cruzar el Mar Rojo, intenta con su bastón abrir algunos grifos financieros, pero no pasa nada. Y es lógico. No se pueden financiar promesas luego de haber hecho demagogia con la muletilla que el peronismo en veinticinco años se guardaba la moneda a costa de los bolsillos de los empleados públicos santafesinos.

Lo cierto es que hoy, los maestros van al paro y se acoplan los médicos. Hace poco -como nunca antes- la policía hizo su jornada de protesta. Me acuerdo que en plena campaña a gobernador, el tema era la inseguridad y el manejo o mejor dicho, como serían los programas para combatirla, erradicarla. Hoy, la inseguridad no solo que no disminuyó sino que recrudece. Cuenca, ministro del área, colecciona pedidos de renuncia por parte de la gente común y como si nada, siguen con actividades y discursos que me hacen acordar a los encantadores de serpientes o a los vendedores de elixir en las películas de cowboy.

Mucho hablamos y escribimos sobre el déficit de su administración. Y dije también -hace ya tiempo- que no es lo mismo ser intendente que gobernador; los modelos de gestión, no se trasladan ni se copian y la caja si no se la maneja con criterios, rápidamente se queda sin fondos. En menos de seis meses, se liquidaron más de 3.200 millones de pesos, hoy el déficit orilla los 1.200 millones.

Voy a tirar un manto de piedad sobre Sciara, ministro de economía: es como una voz en el desierto. No le dan pelota. Si, le cabe responsabilidad en el análisis de la perspectiva financiera de la recaudación con la proyección de los gastos corrientes, porque en base a él, Binner y su gabinete (incluyendo el jóven) gastó a cuenta.

Pero como siempre alguien tiene la responsabilidad de todo esto, se mira para atrás y está la Presidente y el presupuesto 2010 que redujo los fondos para la provincia, que dicho sea de paso, la provincia de Santa Fe no se verá perjudicada económicamente con la aprobación del Presupuesto 2010. Por el contrario se beneficia. A contramano de lo que se dice, dentro del aumento del gasto y transferencia a las provincias que a nivel nacional está en el orden del 12 al 14 por ciento, Santa Fe tiene 21 por ciento. Y hay otro beneficio que son las obras públicas que están en el presupuesto. Lo que pasa es que se sigue con esta temática de reclamar algunos fondos desde el punto de vista provincial sin tener en cuenta lo que significa un presupuesto nacional. Lo que hay que decir es que tuvimos muchos procesos en los que Santa Fe lo único que recibió fueron ajustes, ajustes y más ajustes. Y más aún, el año proximo Santa Fe recibirá un 116 por ciento más de fondos coparticipables que el año pasado por el Fondo Solidario. Va a recibir más de 600 millones de pesos por las retenciones, que es más que lo que se hubiese repartido por el Impuesto al cheque. Acá no hay cuestiones numéricas sino cuestiones políticas [1]

Se quema el rancho chamigo y sus socios radicales ya se hacen fila para anotarse como candidatos a gobernador y vice por la UCR, Cobos estuvo en la provincia haciendo un pase de facturas (por aquello que Binner afirmó que no compartirá formula presidencial) y organizando la tropa de boinas blancas.

Mientras Bonfatti dice que la provincia apenas podrá cumplir con los servicios esenciales, la estructura de gobierno, con gastos que serán recortados trasladará el déficit a salud, justicia y ejecución de obras públicas para todo el 2010

Nos vemos.


[1] Declaraciones del Diputado Nacional Gustavo Marconato a LT8

No hay comentarios: