22 de septiembre de 2009

Para terminar o seguir, ¿quien quiere a River?

¿Gallardo no quiere a Gorosito porque aún no le perdona que el técnico lo haya ninguneado y haya esperado a que superara la revisión médica para entonces sí comunicarse con él?

¿Ortega no quiere a Fabbiani, no se banca su exposición mediática, su repentina idolatría sustentada en la labia y no en su prestación?

¿Fabbiani no quiere jugar de nueve, cuando hace un mes tanto él como Gorosito declaraban que si el Ogro tenía un buen semestre, podía ser el centrodelantero de la Selección en el Mundial? (¡Por favor!)

¿Los jugadores ya no quieren escuchar que Pipo diga que "acá todos tienen las mismas chances y el puesto se gana durante las prácticas", pero que al mismo tiempo mire hacia otro lado cuando Fabbiani corre menos vueltas que el resto alrededor de la cancha?

¿Los jugadores no quieren ganar? ¿Y por qué los únicos que lo demuestran con su lenguaje corporal dentro de la cancha son Ortega y Almeyda?

¿Los jugadores quieren que el técnico siga sacándolos y poniéndolos en un partido sí y al siguiente no? ¿Y hacen algo para ganarse la titularidad?

¿Gorosito no quiere dejar de vivir este sueño de dirigir a River porque sabe que no tendrá otra oportunidad?

¿Pipo no quiere irse derrotado? ¿Y cuánto más le dolerá irse insultado, como le sucedió el domingo a la noche en Sarandí?

¿Los dirigentes no quieren que a Gorosito le vaya bien? ¿Y por qué lo obligaron a realizarles pruebas a futbolistas, dada la escasísima predisposición para traerle refuerzos? ¿Si el presupuesto no debía tocarse, los hinchas no merecían saberlo de boca de quienes conducen el destino del club?

¿Los dirigentes no quieren ser dirigentes? ¿No quieren decidir? ¿No quieren traer otro técnico porque faltan dos meses para las elecciones o porque confían en que el actual logrará dar vuelta esta historia? Así como Mario Israel calificó alguna vez a los referentes del plantel como "líderes de escritorio", ¿hay directivos de escritorio?

¿Quién quiere a River?

Nos vemos


De: Franco Predazzi

2 comentarios:

Ricardo dijo...

Los jugadores y el técnico son culpables.
Pero los que deberían cargar la cruz y no lo hacen son los dirigentes. Empezando por Aguilar, Israel, Cuiña y un larguísimo etc...
Ellos deberían haber dado el paso al costado hace MUCHO TIEMPO...
Ver a River es un dolor de ojos.
De todas maneras quiero reconocer la hombría de Pipo que se hizo y se hace cargo de un muerto.

Saludos tristes riverplatenses.

Casta Diva dijo...

A lo mejor nos viene bien el descenso (y toco madera mientras lo escribo).