18 de septiembre de 2009

¿Independientes?

Los que hasta ahora disfrutaron del aplastante discurso único no necesitaban enojarse y discutir. Salían maquillados a decir sus verdades. Porque nadie los podía rebatir. Ahora están nerviosos. Marcelo Bonelli y Gustavo Sylvestre, la noche del debate en Diputados, estaban desencajados. Lo increpaban al diputado (y también profesional de la televisión) Claudio Morgado. Pretendían que él y los ciento y pico de legisladores iban a ser responsables de cierres de canales y de pérdidas de puestos de trabajo. La noche anterior, Mónica Gutiérrez, ante cuatro invitados a su programa en América 24, se mostraba indignada porque la ley contempla un “registro de productoras” y eso “es coartar la libertad”. Y, además, porque dispone un impuesto –pequeño- a las productoras para proveer fondos al funcionamiento de la nueva autoridad de aplicación de la ley.

Perdón, esta nueva casta de comunicadores con caché de artista y negocios empresarios, ¿tiene miedo de perder dinero y poder? ¿No eran los estandartes de la objetividad y la independencia? En buena hora se desnudan, se indignan, se exhiben como seres humanos que, diestros en el oficio, usan la espada mediática en defensa propia y, sobre todo, de los negocios de sus empleadores.

La mañana siguiente de la votación, los trabajadores de Telenoche recibieron una comunicación del gerente a cargo: “todos los empleados de la unidad de negocios (sic)” debían asistir a la reunión en la que el gerente les contaría las siete plagas que sobrevendrán a sus vidas una vez que los senadores conviertan en ley esta norma que impone a los monopolios a desprenderse de licencias.

El Grupo Clarín ya perdió la batalla más importante. Hasta ahora había logrado que salvo voces aisladas y de muy diversos puntos de vista (desde Pablo Llonto hasta Jorge Asís, pasando por Julio Abelardo Ramos o Martín García, y algunos más, entre quienes orgullosamente está quien escribe estas líneas) los negociados de Papel Prensa.

Precisamente, Martín García y los miembros de la agrupación Oesterheld celebrarán el día de la primavera con una cena con la presencia de Osvaldo Papaleo, quien además de haber ejercido el periodismo durante años, fue yerno de David Graiver, el titular de Papel Prensa hasta 1976.

“A mí no me lo contaron. Yo lo viví”, dijo Papaleo varias veces en los foros convocados estos meses para debatir el proyecto de ley. Lidia Papaleo, su hermana, es la viuda de Graiver. Y Papaleo fue, como apoderado de sus sobrinos, a las reuniones en las que ellos debían ceder las acciones de Papel Prensa a favor de Clarín, La Nación y La Razón, cuyos representantes iban acompañados de los dictadores.

Los periodistas independientes de Clarín, el 19 de mayo de 1977, escribían: “La transacción (de Papel Prensa) se celebró a la luz pública y con el consentimiento previo y posterior del Estado a través de la más alta expresión de su voluntad, que consta en acta de la Junta Militar”. Claro; las empresas beneficiarias habían pagado sólo ocho millones de dólares lo que valía 250 millones.

La actual directora de Clarín, Ernestina Herrera de Noble, para mostrar cómo se construye la independencia de un medio, cuando ya llevaba dos años de Papel Prensa en su haber, publicó sin vueltas cuál era el rol de los militares en la Argentina. Fue el 1º de julio de 1982, a poco de la derrota de Malvinas y era un aliento para los que llevaron a los pibes a las islas: “No nos conforma la idea de unas Fuerzas Armadas políticamente rechazadas y refugiadas en la especificidad de sus tareas… Las Fuerzas Armadas son necesarias para sostener esa batalla contra el statu quo aparentemente incruenta, pero en realidad tan ardua como cualquier otra de la guerra convencional”.

Nos vemos


Fuente: BAE

9 comentarios:

Ana dijo...

Coincido. Estaban desencajados, no lo dejaban hablar a Morago y este, hay que reconocerlo, se defendio bastante bien hasta que le cortaron el audio. La verdad que es vergonzoso.

ram dijo...

Estos tipos tienen razón en estar desesperados. En cualquier "reingeniería" que se venga en el multimedio están fritos, los rajan.
Ya no importa si la ley sale o no sale, o que se vuelvan actores trágicos; su inutilidad y falta de capacidad está más que expuesta.
Las cosas son dinámicas y no va a faltar mucho en que se presenten "nuevas caras" para suplir a los nabos éstos. Independientemente del resultado de la pulseada con el gobierno.
Que vayan revisando los clasificados; "Operador cualunque se ofrece".
Saludos.

ram

El Filómata dijo...

Exactamente amigos. Perdieron absolutamente la linea.
Saludos

Mery dijo...

uyy !!Claudio prendo la tele y están a full, hice un post sobre como están de locos, y agrego info de córdoba, el ejemplo de voz única acá es perfecto no se puede prender ni la radio, la democracia está siendo atacada de manera feroz...
saludos compañerazo!!!!
Este post, se pasa, en realidad como siempre!!

HEKKATOMBE LATINA dijo...

Quisiera humildemente invitar a los lectores a ver el siguiente vídeo: Los Medios de Comunicación Golpistas, una conferencia realizada en 2008 por el periodista mexicano Julio Hernández López. Imperdible para comprender la verdadera magnitud del problema de los medios masivos de comunicación en nuestro país y América Latina.

CASPA DE MALDITOS dijo...

Periodistas Independientes? No querrás decir In-The-Pendiente, no?

El Filómata dijo...

Mery, es cierto. Hoy entre sueños escuchaba un comunicado de ARPA que decía que nunca más se podría escuchar radio con la nueva ley.Bomba todo el día chamiga. Cordialmente.

Hekkatombe, gracias, todo sirve para liberar la cultura.Saludos

Caspa, tal cual hermano.Un abrazo

perejil despenalizado dijo...

mery: porque no se puede (o mejor no puedo) entrar a tu blog?

Mery dijo...

Amigo perejil no tengo idea si querés buscá por facebook, merybags, saludos y voy a ver que pasa. Recién leo el mensaje en lo del cumpa filo. saludos.