17 de agosto de 2009

Construcción e inclusión social

Los distintos modelos de país en la historia de Argentina, muestran correlatos de la construcción, el papel del estado y los indicadores sociales. Desde esta perspectiva, la construcción por su efectos multiplicador y de uso intensivo de mano de obra es fuente neta de inclusión social.

El actual modelo de país debe ser pensado dentro de un marco de transformación social, no solo por sus altas tasas de crecimiento consecutivo, en torno al 9% anual, sino porque esos mismos números son claros indicadores de inclusión social y distribución equitativa del ingreso. Es decir que, si detrás de cada nueva vivienda que se construye se puede hacer un cálculo estadístico para saber cuantos son los beneficiarios, cuanto empleo se creó, cuanto bajó la pobreza o como varía el porcentaje de distribución del ingreso, resulta indispensable comprender que detrás de las estadísticas existen personas reales con necesidades, anhelos y sueños satisfechos.

Las características que presenta un modelo de país muestra cual es el rol quie desarrolla el Estado y cuales son los valores que este sostiene. Fijados los modelos de país, como unidades de concepción, los proyectos significativos en nuestro país lo sintetizaría: desarrollismo que fue desde 1950 a 1976 donde el Estado actuó como motor del desarrollo con características intervencionistas y cualidades del modelo clásico de Estado de Bienestar; neoliberalismo implementado desde 1976 a 2001 donde el Estado debe dejar su lugar al mercado, modificando profundamente al anterio a medida que el modo de acumulación pase de lo productivo a lo especulativo y el actual modelo productivo donde el Estado es promotor, previsor presencial y protector planteando la responsabilidad moral sobre lo social como una tarea fundamental mediante un crecimiento productivo de la economía con inclusión, equidad y distribución del ingreso de manera territorialmente equilibrada.

La Presidente ha expuesto el plan para generar más empleo a traves de la creación de cooperativas de trabajo con tareas en los municipios. Veo a este programa como un complemento al que ya existe y que se denomina Plan obras para todos los Argentinos.

En síntesis y para algunos primates del domingo a la noche, este gobierno nacional y popular busca hacer crecer la inversión en obra pública y por efecto multiplicador crecer el empleo, bajar la pobreza y fomentar la distribución del ingreso, la equidad social, en el correlato de un proyecto de nación que trabaja día a día para lograr esos objetivos.

Un modelo de país no se define solo por los indicadores, sino por la vigencia -además- de un estado democrático, la libertad de expresión, la vigencia de los derechos humanos y el consenso que genera cada proyecto político en el pueblo.

Nos vemos.


Fuente: Revista Proyecto Urbano


No hay comentarios: