14 de mayo de 2009

5' de reflexión en familia


El ego es como una falsa creencia sobre nosotros mismos
una mentira sobre quienes y que somos en realidad.
Pensalo, tal vez hasta hoy, viviste engañado,
buscaste la felicidad en el lugar equivocado,
es como aquel viejo chiste del borracho que busca sus llaves
desesperadamente una noche por la calle
y cuando otra persona le pregunta si las perdió en ese lugar
donde esta buscando afanosamente responde: "No, pero acá hay más luz"

No seas como nuestro amigo ebrio: buscá "tus llaves" donde realmente estan
y donde hasta ahora el ego impidió que las encontraras.


Nos vemos

Textos: El combustible espiritual, Ari Paluch

1 comentario:

Anónimo dijo...

Cro,el ego cubre la sociedad argentina,como un velo de gasa invisible.Como una luminosa tela de araña.Sólo basta entrecerrar los ojos y reflexionar unos instantes:el ego está en todos lados.
Y sabe qué?eso es herencia de la dictadura,producto del genocidio.Muchos,muchísimos(Ud es una de las excepciones)son egoístas.Porque los lazos de solidaridad la dictadura los CORTO.

No sé si mi comentario es adecuado a su post.pido disculpas si no lo es.
y de paso,te mando un abrazo
Isa