12 de abril de 2009

Proyecciones agropecuarias

Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), es una organización de cooperación internacional, compuesta por 30 Estados, cuyo objetivo es coordinar sus políticas económicas y sociales. Fue fundada en 1960 y su sede central se encuentra en la ciudad de París, Francia. Su antecesor fue la Organización Europea para la Cooperación Económica. Su Secretario General desde el 1 de junio de 2006 es el mexicano José Ángel Gurría. Se considera que la OCDE agrupa a los paises mas avanzados y desarrollados del planeta, siendo apodada como "club de paises ricos". Actualmente se afirma que los Paises miembros son los que proporcionan al mundo el 70% del mercado mundial.

"Entre el 6 y el 7 de abril se realizó la primera reunión del grupo de comoditties de la OCDE, que preparó el informe anual sobre producción, consumo y comercio de los principales comoditties agropecuarios y biocombustibles (cereales, oleaginosas, carnes y lácteos).

Los principales resultados, en perspectiva hacia 2018, fueron los siguientes:

A. Datos macroeconómicos:

1.1. El 31 de marzo, la OCDE actualizó las perspectivas. La actividad económica en los países de la OCDE caerá un 4.3% en 2009 y un 0.5 en 2010. A nivel mundial el descenso será inferior y alcanzaría al 2.7%.

1.2. El comercio internacional también descendería un 13%.

1.3. Las economías emergentes como Brasil, China, India y Rusia sufrirán bajas en sus expectativas de crecimiento. Según la OCDE, Brasil tendrá una baja del PBI en 0.3%, Rusia del 5.6%, mientras que China e India reducirían sus expectativas de crecimiento en 6.3% y 4.3%

B. Impacto de la crisis en el sector agroindustrial: sobre la base de un estudio de corto plazo mediante encuestas a sectores agroindustriales de diferentes países para exponer los impactos de la crisis económica actual:

1. Fuerte reducción del acceso al crédito. Problemas de iliquidez a nivel mundial

2. Declinación de ingresos reales y demanda

3. Pérdida de confianza de consumidores y menores transacciones comerciales

4. Pérdida de confianza entre empresas, entre bancos y entre empresas y bancos.

5. Los bancos han reducido sus líneas crediticias fuertemente, han aumentado sus requisitos y garantías así como no prestan a empresas de países como Rusia, Ucrania, países bálticos, Europa central y del este.

6. Del lado de la demanda, se registran caídas de ventas de agroquímicos y maquinaria agrícola, aunque en los países no OCDE como Brasil el impacto es menor. Los productores agropecuarios de los países de la OCDE y no OCDE consultados resaltaron que sus problemas son crediticios más que de demanda. La OCDE señala que de todos modos se visualizan menores problemas crediticios en países como Brasil, Argentina (dado su sistema de financiamiento privado), China e India.

7. Las grandes cadenas de supermercados han notado una caída del consumo motivada por la anticipación del consumidor de menores ingresos futuros. Han aumentado las ventas de marcas blancas y cayeron las comidas preparadas y los productos de alto valor como quesos, bebidas y carnes rojas.

C. Supuestos macroeconómicos de las proyecciones al 2018. La OCDE realizó dos escenarios, uno de rápida recuperación (a mediados del 2010) y otro de lenta recuperación (medio término):

La tasa de crecimiento de la población se reduciría nivel mundial, particularmente en la UE.

Los niveles inflacionarios se mantendrían bajos en la OCDE y prevén que las tasas para Brasil y Argentina se encuentren cercanas al 4%.

Los países en desarrollo aplicarían nuevas devaluaciones frente al dólar para fortalecer sus exportaciones y acotar sus importaciones. El dólar se seguirá devaluando frente a varios monedas entre ellas el real, el peso argentino y mexicano, el rublo ruso, la libra india, el rand sudafricano, entre otros. El yuan y el yen se apreciarían frente al dólar mientras que el euro se mantendría estable durante todo el periodo analizado.

El PBI de la UE15 se estabilizaría en 2.2% de crecimiento luego de superada la crisis; mientras que USA se ubicaría en 3,3%. Japón tendría una lenta recuperación y solo alcanzaría el 1.1% en el mediano plazo. China seguiría a una tasa del 7.5 mientras que India se ubicaría en el 6.8%. Brasil estabilizaría su crecimiento en el 3.5% y la Argentina en el 3.1%.

La OCDE aclaró que estas proyecciones se basan en datos al 2008 por lo que pueden existir variaciones dada la volatilidad que genera la crisis mundial.

D. Resultados por sectores de las perspectivas al 2018:

1. Productos lácteos: habrá un fuerte crecimiento de la demanda de manteca y leche en polvo en los países en desarrollo y menos adelantados. Argentina, Brasil y Uruguay serán los exportadores principales superando a la UE. En los países desarrollados aumentará el consumo de quesos y productos de alto valor, siendo la UE el principal abastecedor. Los recientes anuncios de Rusia para fomentar su sector lácteo generan dudas sobre el comercio internacional de manteca. Los precios se recuperarían de la caída del 2009 y 2010 para llegar a valores inferiores a los del 2008 pero por encima de valores de la década anterior.

2. Carnes: la OCDE prevé caídas de producción y consumo para 2009 y 2010 pero con fuerte recuperación a partir del 2011 particularmente carne aviar y porcina y en menor medida carne bovina. La demanda crecería en un 2% anualmente motivada por mayor consumo de países en desarrollo asiáticos. El crecimiento de la producción también vendría de los países en desarrollo, en particular de Brasil que será el nuevo jugador fuerte en el comercio de carnes aviares y bovinas. Argentina crecería lentamente en carnes vacunas y disminuiría sus exportaciones en carne aviar debido a un fuerte aumento del consumo interno. Estas perspectivas fueron cuestionadas en sala dado que las proyecciones argentinas muestran un crecimiento de la producción y exportación aviar. China se transformaría en el principal importador mundial neto de carnes, mientras que Rusia disminuiría sus compras en carne aviar y porcina. La OCDE proyecta estancamiento de producción y consumo en carnes ovinas.

3. Cereales: después del record del 2008, la producción mundial va a caer en 2009 debido a menores rendimientos y decisiones de siembra de comoditties más rentables. La producción de trigo aumentaría hasta alcanzar las 720 millones de toneladas en 2018 motivada por mejores precios (218 dólares), mientras que el consumo llegaría a 716 millones de toneladas con un leve aumento del consumo per cápita en países como India, Norte de África y los CIS, pero proyectando una baja en China. La Argentina tendría un aumento menor del 1% de su producción histórica. Para el caso de granos forrajeros, también la OCDE espera mejoras en rendimientos y aumentos de producción llegando a 1280 millones de toneladas en 2018, es decir un 15% por encima del período base. Los precios se mantendrían estables en la franja de los 160-165 dólares, pero se proyecta un mayor consumo ocasionado por el uso masivo de maíz en la producción de bioetanol en USA (13% del total). Los países importadores de cereales seguirán siendo los mismos con incrementos en Arabia, Nigeria, Egipto, México e India. El sector de arroz mantendrá precios altos, aunque menores a los del 2008. La producción se expandiría pero en menores niveles que años anteriores, particularmente en India, Camboya, Myanmar, etc. Los países que aumentarían sus importaciones serían China (arroz de alta calidad) y la UE dado que reduciría su producción como efecto de su reforma de política agrícola. Los precios se situarían en el rango de los 400 dólares.

4. Oleaginosas: la OCDE espera que los precios de las oleaginosas declinen en 2009 y 2010, pero se mantengan altos para los aceites motivado por la demanda creciente para biodiesel. Podrían llegar a 875 dólares para 2012 y luego descender a 833 debido al ingreso de biocombustibles de segunda generación y la finalización del corte obligatorio en USA. La producción mundial de oleaginosas crecería un 18% entre 2008 y 2018, principalmente en países en desarrollo (Argentina, Brasil, China e India). Las importaciones también crecerían de 85 millones a 105 millones en 2018, particularmente en China, India, Pakistán, Irán y Turquía. La UE seguiría siendo el principal importador de harina de soja (23 millones de toneladas), con fuerte aumento de China (180% acumulado entre 2009-2018), USA, Irán, Argelia, Sudáfrica, Chile, Indonesia, Malasia y Turquía. Según la OCDE, la Argentina disminuiría sensiblemente sus exportaciones de aceite de soja para concentrarse en un producto de más valor como el biodiesel. Esta proyección fue objetada en la reunión dado que se considera que la capacidad de crushing en Argentina es mayor a la producción actual y es factible ampliarla con nuevas inversiones por lo que no es correcto suponer una caída de exportaciones.

5. Biocombustibles: la producción mundial crecerá de manera significativa a causa de las políticas públicas que las alientan y establecen usos obligatorios. El uso de bioetanol se duplicará particularmente por la demanda de USA y Brasil será el principal proveedor mediante los acuerdos de libre comercio que tienen los países caribeños con USA. En UE la producción también crecería triplicándose la actual. La producción global de biodiesel crecería 81%. La UE sería el principal demandante alcanzando las 14 mil millones de litros en 2018. La Argentina sería el principal abastecedor mundial con un saldo exportable cercano a 4 mil millones de litros.

6. Azúcar: la producción mundial aumentaría un 21%, Brasil será el actor determinante en la producción y exportación por lo que determinará los precios internacionales. La UE seguirá siendo el principal importador aumentando sus compras fruto de la reforma del sector, China se transformará en importador y el resto de los países de la región como Pakistán, Malasia, Corea e Indonesia aumentarían sus compras, mientras que Rusia las descendería como resultado de su política de autoabastecimiento."

Clarito este informe. Este es el escenario que se viene. Auspicioso. Y pensar que Biolcatti dice que el Gobierno ignora al campo. Forte, candidato rural de la UCR sostiene que hay que desterrar al kirchnerismo y que desea conformar un frente progresista a la derecha del gobierno. La defensa de la renta agraria requiere redoblar esfuerzos, los mismos esfuerzos que pone el gobierno nacional y popular para distribuir la riqueza largamente acumulada.

Un dato no menor: el país entero se sumó al Fondo Federal Solidario.

Nos vemos.

Fuente: Redacción Rosario

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Vite Yonni Monsanto?, vite Mariano T? asi nomás es la cosa. Que me contursi ahora!

Grande Filo!

Mrs Miga dijo...

Hola,cro!
quiero hacerte llegar mi admiración y mis respetos por esta iniciativa.
Esta función que le das a tu blog me parece un fin superior.A eso deberíamos apuntar todos los blogueros,no a chusmear.Hay que elevarse ,y este blog eleva.Hay que hacer laburar la neurona,no quedarse en la crítica fácil, de revista de chismes.Hay que PENSAR.Si no,nos comen los piojos,no?
Muchísimas gracias.
Un abrazo,cro!!!

Anónimo dijo...

Si FORTE dice que la derecha es progresista, yo? no entiendo mas nada.
Este es un pobre tipo que esta deslumbrado por las velas radicales.

Alejandro Dumas

Mariano T. dijo...

No entiendo el punto del post. Lo que yo leería es que los mercados agropecuarios no se pinchan tanto y van a recuperarse rápidamente. Para ponerle color local, Brasil seguirá su paso aspirando a ser la potencia agroalimentaria mundial, y Argentina lo mirará de afuera.
Interseante la pifiada con el trigo argentino, en vez de +1% resultó ser -50%.
Si Biolcatti dice que el gobierno ignora al campo, en realidad es una expresión de deseos, cuando no lo ignora es peor.
Ojalá que de la mano de Forte y otros, el campo encabece la erosión del 47% que sacó el gobierno en 2007, para llevarlo a guarismos más modestos.