24 de marzo de 2009

Educando a De Angelis

por Jorge Giles

"La riqueza, sin límites, los tenía calmos. Pero enfurecieron el día que el Gobierno entendió que se estaban apropiando de una renta que pertenece al pueblo argentino.


El nuevo lock-out patronal de la Mesa de enlace y los cortes de ruta dispuestos, se fundamentan, según los ruralistas sojeros, en dos negativas.

La del Poder Ejecutivo en aceptar rebajar o anular las retenciones a la soja, y disponiendo en cambio, que el 30 % de lo recaudado en tal concepto, el Estado nacional lo coparticipará solidariamente con las provincias y los municipios, para que ese Fondo sea destinado a escuelas, viviendas, hospitales y obras públicas, atendiendo las necesidades de los sectores más humildes en cada rincón del territorio.

La segunda negativa, argumentan, es del bloque oficialista y otros bloques del Poder Legislativo para dar quórum en la sesión especial solicitada por las bancadas opositoras de la derecha parlamentaria, con igual motivo.

Para el primer caso, diremos que en un sistema democrático, es el gobierno elegido por el voto popular el que elabora y ejecuta las medidas que expresan el modelo de país plebiscitado y apoyado por las mayorías. Cuando es el primer mandatario o mandataria quien se involucra personalmente en la resolución de un conflicto, el diálogo ingresa en su etapa de mayor jerarquía institucional. En general, los sectores democráticos valoran este gesto y se atienen a respetar, aunque no compartan las medidas, las reglas de juego de toda democracia, sin entrar en franca rebeldía anticonstitucional.

La posición de la Presidenta, en este caso puntual, responde a varios fundamentos, tres los cuales consideramos de mayor importancia: Conservar la fortaleza fiscal de la nación argentina en medio de la mayor crisis internacional del capitalismo; profundizar el modelo de desarrollo con inclusión social, lo que implica una política de redistribución del ingreso de manera equitativa entre todos los sectores sociales, particularmente con las franjas más humildes; y por último, frenar el proceso del monocultivo sojero, para estimular un modelo con diversidad alimentaria y productiva que permita entrar rápidamente en la industrialización de nuestros productos primarios, con generación de más empleo y consumo interno.

Para el segundo caso, diremos que la negativa a dar quórum por parte de los legisladores que responden a distintos bloques identificados o no con el Gobierno, es parte de la práctica legítima del sistema democrático. Según el Reglamento y la experiencia de la Cámara de Diputados de la Nación, los legisladores están obligados a asistir a todas las sesiones ordinarias, pero en aquellas sesiones llamadas especiales, convocadas o por resolución de la Cámara, a petición del Poder Ejecutivo o por un número no inferior a diez diputados, quienes deben conformar el quórum son los peticionantes de las mismas. Va de suyo que si los opositores del Gobierno nacional intentan lograr por la vía parlamentaria lo que no consiguen por el Ejecutivo, son ellos los responsables de instrumentar la estrategia y de ningún modo los diputados que comulgan los mismos criterios con el Gobierno. Con el argumento que De Angeli y compañía emplean, van a llegar a decir, no se extrañe, que los cortes de rutas son minoritarios porque los diputados oficialistas se niegan a realizar los piquetes.

La Presidenta, como cualquier ciudadano y ciudadana, bien pudo decir, vayan al Congreso a intentar con los opositores lo que con este proyecto gobernante no van a lograr.

Está visto que el sistema democrático no es lo suyo. La Constitución Nacional tampoco. Cortan las rutas con la displicencia del que despliega la reposera en el patio de su casa, y allí se quedan. Violan la ley y la convivencia social cual si fuera una gimnasia de combate de tiempo completo. Nos bombardean mediáticamente con sus apariciones discursivas inflamadas de crispación y de odio. Cambian de eje argumentativo con la plasticidad de un hipopótamo y no se ruborizan. Están acostumbrados a mandar. Son los capangas de la soja y todos los demás, los mensúes del nuevo siglo que sólo deben obedecer.

Hay que volver a recordarles, que el Congreso no es la CAL (Comisión de Acción Legislativa) de la dictadura, que los diputados son representantes libres y soberanos del conjunto del pueblo y no de la corporación sojera y por si no lo aprendieron aún, que estamos en democracia."

Nos vemos.

6 comentarios:

johnny monsanto dijo...

Hola!
Que argumentos tiene para expresar que la renta del agricultor es del pueblo argentino?Acaso el sector no paga impuestos a las ganancias?
Le envié un mail donde se muestra el monto de la "renta extraordinaria" tanto del propietario del campo como la de quien lo trabaja.sobrados ejemplos tiene en su zona donde las últimas 2 cosechas fueron desastrozas y los productores no tienen un mango como para afrontar la siembra venidera.

Saludos

el filomata dijo...

Alejandro gracias por el mail. Me parece que tenemos que centrar la discusión desde una perspectiva alejada de los cabezones que manejan el negocio. Ahi esta la cuestión. Yo siento que algunos dirigentes creen que el Estado es una escribanía. Desde luego que falta mucho por hacer, pero yo (más allá de mi ideología) quiero hacerlo con este modelo de gobierno, no de los conservadores o neoliberales; fui o soy como muchos agroindustriales victima del plan de convertibilidad, de la apertura de la economía de cavallo, del plan bonex del turco menem entre otras tantas pestes. Quedaron los que tenian acceso a un mercado de capitales enooorme. Plan de convertibilidad = fenomenal concentración de capitales ---> el choterio chau tu plata chamigo! A eso no quiero volver ni de regalo. Si no hagamos como dice el compañero Pérsico, dale a los cabezones representados por Cobos y Carrió y Macri el manejo de la república. No mi amigo, podemos mejorar las cosas, pero separando la paja del trigo. Tu escala de quebranto o de renta es diferente a las que manejan las corporaciones. Conozco productores que piesan salvar el año con 50 ha a la que le meten caña de azucar, algodon y en las esquinas girasol. Ese modelo no sirve y es el que quedó del modelo menem - de la rua.

Un cordial saludo. Hoy es un día que a mi me toca muuuy de cerca. Disculpeme la vehemencia.

Me olvidaba. Mi amiga tosquense que vive ahora en Esperanza (Adriana Robledo) con su esposo que también esta en la cuerda floja con SADESA.

Anónimo dijo...

que la renta extraordinaria es del pueblo es un concepto viejisimo, lea a ricardo

johnny monsanto dijo...

Mi viejo estuvo con un ex compañero de SADESA quien le comentó que en abril despiden a 200 mas, espero que no sean sus amigos. Como le conté mi flia. también fue victima de la locura neoliberal (mi viejo perdió el laburo en el 2000 a los 55 años).Pero nada tiene que ver lo ideológico con la falta de rentabilidad de una actividad y con la excesiva presión fiscal de la misma!El parate que hay en el interior es debido en gran parte por la falta de perspectivas claras del sector que no cambia las herramientas, las camionetas, etc.Y ese verso del gobierno de que hay miles de toneladas en silos para boicotear la economia es tendencioso, la soja se utiliza para afrontar gastos de la próxima siembra (alquilesres, semillas, etc cuyo monto está ligado al valor del grano)
>Saludos

juan alfredo dijo...

En total acuerdo con johnny,lo idelogico no tiene nada que ver con la renta.Hay que estar en el campo, y ver que lo sembrado no se desarrolla y se te pierde la cosecha,y no tenés como pasar el resto del año.Vivo en Mnes.y se cuanto le pagan al productor tealero actualmente.Llegué a Mnes en el año 66 y mis abuelos vivian bién con 5 has.de té.Al Filomata le pregunto si hoy puede alguien vivir con tan poco.FELIPE SMAL

el filomata dijo...

Juan Alfredo. Coincido con UD que con esa superficie no se puede sobrevivir. Los modelos de producciòn cambiaron y los modelos de crecimiento tambien, en consecuencias. Ya expresè mi opinión con relación a productores que casi primitivamente (en sentido figurado) mantienen sus 30, 40 ó 50 hectáreas para vivir. Ese productor no puede existir luego de la destrucción Menem - De la Rúa. Y la reconstrucción es mas dificil todavía.

Por otra parte, el post trata de reflejar esa cosa fuera de lugar democrático de DE Angeli de creer que todos tenemos que bailar a su ritmo. Ahi se equivoca.

Gracias por el aporte.