25 de febrero de 2009

El candidato transgénico

Una frase de Eduardo Duhalde disparó un debate histórico sobre la "lealtad" peronista. El mentor del properonismo opositor hizo una confesión brutal: Los peronistas tenemos un día de lealtad y 364 días de traición.

La defección de Solá sobre la resolución 125 corona su carrera como operador de los grandes intereses económicos sectoriales. En 1966, apenas un año después de su introducción en Estados Unidos, sin ningun debate parlamentario ni académico, autorizó la soja transgénica de Monsanto y su letal herbicida Roundup. En pocos años esa oleaginosa pasó a cubrir 16 millones de hectáreas, lo cual equivale al 60% de la tierra cultivada del país.

Los precios de la tierra se cuadruplicaron y en una década el promedio de las explotaciones pampeanas pasó de 250 a 538 hectáreas, con un 30% menos de productores. Se redujeron el número de tambos, la producción de arroz, maíz, girasol, carne porcina. Los precios de los artículos básicos de subsistencia crecieron en forma vertical.

Según el oficial de Marina Mercante Roberto V. Maturana, quien cita informes de la Auditoria General de la Nación, la Procuración del Tesoro de la Nación y la Universidad Nacional de Buenos Aires, sobre los permisos de pesca otorgados durante su gestión . Solá también es "responsable absoluto de la destrucción y la entrega de la pesca nacional" Maturana impulsó diez causas penales contra Solá en los tribunales federales de Mar del Plata que, sostiene, "no avanzaron debido a la adicción de la justicia al poder político".

Tanto en la Secretaría Nacional como en su paso por la gobernación bonaerense, Solá entregó la subsecretaría de pesca al grupo de empresas CEPA. "Los buques congeladores factoría beneficiados con esta política de destrucción de la pesca nacional arrojan al mar en pescado fresco y bueno la suma aproximada de 250 millones de dolares al año, mientras niños de la Nación padecen hambre y comen tachos de basura", escribió 

Nos vemos.

Fuente: Página 12
Fe de erratas: 1996 por error de tipeo en lugar de 1966

5 comentarios:

MONA dijo...

Solá es un inimputable. Jamás le importó el hambre de los niños... ni el de los adultos. Cuando fue Secretario de Agricultura, en el Gobierno de Menem, el 50% de las tierras se hipotecaron, se producía un remate día por medio, y los intereses de créditos subieron al 40%. Fue la peor década. Sin embargo no había retenciones. Aún así, los campesinos no exportaban, ni podían comprar máquinas agrícolas, porque eran caras y en su mayoría extranjeras. Los pueblos del interior se sumieron en la peor pobreza... ¿Y nos viene a decir Solá que le interesa el campo? Vaaaaamos... los votos le interesan... Y tal vez tenga razón su jefe: ellos tienen 364 días de traición... porque lo hacen a diestra y siniestra...
Saludos

gearoid dijo...

Que fácil es pegarle ahora a Solá, olvidandose de que en 2005 se jugó como pocos en la pcia, por la candidatura de Cristina senadora contra Chiche Duhalde. Dándose el lujo además de sacar más porcentaje de votos que ella (cosa que nunca le perdonaron..) Y encima la acusación en sus políticas pesquera, olvida que fueron durante el gobierno de Nestor K. Para muestra de la operación de prensa oficialista que suscribis, Felipe en 1966 solo tenía 15 años, por lo que díficilmente autorizara la soja transgenica...
Randazzo según esos mismos canones sin embargo no lo tildan de traidor, (hoy dijo que Sola debería cortarse las venas por estar con Marcri, cuando un año atrás era su ministro)
Escuchar a los peronistas hablando siempre de traición, es como leer un manual de autoayuda: d

Mauri K dijo...

¿Y quien triunfara?¿la billetera de Monsanto o la del Colo?¿O habra lugar para las 2?

el filomata dijo...

GEAROID, en 1966 yo tenia 15 y UD? no chicanee. Sabe lo que hablamos.Lo saludo

MAURI, gracias por el dato en el mail. Corregido (ni que fuera un diario che!)Un abrazonn

MONA. Y si, los pergaminos... ademàs sabes que? y lo digo después de haber visto a medias lo de Binner y los silbidos de la gente, del ridiculo no se vuelve. El post de Nestor de anoche es tan exacto en manifestar el dolor de los traidores o de los que no tiene codigo! Un beso.

Mariano T. dijo...

La limpieza de productores en los 90 no tuvo nada que ver con la soja, sino con el dolar muy barato y la baja de precios ininterrumpida desde 1997 a 2001.
De hecho la producción rompió record tras record en esa época, se empezó a fertilizar en serio, como ocurrió en el primer mundo en la década del 50.Se incorporó mucha tecnología y se capitalizó todo el sector (lástima que a fuerza de endeudamiento).
Hoy Solá es un tipo popular en el sector agropecuario, que cuando ha ido a asambleas y movilizaciones fue siempre bien recibido.
Lo de la pesca si estuvo mal, pero al respecto se sigue manteniendo la misma política, basta ver quien es el subsecretario de pesca (Gerardo Nieto) que es el representante del lobby congelador.