28 de diciembre de 2008

2009 - VOLVER LA MIRADA A DIOS

El 2008 está concluyendo. Año difícil si los hay. Para CFK, para los gobernadores, intendentes y presidentes de comuna. Para todos. Para otros no tanto. Para otros bueno ó muy bueno. Todo depende desde el escenario en el que uno está parado.

A lo largo de los post y los comentarios creo que el vacío, el desasosiego, la desesperanza fue “la terna más votada”. Un profundo vacío interior.

Tengo la necesidad de expresar que debemos volver la mirada a Dios (cualquiera se la concepción que tengamos de El). Buscar en el silencio de su majestad el sitio de reflexión que el alma necesita. Para ello es necesario el reposo, la pausa. De otro modo no se puede lograrlo.
¿Saben lo que es el infierno? La ausencia absoluta de Dios. La pérdida total de formas y razonamientos. El avance violento de formas de vidas anárquicas. Una estructura social anómica.

Los que tenemos la posibilidad de aportar al cambio, debemos estimular el ejercicio de las virtudes cardinales. “¿Amas la justicia? Las virtudes son el fruto de sus esfuerzos, pues en ella enseña la templanza y la prudencia, la justicia y la fortaleza (Libro de la Sabiduría 8,7). El profeta Elías buscó a Dios cuando estaba en el desierto; lo busco en las tormentas, en los terremotos y no lo halló, lo encontró en la sencillez de una brisa. Pero, ¿tenerlo a Dios presente en todas las cosas que emprendamos nos hace mejores?, nos hace perfectibles en todo caso.

El cierre del año es un buen momento de reflexión. Los empresarios entenderán qué valor tiene el haber recuperado el crédito, la confianza, la prosperidad de sus negocios, de verlos crecer, habiendo invertido todos sus esfuerzos y capitales para obtener ganancias tal vez menores a las que podría haber obtenido cómodamente de otra manera.

Los gobernantes tratando de tener una patria justa, libre y soberana comprendiendo que como lo dijo Juan Domingo Perón “Si cada uno de los servidores argentinos, se dedica en su cargo a honrarlo y a hacer todos los días algo por el bien de la República, sin mostrarse más de lo que es, ni menos de lo que pueda ser, el pueblo podrá sentirse satisfecho y confiado, porque sus destinos están asegurados.”

Por último los laburantes, los que buscan rumbos es necesario seguir luchando pese a la adversidad. No hay secretos para el éxito. Este se alcanza preparándose, trabajando arduamente y aprendiendo del fracaso. El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización. Se alcanza el éxito convirtiendo cada paso en una meta y cada meta en un paso. El éxito consiste en vencer el temor al fracaso.
Amigos de la comunidad, FELIZ 2009. Deseo de corazón que Dios sea generoso con todos. Confiemos en El sin reservas, no solo en nuestra inteligencia. Tengámoslo presente en todas nuestras cosas y el dirigirá nuestros pasos; que nos permita el ejercicio pleno de la reflexión, la equidad, la fortaleza y la mesura.

No hay comentarios: