13 de julio de 2008

EL JUEGO DE LA OCA QUE NO ES LA OCA

Hace tiempo dije que municipios de Santa Fe tenían sobre si una verdadera espada de Damocles sobre sus cabezas en cuanto al financiamiento del gasto público. Para los intendentes y presidentes comunales, a casi ocho meses del inicio de la gestión Binner, como en el juego de la oca, todo vuelve a comenzar. Pero no es un juego, no hay ocas. Pero nada es igual.

El martes 1º de Julio de este año, se reunieron intendentes y presidentes comunales en el llamado nodo Reconquista con miembros del Ministerio de Gobierno y de Economía de nuestra provincia, para explicar los alcances del decreto 1477/08. Binner (en el marco de la reforma del estado que propone) por este decisorio creó la Comisión Provincial de Coordinación Fiscal, que tiene entre otras funciones la potestad de controlar la liquidación de la coparticipación de impuestos que corresponden a la provincia, municipios y comunas; controlar el estricto cumplimiento por parte del Estado nacional de las normas de Coparticipación Federal de impuestos; revisar los actuales esquemas de coparticipación nacional y provincial, como resultado de la concertación entre provincia, regiones, municipios y comunas; analizar y tender al mejoramiento de la remisión automática y quincenal de los fondos; y optimizar la relación entre los recursos y los gastos de las finanzas públicas.

La oportunidad esperada por todos, luego de la presentación de Bonfatti (Gobierno) y Sciara (Economía), tuvo como único tema el reclamo de presidentes comunales sobre la necesidad de tener un incremento en la coparticipación de los impuestos. Se habló de presupuesto o balance cero o un juego de suma cero como dice el ministro Sciara, lo que significa en criollo “desvestir un santo para vestir a otro”. Pretende (y así lo ha expresado) que los fondos de coparticipación se destinen a cubrir gasto público esencial y sueldos, nada de aplicarlos para construcciones u obra pública que pase por sistema de contribución de mejoras, así de dura fue la réplica del ministro al presidente comunal de Arroyo Ceibal cuando este le dijo que tiene más de 100 kilómetros de caminos rurales que atender. Defiende la posición diciendo que “si aumento la parte que les toca a los municipios, le estoy restando fondos a la administración central. Y nosotros no podemos hacer frente a todos los gastos históricamente establecidos con una parte de la masa coparticipable disminuida”.

Naturalmente, con un gobierno socialista no se puede menos que sociabilizar las perdidas. ¿Se sociabilizarán las ganancias?, según el esquema de ahorro-inversión-financiamiento a Mayo de este año, la provincia tiene un resultado financiero positivo de 236,6 millones de pesos.

Desde hace casi ocho meses que el gobierno parece no despertar. El ministro de Economía sólo atina a exigir ajustes en comunas y municipios sin avanzar en políticas activas para los gobiernos locales y sin ni siquiera plantearse otra distribución de la coparticipación. ¿Cómo hacen los ejecutivos de finanzas de los municipios para sostener una demanda creciente de servicios y la necesidad de ejecutar obras? Proyectada a Diciembre 2008 la coparticipación total (sobre la base de Mayo/08) aumentaría más de un 35% con relación a 2007, insuficiente para cubrir la demanda de servicios y las obras públicas, entendiendo por esto bacheo, alcantarillado, cuneteos y mantenimiento de iluminación especial. La pregunta es Los municipios están cobrando 45 boletas de ABL de cada 100 que emite todos los meses. Las paritarias representan un grave problema para los municipios y comunas de la provincia ya que muchos no pueden hacer frente a esa nueva erogación del 20,4%.

La inflación que se viene acumulando durante el año 2008, produce tres efectos como mínimo: deteriora el salario de los trabajadores, dispara el pedido de mayores costos en la obra pública, pero también provoca un aumento en la recaudación fiscal tanto en la provincial como en la nacional coparticipable, que recae sobre mayores precios del mercado.

Los municipios vienen cubriendo las deficiencias del estado provincial ante la falta de medicamentos. La demanda es constante y la cubren los estados municipales. Otro tanto ocurre con la ineficiente estructura y falta de materiales de la Empresa Provincial de la Energía. La iluminación a cargo de la provincia, es pobrísima. Ni que hablar la falta de materiales para nuevas conexiones.

El gobernador Binner tiene más de 2.000 millones de pesos fuera de presupuesto para hacer frente a compromisos. Con los 1.500 millones de pesos que le dejó Obeid, los recursos asignados en el presupuesto y otros 400 millones recaudados al mes de junio, financiarían todas las obras y la política salarial del año.

Sobre el fin del año 2007 la Legislatura aprobó por unanimidad, el presupuesto 2008 acordado en la transición por el gobierno que se iba y el que entraba. En el mismo se fijo un crédito adicional de 300 millones de pesos de libra disponibilidad por cambio de partidas y se estableció un incremento de los recursos del orden del 18% mensual. En el primer semestre del corriente año, la recaudación total aumento en un 31%, lo que representa un 13% más que lo estimado o sea 400 millones de pesos más.

Existen rasgos distintivos entre este Binner y Obeid: la fuerte inversión de este en obras públicas. La dinámica de las gestiones es distinta. Sobre todo si observamos que del presupuesto destinado a bienes de capital y obra pública, sólo se ha ejecutado menos del 20% del total previsto; mientras que el aumento de los gastos corrientes de la administración alcanzan al mes de junio, a más de un 40% respecto de igual período del año anterior.


Hay una clara definición de los ejecutivos municipales: comer como el caballo atado, hasta donde se alcanza nomas. Algunos, como el caso de Venado Tuerto, ya están pensando no solo en mantener los servicios esenciales, alumbrado, barrido y limpieza, sino en suspender el personal.

En la provincia el que manda es el dueño de la birome, ya lo dijo el gobernador Binner cuando en estuvo reunido con los cañeros y los intendentes Vega y Paduan ante (en esa época) el futuro incierto de la cuenca cañera, recibió un desafío de parte del Intendente de Las Toscas: “tengo que consultar con Angel (Sciara) antes de hablar”


1 comentario:

webmaster dijo...

HOLA, ME GUSTARIA QUE ASI COMO HACES UN CRTICA DETALLADA DEL PRESUPUESTO Y DEMAS YERBAS EN MATERIA PCIAL LO HAGAS A NIVEL MUNICIPAL, POR FAVOR NO ESCONDAS LA BASURA DE BAJO DE LA ALFOMBRA, LA TRASPARENCIA EN LOS ACTOS DE GOBIERNO ES UNO DE LOS PILARES FUNDAMENTALES DEL ESTADO DE DERECHO. ESPERO LOS NUMEROS MUNICIPALES, GRACIAS.-