1 de abril de 2008

GRANOS Y EL MUNDO DINERO

El negocio de comprar la cosecha de granos de argentina para exportarla tal cual (caso trigo, sorgo y maíz) o procesarla y vender sus productos (caso soja) requiere un financiamiento especial. Para tener una idea de los números que estamos hablando, a los valores vigentes en el mercado físico a Diciembre de 2007 se necesitaban unos 49.000 millones de pesos para comprar las 46 millones toneladas de soja que se producen, 9 de trigo y otras 13 de maíz.

Un 20% de este capital necesario estaría calzado en el sistema financiero local. Obsérvese en el cuadro que sigue como evolucionaron las necesidades financieras de las principales operadoras del mercado. Valores expresados en millones de pesos extraídos del BCRA.

EMPRESAS

NOV 06

DIC 07

Cargill SACEI

Molinos Rio de la Plata SA

LDC Argentina (Dreyfus)

Nidera SA

Vicentin SAIC

ACTI Argentina SRL

A.C.A. – Asoc. Coop. Argentinas

Aceitera General Deheza SA

Bunge Argentina SA

Noble Argentina SA

ADM Argentina

Glencore Cereales

Oleagionosa Moreno

1047.60

965.98

716.13

376.48

313.40

178.90

162.07

110.60

59.65

24.18

6.71

1.94

0.05


969.95

956.51

650.38

311.05

351.79

234.58

263.41

230.38

129.41

60.32

6.22

0.00

22.30


TOTAL

3963.69


4.186.30


la comparación indica que las necesidades financieras crecieron un 5,62%. Se trata de dinero de giro rápido (90 a 180 días) integrado por los llamados “argendólares” y tomados para financiar la compra del grano que luego se exportará. La comparación también muestra que los grandes deudores siguen siendo los mismos: Cargill, Molinos Río de la Plata y Dreyfus; sin embargo han disminuido su endeudamiento con relación al año anterior. Razones operativas hicieron que empresas como Vicentin, General Deheza ó la Asociación de Cooperativas Argentinas incrementaran la toma de dinero.

Un caso aparte lo constituyen empresas que siendo fuertes en las operaciones comerciales prácticamente no participan del circuito financiero local, tal el caso de ADM Argentina o las empresas del grupo Glencore (Glencore Cereales, Oleaginosa Moreno), si la misma que durante 1996 y 1997 operó algodón con la tosquense Dagaro SACIA hasta que la corriente de la Niña dijo basta.

Es interesante analizar como es el comportamiento de estas compañías con relación al crédito. Se mueven rápidamente adoptando posiciones estratégicas según como este el mercado del dinero, pero en general tienen un mix entre argendólares en el mercado local o financiación externa (off shore, crossborder). Lamentablemente las estadísticas del BCRA no reflejan las operaciones de compañías como Rabobank, el Citi, ABN Amor Bank (Holanda) típicas empresas que operan en este segmento. Este dinero venido del exterior, paga una tasa o impuesto para ingresar al país conocido como withholding tax que oscila entre el 15 y el 17 por ciento. Si consideramos que el costo financiero base Libor (LONDON INTERBANK OFFERED RATE) es del 2,7 ó 2,8 por ciento anual, el dinero ingresado desde el exterior tiene un costo que no supera el 4,5% anual. En nuestro país, el encaje bancario hace que la oferta de dinero en moneda doméstica tenga el techo de que le marca los depósitos en la misma moneda. Por ello es que las compañías globales (ej.: Glencore) traen dinero desde el mismo grupo del exterior. Esta es una alternativa que no tienen las compañías locales que debe caer si o si en el circuito financiero local para apalancar las compras de granos.

Durante 2007 ADM Argentina exportó 5,27 millones de toneladas de granos. Tomando una cotización promedio de los granos de ese año, debió requerir algo más de 2.500 millones de pesos para hacerse de la materia prima y sin embargo su deuda bancaria de 6,2 millones de pesos representa una ínfima parte de ese monto. La Asociación de Cooperativas Argentinas y otras tendrían calzadas entre el 30 y 34% de sus operaciones con los bancos, teniendo en cuenta que el giro es de dos veces al año. El grueso de los operadores cubre sus negocios entre el 20 y 25% con dinero bancarizado.

Un caso para destacar es el de Molinos Rio de la Plata que exporto subproductos equivalentes a unas 4,2 Mt de soja. Para esto habría requerido algo más de 3.000 millones de pesos. Considerando dos giros anuales, la toma de créditos alcanza al 60% de sus operaciones. Sin embargo como la compañía exporta productos elaborados considerar sólo el granel sería enmascarar la realidad.

De todos modos el mercado es tan dinámico que el escenario puede cambiar de una semana para la otra. Los operadores pueden cancelar sus créditos y no renovarlos. Algo de eso esta ocurriendo, generándose así una importante masa de dólares que se puede volcar a las pymes.

FUENTE: INFOCAMPO


No hay comentarios: