24 de febrero de 2008

REGIONALIZACION Y RECURSOS COPARTICIPADOS

Se ha publicado en el periódico Sin Mordaza el día 03/12/2007 un análisis relacionado con la regionalización de Binner en cuanto a su construcción. Según se desprende de los dichos el ministro Bonfatti volcados en el artículo, en principios se utilizaría el mapa judicial de la provincia de Santa Fe; curiosamente este mapa se construye a su vez sobre la base de las cinco Diócesis de la Iglesia Católica, con las mismas cabeceras. De tal manera, la Región Santa Fe abarcará los departamentos La Capital San Jerónimo, Las Colonias, San Javier, Garay, San Justo y San Martín. Región Rosario: Rosario, Iriondo, Constitución, Caseros y San Lorenzo. Región Venado Tuerto: General López. Región Reconquista: General Obligado y Vera. Región Rafaela: Castellanos, San Cristóbal y 9 de Julio. Recordemos también que, con los trabajos de las denominados “regiones” se reúnen los mandatarios municipales y comunales a fin de expresar y analizar la problemática que los envuelve.

Sin duda que las comunas son las que tienen mayores problemas. Diría que su respuesta es inelástica con relación a las demandas sociales, precisamente porque más del 50% de sus recursos se van en sueldos e insumos críticos. Lo que sí está claro es que no habrá grandes resoluciones en este año, porque dice el gobierno que el presupuesto los encorseta, los limita ya que no fue diseñado por ellos. Los municipios son la caja de resonancia de los problemas del estado provincial, tal es el caso de la atención primaria de salud, asistiendo con medicamentos, estudios de baja, mediana y alta complejidad. Ni hablar de los comedores comunitarios infantiles que desde el año 2002 vienen recibiendo $ 1,50 por ración de alimentos cuando los costos triplican ese monto.

En cuanto a los recursos, comunas y municipios cuentan con: a) fondos provenientes de la coparticipación federal y provincial de impuestos y b) fondos provenientes de recaudaciones propias: 1) Tasas que pagan los poseedores de inmuebles urbanos y rurales por los servicios que se les brinda, 2) Derechos por el ejercicio de actividades comerciales y 3) Contribuciones de mejoras por el pago de la plusvalía de los inmuebles como consecuencia de una obra pública, ejemplo: pavimento, iluminación, etc.

¿Cómo es el tema de la coparticipación? La Ley Provincial 8437/79 define de qué modo se distribuyen los fondos de la coparticipación federal de impuestos que recibe la provincia de la nación y el que le es propio Ingresos Brutos (Patentes e Impuesto Inmobiliario tiene un tratamiento especial que veremos más adelante): 8% a municipios, 3% a comunas y 3% adicional a los municipios de 1ª categoría (Santa Fe y Rosario). Es decir que de cada $ 100.- que recibe, distribuye $ 14.- los $ 86.- restantes los utiliza para la ejecución de políticas públicas. Ahora, como se distribuyen esos $ 14.-: 40% según la cantidad de habitantes de cada población, 30% de acuerdo a la recaudación de sus propios tributos y 30% en partes iguales. Vale decir que las arcas municipales y comunales pueden modificarse únicamente de manera positiva por dos razones o circunstancias: a) aumento de la población y b) mejora de la recaudación propia. Cada tres años, el Instituto Provincial de Estadísticas y Censos modifica la base poblacional de cada distrito para el cálculo de los índices de coparticipación.

El hecho que se considere el comportamiento de la recaudación vernácula para la distribución se lo puede mirar como un premio a la eficiencia recaudatoria. Pero también puede resultar una trampa. Veamos porque. El mecanismo es simple, supongamos que se presupuesta recaudar $ 100.- para el año 2007 y al final se recauda $ 125.- la base de cálculo mejora para los fondos coparticipados que se recibirá en el 2008; pero que pasa cuando cae la recaudación, es decir que entren a las arcas $ 95.- la base de cálculo empeora y la provincia como castigo descuenta lo que entregó de más. Para el caso de las comunas, solo se toma la variable de los datos poblacionales pero, imagínense que pasa con localidades donde no existe actividad comercial importante o no se realicen obras públicas más que el repaso de caminos de suelo natural, donde la tasa rural tiene una mala recaudación. Doy ejemplos: Tartagal, Cañada Ombú, Intiyaco, Los Amores, Villa Guillermina, El Rabón, Villa Ana, La Sarita, Arazá y tantos otros.

En la reunión de la región Reconquista del 24/01/2008 el presidente de Cañada Ombú pedía que se mejore el avalúo fiscal de los campos porque es la única manera que las comunas con grandes extensiones y un reducido casco céntrico puedan sobrevivir. Recientemente el ministro Sciara (Economía) ha confirmado esta noticia. Se revaluaran todas las propiedades, tanto urbanas como rurales porque los números no se actualizan desde hace muchísimos años.

El estado busca con esto y un nuevo sistema de cálculo para la distribución de fondos coparticipables, que municipios y comunas puedan resolver sus viejos problemas sin tener que recurrir a subsidios especiales, créditos o A.T.N. Como contrapartida deberán cumplirse los compromisos que cada uno asumió en el Pacto Fiscal y las leyes de responsabilidad fiscal y transparencia del estado.

El sistema de coparticipación tiene verdadero efecto dominó con esta secuencia: Nación, Provincias, Municipios/Comunas. El gobernador Binner ha dicho, dice y dirá que reclamará al estado nacional que en compensación a los fondos que las empresas exportadoras santafesinas vía retención aportan al estado nacional, se construyan carreteras, etc. Si una provincia genera más riqueza que otras y, por consiguiente, aporta una gran masa de recursos a la masa coparticipable, pero al mismo tiempo recibe un porcentaje de coparticipación menor a los impuestos que aporta en base a la generación de riqueza, entonces esa provincia estará subsidiando a otras provincias. Para ser más preciso, los habitantes de una provincia estarán subsidiando a los habitantes de otras provincias.

Además, si a las provincias con mayor generación de riqueza se les quita una parte importante de la coparticipación para transferírsela a otras, también se le estará quitando caja al gobernador de esa provincia. Cuanto mayor sea el porcentaje con que se quede la Nación, mayor va a ser el poder de ésta al momento de ejercer el poder.

Del total de recursos que tienen los municipios y comunas para gastar, entre propios y los provenientes de la coparticipación, el promedio de todas en el región Reconquista arroja que sólo el 33% proviene de recursos propios. Los que recibieron una caja en rojo (Reconquista, Villa Ocampo, entre otros) meditarán sobre la relación que existe entre el beneficio político de gastar y el costo político de tener que recaudar mejor los impuestos propios para financiar ese gasto, habrán pensado también que si la responsabilidad fiscal existe, un intendente que se excediera en sus gastos debería poner la cara para explicar porque debe aumentar los impuestos. Saben también que con el actual sistema de coparticipación este problema no lo tienen.

Intendentes, Presidentes de Comuna y legisladores de esta parte de la provincia deberán poner atención y reforzar los reclamos que consideren necesarios para la ejecución de las políticas públicas porque los rosarinos y santafesinos creen tener privilegios y los ejercen. No sea cosa que con la idea de modificar las asimetrías entre norte y sur, terminemos aun peor.


No hay comentarios: