9 de julio de 2008

FRENTE A LA OPORTUNIDAD INTERNACIONAL MAS EXCEPCIONAL DE LA HISTORIA

Leemos de Econométrica este análisis que calificamos de terrorifico...! En los últimos cinco años la combinación de elevados superávit fiscal y externo con una economía que se expande casi al 9% anual, han sido el fundamento básico del nuevo modelo económico kirchnerista. Esta exitosa combinación ha fortalecido la tesis que por fin la Argentina ha encontrado la fórmula adecuada para superar un lamentable pasado de cincuenta años de estancamiento y ciclos recurrentes de “stop and go”, que China, la India y los biocombustibles nos aseguran un futuro jamás soñado.

Sin embargo, a partir del 2007 esta visión optimista ha comenzado a ser esmerilada por la aceleración inflacionaria. Su primera víctima ha sido la política de tipo de cambio alto.
Nuevamente, como tantas otras veces en el pasado, entró en escena el atraso cambiario. Esta nueva realidad cambiaria viene asociada también con el enfriamiento de la economía. Atraso cambiario y enfriamiento económico están cambiando el escenario futuro para el 2009. Nuestras proyecciones para el 2009 muestran que se está debilitando aceleradamente la sustentabilidad de los pilares básicos del modelo kirchnerista, estos es, los superávit gemelos fiscal y externo. En efecto, para el 2009 proyectamos una caída significativa en el superávit fiscal por el fuerte aumento del gasto público empujado por subsidios energéticos crecientes, por la aplicación de la movilidad a las jubilaciones y por las demandas de las provincias.

Proyectamos un superávit primario inferior al 2,5 % del PBI El superávit externo también se esta debilitando por el explosivo aumento de las importaciones. Debido al atraso cambiario las importaciones están creciendo a un ritmo anual del 42%, que es un 34% superior a la tasa de crecimiento del PBI. Para el 2009 proyectamos una caída de un 50% en el superávit comercial externo, esto es, el superávit comercial de 12.000 millones de dólares en el 2008 descendería a menos de 5.000 millones en el 2009. Este escenario es preocupante por dos motivos.

• Primero, porque basta que en el 2009 los precios internacionales retrocedan a los altos niveles del 2007 para que desaparezca por completo el superávit comercial externo.

• Segundo, porque la Argentina tiene cerrado el acceso a los mercados financieros internacionales. No va a poder obviar la restricción externa con más endeudamiento sino que no tendrá otra alternativa que ir hacia un ajuste recesivo de la economía.

Las perspectivas de una economía crecientemente debilitada interactúan con un liderazgo político de los Kirchner muy disminuido. Este es el peor escenario para instrumentar el financiamiento del tren bala4. Hacerlo sería no solo un indicador de autismo político sino que conducirá a debilitar aun más dicho liderazgo y a acrecentar las tensiones económicas.
Todo ello conduce a no descartar un escenario futuro de brusca desaceleración económica que genera las condiciones para volver a caer en la vieja historia de los “stop and go”, en una nueva frustración. Desperdiciaríamos así la oportunidad internacional más excepcional de nuestra historia.

No hay comentarios: