31 de diciembre de 2010

30 de diciembre de 2010

No se por qué

Por más que le tiren, el país no se ennegrece

No sé por qué los argentinos ya no se van del país en masa como antes. Y por qué la televisión ya no se deleita mostrando las colas de emigrantes en la puerta de los consulados y embajadas. Y no solo los argentinos ya no se van- salvo de vacaciones- sino que vienen a Palermo Soho los norteamericanos y nuestra población aumenta cada día. Y eso es lo raro. Porque si uno escucha y lee las noticias, este es un país con más muertes que vida. Y sin embargo no hay éxodos ni caravanas partiendo al exilio. Y además se construyen cada vez más barrios abiertos y cerrados; y hasta en las villas de emergencia se levantan chozas de tres pisos que los diarios delatan como signo de usurpación y barbarie. Y aunque se dice que aquí los delincuentes matan por matar, no como en otras partes que matan por motivos intelectuales, la gente no se recluye debajo de las camas, no: sale de sus casas sin chaleco antibalas ni guardaespaldas y los abuelos llevan a los niños a la plaza.

Mientras tanto, en la pantalla, todos lloran eternamente desconsolados y claman ojo por ojo; pero el televidente cambia de canal para mirar a Tinelli y reírse y de seguir así acabará riéndose de los noticieros y de sus relatores más que de los comediantes.

No sé por qué se siguen llenando los teatros y los cines y los recitales. De dónde la gente saca la plata. Ni por qué ante tanta amenaza exista el deseo de sentarse a las mesas de los bares en las veredas, donde aparte del riesgo de los motoqueros chorros la consumición es más cara. Será que la gente es temeraria y suicida, y por eso también pasea de noche con autos caros sabiendo que la pueden ametrallar en cualquier esquina. Y que ninguna ambulancia va a llegar a tiempo porque el Estado no las surte de nafta, ya que los surtidores se vacían llenando el tanque del avión que va al Calafate.

No sé por qué no hay, como antes, compradores de dólares desesperados en las agencias de cambio, y eso que dicen que la economía está al borde del colapso. Aunque el riesgo país cada vez más bajo los desmienta. Tampoco sé por qué , si como dicen, gobierna una dictadura que persigue al periodismo, cualquier profesional o amateur dice y escribe del gobierno la injuria y la mentira que se le da la gana. Y menos sé por qué las parejas siguen teniendo hijos; y hasta se empeñan en ser fertilizadas con embriones argentinos mientras oyen y leen que el país es una porquería.

No sé por qué si se dice que el gobierno roba a “troche y moche”- y todavía más de lo que nadie imagina , ya que se roban hasta las almas - tiene todavía plata para los seis millones de chicos de la asignación universal, para que cinco millones de jubilados cobren un beneficio extraordinario, y para que se paguen los salarios con plata y no con moneda inválida. No sé por qué si dicen que se va a cortar el suministro eléctrico y el país será igual que el planeta cuando aún no se había creado la luz, la gente- aún modesta- suda por comprar aparatos de aire acondicionado y agota su existencia.

No sé por qué se dice que la democracia está rota, si nunca como hoy los legisladores han participado tanto institucionalmente, que ya aburridos de ver salir leyes abandonan sus bancas opositoras para pavonearse en los medios donde se sienten mejor que en el Congreso. Vivimos entre una irrealidad mediática y una realidad argentina. Y no sé por qué. Si bastaría un destello real de la razón, para iluminar la delirante oscuridad falsa.

Nos vemos,




______________
Textos de Orlando Barone

29 de diciembre de 2010

La salida definitiva del default

Se va cerrando el año y se va cerrando el default. Nuevamente el Gobierno nacional, demostrando la vocación de pago y las fortalezas del modelo económico actual, decidió reabrir el canje de deuda para aquellos bonistas que no entraron en el canje que se produjo entre abril y junio del corriente año y que alcanzó un 66% de los bonos holdout del primer canje del 2005 (u$s 12.067 millones).

Sumando el primer canje y el que se realizó a mediados de este año abarcó un 92,4% de los bonistas en default desde el 2001. Sin embargo, quedaron fuera de la reestructuración de la deuda un 7,6%, para los cuales el Gobierno nacional decidió nuevamente reabrir el canje para que estos bonistas pudieran definitivamente participar.

Mientras los países desarrollados ajustan sus cuentas públicas para seguir pagando la deuda, el Gobierno argentino desde el 2003 decidió salir del default pero no a costa del pueblo argentino. De esta manera, en lugar de reducir el salario de los empleados públicos y despedir a los trabajadores del Estado (como está haciendo Europa en la actualidad) tanto Néstor Kirchner como Cristina Kirchner decidieron encarar un proceso largo pero exitoso de reestructurar la deuda para aliviar los efectos del pago de los servicios de la deuda en el Presupuesto público. Y lo logró.

En efecto: en el 2005 se produjo el primer canje de deuda que implicó, como los posteriores, una quita tanto en los intereses como en el capital de la deuda externa pública. Luego, este año se produjo el segundo canje de deuda para aquellos que no aceptaron el primero. Ahora se inicia el tercero por pedido de los mismos bonistas que quedaron afuera de los dos canjes anteriores.

Estos canjes que se traducían en salida progresiva del default y reducción de la deuda pública externa permitía al Estado nacional contar con mayor cantidad de recursos para llevar a cabo una política fiscal expansiva que fue una de las causas centrales que permitió el fuerte crecimiento económico de los últimos años. Por lo tanto, el mensaje desde el 2003 fue claro: salir del default pero al mismo tiempo mejorar la situación económica y social de los argentinos.

De esta forma, con este nuevo canje de la deuda se termina el default declarado por Rodríguez Saá, lo cual permitirá reducir aún más las tasas de interés para el sector privado para que se puedan capitalizar, y profundizar de esta manera el nuevo modelo de valorización productiva con inclusión social.

Los sectores dominantes, representantes del sistema financiero internacional, apostaban a un fracaso del canje de la deuda para así obligar al Gobierno nacional a tener que encarara el camino más corto: ajustar para pagarle a los acreedores externos. En contraposición, desde el 2003 se viene dando clase de independencia económica y soberanía política demostrando que se puede pagar la deuda externa sin el sacrifico de la población.

Nos vemos,





________________________
Juan S. Fraschina/ BAE


28 de diciembre de 2010

El derecho a la ciudad

La ciudad es un hecho y un derecho. Es una de las consumaciones más notorias de la producción material y simbólica, en un proceso de transformación y socialización permanente. No se reduce al mero espacio físico de aglomeración, sino que adquiere valores, identidades e imaginarios construidos históricamente. Por lo tanto, no sólo se vive en la ciudad sino que se vive la ciudad. Y parte de ese vivir significa producirla, gozarla, sufrirla, reivindicarla y lucharla.

La ciudad también implica una cuestión de derecho que, por las mismas razones, trasciende su mera realidad como espacio físico y adquiere valor de uso concreto y público. Si se la define como parte del sistema de servicios y consumos colectivos concentrados que hacen posible la producción y reproducción de la vida social, la cuestión del derecho aparece nítida cuando se detecta que hay quienes quedan “al margen” del efecto de los satisfactores de esos consumos necesarios. ¿Cuáles son los derechos de la ciudad? Precisamente los que se derivan del hecho de vivir en ella, produciéndola y consumiéndola, cuyo valor asociado es el ejercicio de la ciudadanía: el derecho a la vivienda, a una vida digna, a usar los servicios que la ciudad brinda o debe brindar para todos, como ámbito público socializado de la producción humana.

Como esto no se da, ese derecho es reivindicado y se lucha por él, en términos de legitimar hasta acciones que son ilegales, como la usurpación del espacio público o privado desocupado, pero que en el fondo implica una lucha por el derecho al uso de la ciudad misma. Estas situaciones se dan de hecho, en principio por la relación de dominio que implica la apropiación del excedente urbano, cuando éste se distribuye por el valor de cambio de la ciudad, transformada en mercancía. Es así que la máxima socialización pública de la producción cultural humana deviene en apropiación privada, cuyo indicador es la fragmentación y segregación urbana, sobre la base del valor del espacio.

Según el flamante censo, hay en nuestro país una vivienda cada tres habitantes. Lo que implica pensar que quien no tiene acceso a ella es porque ha sido despojado del derecho a tenerla, ni más ni menos. Y esto tiene raíces estructurales en el surgimiento histórico de lo urbano y de la ciudad.

En la amurallada ciudad de la Antigüedad, la protección y la pertenencia eran garantizadas materialmente por las castas de guerreros, sacerdotes y burócratas, y concebidas como algo dado desde la autoridad sagrada estatal y emanaban como un don del templo central y del palacio, pero no para todos por igual. Los esclavos no eran concebidos como ciudadanos, a pesar de ser quienes habían construido la ciudad y sus muros. Tampoco en la ciudad medieval se concebía que esos sectores estuvieran al margen del goce del derecho a la ciudad misma, pues su situación de subordinación se consideraba parte del orden natural.

Es la ciudad de la Modernidad la que universalizó el derecho de todos los ciudadanos a hacer uso de ella, trascendiendo su acotamiento amurallado, y es recién a partir de esta premisa que el “quedar al margen” se pudo convertir en un problema a resolver institucionalmente por el Estado. A su vez, es el interés dominante el que necesita estructuralmente de una fuerza de trabajo migrante, a la que –paradójicamente– los imaginarios hegemónicos tardarán en considerar (o no considerarán nunca) legítimos destinatarios de la ciudad misma, o sea, ciudadanos al fin.

Hasta la próxima




______
Sobre textos de Ariel Gravano/CASH


27 de diciembre de 2010

Migraciones o espejitos de colores

Los adeptos a la teoría cíclica de la historia pueden hacerse un festín, porque en la Argentina del siglo XXI vuelven a repetirse situaciones vividas en el Centenario del país. Como los miles de inmigrantes que bajaban de los barcos con promesas de tierra y terminaban hacinados en los conventillos porteños sin Estado que los ampare, así también cientos de miles de personas que llegan desde hace diez años a la llamada Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) lo hacen a villas o asentamientos de emergencia.

La dinámica alarma a los investigadores: según el estudio de una universidad del conurbano, seis de cada diez familias que arriban a la Capital o al Gran Buenos Aires en búsqueda de un mejor porvenir se radican en villas o barrios informales. Y y no sólo son inmigrantes de países limítrofes: también hay una buena proporción de migrantes internos, de provincias del norte argentino o de las periferias de grandes centros industriales, como Gran Córdoba y Gran Rosario.

Los datos surgen de una investigación de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS), y coinciden en parte con catedráticos de la Universidad Católica Argentina (UCA), que advierten un notable incremento en la cantidad de villas y de sus habitantes en el AMBA. En ambos casos indican que el fenómeno no se debe “necesariamente” a un aumento de la pobreza y de la inmigración, sino a la enorme deuda social que el país tiene en materia de viviendas, un déficit generado por cuatro décadas de parálisis.

La antropóloga Cristina Cravino, investigadora de la UNGS y autora de Los mil barrios (in) formales, uno de los estudios más exhaustivos sobre el tema, aclara –dada la flamante información surgida del censo realizado en octubre pasado– que la analogía de los recién llegados no debe ser tomada con rigor científico sino sólo estimativo, porque fue elaborada con datos de diversos censos realizados entre 2001 y 2006 en 819 villas y asentamientos precarios de Capital y 24 distritos del Gran Buenos Aires. Los analistas universitarios estiman que la proporción “continúa” o se incrementa, por la falta de acceso a la tierra.

Según Cravino, en la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, el número de personas viviendo en villas “como mínimo se duplicó... y no nos sorprendamos si se triplicó” entre los últimos dos censos, por lo que de las 107 mil personas censadas en 2001 hoy serían más de 200 mil. En números globales, los habitantes de la Ciudad apenas crecieron 4,1% según datos del Censo 2010 anunciado el viernes. Es preciso aclarar, también aquí, que según la Dirección de Estadística y Censos porteña, viven en villas y asentamientos de la Ciudad unas 163.000 personas, 52% más que en 2001. Así, en cifras oficiales, seis de cada 100 habitantes tienen residencias informales.

En el AMBA, el Indec aseguró que en 2001 vivían cerca de 1,1 millón de personas en villas y este año, el Gobierno bonaerense estima que son dos millones. El crecimiento de 90 por ciento en cantidad de habitantes de villas entre 2001 y 2010 es muy superior al que toda el AMBA, un 11%. Es decir, que las villas y asentamientos informales crecen entre seis y ocho veces más rápido que del área formal.

El arribo de miles de personas por año a la región metropolitana a instalarse en las villas no sorprende al sociólogo Dan Adaszko, investigador principal del Observatorio de la Deuda Social, de la Universidad Católica Argentina (UCA), que realiza desde hace varios años un exhaustivo análisis de las condiciones de vida y hábitat del país, dice: “Esto no quiere decir que haya mucha más pobreza o una avalancha de inmigración, sino que hay una concentración de personas viviendo en las villas de la región”.

La población en villas (en el AMBA) creció en los últimos años por muchos factores; uno de ellos es que miles de personas que habitaban asentamientos o barrios muy pobres en cordones de grandes centros industriales como Rosario y Córdoba se relocalizan en Buenos Aires porque buscan mejores oportunidades de vida.

Si bien hay más viviendas con acceso a servicios públicos desde 2004, los datos de 2009 del barómetro arrojaron un incremento en dos guarismos clave en el análisis de las villas. Uno es un mayor grado de hacinamiento (el número de hogares en donde se registra creció del 7,8% al 8,8% entre 2007 y 2009) y el índice de “temor a perder la vivienda”, una variable “subjetiva” que subió del 13 al 18,5% en sólo un año.

Los investigadores aseguran que inmigración y pobreza tuvieron en los últimos años un “impacto bajo” en la proliferación de villas, e incluso Cravino sugiere que “la reactivación económica puede fomentar las tomas, ya que quienes la llevan adelante tienen una expectativa de construir, mientras que por la dinámica inmobiliaria se cierran hoteles-pensión, conventillos y hay más desalojos”, y por tanto más gente en la calle sin lugar para vivir.

En la Ciudad, por ejemplo, básicamente todos los desalojados van a las villas, porque el subsidio alcanza para alquilar algo en una villa o para comprar en una villa, no en la ciudad formal.

Desde la UCA, el sociólogo Adaszko coincidió con que muy poco contribuye el fenómeno de la inmigración: “Al menos hasta el último censo, la inmigración se mantiene en el tiempo en el 3 o 4% de la población de Argentina; si decimos que el 8% vive en villas, entonces es mayor el porcentaje de argentinos que de extranjeros radicados en asentamientos.

Años de crecimiento a “tasas chinas” significaron fuertes avances en materia de agua corriente, gas de red, tendidos eléctricos y cloacas en los principales centros urbanos argentinos, aunque el progreso todavía no llegó a la gran mayoría de las villas, dicen los últimos datos del barómetro de la Universidad Católica.

Entre los años 2004 y 2009 el acceso de hogares particulares a la red de agua corriente creció de 81,4% a 90,2%, mientras que la penetración del gas de red subió del 71,2 al 80,6%, y la presencia de cloacas aumentó del 59,4 al 68,4%. Sin embargo, la gran mayoría de las obras que permitieron este aumento no se hicieron en villas o barrios precarios, donde las deficiencias en las condiciones de hábitat u vivienda son alarmantes.

A diferencia de lo que sucede en la “ciudad formal”, un 17,4% de los hogares ubicados en villas y asentamientos no tiene agua corriente y un 68,1% no tiene gas de red, dicen los informes de 2009.

“El problema de fondo es que Argentina tiene cuarenta años de atraso en la construcción de viviendas sociales; entre 2003 y 2007 se construyeron en el Conurbano 30 mil unidades, casi la misma cantidad que se habían construido durante los últimos treinta años”, finaliza el experto de la UCA.

La misma explicación surge de varios informes del Equipo Infohábitat, del Instituto del Conurbano, que explicó que la ciudad informal crece por la “incapacidad estructural del Estado de producir suelo urbanizado bien localizado y accesible para los sectores populares a través del mercado formal”, ya sea ofreciéndolo a bajo precio o con facilidades de pago.

Así, “la única manera” de que los sectores populares puedan acceder al suelo y la vivienda es o bien a través de la informalidad, localizándose en villas o bien tomando tierra vacante. La suba de alquileres, incluso dentro de los mismos asentamientos, y de la población en las villas hace que la segunda variante sea la emergente. Las tomas son para algunos urbanistas lo que fue la Huelga de los Inquilinos de 1907, una acción extrema para una necesidad inexorable.

Así que la lucha continuará y el papel del Estado seguirá siendo crucial en función de los intereses que ampare. Seguirá áspera, compleja, con atajos ideológicos enlodados de discriminación y racismo, de ocultamientos y manipulaciones, con contradicciones e impurezas, para quien pretenda idealizar un equilibrio que, en todo caso, será siempre un estado provisorio del conflicto.

Nos vemos,


_______________
Fuentes: Pedro Ylarri (PERFIL), Ariel Gravano (Página 12- CASH)

26 de diciembre de 2010

Cuestión de élite

Pepe Eliaschev dixit,
Siempre habrá alguien debidamente ungido en los aires fundacionales de la interminable Santa Cruz para aterrizar en las palancas del poder federal, como lo revela la defenestración del procurador Joaquín Da Rocha. Desde 2003, de la provincia sureña emana un flujo infinito de funcionarios todo terreno. ¿Cómo será ser santacruceño cuando este oficialismo expire? Debería haber otro futuro.
Nos vemos, buen domingo

24 de diciembre de 2010

Binner durísimo con Giustiniani

El gobernador Hermes Binner descerrajó durísimas críticas contra el senador Rubén Giustiniani en el marco de la interna que los tiene como protagonistas centrales. "A Giustiniani los santafesinos lo eligieron para ser senador nacional por 6 años", sostuvo el mandatario provincial a la hora de rechazar la postulación de su compañero de partido y presidente del PS.

Enérgico y contundente como nunca antes a la hora de hablar con nombres propios, Binner se manifestó en contra de una compulsa interna para dirimir el nombre del candidato socialista, le sugirió a este periodista que "hable con todos los ministros del gabinete para saber qué opinan" sobre la elección de Antonio Bonfatti como postulante del socialismo y aseguró que no "es conveniente que Giustiniani sea postulante a gobernador".

Tras una entrevista con el programa político "En Profundidad", de Cablehogar, Binner quiso dejar en claro a La Capital por qué impulsa a su ministro de Gobierno y, sorpresivamente, puso objeciones a Giustiniani. "La gente lo eligió y yo hice campaña por él para que sea senador. Es más, es el único senador socialista y si deja la banca su cargo será ocupado por una radical. No creo que sea lo más conveniente", mensuró. La senadora suplente de Giustiniani es María Silvia Migno, de la UCR.

En el reposado ámbito de su despacho en la Delegación Rosario de la Gobernación (y mientras la tarde ardía ventanas afuera), el gobernador dejó de lado los subterfugios y las entelequias para referirse al líder de la corriente de opinión que está decidido a enfrentar a Bonfatti en las internas abiertas y simultáneas de mayo próximo. "Claro que me voy a poner al frente de la defensa de este proyecto en la campaña, como lo hice en el 2009 por Giustiniani. ¿O nadie se acuerda? Mire, en esa campaña jugué tan a favor de tener un senador socialista que al Lole (por Carlos Reutemann) le dije cosas que ahora no me quiero ni acordar".

Al tiempo que el mandatario respondía las preguntas el silencio se hacía cada vez más espeso entre los allegados que lo acompañaban, sabedores de que estaba cruzando una raya tal vez definitiva en la hoy estruendosa interna socialista. Cuando se le preguntó por qué no era Giustiniani la "reelección de su proyecto", como sí lo dijo de Bonfatti, lanzó una sonora definición: "¿Usted quiere un ejemplo? Giustiniani no vino a una sola inauguración de obras. Ni una. Y mire que hemos inaugurado... Y mire que siempre lo hemos invitado, eh. Pero nunca se acercó. No sé por qué tomó esa actitud".

Binner dijo decididamente durante el curso de la entrevista televisiva, y luego en el mano a mano con este diario, que no debe haber internas en el Frente Progresista, pero encuadrando este proceso en la definición con la Unión Cívica Radical. En este marco, fue enfático al admitir que en su destino político figura una candidatura nacional.

Pero el gobernador quiso dejar en claro sobre fin de año que nada lo hará cambiar de parecer respecto al socialismo y aquí tiró nuevamente un dardo que hoy repiqueteará en el interior de todo el partido.

"Giustiniani fue elegido en el 2009 para ser senador nacional, todos hicimos campaña por él en el partido. Tiene que cumplir ese mandato, salvo que en ese momento ya haya pensado en tirarse gobernador. En ese caso, lo de él también fue una candidatura testimonial...". Si después de la tormenta llega la calma, tras escuchar esas palabras de Binner el silencio alrededor del gobernador se mixturó con gestos de asombro entre sus colaboradores.

Antes, en la ciudad de Santa Fe había adelantado su interés de que el candidato a vicegobernador del socialismo sea de la capital, que Barletta debería ir por otro mandato allí y (con cierta ironía) también le dedicó un párrafo a Giustiniani. "Es el que más acomodado está, porque tiene a partir del año que viene, cuatro años más de senador".

Hoy, el socialismo santafesino amanecerá pintado para la guerra como nunca. Binner primero sindicó a Bonfatti como su candidato, luego prefirió obviar toda mención en primera persona a Giustiniani y ayer descargó toda su batería argumental hacia la humanidad del líder de un sector del partido que tiene decisión tomada de lanzar el 5 de febrero su precandidatura a gobernador. El socialismo está que arde.

Hasta la próxima

Pepe Dazzo



_____________________
Fuente: La Capital

23 de diciembre de 2010

¿Criminalizar la protesta social?

A propósito de lo visto y escuchado anoche a Duhalde, a Bullrich y a Macri, publico -creo que por tercera vez- esta pieza literaria de Alfonsín (padre) sobre la protesta social.
«Está muy claro que no se debe criminalizar la protesta social. En definitiva, quienes a ella se suman están ejercitando el derecho de expresión y el de peticionar ante las autoridades, en procura de otros de gran importancia también consagrados en la Constitución Nacional vinculados con los derechos humanos.

Pero en una democracia, esa protesta debe desarrollarse de modo tal que no termine por atacar el propio sistema que todos debemos perfeccionar y proteger, precisamente en defensa de los derechos humanos.

Es muy cierto que hay graves falencias en nuestra democracia y que todavía no parece plantearse el problema de la exclusión al que está sometida una ancha franja de nuestra sociedad, sumergida en la pobreza extrema. También es cierto que cuando se trata de luchar por la propia dignidad, hasta ridículo resulta pedir "buenos modales".

Es verdad asimismo que para los millones de compatriotas excluidos, el orden establecido es en realidad el desorden establecido y que, consecuentemente, se vuelcan hacia actitudes anómicas que se traducen en hechos espontáneos de rechazo a las normas vigentes.

Pero adviértase que de seguir profundizando en esta línea de pensamiento debiéramos también —lógicamente— exculpar a cierta criminalidad.

Que no se diga que en nombre de la autonomía de la persona, la república democrática debe permanecer neutral frente a lo que puede ser la utilización de legítimas demandas con el propósito de destruir sus frescos cimientos. Conspirar contra la democracia exhibe siempre una aspiración a la tiranía.

Hoy observamos que en gran medida los llamados piqueteros son utilizados por extremistas de izquierda que desnaturalizan la protesta, transformándola en violenta, si bien en un grado menor. Encapuchados, con garrotes, no construirán la sociedad justa que deseamos. Más bien destruirán la esperanza de concretarla. Son la contrafigura de los sectores especulativos que con su egoísmo incrementan la brecha social. En algunos casos, parecen inspirados en un neoanarquismo tipo John Holloway, que rechaza al Estado y a los partidos políticos, y recomienda la pereza y el sabotaje en el ciclo productivo. Claro, después de la destrucción total, se podrá cambiar el mundo.

Es bueno recordar las frases premonitorias del presidente republicano de España Indalecio Prieto en la primavera de 1936: "La convulsión de una revolución, con un resultado u otro, la puede soportar un país; lo que no puede soportar un país es la sangría constante del desorden público sin finalidad revolucionaria inmediata; lo que no soporta una nación es el desgaste de su poder público y de su propia vitalidad económica, manteniendo el desasosiego, la zozobra y la intranquilidad. Podrán decir espíritus simples que este desasosiego, esta zozobra y esta intranquilidad la padecen sólo las clases dominantes. Eso, a mi juicio, constituye un error. De ese desasosiego, esa zozobra y esa intranquilidad no tarda en sufrir los efectos perniciosos la propia clase trabajadora, en virtud de trastornos y posibles colapsos de la economía, porque la economía tiene un sistema a cuya transformación aspiramos... No se diga, desacreditando a la democracia, que el desorden infecundo es únicamente posible cuando en las alturas del poder hay un gobierno democrático, porque entonces los hechos estarán diciendo que sólo la democracia consciente los desmanes y que únicamente el látigo de la dictadura resulta capaz de impedirlo... Si el desmán y el desorden se convierten en sistema perenne, por ahí no se va al socialismo, por ahí no se va a la consolidación de una república democrática, que yo creo nos interesa conservar. Ni se va al socialismo ni se va al comunismo. Se va a una anarquía desesperada que ni siquiera está dentro del ideal libertario; se va a un desorden económico que puede acabar con el país".

No está de más tampoco recordar las frases de John F. Kennedy durante las luchas por los derechos civiles: "Mi obligación bajo la constitución y las leyes era y es hacer cumplir las órdenes de la autoridad legítima con cualquier medio que sea necesario y con la mínima fuerza y desorden civil que las circunstancias permitieran".

Sólo falta citar a Benito Mussolini, tributario de la agudización de las contradicciones de la que participaron quienes creían que su peor enemigo era el progresismo democrático liberal o el socialismo reformista: "Si en Italia hubiera hoy un gobierno que mereciera tal nombre, sin ninguna demora mandaría a sus agentes y carabineros a sellar y ocupar nuestras sedes. Una organización armada con sus cuadros y reglamentos es inconcebible en un Estado que tiene su ejército y su policía. Por tanto, no hay Estado en Italia, es inútil y, por tanto, nosotros tenemos que llegar necesariamente al poder. De otro modo, la historia de Italia se convertiría en algo inacabado".

Como afirma el profesor Juan J. Linz, "una autoridad que no está dispuesta o es incapaz de utilizar la fuerza cuando se ve amenazada por la fuerza, pierde el derecho a exigir la obediencia incluso de aquellos no predispuestos a ponerla en duda... La inacción frente a la violencia fascista, nazi o proletaria, la incapacidad o falta de voluntad para controlar, ha estado en la raíz del vacío del poder que llevó a la caída de las democracias".

A estas situaciones de riesgo fue empujada la democracia como resultado del espejismo neoliberal. Como se ha sostenido, la fórmula política del neoliberalismo era una ideología desafiante y audaz: producir "un gran salto hacia adelante". Hoy es tan sólo una autodisculpa de su derrota.

Ya nos dice: "Este no es el mejor de los mundos posibles, si no el único que hay. Además, todas las alternativas son peores y demostrarán ser peores si se las lleva a la práctica".

Lo que se buscó fue que el rasgo más saliente de la política fuera su insignificancia, porque se deseaba un Estado que se transformara en gerente de los poderosos. Así como se pretendió destruir al sindicalismo, sin advertir que éste es un colchón necesario para la consolidación de la paz; se quiso debilitar la política de modo que, a lo sumo, se dedicara a administrar un Estado mínimo y jamás a innovar o pretender regular el mercado.

El problema es cultural. Es decir, ético. Si queremos triunfar no podemos continuar siendo una democracia empeñada solamente en defenderse. Tenemos que atacar todas las causas de desestabilización y de injusticia.

Vivimos una transición. Corremos riegos colosales. La democracia de este tiempo tiene que ser fuerte en el marco de la legalidad con quienes quieren destruirla o menoscabarla y no puede eximir del esfuerzo necesario a ningún sector, con el único compromiso de que sea equitativo.

"Transición a la democracia" equivale a transición a un sistema que no se autodestruya ni incite o invite a su destrucción, a partir de la exhibición de carencias o vicios que lo hagan cada vez más vulnerable.

Aún estamos lejos de concretar la vieja aspiración de un sistema en el cual los ciudadanos puedan participar en la vida política en un pie de esencial igualdad. Esto es así por la inequitativa distribución de los recursos y las oportunidades vitales que lleva inevitablemente a la desigualdad en el terreno político.»
Nos vemos, pero antes una pregunta a los panelistas de anoche: ¿como se reprime? Propio es de los militares que aquello que no entra por la cabeza entra por los pies.

Ahora si, nos vemos


______________
Escrito en 2005 por Raúl Alfonsín

21 de diciembre de 2010

La vigencia del viento de los '90

Recibimos de Agenda de Reflexión,

La historia de los puertos sobre las marrones aguas del Paraná es anterior al sueño colectivo inconcluso parido el 25 de mayo de 1810 y a la propia invención del virreynato del río de La Plata. Hacia 1527, donde hoy se levanta Puerto Gaboto, al norte de Rosario, surgieron los primeros rudimentos de muelles que hoy conforman la principal puerta de exportación de los cereales argentinos.

El complejo oleaginoso que va desde Timbúes, pasa por Puerto San Martín y San Lorenzo, ignora la cuna de la bandera y termina en Punta Alvear, ha desplazado al que fuera el segundo cordón industrial más importante de América latina después del de San Pablo.

Más allá de la crisis financiera del año 2009, Cargill, Dreyfus, Bunge, Nidera, Molinos Río de la Plata, Toepffer, Aceitera General Deheaza y Minera Bajo La Lumbrera, tuvieron una facturación total de de 52.104 millones de pesos, alrededor de 13 mil millones de dólares.

Una enorme masa de dinero que no se vuelca en la vida cotidiana de sus trabajadores ni tampoco en los pueblos y ciudades que le dan sustento a pesar del creciente nivel de contaminación ambiental que provocan.

Para la Escuela de Estadísticas de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Rosario, citados por la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina, estas firmas invierten solamente un 1,94 por ciento del total de sus erogaciones en salarios.

En el caso de los estibadores la cuestión es peor porque el sueldo de los jornaleros no representa cifra significativa en las utilidades de las empresas radicadas sobre el caudaloso Paraná.

Este presente de opulencia e impunidad es hijo directo de una historia de saqueo.

Nota completa acá

20 de diciembre de 2010

Adelantar las elecciones: dudas, legalidad o decisión política

Una de las principales causas de que aún no está definido el cronograma electoral tiene que ver con las consecuencias que generaron la muerte del ex presidente Néstor Kirchner, y con cambio rotundo en el mapa político del país de cara a 2011.

Mientras los mandatarios provinciales -algunos de ellos buscan su reelección- aún dudan de ir junto con las nacionales, las provincias de Chubut, Mendoza, Salta, Santa Fe, Tierra del Fuego y Tucumán anunciaron que desdoblarán los comicios y no coincidirán con el 23 de octubre para elegir al gobernador, legisladores e intendentes.

Sin embargo, habrá elecciones provinciales en Buenos Aires, La Rioja, Entre Ríos, Misiones, San Juan, San Luis, y Santa Cruz, entre otros distritos, al mismo tiempo que se elija Presidente en la Argentina. En Tierra del Fuego, la Constitución provincial determina que la elección a gobernador debe realizarse seis meses antes de las elecciones presidenciales.

La mandataria de la provincia, Fabiana Ríos, convocó a las elecciones para el 26 de junio. En esa fecha también se realizarán los comicios municipales. El gobierno provincial y los municipios de Ushuaia, Río Grande y Tolhuin acordaron implementar el uso del voto electrónico, que ayudaría a obtener más rápido los resultados e implicaría un ahorro en la emisión de boletas.

Tucumán es otra de de las provincias que desdoblará las elecciones. El 28 de agosto elegirán a las autoridades locales, debido a que, según la Constitución provincial, la fecha de traspaso de mando es el 29 de octubre, seis días después de la votación nacional para Presidente. Según el artículo 43 de la Constitución provincial, "el PE convocará a elecciones públicamente por lo menos con sesenta días corridos de anticipación a la fecha señalada para su realización (...); podrá convocar a elecciones simultáneamente con las elecciones nacionales si lo considera conveniente, bajo las mismas autoridades de comicios y escrutinio, en la forma que establece la ley. En este caso, todos los plazos dispuestos por esta Constitución podrán ser adecuados a la convocatoria nacional".

Tucumán elegirá en la misma fecha a gobernador y 49 diputados provinciales. Mendoza también lo hará el 28 de agosto. El Partido Justicialista medocino tendrá las internas en abril, igual que Chaco, mientras que el radicalismo y el Partido Demócrata de Mendoza definirán sus candidatos provinciales el próximo 15 de mayo.

En el caso de Chubut, la provincia que gobierna el precandidato presidencial por el Peronismo Federal, Mario Das Neves, presentó un proyecto para desdoblar los comicios. El adelanto de las elecciones fue aprobado por la Legislatura provincial, que convocaba elecciones el 20 de marzo próximo. El Frente para la Victoria y el Peronismo Federal desistieron de ir a internas y los candidatos salieron por consenso.

Desde el sector de Das Neves, señalaron que la oposición carece de candidatos y que se tratan de candidaturas testimoniales. El llamado a elecciones fue convocado por decreto del Gobernador. Los chubutenses renovarán gobernador y vice, 27 diputados provinciales y 27 suplentes y un miembro titular y un suplente representante popular ante el Consejo de la Magistratura por las circunscripciones judiciales de Comodoro Rivadavia, Puerto Madryn y Sarmiento.

En la provincia de Salta, los comicios provinciales fueron convocados para el 10 de abril, mientras que las internas abiertas y simultáneas están programadas para el 30 de enero. La UCR es el único partido político que definirá la fórmula de gobernador y vicegobernador de Salta en elecciones internas abiertas, mientras que el PJ, el Partido Renovador y el Partido de la Victoria elegirán otras candidaturas en esa instancia electoral. La particularidad será la utilización del voto electrónico en esta elección, por lo que se están instruyendo a docentes y alumnos.

El gobernador Juan Manuel Urtubey estableció por decreto la fecha de los comicios, y explicó que el desdoblamiento responde a que el 33% de los electores votará a través del sistema electrónico, "lo que obliga a fijar una fecha diferente a los comicios nacionales", ya que el mecanismo no se aplica para la elección de cargos a nivel nacional.

Finalmente, Santa Fe, uno de los distritos de gran caudal electoral, fijó para el 24 de julio los comicios provinciales. La fecha fue anunciada un año antes de que venza el mandato del gobernador Hermes Binner, que firmará antes de fin de año, tal cual lo estipula la ley, el decreto de convocatoria a elecciones generales en la provincia. Según el cronograma, el 22 de mayo se realizarán las elecciones internas abiertas, simultáneas y obligatorias; mientras que el 21 de febrero vencerá el plazo para inscribir alianzas y candidatos. Según la Constitución provincial, los comicios deben realizarse entre 90 y 180 días antes de que termine el mandato del gobernador. Por una ley aprobada recientemente en la Legislatura provincial se pondrá en práctica la boleta única en las próximas elecciones, una utilización de que implicará desterrar a la cuestionada lista sábana .

Pepe Dazzo




__________________
Buenos Aires Económico

19 de diciembre de 2010

Si lo dice Lopez Murphy

A veces uno lee sus reflexiones que son increíbles,
Debemos reformular globalmente el sistema económico, hacer que la inversión productiva vuelva a ser rentable, que valga la pena asumir riesgos empresariales y que el Estado garantice los derechos constitucionales para que surja el crédito hipotecario a largo plazo, de modo que, en un marco de crecimiento y desarrollo económico generalizados, el empleado, el obrero, el trabajador puedan contar con los ingresos necesarios como para afrontar el pago de una cuota que les permita adquirir la vivienda propia. (...) Y, en concordancia con todo ello, es bueno tener en cuenta que, para el Estado, es más cara la gente que vive mal que la que vive bien. Las enfermedades, la desnutrición, la marginalidad terminan siempre por tener un costo para el Estado. Esa es una razón adicional para implementar políticas que propendan al bienestar popular en general y que contemplen el problema de la vivienda en particular. La demagogia gubernamental que nos agobia desde hace décadas impide que esto se plasme en hechos concretos y tangibles.
La pregunta es: ¿como hace para vivir tranquilo? A poco de asumir como ministro de Economía, con el fin de reducir el gran déficit público, anunció un recorte de 2.000 millones dólares en de gastos de la administración pública, que incluía un recorte del 5% a las universidades publicas. Este anuncio provocó multitudinarias protestas, y motivó el pedido de renuncia de López Murphy pocos días después, por parte del Poder Ejecutivo. El 20 de marzo de 2001 fue reemplazado por Domingo Cavallo, quien luego terminó haciendo un recorte de 6.000 millones de dólares. (1)

De la Rúa no lo quería, pero...
Estos fueron sus ajustes

1 - Un recorte global de gastos por 2.000 millones de pesos. La mitad surgirá de una poda en los gastos de la administración pública nacional. Y el resto se conseguiría mediante la reducción de las partidas de recursos que la Nación transfiere a las provincias.

2 - Esto incluiría un recorte en el Fondo Nacional del Tabaco y en los subsidios al precio de los combustibles en las provincias patagónicas.

3 - Presupuesto educativo: Estos recursos se afectarían por tres vías: primero, se derivaría a las provincias la administración del Fondo de Incentivo Docente, que representa unos 600 millones de pesos al año. De concretarse, ese costo debería ser afrontado por las gobernaciones. "Si las provincias no tienen plata, que les paguen menos a sus legisladores para mejorar los sueldos de los maestros", sostienen en Economía. En segundo lugar habría un recorte de 300 millones en el presupuesto de las universidades. Y, tercero, se eliminarían los programas de capacitación, por unos 200 millones de pesos.

4 - Anunciará una reestructuración general en la ANSeS, que incluirá una baja de 30% en personal. El organismo se encarga de pagar jubilaciones por 20.000 millones de pesos al año. Economía quiere ahorrar 550 millones de pesos a través de varias medidas:

5 - Para evitar que las empresas hagan fraude con el salario familiar, sólo se pagará automáticamente a sueldos superiores a 100 pesos. Y se eliminará el plus que reciben las PyMEs y algunas provincias.

6 - Anulación de jubilaciones especiales superiores a los 3.100 pesos.

7 - Incompatibilidad entre trabajar y cobrar la jubilación por encima de los 600 pesos.

8 - Reorganización interna y reducción en el pago de las comisiones bancarias.

9 - Reforma del Estado: este proyecto será piloteado por el secretario Manuel Solanet. Es un plan de 3 a 5 años, destinado a achicar la estructura de organismos y ministerios; reubicar personal y lanzar un programa de retiro voluntario de agentes. Los que se retiren, seguirían cobrando el sueldo durante 18 meses.

10 - Administración Federal de Ingresos Públicos: habrá una reorganización de los organismos de recaudación (Aduana y DGI) y medidas para mejorar la lucha contra la evasión: recortarían 30% del personal, puesta en marcha de los tribunales especiales para juzgar evasores, un proyecto de ley para cerrar la puerta a nuevas moratorias, la privatización del cobro de algunos impuestos y la integración de las bases de datos de la DGI y rentas de las provincias.

11 - El paquete incluiría la propuesta de generalizar el Impuesto al Valor Agregado a las actividades que todavía permanecen exentas, excluyendo sólo a los productos que integran la canasta básica de alimentación. También se buscará apoyo legislativo para gravar con Ganancias a las actividades que hoy no pagan este tributo. Por las exenciones vigentes, el Fisco estaría dejando de recaudar 9.178 millones de pesos al año, según los datos del Presupuesto de este año.

12 - Se anunciaría también la decisión de recortar parcialmente los beneficios de la promoción (industrial, turística, agropecuaria y minera) en diversas regiones del país. El costo total estimado de estos subsidios equivale a unos $ 680 millones.
Por algo está donde está.
Mientras tanto sigue el plan de reconstrucción nacional.

Nos vemos



_______________
(1) Archivos del blog / Fuentes: Clarín - Perfil

17 de diciembre de 2010

Rossi - Lifschitz, cabeza a cabeza

La consultora Andrés Mautone y Asociados realizó una encuesta en la ciudad de Rosario sobre la imagen de los políticos de cara a las elecciones de 2011, en la que el diputado nacional Agustín Rossi y el actual intendente del Frente Progresista, Miguel Lifschitz, surgen como los mejor posicionados para acceder a la gobernación. Como presidenciable con mejor imagen aparece Cristina de Kirchner, con una intención de voto de más del 29% y una importante suba en la imagen positiva de su gestión del orden del 18%.

La encuesta fue realizada entre el 3 y el 6 de diciembre, con un diseño de muestra probabilístico representativo, ajustado a cuotas proporcionales según sexo, edad y nivel socioeconómico sobre un universo de 400 rosarinos en condiciones de votar. La muestra a la que accedimos arrojó los siguientes resultados:

Actualmente, el nivel de aprobación de Cristina de Kirchner en la ciudad de Rosario trepó un 18%, pasando de 21% a 39% en casi tres meses. De ellos, el 9% la considera muy buena y el 30,1% buena, mientras casi el 31% de los encuestados la consideraba como regular. Asimismo, casi el 27% del total desaprueba su gestión.

Al ser consultados sobre la gestión de Fernández de Kirchner, dos de cada diez destacaron en primer lugar la Asignación Universal por Hijo, la ayuda a jubilados y la ayuda social en general, y la política de derechos humanos. Y destacan como principal virtud de la Presidente su fortaleza, su valor, su honestidad e inteligencia.

Si las elecciones a presidente se realizaran hoy, Cristina de Kirchner superaría a Fernando Pino Solanas con el 29% de los votos, mientras el cineasta y diputado nacional obtendría el 11% y el radical Ricardo Alfonsín, el 9%.

En este mismo campo, el justicialismo federal con Carlos Reutemann, Eduardo Duhalde, Alberto Rodríguez Saá y Mario Das Neves cosecharía algo más del 13%.

En cuanto a la presunción de voto a gobernador, cuatro de cada diez de los rosarinos encuestados aprueban la gestión del intendente Miguel Lifschitz, pero el diputado nacional justicialista Agustín Rossi logra una intención de voto del 20%, seguido por Lifschitz con poco más del 16%, y el senador nacional por el socialismo Rubén Giustiniani, con casi el 12%. En este caso, el 32% del total o bien no sabe por quién votaría (19%) o simplemente dice que no lo haría por ninguno o votaría en blanco (12,9%).

Sin embargo, si bien Lifschitz tiene un alto nivel de aceptación entre los rosarinos con un 37,8%, la encuesta también revela que tanto Rossi como su candidato a la intendencia, Héctor Cavallero, escalan al 27,7% y el 23,5%, respectivamente.

Pepe Dazzo

16 de diciembre de 2010

Binner, contra vientos y mareas

Sin dudas que el veto de Binner al artículo 19 de la ley de boleta única causó un efecto tsunami en el Frente. Pero quiero referirme al modo que impone sus criterios el gobernador. Entre sus pares, tiene fama de duro, que no le gusta que le digan que hacer; es natural, viene ejerciendo funciones ejecutivas desde hace mucho tiempo y eso, a la larga se impone.

La primera movida fue vetar el artículo 19 de la ley de Boleta Única, sabiendo que la Legislatura no tendrá los 2/3 para rechazarlo y así imponer que en las primarias se vote con el nuevo sistema. Esta decisión perjudica especialmente a los radicales que querían hacer valer su estructura provincial para respaldar la candidatura del intendente de Santa Fe. No habrá boleta sábana donde estén juntos el candidato a gobernador y el intendente movilizador. Tampoco se podrá repartir la boleta para que no se equivoquen de candidato. Esta ley, que unifica padrón y establece una papeleta por cada ítem a votarse, nació con muchos errores técnicos que esperan subsanar con la reglamentación. Seguramente habrá presentaciones judiciales por parte del rosismo y del radicalismo tratando de posponer la aplicación de ley. La UCR convocó a una conferencia de prensa para ratificar la postura que tuvieron cuando sancionaron esta ley (todos los frentistas acordaron el artículo 19 que establece la boleta única para las elecciones generales), para dejar en claro que se modifican las reglas de juegos cuando ya está anunciado el cronograma electoral y, por último, su enojo por haberse enterado, otra vez, por los medios sobre una decisión que se debería haber debatido en el seno del Frente Progresista. "El gobernador intenta institucionalizar el binnerismo, no el Frente", expresaba un alto dirigente radical. Conociendo algo de su personalidad, esto recién comienza. Para los astrólogos saben lo puede hacer un geminiano herido.

Binner, fue tozudo cuando nominó a Griselda Tessio para compañera de fórmula pese al descontento de los radicales.

Pero la tozudes de Binner, va más allá de cualquier coyuntura electoral. Actos administrativos lo emparentan con cualquier sector a la hora de imponer criterios. El ministro Ángel Sciara contrató a la hija de Domingo Cavallo y nadie se hizo eco del hecho político que confirma su relación con el ex ministro de Economía de la Nación. Los memoriosos recuerdan al actual ministro de Hacienda en su paso como asesor del polémico funcionario nacional cuando propuso la privatización del Banco de Santa Fe, y que ahora cuestiona la gestión justicialista desde el otro lado del mostrador.

No pudo decirle que no a su ex jefe y contrató a través del CIPPEC (Fundación Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento) a Sonia Cavallo para que durante tres meses asesore a la Dirección Provincial de Anticorrupción y Transparencia del Sector Público, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, en el diseño y redacción de un proyecto normativo para crear un sistema de presentación, publicación y control de declaraciones juradas patrimoniales para los funcionarios públicos de la provincia de Santa Fe. Por este servicio percibirá la suma de $ 25.000 según reza el decreto 2312.

Binner va siempre más allá, tanto que puede -para imponer a su candidato- hacer cualquier cosa, incluso ser candidato testimonial.


15 de diciembre de 2010

Ahora que se fueron todos

Las tapas de todos los diarios opositores quieren resaltar que no es Macri quien acordó, sino el Gobierno el que lo hizo. Solapadamente triunfo para el rubio. Y no se puede esperar otra cosa.

Se dijo de todo y para todos los gustos. Cuando bajen las aguas, cuando decante, en el fondo queda la resaca y en la limpieza cada uno sabe lo que tiró. Dice Eduardo Anguita:
Y lo del Parque Indoamericano pone sobre la mesa que en los tres años de Macri la ciudad retrocedió en materia de partidas sociales y de ejecución de esas partidas. Especialmente en la zona sur. Tanto en vivienda como en salud y educación. En el primer caso, se menciona mucho que el Instituto para la Vivienda liberó este año menos del 20% de lo votado por la Legislatura. Y debe remarcarse que el aumento de población en las villas no sólo es por la llegada de inmigrantes de países vecinos sino por la cantidad de inquilinatos cerrados, edificios ocupados que fueron violentamente desa-lojados o fin de los hoteles como solución habitacional transitoria. La genialidad del macrismo consiste en dar unos pesos a cambio de evitar mandar la policía o las patotas que funcionan en el Ministerio de Espacio Público (Unidad de Control) o de Desarrollo Económico (la Unidad de Gestión e Intervención Social) y que están pensadas como auxiliares del clientelismo y la expulsión social.

El nuevo elemento que agregaron Macri y Ritondo es el de los falsos vecinos, a través de bandas armadas, cuyos antecedentes se remontan a los grupos de la Liga Patriótica, y sueñan en convertirse en comandos de la Triple A. Pero, para eso, necesitan mucho amparo estatal. El punto es que uno de los desafíos de cara al posible adelantamiento electoral es neutralizar el eficaz discurso antivillero y discriminador del PRO. Para eso, las caras más visibles del kirchnerismo en la ciudad –Daniel Filmus y Carlos Tomada– deberían tomar la iniciativa de salir juntos a convocar por un gran cambio en Buenos Aires.

Una Argentina que crece tiene en la Ciudad de Buenos Aires los mismos problemas con algunos nuevos. Es decir, desde hace 60 años, en las villas vive gente que es “dueña” de su casa sin título de propiedad. Es decir, hay unos 300 mil habitantes que no están inscriptos en el Registro de Propiedad. En las villas, la Dirección de Catastro nunca hizo la demarcación que hace en el resto de los barrios. No se trata de “barrios de emergencia” sino de gente que vive allí. Algunos hace dos y tres generaciones. Con el boom inmobiliario, el PRO quiere ganar simpatías entre los vecinos que ellos creen correctos y echar a los que para ellos son de segunda categoría. Para quien tiene una casita en Soldati, Mataderos, Patricios o Lugano, la idea de que no haya villeros cerca es la ilusión de que su vivienda valdrá más. Pero no es sólo eso: quienes trabajan en las villas saben que hay algunos intereses vinculados a la droga. Concretamente, las redes de distribución de paco, cocaína y otras drogas invierten en construcción en las villas y tienen allí algunas personas que les son útiles. También los tienen en barrios elegantes, desde ya. Y con complicidades en juzgados, fiscalías, partidos políticos y fuerzas de seguridad. Sin embargo, en Buenos Aires se trata de un problema de baja intensidad criminal. Y que no tuvo ninguna incidencia en lo sucedido en Soldati. Lo que no puede negarse es que las problemáticas de seguridad en la ciudad van de la mano de políticas sociales.
Nos vemos,

14 de diciembre de 2010

Pese a Macri, el buen momento de Argentina

Argentina viene transformando su inserción internacional. Por primera vez en su historia económica las MOI (Manufacturas de Origen Industrial) han superado en participación a las MOA (Manufacturas de Origen Agropecuario), 34% vs 33%. Este desempeño requiere algunos comentarios. En primer lugar debe destacarse que de las exportaciones argentinas, el 67 por ciento corresponde a manufacturas de todo origen, y eso por sí mismo es un valor no alcanzado en etapas anteriores. Esto quiere decir que, crecientemente, nuestras exportaciones se están industrializando.

El segundo aspecto es que el aumento de la participación de las MOI se ha dado sobre la base de un aumento de los volúmenes exportados y no como resultado de un aumento de precios. Las cantidades reflejan el esfuerzo productivo y no sólo la evolución azarosa de los precios internacionales.

¿Por qué tanta insistencia con el desempeño de las MOI? En primer lugar, porque representa la exportación de productos más complejos desde el punto de vista productivo y con mayor valor agregado industrial, pero principalmente porque es el reflejo de la competitividad de la industria, que logra colocar productos en un mercado mundial cada vez más competitivo. Mientras que en esta etapa los mercados agropecuarios son mercados donde “nos compran” en los productos industriales son mercados donde “tenemos que vender”. En síntesis, el esfuerzo de mejorar la industrialización desde 2003 está dando resultados.

No podemos dejar de recordar que desde el golpe militar hasta 2003 la industria sufrió un proceso de desarticulación, pérdida de densidad industrial, concentración productiva y pérdida de valor agregado industrial en los productos exportados. Ese proceso dio como resultado una industria demandante de divisas y un sector agropecuario estructuralmente excedentario, pero sometido recurrentemente a la variabilidad de volúmenes, en general por efectos climáticos, y a las oscilaciones de los precios internacionales fijados exógenamente, lo que sometía a la economía argentina a periódicas crisis de sector externo y un crecimiento caracterizados por una dinámica stop-and-go.

Desde el 2003 la industria se ha desarrollado y ha crecido fuertemente (más de un 80 por ciento), abasteciendo tanto al mercado interno, que se ha ido expandiendo año tras año, como al externo. Y simultáneamente ha ido mejorando la generación de divisas de manera creciente con niveles record en valores, en volumen, y en participación en el total exportado y en el PBI.

Desde el punto de vista de la composición, los sectores con mayor participación son el automotriz, la industria metalmecánica y la industria química, con alta participación de la farmacéutica. Todos estos sectores son fuertes generadoras de valor agregado y empleo calificado, y de elevada complejidad tecnológica. La alta participación de estas industrias demuestra a su vez que son competitivas a nivel internacional en mercados altamente competitivos. Debe destacarse que ese mayor sesgo exportador se ha logrado en todos los sectores industriales. Comparado con los ’90, todos los sectores aumentan la participación de sus exportaciones en el total de ventas, más que duplicándolas en sectores como instrumentos médicos, autopartes, embarcaciones, textiles, maquinarias, productos y aparatos eléctricos. Tenemos un nuevo sector entre los más dinámicos como el software, que era inexistente en los ’90 y que desde el 2003 más que cuadruplicó sus exportaciones.

Se exportan más productos de mediana-alta tecnología, ganando participación en el total. Mientras en 1996-1998 éstas explicaban el 20,7 por ciento del total, en los últimos cuatro años explicaron más del 23. Entre otros avances indiscutibles de nuestra industria en materia exportadora, están la mayor diversificación en materia de mercados y productos, y ampliamos la base de empresas exportadoras con unas 1800 nuevas pymes que se volcaron al mercado internacional. Todo ello demuestra que la industria ha crecido, se ha desarrollado, ha generado capacidades específicas para insertarse en el mercado internacional de manera creciente y sostenida, lo que implica que se han mejorado productos, procesos, gestión, y se ha incorporado y desarrollado tecnología.

En definitiva, los procesos de transformación son progresivos y lo importante es identificar las tendencias y los senderos de crecimiento y esto nos muestra que la industria se ha vuelto más competitiva. Todavía falta mucho por hacer y avanzar en la transformación productiva, pero hemos logrado mucho en poco tiempo. El camino es el correcto, seguiremos profundizándolo.

Nos vemos,


Textos de Debora Giorgi

12 de diciembre de 2010

Cautivos, entusiastas y devotos

¿No suena extraordinario que Héctor Timerman, nuestro canciller “judío”, anuncie que la Argentina reconoce a Palestina como un Estado soberano?

También es extraordinario: que el martes pasado, en Página/12, Luis Bruchstein escriba: “En Medio Oriente el pueblo judío, que venía de una larga diáspora, convirtió a los palestinos en los judíos del mundo árabe”. Eso es la fraternidad de reconocerse en el otro. Hay más hechos o dichos extraordinarios: por ejemplo, que el presidente Lula haya recordado a Néstor Kirchner como “el Maradona” de la política. No es extraordinario que lo haya dicho Lula ni que el ex presidente argentino sea merecedor de elogios. Lo extraordinario es la comparación metafórica con un mito popular contradictoriamente grande. Porque como referencia no suena correctamente republicana.

Igualmente extraordinario es que el radicalismo, a través de Ricardo Alfonsín, esté buscando un “frente progresista”. ¿Cómo, así de golpe, y mientras su correligionario Sanz, el que demonizó a la asignación universal por hijo como auspiciante del “paco”, se incluye en la competencia de candidatos? Uno espera que el radicalismo sepa tantear hacia la izquierda, si aún le es posible un giro tan extremadamente opuesto a su actual ubicación ideológica. Lo extraordinario -en este caso- es que lo esté buscando. Pero si hace veintiséis años lo había encontrado. Es que en aquellos tiempos la ideología era fácil: bastaba con ser modestamente democrático. Más extraordinario es que el Partido Obrero no haga honor a su nombre sumando obreros; o que Francisco de Narváez ande rumiando que volvería al kirchnerismo. ¿Cómo, acaso se puede volver de donde nunca se estuvo?

Por eso lo extraordinario es lo contrario de lo ordinario. No lo es que Mario Vargas Llosa, en vísperas de la ceremonia del Premio Nobel, diga que “Resucitaría a Borges para darle el premio”. Es obvio. Es como que Obama reconozca a Luther King. En cambio lo de Wikileaks que empezó al revés -como algo extraordinario- se volvió ordinario. La detención del corsario virtual -Julián Assange- no sorprende ¿Por qué razón iba a zafar del embrollo? Bastante es que se ande escapando Bin Laden.

Ni siquiera es extraordinario que se haya revelado que la embajada norteamericana tenía -o tiene- aquí periodistas “cautivos”. No involuntariamente, claro. Sino, al contrario, entusiastas y devotos. Copio, por asociación rápida de ideas, este párrafo de Joaquín Morales Solá respecto del caso Wikileaks: “Un alto funcionario de Washington le aseguró a un político argentino (que lo llamó preocupado por las filtraciones de Wikileaks) que los mensajes cifrados que se fugaron pertenecen sólo al nivel menos seguro del Departamento de Estado. Habría dos niveles más altos de seguridad que no fueron perforados”.

¿Viste? O los otarios argentinistas se iban a creer que el Imperio es pan comido. Lo ordinario de este supuesto es que lo desliza Morales Solá. Lo extraordinario es que para no disimular su pertenencia cautiva nos hace saber que “él sabe” que la seguridad del Imperio tiene otros niveles inviolables. Que no se hagan ilusiones: que lo que pirateó Wikileaks son divertimentos.

No obstante Morales Solá deja interrogantes flagrantes: ¿quién es el alto funcionario estadounidense al que cita como fuente, quién es el político argentino que lo consultó y cómo le hicieron saber a él -a Morales Solá- que el Departamento de Estado tiene dos niveles más altos de seguridad? A ver si a él sólo ahora le dejan saber de Wikileaks y le cortan el chorro en los otros dos niveles.

Quedaría como el gaucho al que “lo desvela una pena extraordinaria”, siguiendo el canto del Martín Fierro. Porque para un cautivo no hay pena más extraordinaria que lo desdeñen sus captores, por más que él ruegue que no lo suelten. Es que un periodista con pase al palier del Departamento de Estado no debería abusarse de la confianza que le dispensan.

Yo tampoco de la desconfianza que me tengo a mí mismo, porque en cualquier momento digo algo inconveniente. Eso sí: sin ningún peso histórico. ¿Saben? Yo no estoy harto de los derechos humanos, ni de la Unasur, ni de que descubran yacimientos gasíferos extraordinarios gracias al culo roto que tiene este Gobierno (Evo Morales debe de estar puteando en lengua originaria); tampoco estoy harto de que la Presidenta ante la chance de ganar en primera vuelta -y sin necesidad de vestirse de viuda- quiera ayudar un poco a alguna fórmula opositora para no ganar por tanta diferencia.

De lo que sí estoy harto es del periodismo que se pregunta, como si lo tomara de sorpresa, si este oficio se ejerce como militante o como independiente. Eso les resulta extraordinario: como si al ornitorrinco le resultara raro el ornitorrinco. Al ornitorrinco lo que le resultaría extraordinario es mirarse en el lago y verse como si fuera Fontevecchia, fantaseándose que no es él sino un hipotético espécimen de periodismo independiente. El ornitorrinco no es boludo: sabe que es feo, que no es el mejor animal de la Tierra, que es ornitorrinco. Como bicho bastante extraordinario.

Ordinario es el periodismo libre albedrío que se expande. El Twitter y todos los soportes de las redes sociales cunden el derrame del periodismo a solas; el del periodista que se lanza a ofrecer su relato sin editor ni patrones. Hay de todo. Cada vez más, cada abonado a la red envía su relato. No hay editor ni responsable de cuánto cada relato dice, ni de cuánto clama o proclama o difama. Burros y sabios se afanan por contar algo. No quieran prejuzgar si hay más de los primeros que de los últimos. Hasta Mauricio Macri se va a atrever a hablar por sí solo, sin ventrílocuo. Y un universo de creyentes se incorpora a la creencia o a la desmentida del relato. Se juzga por pálpito, por deseo, porque así como se creyó en los medios hegemónicos ahora se cree en los medios inasibles, o de orígenes ligeros. Lo que ya está pasando por la red es periodismo natural, espontáneo.

Son como conversaciones de pasajeros de estaciones o aeropuertos. Se hablan sin conocerse; sin garantía de identidad ni de intereses. Ya no serán las voces notorias y consagradas las que agitarán opiniones; serán los cualquiera y los nadies. Los periodistas también serán nadies. Llegará el día en que toda la humanidad emitirá y recibirá el multirrelato planetario. Desde el sillón académico al closet; desde el palacio al cuartucho; desde la decencia a lo obsceno. Tendremos la cabeza tan atravesada de relatos que sentiremos nostalgia de la época reciente en que grandes medios y agencias monopolizaban la manipulación noticiosa. Porque una implacable manipulación individual y a la vez colectiva y multitudinaria, consensuada tácitamente entre todos los relatores cundirá como el aire.

Imagino una sociedad sumida en la lectura en continuado de mensajitos, mensajes, textos que se derraman por nuestros aparatos y aparatitos. Y comentándonos entre nosotros éste o aquél o el otro, pero desesperados por habernos perdido el de aquella red, o el de aquel blog, o el de aquel tweet. Instándonos a leernos; obligándonos a atendernos. ¿Me leíste, lo leíste, lo escuchaste, lo bajaste, lo reenviaste? Y desorientados y sin retener ni recordar de quién es eso que leímos y que propagamos. Y dónde lo leímos. Venir a descubrir ahora que todos somos periodistas. ¿Pero qué acabo de decir? Periodistas no: militantes. Me pregunto si ante tanta propagación mediática alcanzará el stock de noticias. ¿O volveremos a tener que inventarlas?
Ni siquiera harán falta los embajadores norteamericanos.

Pero sí harán falta relatores lúcidos. Porque hay que observar con recelo la irrupción de puebladas como la de Soldati y su consecuencia represiva. Macri es la anécdota obvia. Pero atiéndase a la historia. Los derechos humanos, la solidaridad con los desposeídos, la inclusión paulatina son la línea de flotación del Gobierno. Justo están dándole ahí. Lo sacuden con víctimas injustificadas. En el Norte y en el Sur.

Muchos de los que se llenan la boca de exaltaciones y retóricas libertarias defienden la propiedad privada más que a sus almas. Y si encontraran a un mendigo anidando en el patio del fondo de sus casas lo sacarían a patadas. Cuiden y defiendan a los excluidos pero no apedreen ni injurien al Gobierno. Lúzcanse en el relato, pero no hagan demagogia. Miren el todo no el piojo. No es necesario enceguecerse y hundir a los rescatistas que han estado disminuyendo las consecuencias del hundimiento.

Orlando Barone «Los militares del relato infinito»
Revista Debate


11 de diciembre de 2010

Máscaras

Daniel Scioli dixit
«... Ahora, el gobierno de la Ciudad alguna vez se tiene que hacer cargo de algo. Siempre que hay un problema los responsables son el gobierno nacional, las otras provincias o los países limítrofes. La Ciudad tiene que solucionar los problemas a través de la gestión, no hablando de los demás. Macri tiene que hacerse cargo, como me hago cargo yo o el gobierno nacional o los otros gobernadores. No puede ser que, cada vez que haya un problema, la culpa la tenga el otro.»
Nos vemos,

10 de diciembre de 2010

Extranjeros

Por Daniel Goldman

No hay duda de que siempre que se produce una pelea en donde hay que echar a los pobres de la tierra, los supuestamente más elevados, los que moran en el olimpo vuelven a poner en el tapete los argumentos que responden a modelos sociales y económicos que replican las condiciones xenófobas de la vida y resucitan las lógicas del prejuicio.

Este país que sostuvo como bandera la idea del crisol de razas, cíclicamente en el hoy expresa en boca de funcionarios la suerte de la intolerancia que resurge como parte del discurso neoliberal y que conlleva la intención de excluir a todo aquel que no sea blanco, apuesto y exitoso. Esta atribución de los paladines platinados, padres del progreso, que cargan la mítica idea de poblar estas latitudes desde la época de Neanderthal, esgrimen el argumento del indocumentalismo racista cuando la piel les es frotada por el conflicto irresuelto de una sociedad en la que se ven amenazados en la concentración de sus riquezas mixturadas con la frivolidad asociada a lo perverso.

Siendo así, me permito brevemente traer la reflexión teológica acerca de las palabras del patriarca Abraham cuando dice “Extranjero y habitante soy ante ustedes”. La exégesis se detiene en este versículo, insistiendo en la profunda idea de que todo hombre en su calidad humana habita únicamente la extranjería. Dicho de otro modo, acusar al otro de extranjero implica no reconocer la frágil condición de haber sido colonizado en los propios hábitos enajenantes, establecidos por los límites autoritarios de la condición discriminatoria. Inculpar al otro de extranjero es poner al descubierto nuestra propia alienación y asumir nuestra propia extranjería es dejar de ser extraños ante nosotros mismos.

Como hijo de polizontes indocumentados que llegaron a la Argentina en el año 1948, recomiendo la lectura de El extranjero, de Albert Camus, quien nos recuerda que los estigmas sociales denotan la insensibilidad, la desidia y el absurdo.

8 de diciembre de 2010

Macri, el huevo de la serpiente

Durante la década de los ’90, una de las acciones contra la clase trabajadora que llevaron adelante Carlos Menem y su ministro de Economía, Domingo Cavallo, fue la de responsabilizar a los trabajadores de las dificultades económicas y especialmente a los trabajadores extranjeros por el desempleo.

Algunos sindicatos se subieron a esa campaña, en la que los empresarios sólo eran responsables de dar trabajo a bolivianos, paraguayos y peruanos. En la misma época, dirigentes como Carlos Ruckauf mencionaban la incidencia de los extranjeros en la tasa de delitos.

Por cierto, ni lo uno ni lo otro se ajustaba a la realidad ni a ninguna estadística, y lo único que se perseguía era la instalación de un discurso discriminador, que justifique el statu quo, y que tuvo su correlato no sólo en algunos gremios, sino fundamentalmente en medios de comunicación, algunos de ellos que insisten en estos días con la cantilena de que los extranjeros llenan las villas, son delincuentes y, si no lo son, quitan trabajo a los argentinos.

El accionar policial tiene mucha relación con la construcción de ese discurso, dado que se halla motivado en la portación de rostro. Lisa y llanamente, un discurso anti-inmigrante que envidiarían gobernantes como Sarkozy o Berlusconi, o barrabravas autores de cánticos xenófobos. Un discurso que deja absolutamente al margen los motivos por los cuales trabajadores de otras nacionalidades se han visto obligados a emigrar en busca de mejores oportunidades.

Un discurso que se olvida de cuántas veces los argentinos hemos necesitado la ayuda de otros países, de la solidaridad con los débiles y de convenciones internacionales como la de Refugiados. Un discurso que tampoco recuerda cuánto los inmigrantes han contribuido a forjar este país y cuántos malos tratos han recibido por el solo hecho de ser trabajadores extranjeros.

Claro está que han sido muchos los empresarios que se vieron cómodos durante los ’90 con esos discursos. Mauricio Macri fue uno de ellos. Fue en esa época que llegó a la presidencia de Boca Juniors y a partir de allí su salto a la política y a la Ciudad de Buenos Aires.

Ya en calidad de jefe comunal, han sido varias las acciones emprendidas contra los excluidos, entre las que resaltan los violentos desalojos, los malos tratos a las familias en situación de calle y los ataques a cartoneros y la alusión a que tomar bolsas de residuos constituía delito.

En esa misma línea se conoció días atrás, por medio del ministro de Salud, Jorge Lemus, que el Gobierno de Macri destinaría unos $100 millones menos al Hospital Garrahan porque sólo el 15% de las consultas habría provenido de habitantes de la ciudad. Aunque aclaró que ese dinero se reasignaría a hospitales que sí son utilizados por porteños.

Estos muchachos van por calzada resbaladiza. Por un lado, hay que decir que a veces la gente dice vivir lejos para no tener que hacer interminables colas en el hospital. Por otro, que la atención de la salud no puede estar subordinada a la procedencia de los afectados. Y, fundamentalmente, que con este método discursivo no sólo hacen tabla rasa con cuestiones inherentes a la vigencia de los derechos humanos, sino también a la calidad democrática que nos merecemos.

El huevo de la serpiente en una de sus caras más crudas: el desinterés por cualquier gesto solidario, el menosprecio a todo aquel que sea distinto, incluso cuando la diferencia sea una avenida de por medio. "Va a estar linda Buenos Aires", diría Micky Vainilla, con su bigotito "adolfesco" y su brazo derecho extendido hacia los carteles negros y amarillos.

Nos vemos,



Textos de Rodolfo Yanzón

7 de diciembre de 2010

Menem, citas memorables

Algunas clásicas, otras más clásicas y algunas de sus viudas:
“Síganme, que no los voy a defraudar” (1989)

“Por los niños pobres que tienen hambre. Por los niños ricos que tienen tristeza”
(Slogan electoral de 1989)

“Estamos mal, pero vamos bien” (1990)

“No sé si voy a sacar el país del problema económico. Pero seguro que voy a hacer un país más divertido” (1990)

“Con la convertibilidad, habrá más de seis décadas de crecimiento y prosperidad en la Argentina” (Domingo Cavallo, 1991)

“La Ferrari es mía, mía, mía. ¿Por qué voy a donarla?” (1991)

“No tengo aspiraciones de ser reelegido en 1995. ¿Cuál es el propósito de la campaña Menem ’95. Que Menem se va en el ’95” (1992)

“Hacia 1997, la deuda externa comenzará a reducirse. Y hacia fin de siglo, será insignificante” (1993)

“Dentro de poco tiempo se va a licitar un sistema de vuelos espaciales mediante el cual, desde una plataforma que quizás se instale en Córdoba, esas naves espaciales se van a remontar a la estratósfera y desde ahí elegir el lugar adonde quieran ir, de tal forma que en una hora y media podamos estar desde Argentina en Japón, Corea o en cualquier parte del mundo” (1996)

“La convertibilidad se mantendrá por los siglos de los siglos” (1996)

“En este país, nadie hace la plata trabajando” (Luis Barrionuevo, 1990)

“Hay que dejar de robar por dos años” (Luis Barrionuevo, 1996)
Argentina, país generoso...

Nos vemos,

6 de diciembre de 2010

Los escollos para profundizar el modelo

Varias veces hemos reparado, en que el modelo económico actual es el mejor de los últimos cincuenta años, por su carácter redistributivo y por la inclusión social con trabajo, que ha generado a lo largo de estos 7 años. Sin embargo, existen todavía ciertas trabas que impiden la profundización del mismo, una de ellas, deviene de la materia tributaria, si bien desde la AFIP, se están llevando acabo grandes avances, en controles y cruces de información, investigaciones, de forma conjunta con la Unidad de Información Financiera (UIF) y el Banco Central, la practica de ciertos sectores comerciales, todavía mantiene un alto nivel de elusión y evasión fiscal.

El caso mas relevante, surge en el sector agroexportador, durante el presente año, empresas de dicha industria han sido motivo de investigaciones, muy importantes, claro ejemplo de ello, fueron los fraudes fiscales detectados en los grupos Bunge y Cargill. Sin embargo, existen otras empresas muy complicadas respecto a la elusión y evasión fiscal, a partir de sus practicas comerciales, el grupo empresario Molinos Río de la Plata, es sin lugar a dudas, uno de ellos.

El mecanismo utilizado por estas empresas, (Cargill, Bunge y Molinos) tiene características similares, la ubicación de filiales subsidiarias tiene como punto en común, su localización, en las denominadas zonas francas, que si bien, no son consideradas Paraísos Fiscales (Off-Shore), poseen escasa carga tributaria, pero mantienen la sociedad controlante en la Capital Federal. De esta manera, estas empresas se convierten en meras entidades con fines contables, que permitirán, a la empresa controlante, absorber las perdidas que generen en el exterior, deduciendo la masa tributaria a ingresar.

De las investigaciones realizadas por AFIP, se pudo conocer, que de las exportaciones del tándem Cereales-Aceites a Suiza por u$s 4.300 millones, por citar un ejemplo, tan solo se recibieron en dicho país, productos por u$s 1.500, de esta manera, podemos determinar, que u$s 2.800 millones restantes, fueron triangulados hacia otro país. Casos similares se analizaron en Uruguay, Islas Caimán y Barbados.

Cabe destacar, que este dinero, que se deja de recaudar en la Nación y que no solo no tributa, sino que además pasa a formar parte de la denominada fuga de capitales, presenta serios escollos a la profundización del modelo dado que, impide, incrementar la recaudación fiscal, consecuentemente impide la ampliación de obras y servicios, la generación de nuevos puestos de trabajo, el avance en materia de políticas sociales y económicas, que permitirán una mas justa redistribución del ingreso, que al final de cuentas, es lo mas importante en materia de igualar las oportunidades para el desarrollo económico de una Argentina aun mejor.

Nos vemos,



por Exequiel Cunibertti


5 de diciembre de 2010

Joaquín, el país... es otra cosa

La semana que termina fue el escenario para el tema de los cables de Wikileaks. Todos se hicieron eco, distintos matices para una misma estupidez. Desde el Club fijamos posición con una brillante reflexión de Federico Pinedo que, sinceramente, sorprende por lo sensato. ¡Como le gusta a Joaquín este tipo de cosas! Sirve de alimento a su imaginación frondosa.

El país, don Joaquín, es otra cosa. Es algo serio. Levantado con esfuerzo de tanto descuido. El país, tiene flagelos heredados del neolibaeralismo. El viejo caudillo paraguayo Stroessner mantenía al pueblo alejado de la educación por ser la forma más sencilla de gobernar sin problemas, sin sobresaltos. Menem, no hizo lo mismo, pero si permitió que miles de provincianos pulularan en los grandes centros urbanos buscando espejitos de colores porque las economías regionales estaban hecha percha.

De a poco, la falta de laburo, dió paso a la promiscuidad, al desgano, a ganarse la vida con piquetes de familias, y así criaturas, mujeres adolescentes se convierten en el puntal para que el país dé la noticia que el 15% de los bebes que nacen tienen madres cuyas edades están entre los 13 y 15 años. Cada día nacen en el país 314 bebes de madres adolescentes: nueve de ellos en la Capital; 102, en la provincia de Buenos Aires; 14, en el Chaco; otros 15, en Misiones, y 7, en Formosa, entre otros.

La contracara, son los abortos. Según los expertos, en Argentina falta educación sexual y acceso a los anticonceptivos. El 11% de las mujeres latinoamericanas que mueren por causas relacionadas al embarazo fallecen como consecuencia de un aborto clandestino. En Argentina esa cifra es más del doble: el 25% de la mortalidad materna es atribuida a las interrupciones mal realizadas.

Esto es Argentina casi de posguerra. Esto es Argentina después del temblor.

Volviendo al tema del Wiki-Wiki, no es nuevo que el pensamiento conservador mundial identifique el sostenimiento del statu quo imperante con el sentido común, y la locura con las transformaciones. En los países desarrollados suelen ubicar apresuradamente en la categoría de insanos mentales a los líderes populares que se atreven a desafiar las verdades reveladas del capitalismo. La cordura del Norte no se compadece con la del Sur. Ronald Regan consultaba el horóscopo antes de ordenar una intervención armada. George Bush veía terroristas debajo de la cama, autorizó la tortura y desató una guerra en Irak que ya lleva 110 mil muertes.

Gobernadas mayoritariamente por transgresores, las naciones sudamericanas no poseen hoy un sentido común que coincida con el de los países centrales. En Mar del Plata, Cristina Fernández pudo gozar ayer de uno de los actos transgresores de su marido. Ante sus colegas iberoamericanos, reunidos para consensuar políticas sobre educación, la presidenta explicó que el kirchnerismo triplicó la inversión educativa, mientras redujo el porcentaje de la deuda externa del 140 al 40% del PBI.

Cuando el Presupuesto Nacional se confeccionaba en los ’90 bajo el sentido común del Consenso de Washington, la Argentina destinaba el 6% de su PBI a pagar la deuda externa y el 2% a la educación. Nadie se preguntaba entonces si los argentinos estaban en sus cabales por permitir semejante disparate, como lo hicieron ahora en Washington. En cambio, los presupuestos kirchneristas revirtieron esa proporción y el país asigna hoy el 2% del PBI a pagar la deuda externa y el 6% a educación.

El gobierno, va dejando atrás todas las encrucijadas.

Nos vemos, buen domingo.

4 de diciembre de 2010

Alfonsin, su desesperanza y Leuco


Y si, el acto de Alfonsín fue un llamado a la unidad opositora para quebrar ese sentimiento que el mismo llama desesperanza; «En otros tiempos, en la Argentina la pobreza estaba acompañada de la ilusión de progreso. Hoy no pasa lo mismo, hoy hay una desesperanza que se suma a la pobreza. La combinación de estos dos elementos explica la apatía política». Sinceramente, estoy buscando el eje.

Desesperanza. La apatía política es sinónimo de falta de ideas, sinónimo de roscas. Sinónimo de pretender un estado parlamentarista. Sinónimo de comprender que las mayorías silenciosas apoyan el esfuerzo del gobierno para reconstruir. Reconstruir no está en el diccionario de Alfonsín, porque si lo estuviera, comprendería claramente las diferencias entre generar pobreza y generar empleo para salir de la pobreza que dejaron sus correligionarios neoliberales.

Leuco -pollo del Club- hace una cronología del ascenso de Cristina que alimenta la desesperanza de Alfonsín:
Nunca nadie cayó tan bajo en tan poco tiempo y nunca nadie se recuperó en forma tan rápida y espectacular como Cristina Fernández de Kirchner. El inédito desempeño de la Presidenta en las encuestas de imagen contiene una carga espasmódica entre los picos de 57% y los pozos de 20% de aceptación que ameritan un análisis exhaustivo. Para eso, conviene quitar la hojarasca y reducirlo a su mínima expresión para intentar entender cómo es que pasó de la gloria a devoto y volvió a la gloria:

* Es imposible que gane en 2011. Era octubre de 2009 y tenía solamente el 20% de imagen positiva.

* No es imposible que gane. Era abril de este año y tenía el 30%. En ese momento se quebró esa idea de que su gobierno “había entrado en un ocaso irreversible”. Pero todavía siete de cada diez argentinos decían que votarían en contra de los Kirchner en segunda vuelta.

* Es posible que gane. En julio, hace menos de 150 días, el respaldo a la presidenta trepó al 37% y eso la dejaba a tres puntos de ganar en primera vuelta si lograba una diferencia de diez con el segundo. Estaba cosechando simpatías por el vigoroso crecimiento económico, la multiplicación del consumo, la ley mas progresista de la era K, que fue la asignación para hijos de desocupados y trabajadores en negro y el impulso optimista que recibió con los festejos del Bicentenario.

* Es imposible que no gane. Hoy, un mes después del fallecimiento de Néstor Kirchner el apoyo a la presidenta es del 57%. Eso la lleva de nuevo al origen porque es el mismo porcentaje que ostentaba en 2007 inmediatamente después de su triunfo electoral.
A menos de un año de la contienda electoral, la impotencia política del establishment, de expresar en las inconsistentes figuras electorales que puedan servir como dique de contención para frenar el proceso iniciado por Néstor Kirchner en mayo de 2003.

Centran sus desvelos, ante la probable profundización del proyecto de crecimiento con inclusión y la reelección de Cristina Fernández, en el próximo lustro, dejando en evidencia los límites ideológicos y su talante profundamente antidemocrático, expresado por el complejo entramado de la coorporación económico-comunicacional, al alarmarse ante la posibilidad de que el modelo desarrollista permita ampliar la participación de los que menos tienen en la torta distributiva.

Lo que los desvela es que el histórico pobrerío, víctima de años de ninguneo por el poder real, se acostumbre a vivir mejor y exija sus derechos, enrolados en un proyecto de país, donde la voracidad de los que más tienen, se morigere ante las impostergables necesidades de equidad de los que más sufren. Para poder profundizar el largo camino de igualdad y libertad aún hoy pendiente.

Nos vemos,