31 de julio de 2009

No es el día D

La cita es para hoy, en la Casa Rosada, por invitación del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, que podría preguntarle a Alberto, su antecesor del mismo apellido, cómo le fue todo el año pasado en la misma tarea de encontrar pautas de acuerdo con la mesa de enlace agropecuaria. Empresarios y sindicalistas, de la UIA y la CGT/CTA pudieron llegar a un acuerdo que fijó el salario mínimo en 1500 pesos, una cifra de consenso, con la que ninguno está completamente contento, pero es una base aceptable para mantener el acuerdo. No serán “un colegio de señoritas”, como aclaró Moyano, pero tienen modales de gente sensata.

Los caciques rurales, en cambio, no son gente sensata ni quieren ningún acuerdo porque hace rato, más de un año, y en especial después de las últimas elecciones, que sus objetivos no son reivindicativos sino políticos: buscan humillar al Gobierno, no acordar con él, porque se sienten absolutos ganadores en la puja con los Kirchner y por supuesto en los comicios del 28, atribuyéndose como propios los votos que recibieron los partidos opositores. El acto que hicieron en la feria de la Rural, ante un millar de adeptos y después de haber recibido la invitación de Fernández –quien actúa en consonancia con la pareja presidencial– es una prueba cabal de sus intenciones.

Hace unos días, estaban eufóricos y exudaron prepotencia. Cantaron el himno con sus brazos en alto, reivindicaron a Martínez de Hoz, tildaron al gobernador bonaerense de travesti político y despreciaron sus gestos de acercamiento, se rieron del jefe de Gabinete, alentaron los abucheos y los insultos de la tribuna, dijeron estar protagonizando el primer acto de la era poskirchnerista y adelantaron que sólo habrá acuerdo si hoy el Gobierno acepta su pliego de condiciones.

Un clima de encuentro con dos vocaciones distintas, la del gobierno abogando por una república inclusiva, la otra la de la mesa de enlace que quiere imponer su agenda sustentada en el enojo que produjo el acuerdo logrado por la Presidente con algunas cámaras del sector lechero que aumentará las compensaciones a partir del 1º de Agosto.

La recopilación de P12 con dichos de los caciques rurales es notable, aqui algunas:

- “Como en la guerra, hay que ir matando a los de la primera fila. Hay que barrer a la mayoría, a la mugre, para después sí empezar a remar (...) Hay que cortarles la mano a los Kirchner porque vienen por más” (Jorge Chemes, ex titular de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos, 27 de mayo de 2009).

- “El gobierno de Kirchner va a durar dos años más... y dos años más van a ser muy duros.” “¿Dos?... ¿Te parece? No sé qué va a pasar después del 28 de junio”, “Eso era lo que te quería escuchar” (Hugo Biolcati, presidente de la Sociedad Rural, celebrando la pregunta del “periodista” Mariano Grondona, 19 de abril de 2009).

- “Desde la Comisión de Enlace hay una actitud de ir desgastando y erosionando desde donde se pueda a este gobierno” (Eduardo Buzzi, presidente de Federación Agraria, 2 de noviembre de 2008).

- “Tres instituciones hicieron grande a la Argentina: la Iglesia, el Ejército y el campo. Ojalá que de nuevo activemos esto junto al resto de la sociedad para ser un país grande y no chico como es ahora” (Néstor Roulet, vicepresidente de CRA, 12 de octubre de 2008).

- “Estamos con la cara pintada” (Eduardo Buzzi, 15 de agosto de 2008).

- “Elegimos el Monumento de los Españoles. De ese lado estaremos nosotros, y enfrente queda el zoológico” (Mario Llambías, titular de CRA, 9 de julio de 2008, marcando los contrastes entre el acto de los ruralistas y el de los partidarios del Gobierno).

- “Nuestros legisladores votarán por sus pueblos y si desconocen sus orígenes, los hombres del campo les enseñaremos a legislar” (Alfredo De Angeli, 18 de junio de 2008).

- “Si los legisladores ratifican las retenciones deberíamos disolver el Congreso” (Ricardo Buryaille, vicepresidente de CRA, 18 de junio de 2008).

- “El gobierno de los Kirchner es un obstáculo para el crecimiento del país” (Eduardo Buzzi, 25 de mayo de 2008).

- “Ya mostramos que se podía desabastecer, ahora hay que dejar pasar la leche” (Eduardo Buzzi, 31 de marzo de 2008).

- “Yo creo que usted se equivoca o no ha ido a mirar el color de la piel de los que están haciendo los cortes” (Hugo Biolcati, 21 de marzo de 2008, tratando de diferenciar a los productores rurales de los piqueteros).

- “Dejaron de ser jóvenes, pero siguen siendo imberbes” (Ricardo Osella, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona, en referencia al Gobierno y parafraseando a Juan Perón cuando en 1974 echó de Plaza de Mayo a los Montoneros, 19 de marzo de 2008).

Nos vemos

30 de julio de 2009

El ronroneo de los tractores

La reunión entre Cristina Fernández y Daniel Scioli no fue el acontecimiento significativo. Lo que precedió a ese encuentro se convirtió en el dato central y se convierte en la señal de que esta semana va a ser difícil. Así como los voceros políticos de la oposición habían bajado los decibeles, los referentes corporativos los subieron. La Mesa de Enlace recobró una virulencia que se parece a la que los empresarios ruralistas usaban durante el conflicto del año pasado.Los presidentes de la Sociedad Rural y de la Federación Agraria, Hugo Biolcati y Eduardo Buzzi, no ahorraron artillería. El predio de La Rural, regenteado por Francisco de Narváez, se convirtió en la trinchera corporativa. Lo curioso es que los disparos fueron hechos después de haber acordado con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, su asistencia a la reunión del llamado Consejo Económico y Social. Se supone que las entidades que aceptan el convite es para dialogar y consensuar; es decir, para evitar la confrontación. Pero no. Biolcati dijo que el Gobierno “emite signos totalmente negativos, que demuestran no haber entendido nada de este proceso”. En la misma dirección, Buzzi usó una retórica que hace acordar a cuando los generales ponían en marcha los tanques para mostrar que eran los salvadores de la patria. “Queremos ayudar al Gobierno a que tenga gobernabilidad hasta el 2011 –dijo Buzzi–, pero tiene que bajar esa soberbia que lo ha caracterizado. Los motores de los tractores están ronroneando.”
Biolcati, además, se dio el lujo de felicitar a Gerónimo Venegas, titular de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales, por su postura a favor de las patronales agropecuarias. La peonada, mayoritariamente en negro y mal paga, quedó así al costado de cualquier debate. Como si fuera, mansamente, a desinteresarse de su propio destino y a someterse al beneficio patronal. Pero algo grave pasa en la sociedad argentina porque no se registra el descontento de los obreros rurales con una dirigencia entreguista. No se sabe si existen otros sectores entre los asalariados rurales con algún peso como para disputar a Venegas la conducción.

No hay que ser un filoso analista para darse cuenta de que la corporación agropecuaria ir a fondo, para arrancarle al Gobierno la eliminación de las retenciones y garantizar su excelente rentabilidad. Además, estas figuras amenazantes se ufanan de tener de su lado a las entidades que agrupan a los pequeños y medianos productores y, por si fuera poco, a los representantes legales de los trabajadores.

Si la Argentina no tuviera en sus espaldas historias descabelladas, estas líneas nunca hubieran podido escribirse más que como parte de una mala novela. Pero un 28 de julio como hoy, hace cuarenta y tres años, el dictador Juan Carlos Onganía mandaba la Guardia de Infantería a la Manzana de las Luces para terminar con la vida académica de uno de los momentos más fructíferos de nuestros científicos. Manuel Sadosky, Gregorio Klimovsky, Rolando García y otros trescientos científicos fueron echados de la UBA y emigraron a entregar su saber a laboratorios o instituciones de primera línea. Una ruptura que iba mucho más allá del conocimiento acumulado por cada uno de ellos: el proceso de retroceso cultural fue tan grande que jamás la Argentina volvió a contar con un tejido de sabios formados y respetados acá y que, además, tenían capacidad soberana para tomar decisiones y fijar rumbos. Porque, vale la pena recordarlo, las universidades públicas eran autónomas, tenían su propio gobierno. Ningún ministro o funcionario podía manipularlos. Por eso Onganía los borró del mapa, actuaba como la punta del iceberg del tejido de poderosos que deciden para que el país no cambie su perversa estructura de unos pocos ricos poderosos que toman decisiones.

Biolcati embarró la cancha, porque aceptó ir a la reunión con Fernández el viernes, pero aclaró: “No sabemos si es una ficción o si se empieza a hacer una correcta lectura”. Está claro: la correcta lectura es arriar cualquier bandera que no se conforme con mantener una economía primaria con la propiedad de la tierra en manos de pocas sociedades anónimas o terratenientes asociados al puñado de comercializadoras de granos. El sábado murió Horacio Giberti, el hombre que durante más de medio siglo dio luz sobre cómo democratizar la tenencia de la tierra y darle impulso a la industrialización. Pero su nombre no mereció ni una mención entre los dirigentes de la Federación Agraria, que en otros tiempos escuchaban a Giberti. Para Buzzi, está claro, el reloj ya va para atrás y desairó a Scioli, que fue el sábado a La Rural: “No hay margen para que vengan a reconciliarse con una visita como hizo el gobernador. ¿Recién hoy le vas a explicar a la Presidenta? ¿Recién hoy vamos a caer en la cuenta de que hay problemas en la provincia?”.

Es comprensible que, en ese contexto, Scioli haya preferido el silencio al finalizar su reunión con la Presidenta. Porque además de haberse convertido para los grandes medios en “el mediador (¿?) entre el campo y el Gobierno”, hoy tiene agendada una reunión con Francisco de Narváez.

Más allá de las pasiones que despierta la política, una sociedad como la argentina, golpeada tantas veces por los intereses de los poderosos, debería tener capacidad para mostrar fuerza capaz de neutralizar estas movidas. ¿Estarán quienes se arrogan el liderazgo de las fuerzas nacionales y populares a la altura de dar los ejemplos como para despertar esas fuerzas? Dar ejemplos no es sólo el aperturismo a escuchar lo que ya los poderosos dijeron en reiteradas oportunidades sino abrir debates, canales de participación, transparencia de gestión y muestras concretas de que las mesas de diálogo se caen para el lado de las entidades corporativas poderosas. Si los poderosos amenazan, entonces hay que tener la decisión de sumar a los nadies, para que puedan expresar los intereses de los más.

Nos vemos


Fuente: El Argentino

Furia y moderación

Dos opiniones sobre la realidad argentina. Dos puntos de vista opositores. Uno, el de la furia restauradora, el otro el de la moderación.

FURIA RESTAURADORA, de Roberto Cachanosky [1] "No fue la crisis internacional la que nos llevó a este desquicio. Han sido las políticas de los Kirchner lo que destruyó el país sumergiéndonos, como decía al comienzo de la nota, en la inflación, la recesión, un gasto público que dispararon al infinito, las regulaciones fascistas de la economía, la confiscación de flujos y stocks de riqueza del sector privado y la falta de seguridad jurídica que derivó en una gigantesca fuga de capitales, los que hicieron que la economía explotara y, seguirá explotando mientras sigan en el mismo rumbo.

La economía argentina no se reactivó en los últimos años gracias a Kirchner, sino a pesar de Kirchner, por lo tanto, no descubrió ninguna teoría económica insospechada, sino que confirmó, sobre el hambre y la desocupación de los argentinos, lo que un país no debe hacer para caer tan bajo.

Si con los precios de exportación que tuvo Néstor y ahora tiene Cristina la Argentina sigue cayendo, el problema no es el mundo. El problema es el matrimonio y su capacidad de destrucción."

MODERACION, de Econométrica "Ajuste externo mediante, el incremento del saldo comercial que podría superar los u$s16.000 millones este año, sin duda es un factor que atenúa las expectativas de devaluación de la moneda local dado que la economía no enfrentaría un estrangulamiento externo por su cuenta corriente del Balance de pagos, que de hecho este año aumentaría a no menos de u$s8.000 millones, magnitud equivalente a 2,6% del PBI.

De no moderar la expansión del Gasto público en el segundo semestre del año, el Gobierno podría verse obligado a aumentar el tipo de cambio no sólo para aumentar la recaudación en pesos de los tributos vinculados al comercio exterior, sino al mismo tiempo licuar parte del gasto público mediante inflación.

En suma, si bien la economía ya hizo el ajuste externo, todavía está pendiente saber como será el ajuste fiscal, factor que motiva la salida de capitales."

Nos vemos.


[1] Cachanosky estuvo anoche en el programa de Asis en Canal 26 con sus dichos lacerantes, golpistas. Los propios opositores (encarnados en el conductor del programa) que, con el criterio de ser pluralistas, llevan a dialogar a personajes pro-colonialistas que, seguramente, en otras épocas neoliberales ninguneaban, se convierten en la nueva fuerza restauradora a contrapelo de una patria justa, libre y soberana.

29 de julio de 2009

Juicio y castigo

La inminencia del inicio del primer juicio oral de la ciudad contra los genocidas por causas de terrorismo de estado, luego de treinta y tres años de impunidad, hace necesaria una amplia convocatoria a la sociedad toda para que se reclame a los Tribunales Federales de Rosario la efectiva realización, sin más dilaciones.

Las audiencias deben ser verdaderamente públicas, aplicando las recomendaciones de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, procurando así llenar ese vacío de memoria alojado en el cuerpo de la historia y que fortalece la impunidad estructural que entrecruza la sociedad y principalmente muchas de sus instituciones.

Debemos dar respuesta a los interrogantes que en admirable forma la querellante Marta Bertolino expuso hace pocos días: ¿Podremos dar lugar en la trama imaginaria colectiva para alojar esos relatos? ¿Seremos capaces como sociedad de desmontar las posiciones renegatorias que aún persisten entre nosotros, las infames e infamantes teorías de los dos demonios con que se ha buscado y todavía se busca sellar un pasado abominable, clausurando verdades que pugnan por ser oídas? ¿Podremos, construyendo estas suturas de memoria, ganarnos por fin el derecho a olvidar, a convertir ese pasado en verdadero pasado y que deje de taladrarnos como un presente eterno?

Todas las instancias en que la sociedad se exprese deben dar testimonio en un unánime reclamo a la Justicia para que con ejemplaridad desmonte los subterfugios de su propio laberinto que posibilitó esa impunidad estructural, llegando a vergonzantes dictámenes que dejaron en libertad a genocidas.

Me apresto a proponer a la Legislatura santafesina declarar de su interés y ser parte de la campaña: "Los juzga un Tribunal, los condenamos todos". Pronto inicio de las audiencias orales, sin demoras y verdaderamente públicas, que promueven querellantes, testigos, sobrevivientes, familiares y organismos comprometidos con la bandera del juicio y castigo a los genocidas.

GERARDO RICO
Vicepresidente de la Comisión de Derechos y Garantías
de la Cámara de Diputados de Santa Fe


28 de julio de 2009

Tragedia conocida

El fantasma de la ópera (Le Fantôme de l'Opéra en francés) es una novela de Gastón Leroux, inspirada en la también novela Trilby de George du Maurier. Fue publicada en 1910 y ha sido adaptada numerosas veces para películas y actuaciones en teatros.

El fantasma de la ópera es una novela gótica que combina romance, terror, misterio y tragedia. La historia trata de un hombre misterioso que aterroriza la Ópera de París para atraer la atención de una joven vocalista a la que ama.

El menemcavallismo es el fantasma de la opera agionardo en la Mesa de Enlace y la Unión Industrial Argentina.

Tanto una como otra redoblaron sus presiones al Gobierno para la imposición de su modelo económico, coincidiendo en sus rasgos esenciales. Uno de los pilares fundamentales del programa económico de los sectores dominantes es la devaluación de la moneda nacional. En este sentido, es imprescindible discutir algunos puntos. En primer lugar, la devaluación no es mala ni buena en sí misma.

Es más, la fuerte recuperación económica que permitió la generación de puestos de trabajo a partir de la salida de la convertibilidad fue en gran parte gracias al tipo de cambio competitivo.

Mientras que en la década del noventa el atraso cambiario generó un “boom” importador y desalentó las ventas externas que llevaron a un proceso de desindustrialización y a un consiguiente incremento de la desocupación y de la exclusión social, el crecimiento post convertibilidad a partir del tipo de cambio alto permitió una reindustrialización de la economía asociada a una fuerte generación de puestos de trabajo y una reducción de la pobreza y la indigencia.

Obvaimente, el nuevo modelo de desarrollo caracterizado por la valorización productiva y la inclusión social se debió en gran medida al tipo de cambio competitivo como resultado de la devaluación de la moneda nacional, naturalmente, los efectos de la devaluación dependen de las políticas económicas que la acompañan.

La movida restauradora además de la devaluación pretente la aplicación de medidas a la medida de sus intereses colonialistas: a) Reducción o eliminación de las retenciones; b) Fin de los acuerdos de precios y c) Eliminación de las paritarias.

Las consecuencias de estas políticas económicas son claras. En primer lugar, la devaluación junto con una disminución o desaparición de las retenciones provocarán el aumento de las exportaciones de los productos agrarios ganaderos. Esto, combinado con la desregulación de los precios, conducirá a un proceso inflacionario de los productos de primera necesidad.

Este aumento de los precios, sumado al congelamiento del salario nominal como resultado de la eliminación de las paritarias, conduciría a una pulverización del salario real de los trabajadores. Esto es, se reduciría el poder de compra de los asalariados.

Los integrantes de la Mesa de Enlace experimentarán un aumento mayor de su renta extraordinaria al incrementar las ventas externas, mientras que los miembros de la Unión Industrial Argentina, que representa a los grandes industriales del país, verificarán una disminución de sus costos salariales como consecuencia de la reducción de la remuneración real de los obreros.

Pero el programa económico de los sectores dominantes continúa. A esto debemos sumarle una reducción del gasto público. Efectivamente, tanto los dueños de la tierra como de las grandes empresas coinciden en que el aumento del gasto público en los últimos años fue exorbitante, lo que onligó -según este criterio- al incremento permanente de la presión tributaria. De esta forma, si reducimos las erogaciones del sector público podemos bajar los impuestos, como por ejemplo las retenciones a las exportaciones.

Pero, además, si la baja del gasto público no permite compensar la reducción de la recaudación tributaria como consecuencia de la disminución de los impuestos a los sectores dominantes, lo cual generaría un déficit fiscal, podemos recurrir al Fondo Monetario Internacional.

Es decir, cubrir el desequilibrio fiscal con un nuevo proceso de endeudamiento externo del sector público. Volver a endeudarnos para sostener un incremento aún mayor en la rentabilidad de los dueños de los campos y del capital concentrado interno.

En resumen, la devaluación de la moneda nacional, el congelamiento del salario nominal, la desregulación de los mercados, la disminución de los impuestos a los sectores altos, la reducción del gasto público y el retorno al Fondo Monetario Internacional forman parte esencial del modelo económico de los sectores dominantes.

Los resultados de este modelo son bien conocidos. Reducción del mercado doméstico como consecuencia de la caída del poder de compra de los trabajadores y de la reducción del gasto público generando el quiebre y desaparición de una buena parte de las pequeñas empresas, provocando el aumento de la desocupación, la pobreza y la indigencia. Esto es, el modelo de concentración con exclusión social que predominó durante la década del noventa y el modelo de convertibilidad.

Los perjudicados de este programa son también conocidos. Por un lado, los sectores populares que verán reducido su ingreso real. Por otro lado, las pequeñas y medianas empresas que dependen en gran medida del mercado interno.

Nos vemos.


Fuente: CASH

27 de julio de 2009

No es una ilusión monetaria

Cuando Binner estuvo reunido con la Presidenta se encontró con un informe sobre el escrito con un detalle de las transferencias que la Nación hizo a Santa Fe y que en honor a la brevedad, resumimos: 25.000 millones de pesos por distribución automática de coparticipación; 3.900 millones por transferencias directas; 406 millones por gastos de fondos fiduciarios y 28.500 millones de pesos en gastos de la Administración Nacional en la provincia. En total algo más de 57.900 millones de pesos desde el 2003 a la fecha.

El tema no es hablar de la enorme deuda que Binner reclama, pero si plantear -con el ejemplo con que inicia el artículo- que este ciclo fiscal se diferencia de los dos anteriores (Plan Austral que desemboca en una brutal hiper-inflación y Convertibilidad que concluye con la en la mayor explosión social de la historia en el 2001) precisamente porque la mayor parte de los incrementos de fondos transferidos a las provincias conducen a inversión real directa, esto es incorporación de bienes de capital y ejecución de obras públicas.

En los ciclos anteriores los fondos eran dirigidos a los salarios generando una des-inversión en la obra pública (como fuente de mano de obra y efecto multiplicador) conduciendo a un deterioro económico y social y a una disminución de los recursos que hacía imposible el financiamiento de la masa salarial.

En esta etapa la recuperación paulatina de puestos de trabajo sin dudas descomprime al Estado como empleador, pero como rasgo distintivo se observa el modo en que se transfieren esos fondos de la Nación a las provincias. Los fondos de la Ley de Cheques, ó Derechos de Exportación, ó los fondos a las Cajas de Previsión de las provincias, se transfieren para que sean utilizados en la generación de obras de infraestructura; en los ciclos anteriores, los fondos ingresaban directamente al Tesoro Provincial y de allí a la financiación del gasto corriente.

Desde 2003 a 2007, los recursos girados a las provincias crecieron un 88%, los sueldos un 49,9% y los destinados a la incorporación de Bienes de Capital y Obras Públicas (Inversión Real Directa) 335%

Nos vemos.


Fuente: CASH

26 de julio de 2009

Joaquin Sabina & Joan Manuel Serrat







Nos vemos

Viajero del tiempo

El Proyecto Patagonia y Capital fue un proyecto elaborado en 1986 por el entonces presidente de la nación Raúl Alfonsín, para trasladar la Capital Federal de la República Argentina hacia un complejo de ciudades en la Patagonia formado por Viedma, la capital de la Provincia de Río Negro, y Carmen de Patagones, la ciudad más austral de la Provincia de Buenos Aires. El proyecto tenía como fin descentralizar y desburocratizar el poder político y separarlo del poder económico del país, ambos excesivamente concentrados en el Gran Buenos Aires, solucionar el problema demográfico que cuenta la Argentina, desarrollar inversiones en el interior del país y dar inicio a una nueva revalorización del Estado Federal. (*)

Más aún, ya se había dictado el Decreto 1156/87 que creaba el ENTECAP - Ente para la Construcción de la Nueva Capital con asignación de recursos (30 millones de australes para gastos de funcionamiento) y la aprobación de los estatutos del ente.

Muchos, entre los que me incluyo, pensaron que Argentina es un país genoroso y que la fragilidad política y social de entonces requería energías mentales para solucionar problemas reales del país más que pensar en la desburocratización real y política.

Argentina sigue siendo generosa. Con asombro leo que Diego Giuliano, político rosarino ligado al reutemismo plantea el traslado del congreso nacional a Rosario, fundamentando que ayuda a detener el proceso de desfederalización del país. Da una serie de argumentos basados en la experiencia de otros países.

Como si me hubiera metido en la máquina del tiempo. Destaco el compromiso social del legislador municipal rosarino y el sentido solidario de la propuesta, porque digo esto? Si Giustiniani no conoce la totalidad de la provincia, si Roxana Latorre la única vez que la caminó (y a medias) fue cuando era candidata a gobernadora en 2007, si los diputados reutemistas y socialistas que acompañan no caminan la provincia, ahora en este disparate intelectual ni siquiera van a tener que salir de la casa para legislar.

En estos momentos en que la movida restauradora golpea con más fuerza que nunca, necesitamos mentes y brazos agrupados para defender el modelo nacional y popular de desarrollo con inclusión social. Los disparates que queden para la oposición y para los que no tienen el compromiso que la hora exige.

Pero como siempre digo, hay lugar para todo y para todos, aca esta la nota de Sin Mordaza.

Nos vemos.


(*) Wikipedia

25 de julio de 2009

El control de cambios

Durante junio el Índice del Tipo de Cambio Real Multilateral (ITCRM) se incrementó significativamente: 3,8 por ciento. Esto también puede percibirse en el Tipo de Cambio Nominal, donde el peso se depreció por segundo trimestre consecutivo frente a las tres monedas –dólar, euro y real– de sus principales socios comerciales.

Estas conclusiones se desprenden del informe del Banco Central, donde también se destaca que la variación porcentual de ITCRM de junio, comparada con el promedio que prevalecía durante la convertibilidad, es de un 140 por ciento.

Ahora, la fuga de capitales se esta profundizando desde 2007, con una tendencia que supera los 43.000 millones de dolares lo que equivale al 8% del PBI Nacional. La magnitud de esta cifra es más que elocuente y resume uno de los principales problemas que afecta a nuestra economía.

Hasta la crisis del campo, el único operador de divisas era el Banco Central quien como contrapartida alimentaba el circuito con pesos para mantener el equilibrio. Desde Abril de 2008, desplazaron al BCRA en la demanda de divisas haciendo imposible que este inyecte pesos al circuito.

Mientras el drenaje sea igual al superavit comercial (primario) no me parece que haya pánico cambiario, pero la desmonetización tiene un límite ya que por cada dolar que se compra es un peso menos a la masa prestable, son miles de millones de pesos que no se invierten o dejan de consumirse cuando los operadores cambian de portafolios.

Frente a esto, el gobierno impuso medidas de control, una iniciativa realizada en forma conjunta entre la AFIP y el BCRA que estable controles a la compra de divisas a través de un sistema que informe al instante la situación fiscal del comprador; la normativa se implementa para operaciones superiores a los 30 mil pesos. En realidad, se vienen aplicando otras medidas de control: a) lupa en las operaciones bursatiles, reduciendo el monto diario permitido para girar dolares al exterior; b) cerrojo al "contado con liqui", se obliga al comprador de acciones, títulos o bonos a mantenerlo en cartera al menos 3 días; c) informar deudas en el exterior, se achicó a un año el plazo para informar pagos anticipados de deudas al exterior; d) control sobre operaciones con Uruguay; e) llamados de control a empresas, incluyendo casas de cambio y mesas de dinero (cuevas) para evitar el mercado paralelo; f) identificación de titulares de cuentas, para evitar la creación de varias subcuentas paralelas con distintos agentes de bolsa; g) freno a las importaciones obligando a las firmas de distintos sectores a exportar por un monto similar al que importan, para controlar los montos que giran al exterior.

"Las medidas apuntan a los testaferros, tanto a los que compran 3 mil por semana como aquellos que adquieren 500 mil dolares en un día, cuando en un mes facturan 5 mil pesos. Tenemos en la mira a empresas que le están pidiendo fondos al Estado para pagar salarios a través de mecanismos previstos y compran 2 millones de dolares. Lo que se necesita es la reinversión y no la especulación con el dolar"

Nos vemos


24 de julio de 2009

Déficit fiscal e imprevisión

Hermes Binner le pidió a la Presidente de la Nación se regularicen las deudas que la Nación mantiene con la provincia de Santa Fe. La gestión socialista necesita aire financiero fresco que le permita manejar el enorme déficit que ya llegó 510 millones de pesos, tema que por otra parte ya lo tratamos en el Club.

La ocasión fue aprovechada para lograr ese objetivo: financiar la perdida. La deuda pública esta atada a los malabares que hace el ministro de Economía para achicarla o al menos mantenerla en el mismo nivel. Lo cierto es que el hilo se corta por lo más fino y lo primero que dejó de funcionar en la provincia fue la obra pública y cuando esto sucede, se paraliza una parte importantísima de la actividad económica lo que automáticamente genera desempleo.

Los funcionarios de Binner dicen que Santa Fe es un paraíso fiscal y apuntan todos a reformar el sistema tributario para hacerlo competitivo con relación a todas las provincias, en especial las que integran la región centro: Córdoba y Entre Ríos. La FISFE, Federación Industrial de Santa Fe, no piensa lo mismo y se ha expresado en ese sentido. Ahora, decir que la reforma tributaria hará posible el equilibrio de las cuentas públicas es hacer futurología.

Entonces, lo que se busca es dinero fresco para pagar lo que se gasta sin intensión de reducir lo que se gasta; es más, se utiliza el argumento de la presión salarial que sufren los feudos comunales y que por el atraso del sistema tributario no lo podrían financiar.

La recaudación tributaria ha crecido en nuestro provincia alrededor del 30% en relación al año anterior, si consideramos que la inflación estuvo en la banda del 20% anual, podemos deducir que la recaudación real es del 10%. Por el lado de los gastos, el estilo socialista es una reconocida falta de austeridad, diría que los representa y hay muchos ejemplos que lo demuestran, pero traigo uno solo aca, los honorarios del arquitecto brasileño para la construcción del proyecto del Puerto de la Música, cerca del millón de dólares.

Sin dudas que la crisis del campo y la debacle internacional de 2008 afectaron las arcas de la provincia. Pareciera que en la construcción del presupuesto 2009 reinó la imprevisión o una mala lectura de los indicadores económicos, porque introdujeron una variable de crecimiento del 5%. Lo lamentable es que todos los municipios y comunas hicieron lo mismo, porque para la construcción de sus respectivos presupuestos se espera la definición de la provincia para hacerlo. Entonces, toda la cadena institucional es desajustada.

La batalla contra el déficit fiscal debe librarse en dos frentes: reducción del gasto público y lucha contra la evasión fiscal; el problema con la eliminación del déficit fiscal no radica en que su solución racional sea compleja, sino en el desafío político que la decisión de extirparlo lleva consigo. Se requiere ante todo una decisión irrevocable del gobierno que, sin dudas, tiene un costo político muy alto.

Entonces, si el sistema tributario de Santa Fe es deficitario no por evasión sino por un atraso en su propia construcción y una modificación hacia la suba significa un castigo al consumo, deberán corregirse los gastos políticos, los mismos que generaron la fiesta socialista.

Nos vemos.

Consumo de drogas y delito

por Alberto Calabrese (*)

La
gente que consume drogas no piensa en la transgresión. No son contestatarios sociales. Si la sociedad consume, ellos consumen. Con la droga se cubre la imaginación, se superan angustias que no se quieren padecer y se “obtienen” poderes que se quisieran tener. En general quienes consumen paco viven bajo la marca de la imposibilidad: al decir el barrio en el que viven quedan alejados de la oferta. Están ambientados en la imposibilidad, cuando no en la exclusión.

Si decimos que los consumidores de paco son los que roban –como dicen los medios en general–, mientras uno no hace más que tropezar con chicos que consumen, tendríamos que salir acorazados a la calle. Lo que nos venden es miedo ante la gripe, el dengue, el paco y los asaltos con muerte. No los niego, pero tienen más que ver con exclusiones vandálicas que con el consumo de drogas. No olvidemos que hace más de cuarenta años la Argentina depositó a miles de personas en el primero y segundo cordón del conurbano bonaerense; dejándolas a la que te criaste, sin infraestructura, sin educación y sin un sistema de salud. En la década del ’90 se sumó el abandono de la sociedad y muchos pasaron de la pobreza a la indigencia.

Quienes se criaron bajo esas condiciones están sometidos a la voluntad de otros o se sublevan; es la insubordinación del lumpenaje que se ha olvidado. Quizás este chico tenga condiciones personales para ser más audaz y agresivo como para desarrollarse, en este caso, por la veta del asalto. Pero no equiparemos el delito con los consumidores; la estadística policial indica que los delitos más graves y que más crecen con el tiempo están relacionados con el alcohol.

Entiendo a la madre cuando le echa la culpa al afuera; es una forma de explicar la situación como algo monocausal y simplista, cuando en la vida no existe la monocausalidad. Habla de internación, quiere contención por tiempo indeterminado, lo que equivale a una prisión con tratamiento. En el mejor de los casos al chico le dan el alta pero, si vuelve a las mismas condiciones socioambientales, es muy probable que recaiga.

El ejemplo de Piki marca el ambiente en el que viven miles de chicos. Son las experiencias previas las que condicionan los comportamientos posteriores. No es lo mismo nacer en una aldea que en un hotel cinco estrellas. Los desencadenantes son diferentes.

El camino es fácil y complejo, al Estado le cuesta asumirlo porque no existen políticas sobre este tema. No hay ni puede haber reinserción verdadera para estos chicos que vienen de situaciones sociales complejas y agobiantes si no hay políticas que se prolonguen en el tiempo y que tengan que ver con el trabajo, la cultura, el juego. Se necesitan políticas sociales activas con espacios donde esos chicos puedan recurrir, donde haya bolsas de trabajo o que les muestren otra oportunidad en la vida. A un preso que sale en libertad le pasa lo mismo. Ambos, ante el oprobio, volverán a reincidir.

Un buen mensaje para la gente de bajos recursos es que en vez de reclamar tratamientos de contención, reclamen planes de trabajo que converjan en una cooperativa que les dé un proyecto propio. Un simple proyecto es como un futuro que les da sentido a sus vidas. Esa simple herramienta, tal vez, los aleje de las drogas. Si un joven siente que la vida es un desafío, que toda cotidianeidad es un camino en el que se puede construir, estará más interesado en hacer que en drogarse.

Nos vemos


(*) Sociólogo. Director de la carrera de especialización en adicciones de la Universidad Nacional de Tucumán y asesor institucional del Fondo de Ayuda Toxicológica

23 de julio de 2009

El día más frío del año


" el pueblo se abroqueló en torno al campo, en el sentido más amplio" (Hugo Luis Biolcatti)

Nos vemos

Psicopatologías

Leí hace poco que en un marco psicopatológico se describen los tres modos de patologías básicas: neurótico, psicótico y psicópata. El neurótico pertenece a dos mundos, el mundo subjetivo y el mundo objetivo. Tiene trastornos que no le impiden la inclusión social, se comunica con los demás (el mundo objetivo) y también tiene un diálogo interior (el mundo subjetivo).

El psicótico, por el contrario, no tiene mundo externo, se tragó el mundo, se volcó totalmente hacia su interior, metió el mundo adentro y él quedó encerrado en ese mundo que armó y que nosotros llamamos delirio. El delirio es equivalente a un mundo, porque tiene reglas, personajes y define espacio y tiempo. Con esto obtiene una percepción omnipotente porque puede transmitir pensamientos y manejar ilusoriamente la realidad, interpretándola desde su sistema delirante. No es peligroso, porque su mundo es virtual.

El psicópata, en cambio, es muy peligroso porque es una computadora, no pierde el tiempo en emociones, porque no puede sentirlas. Es muy interesante de estudiar, porque es un personaje muy importante en épocas de crisis. Cuando fallan las instituciones, el psicópata llega al poder por manipulación, en cambio, cuando los encuadres institucionales funcionan, el psicópata no puede operar.

Leemos "La madrugada del jueves 17 de julio de 2008 muchos argentinos no durmieron. El programa, un debate legislativo de trasnoche, no era a priori el más atractivo, pero el poder de las pantallas fue cautivante. Algo comenzaba a definirse. El guión que repetían los senadores no importaba. Sólo se esperaba el desenlace. Los gestos, las caras crispadas, la euforia contenida, la desazón en ciernes, eran los indicios de un final para muchos inesperado. El rechazo de las retenciones móviles fue una dura derrota para el Gobierno. La primera. Catalizaba una nueva fuerza política que expresaba a un remozado viejo bloque económico. La vieja derecha neoliberal que había administrado el país en el último cuarto del siglo XX, y cuyo experimento había terminado en la peor crisis de la historia, recobraba canales de representación institucional. Para un gobierno legitimado en las urnas pocos meses antes, fue un bocado difícil de digerir. Se identificó al adversario, que como nunca antes quedó a la intemperie, pero se negaron las flaquezas propias. La divisoria de aguas recuperó épicas. Se volvió a hablar de política, de ideología, no sólo de “gestión”.

Ninguna afirmación de la identidad está completa sin su espejo, sin el “otro”. No hay civilización agraria sin barbarie. Alentada por el resultado electoral, la nueva vieja derecha se volvió diáfana y explícita. Uno de sus más destacados lobbistas escribió el pasado 4 de julio, en su tribuna del suplemento Rural del diario Clarín, que en las legislativas el eje sojero Rosario-Córdoba le había ganado al eje Matanza-Riachuelo. La victoria se habría producido porque “la sociedad” perdió su disposición a permitir que el segundo eje “expolie” al primero “genuinamente productivo” vía la “exacción” de las retenciones. Vale reconocer que la vulgata evita explicar los votos del conurbano que favorecieron a los candidatos de los sojeros, pero el cuadro no pierde claridad: “De este lado nosotros; los productivos, la patria, la tierra y el paisaje; del otro lado ustedes, los feos, sucios y malos del conurbano que participan del robo del resultado de nuestro trabajo”. Revolucionando las ciencias sociales, el lobbista intentó que un conflicto económico y social se vuelva puramente geográfico, como destacó el politólogo Edgardo Mocca, una manera singular de presentar la lucha del nuevo viejo bloque por la hegemonía. En la misma línea, la geografía subsume también a la política. No puede ser, agregó el lobbista, que mientras el poder económico, identificado con la soja, se corre cada vez más al norte, el poder político siga en el “lejano sur rentista de recursos naturales no renovables”. Lo lógico es que el poder político también regrese al “norte”."

Los psicópatas se salen de la vaina.

Nos vemos

22 de julio de 2009

Cáritas, más que un partido

¿Qué tienen en común estos presidenciables (Das Neves, Reutemann, Binner, Cobos, Francisco De Narváez y Mauricio Macri) surgidos de los partidos de origen popular y los empresarios llegados a la política? Seguramente muchas cosas, pero una los acerca mucho en esta coyuntura: su determinación de mantener el statu quo. Y de una manera curiosa: planteando la necesidad de atacar “la pobreza”. Todos ellos se referencian no tanto en la Mesa de Enlace, ya desgastada, sino en la reciente aparición del obispo Jorge Casaretto, obispo de San Isidro y presidente de Cáritas Argentina, una entidad creada al año siguiente del golpe que derrocó a Juan Domingo Perón y que desde entonces tuvo voz tanto en los gobiernos civiles como en las dictaduras.

Cuenta con la red internacional impulsada desde el Vaticano y en el país cuenta con la potencia de 3.400 parroquias, activas, con fuerte arraigo territorial, con presupuesto eclesiástico, con aportes de personas y de empresas, con mucho presupuesto estatal y con una vida interna –de debates y congresos de militantes– como no tiene ningún partido político. Entre los laicos de Cáritas hay antipolíticos pero también hay muchos radicales, peronistas y conservadores, aunque no faltan personas con ideales latinoamericanistas y progresistas. Más que un partido, es un entero. Cáritas descree de las mediciones del Indec –y le asisten motivos, como a cualquiera que lo haga–, pero da cifras temerarias que duplican las mediciones oficiales de pobreza. Y dice estar a favor de medidas para terminar con ella.

Nadie puede desconocer que terminar con la pobreza deberá tener un programa de redistribución de ingresos y de combate a la concentración económica. Pero no. No es el caso de las cabezas de Cáritas. Quien fuera electo en 1997 como director nacional de Cáritas Argentina es el ingeniero agrónomo Eduardo Serantes, habitual disertante en las reuniones de IDEA, donde está lo más granado de la intelectualidad orgánica de los grandes dueños de la Argentina. El currículum de Serantes no termina en la actividad solidaria. Es coordinador del Fondo Agrícola de Inversión Directo; es decir, un fondo de inversión, de los que fueron beneficiados por el modelo sojero. Es asesor de empresas agroindustriales y directivo de Cazenave y Asociados, una consultora sanisidrense, como él, y forman parte de la grey de la diócesis de Casaretto. Ni Serantes ni Casaretto tuvieron una voz potente cuando el intendente Gustavo Posse quiso levantar un muro, entre otras cosas porque Serantes tiene una estrecha relación con el intendente. Serantes dirige programas de dos multinacionales de la alimentación: el de trigo candeal de Molinos Río de la Plata y el de girasol oleico de Dow Agro- Sciences.

La publicación de las actividades profesionales de Serantes no constituye una “denuncia periodística” sino una simple advertencia: en los procesos políticos, aun con el diálogo más amable, lo que se ponen en juego son intereses. “El campo” no son los clientes de Serantes sino aquellos miles de productores que, en medio del revuelo de la 125, al menos en Diputados, iban a tener trato diferenciado por distancia de puertos, tamaño de terreno o productividad. Esos productores agrarios tienen correlatos en la industria y los servicios, que necesitan créditos blandos y exenciones impositivas. También precisan atención los usuarios de trenes o los que no tienen vivienda, los que tienen empleos en negro, entre otros tantos postergados.

Nos vemos.


Fuente: El Argentino

Diálogo e intereses en pugna

Distensión. Diálogo. Amabilidad. Las palabras que esta semana encandilan a buena parte del elenco de comentaristas políticos. Y nadie, con un mínimo de sensatez, puede pensar la democracia sin componentes de respeto y buen trato. Si algo permitió al kirchnerismo, más allá de valoraciones de estilos, permanecer durante tantos años como el eje articulador de la vida política, fue precisamente su apego al buen trato: no impulsó la judicialización de la protesta, menos que menos aceptó la represión de los conflictos y sólo intervino una provincia –Santiago del Estero– para convocar de inmediato a elecciones. Y fueron unos comicios adversos –limpios pese a las advertencias previas de los opositores– los que impulsaron al gobierno de Cristina Kirchner a convocar a los partidos opositores. Medida saludable, por supuesto. Saber que entró a la Casa Rosada un demócrata perseguido como Hipólito Solari Yrigoyen, para ser escuchado, es una tranquilidad. O una militante consagrada, que no escucha consejos tremendistas –pese a que Elisa Carrió la califique de traidora– como Margarita Stolbizer.

Lo mismo puede decirse del intendente de Rosario, el socialista Miguel Lifschitz. Sin duda, este primer paso del ministro del Interior, Florencio Randazzo, fue bueno. Difirió de lo que tenía previsto 48 horas antes –una convocatoria de 10 partidos– pero la causa fue más que razonable: Gerardo Morales, número uno de la UCR, dijo que así, a granel, no era la manera de jerarquizar al principal “espacio” opositor. Lo de “espacio” se debe a que el Acuerdo Cívico fue apenas una coalición electoral, que mientras Elisa Carrió formó parte de ella podría llamársela “pan-radical más socialistas”. Pero la líder de la Coalición Cívica dio un portazo al diálogo y se fue de vacaciones por tres semanas, con lo cual es difícil evaluar cómo se tramita este paso, al menos al interior del nucleamiento cuyas caras visibles ahora serán Morales, Stolbizer y los dos “presidenciables” que no estuvieron: Hermes Binner y Julio Cobos.

Más allá de los gestos, que sin duda hacen a la esencia de la política, este frente radical-socialista no se sentirá a gusto con el mote de ser representantes de la derecha. Y por la tradición de muchos de sus dirigentes, sin duda les puede resultar una afrenta. Sin embargo, el diálogo es para que las cosas se expresen con la menor cantidad de subterfugios posibles. Durante el conflicto de la Resolución 125, Cobos y Binner fueron un respaldo clave para el complejo agroalimentario exportador. No fueron los únicos, porque los senadores Roberto Urquía y Carlos Reutemann, alineados con el kirchnerismo, no dudaron en defender los intereses sojeros que, en definitiva, era defender sus propias empresas.

El cordobés Urquía porque es titular de Aceitera General Deheza, que con beneficios estatales pudo extenderse a otros sectores y consolidar más poderío económico. Reutemann porque más que sus propias tierras vio la posibilidad de ser un genuino representante del conglomerado sojero de la pampa húmeda y, al mismo tiempo, el líder de un peronismo que no pierda base popular pero que articule, a través de él mismo, con los intereses agropecuarios y, por vía de otros gobernadores, con los intereses mineros y petroleros que, desde los noventa, con la provincialización de las regalías, tiene a las grandes empresas primero haciendo amistades en los estados federales antes que en las oficinas de la Capital.

Para nombrar a un peronista más que es interlocutor cabal de intereses importantes, ahí está Mario Das Neves, el chubutense de fuertes vínculos con las empresas petroleras. Una figura que no tiene popularidad cero, como fue el caso del neuquino Jorge Sobisch, autor intelectual de la muerte del maestro Carlos Fuentealba y, desde entonces, un cadáver político.

En síntesis, si de reforma política se trata, conviene, a la hora del diagnóstico, reconocer que las dos grandes fuerzas nacionales –desdibujadas en la base y la conducción– están atravesadas por los intereses más concentrados. Y, más allá de valoraciones de estilos y de errores que llevaron al oficialismo a perder fuerza el pasado 28 de junio, esas empresas quieren hacer retroceder el modelo económico vigente. Porque, aunque no saldó “las deudas sociales”, oxigenó la producción nacional, estimuló la obra pública, dio empleo y jugó a fondo con la demanda interna vía el aumento de los ingresos de buena parte de los asalariados. Quedará para un análisis posterior evaluar cómo operó la concentración de la riqueza, cómo aumentó la brecha entre el 10% más rico y el 10% más pobre de la población y cuánto les toca a los asalariados en el reparto de la torta, entre otros datos que permiten cuantificar resultados.

Pero, a los Das Neves, Reutemann, Binner y Cobos se les suman Francisco De Narváez y Mauricio Macri que expresan ya no una tradición política conservadora –aunque también abrevan en ese sector–, sino un experimento que cobra fuerza en el continente: los supermillonarios que aspiran a la presidencia. Fue el caso del ecuatoriano Álvaro Noboa, que estuvo a poco de ganar elecciones hasta que se impuso Rafael Correa. Es el caso del empresario chileno Sebastián Piñera –dueño de Lan entre otras compañías– que lidera la oposición de cara a las elecciones de fin de año, ya que la socialista Michelle Bachelet termina su mandato en marzo de 2010 sin posibilidad de reelección.

El diálogo no tiene un final anunciado. Tiene, por ahora, un impulso y muchos interlocutores muy dispuestos a jugarse por los tradicionales dueños del poder. ¿Habrá espacio para los otros? ¿Estos otros, los postergados, sabrán construir sus propias representaciones para que sus intereses no sean vencidos?

Nos vemos


Fuente: El Argentino

21 de julio de 2009

El día de la bestia

Garantizar la libertad de precios y la rentabilidad empresaria, bajar las retenciones a la exportación de granos, no regular los servicios de comunicación audiovisual, subir las tarifas de los servicios públicos y reprivatizarlos, volver al FMI. ¿Volvieron Menem y Cavallo? No, no. Se trata de los principales postulados del reciente documento difundido por la Asociación Empresaria Argentina (AEA), que propone semejantes medidas concretas entremezcladas con genéricas invocaciones al desarrollo social, a la creación de empleo y a la disminución de la pobreza. A nadie sorprende que la entidad que agrupa a las empresas más grandes y monopólicas del país abogue por la vuelta al neoliberalismo. Lo que sí sorprende es que varios dirigentes de fuerzas políticas de raigambre popular, como el radicalismo y el socialismo, hayan alabado este lunes el texto de AEA profusamente difundido en las ediciones dominicales de Clarín y La Nación, incurriendo otra vez en el elogio fácil a los poderosos.

Ahí está, por ejemplo, la respuesta del gobernador santafesino Hermes Binner consultado si coincide con los postulados de AEA “La verdad que me parece una propuesta muy interesante sumar al desarrollo no solamente lo económico sino también lo social, es una visión muy amplia y generosa para construir un país mejor”, arrancó la respuesta. “Fíjese que no hay ningún país en el mundo que haya demostrado que puede avanzar con un 30 por ciento de pobreza, de manera que pensar integralmente en defender institucionalmente el país, defender la producción, defender el trabajo, plantear como una prioridad la educación, son hechos que realmente nos están hablando de una Argentina nueva”, completó Binner, que evidentemente no leyó la letra chica.

Pero no sólo de elogios socialistas vive AEA. El titular del bloque de diputados de la Unión Cívica Radical (UCR), Oscar Aguad, sostuvo que “los planteos de AEA forman parte del discurso que veníamos desarrollando nosotros. Coincidimos plenamente con la base de ese documento”. Según informó Clarín, Aguad explicó que coincide con los más grandes empresarios porque “Argentina necesita construir riquezas nuevas. Y ese camino requiere transparencia y respeto por la rentabilidad, para que sea posible crear los empleos que faltan a través de la inversión, como el gobierno no avanzó por este camino, nos enfrentamos a una situación de caída de empleo, merma de las exportaciones y fuga de capitales”.

Un dato no menor es quiénes son los que capitanean la entidad empresarial. En su última edición dominical La Nación los repasó bajo el elegante título “Una entidad plural”: el presidente es Luis Pagani, dueño del grupo Arcor; y en el directorio se amuchan Paolo Rocca (Techint); Héctor Magnetto (grupo Clarín); Sebastián Bagó (Bagó); Víktor Klima (VW); Amalia Lacroze de Fortabat (grupo Fortabat); Enrique Pescarmona (Impsa); Carlos J. Miguens (grupo Miguens); Aldo B. Roggio (grupo Roggio); Miguel A. Acevedo (AGD); Antonio Gomis Sáez (YPF); Alfredo Coto (Coto); José Cartellone (grupo Cartellone); Alberto Grimoldi (Grimoldi); Oscar Vignart (Estudio Michelson); Eduardo Elsztain (Irsa); Jorge Félix Aufiero (Medicus); Alejandro M. Estrada (Banco Privado); Gustavo Grobocopatel (Los Grobo); Alberto R. Hojman (BGH); Juan Bruchou (Citibank); José Luis Cristofani (Santander Río); Teodoro Karagozian (TN & Platex); Julio César Saguier (La Nación); Marcelo Argüelles (Sidus); Horst Paulmann Kemna (Cencosud); Federico Braun (La Anónima); Pablo Roemmers (Roemmers); Amadeo Vázquez, y Jaime Campos.

Como se verá, hombres y mujeres dueños de empresas “a las que les interesa el país y su gente”, diría Neustadt, que en paz descanse, que su prédica goza de buena salud.

Nos vemos


PD.: También es recomendable detenerse a analizar el documento completo de AEA, subrayado y comentado en el día de la bestia.


Fuente: Redacción Rosario

20 de julio de 2009

La hora del diálogo

Que la Provincia Invencible de Santa Fe tenga problemas de financiamiento no es una novedad. Lo hemos señalado en el Club unas cuantas veces, recientemente dijimos que el déficit supera el 12% que es la diferencia de gastos corrientes contra recursos corrientes, medido durante los primeros cinco meses del año, 5.797 millones de recursos contra 6.018 millones de gastos corrientes comparado con los totales de 2008: 4.884 de recursos y 4.582 millones para erogaciones.

El post anterior señala claramente el camino del gobierno provincial hacia el aumento de los impuestos para financiar el gasto corriente, en honor a la verdad, lo vienen reclamando desde hace tiempo. El contexto no es el adecuado medido en términos de respuesta del contribuyente en un marco de desaceleración económica. Tampoco es el adecuado, el ajuste fiscal realizado sobre el recorte de prestaciones del Estado en el corto plazo genera conflicto social.

Antes del 28J con mega operativos al estilo Montoya en la provincia de Buenos Aires, iniciaron acciones y trabaron embargos sobre dos firmas importantes en la economía santafesina, con resultados poco felices. El cuadro es de gran preocupación, la necesidad de aumentar la recaudación ha empujado a la titular de la Administración Provincial de Impuestos, contadora Teresa Beren, a incrementar la retención de Ingresos Brutos en las cuentas a la vista que poseen algunos de los inscriptos en el padrón de aportantes, desde el 1º de julio del 2009 esa retención se elevó en un 150%, pasando del 1% de cada movimiento bancario al 2,5%, esto equivale a duplicar lo que ya extrae la AFIP en concepto de impuesto al cheque.

Hoy todo el mundo dialoga, y el diálogo político tiene el condicionamiento que los números imponen. Binner fue a la convocatoria del gobierno nacional con la ilusión que crezcan los fondos. En el marco del diálogo que el gobierno provincial ha convocado a la oposición, es necesario el consenso. Buscar aire financiero fresco. Tal vez sea el momento de elaborar otros cinco puntos para superar la crisis como aquellos que Binner entregó a la Presidenta.

El escenario recesivo es para todos, y esa tendencia llevará a un déficit aún mayor; la situación es mejor -dicen- que Buenos Aires ó Córdoba pero no debe generar una ilusión monetaria en el sentido de no reconocer los propios errores. Asi como en la licitación de los acueductos se encontraron con sorpresas en cuanto a las cotizaciones, no es bueno decir que el crecimiento del gasto político es una chicana de la oposición.

Nos vemos.

19 de julio de 2009

Un paso hacia atrás

"Se lo dijimos en el 2008: si no paran con los gastos políticos, los nombramientos, los viáticos y los gastos superfluos e innecesarios, van a malgastar la plata ahorrada, entrarán en déficit y comenzarán los problemas. No nos escucharon. Lo mismo le dijimos a principio de año y tampoco nos escucharon, prefirieron hablar de bonos, endeudamientos y aumentar impuestos y tarifas. Hoy, pasada la elección y tal como lo dijimos oportunamente, pretenden aumentar los impuestos para cargarle al bolsillo de los contribuyentes el pago de la fiesta socialista. No les importa la recesión, la sequía, la desocupación y la pobreza creciente, sólo les importa llevar adelante la construcción del partido socialista y eso cuesta mucha plata."

"La sociedad santafesina merece una profunda discusión política sobre todos estos temas, no hay diálogo posible al margen de las entidades de la producción, del trabajo, de las organizaciones sociales, de defensa del consumidor, vecinales y de los propios ciudadanos comunes a quienes no sólo se los debe convocar a votar cada dos años. Si recibieron una provincia ordenada, con superávit y mucha plata para gobernar y hacerlo bien, los santafesinos se merecen explicaciones sobre las razones por las cuales en solo 18 meses están en déficit, no pueden hacer frente a sus obligaciones y el Estado se ha retirado de la economía real con sus obras y políticas activas, aumentando la deuda social a niveles alarmantes."

La imágen creada por los compañeros de Catanpeist sintetiza el target del gobieno socialista de Santa Fe.

Nos vemos.


Fuente: Sin Mordaza

La corporación mediática

Este post, es una continuación del anterior. Ahora bien, los fundamentos de las interpretaciones volcadas en aquel, surgen de una investigación realizada por el Observatorio de Medios en Escenarios Electorales de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Cuyo, con el asesoramiento del Observatorio de Medios de Argentina, de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata.

El trabajo consistió en analizar las coberturas periodísticas del proceso electoral efectuadas por el diario Clarín, de Buenos Aires, el diario Los Andes, de Mendoza, el diario digital MDZ, también de Mendoza, y el canal de televisión Todo Noticias (TN) en sus horario central vespertino. La observación tuvo lugar entre el 15 de junio y el 1 de julio de 2009.

Como lo demuestran los respectivos informes –los mismos serán difundidos en sus versiones completas en los próximos días desde el blog del Observatorio de Medios de la Argentina y desde el Portal de Estudios en Comunicación y Periodismo-, los medios observados se alinearon en forma automática y sin fisuras en una clara oposición al oficialismo, y con una constante discursiva tendiente a la deslegitimación sistemática del gobierno nacional.

A título de ejemplo, y en su capítulo "Indicadores de Intencionalidad Editorial", la observación de TN sintetizó lo siguiente: sobre 86 titulares, 22 fueron dedicados al tema electoral y el 100 por ciento de ellos fue crítico para con el gobierno y los candidatos oficialistas. Sobre 103 notas, 27 se refirieron al tópico y en un 87 por ciento utilizaron fuentes opositoras al oficialismo. Los días 29 y 30 de junio, siguientes a los comicios del 28, instalaron la matriz "el kirchnerismo está acabado".

Como ya señalara el Observatorio de Medios de Argentina en trabajos anteriores, no se cuestiona que todo medio y periodista emita su propio posicionamiento editorial –nuestro modelo teórico plantea que la parcialidad en el sentido de "toma de partido por" es inherente a la práctica periodística- pero sí se critica y se apunta como práctica sistémica de la corporación mediática que ese posicionamiento editorial sea encubierto tras los velos de una supuesta "objetividad", procedimiento que tiende a convertir los discursos de clase o de grupo en valores universales, a través de la violación misma de las practicas profesionales, como la falta de equilibrio en el uso de fuentes, y mediante otros recursos de manipulación.

Una de las técnicas de manipulación más utilizadas consiste en publicar títulos y textos completos sin fuente alguna o con fuentes no contrastables o de dudosa relevancia.

Fuera de la muestra de las recientes observaciones, el diario Clarín, que una vez concluido el proceso electoral continuó con su posicionamiento descalificatorio para con el gobierno nacional, publicó el 7 de julio último un artículo con el siguiente título: "EN SEIS MESES YA SE ABSORBIERON 30.000 MILLONES DE PESOS DE LOS ORGANISMOS PUBLICOS: En la campaña se gastó el 83 por ciento del presupuesto de viviendas".

Basado en fuentes "privadas y oficiales" sin identificar afirmó Clarín que "las cifras son apabullantes. Y todas tienen un sello común: rascar plata de donde sea para tapar el enorme agujero fiscal, afrontar deudas y financiar gastos de la campaña".

Recién en los últimos párrafos citó al centro de estudios IARAF y al especialista Nadin Argañaraz, de quién el sitio Sos Periodista sostuvo: "el gobierno de la provincia (de Córdoba) pidió contratar los servicios del aún ignoto instituto que encabezará el ex Fundación Mediterránea (del ex ministro de Economía de los ’90, Domingo Cavallo)".

El mismo portal informativo destacó que "en una entrevista concedida al diario cordobés La Voz del Interior el 15 de diciembre del año pasado, el economista cordobés Nadín Argañaraz anunciaba su salida del Instituto de Estudios de la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) de la Fundación Mediterránea y publicitaba que junto a un grupo de jóvenes economistas crearía el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), que él presidiría y que sería lanzado formalmente entre febrero y marzo de este año".

Comentaba Argañaraz, según Sos Periodista, "estamos dando las últimas puntadas con otro grupo de profesionales más jóvenes que yo y altamente capacitados, a la creación del Instituto Argentino de Análisis Fiscal. Estamos con toda la cabeza y la energía puesta en esto. Quiero darle prioridad a la cuestión del sector público, que es un agente muy importante dentro de la economía".

Y finalizó, "Argañaraz resultaría un visionario puesto que cuatro días antes de la publicación de esa entrevista el secretario de Ingresos Públicos, Eduardo Gauna, y la secretaria de Administración Financiera, Mónica Zornberg, les solicitaban a la directora General de Administración de la Provincia Lorena Zanon, que se contratara al ignoto instituto de Argañaraz, el IARAF, para la realización de un estudio minucioso acerca de la situación actual y las perspectivas del federalismo argentino".

Así actúa el Espíritu de la "Perversa Trinidad".

Nos vemos, buen domingo.


Fuente: Política & Medios

18 de julio de 2009

La derecha y su espíritu perverso

Mediciones y registros constatados durante los últimos cuatro años, tanto en este país como en Bolivia, Venezuela y otros escenarios latinoamericanos nos permiten concluir que la derecha regional, las fuerzas con vocación y práctica restauradora del orden neoliberal, forman una verdadera y "Perversa Trinidad".

Si la tradición vaticana habla de una Santísima Trinidad, compuesta por Dios Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, podríamos decir que la contracara invocada en nuestra metáfora está integrada por el poder económico concentrado en el lugar del Padre, las organizaciones políticas que lo defienden en el rol del Hijo, y los oligopolios mediáticos, un hálito, un aliento que está en todas partes, como el "Espíritu Perverso" que reemplazó al Santo.

En varias investigaciones llevadas a cabo por el Observatorio de Medios de la Argentina durante el año pasado constatamos que los medios concentrados de este país se encolumnaron en forma sistemática en favor del poder económico concentrado – en el caso que referimos las patronales agropecuarias-, contra las políticas fiscales del Estado nacional propuestas por el gobierno de Cristina Fernández.

En consonancia con ese posicionamiento editorial, las mismas corporaciones periodísticas se abroquelaron en defensa de todos lo discursos de la derecha vernácula sobre "seguridad" y criminalización de la pobreza y de la juventud.

Durante más de un año, las principales organizaciones patronales del agro no ocultaron sus prácticas desestabilizadoras del orden constitucional, llegando incluso a provocar el desperdicio voluntario de toneladas de alimentos, preparándose para el escenario electoral que finalmente concluyera el 28 de junio pasado. En el mismo, el oficialismo soportó un duro revés en las urnas, en manos de un espectro amplio de partidos y conglomerados políticos defensores del poder económico concentrado, y quedó así instalado un tablero de todavía imprevisibles consecuencias.

En ese escenario, el Padre de la "Perversa Trinidad" identificó a la perfección sus intereses y actuó en consecuencia. Sin embargo, el Hijo, es decir las organizaciones políticas que lo apoyan, tironeado por intereses faccionales, contrapuestos, no estuvo a la altura de las circunstancias: la única buena noticia de aquella jornada consistió en que la derecha no termina de organizarse como fuerza nacional única, ni se pone de acuerdo en torno a su liderazgo.

Como era de esperar, el que sí tuvo una lectura correcta de la situación y actuó como bloque monolítico fue el Espíritu Perverso, la corporación mediática oligopolizada, que por supuesto se alineó con el Padre y acertó al elegir el enemigo número uno del momento electoral, el oficialismo que encarnan la presidente Cristina Fernández y su marido, el ex jefe de Estado y hasta ese entonces titular del partido de gobierno, Néstor Kirchner.

Fue en medio de ese huracán que algunos sectores políticos con discursos progresistas -quienes debieron haber sido tan pragmáticos como lo fueron el Padre y el Espíritu Perverso- pusieron el acento en los errores, las contradicciones y las insuficiencias del oficialismo como fuerza contrahegemónica y le hicieron el caldo gordo a los sujetos restauradores.

La corporación mediática leyó ese fenómeno con mucha rapidez y ciertos candidatos con discursos progresistas pasaron a ocupar una cantidad creciente de minutos en las pantallas de las televisoras del Espíritu Perverso.

Nos vemos.


Fuente: Política & Medios


A la hora del vermú



Nos vemos

17 de julio de 2009

Un modo de concebir la política

por Antonio Cafiero

El movimiento peronista puede ser definido como un estilo de concebir la política, y al mismo tiempo como una manifestación muchas veces sentimental.

El peronismo es también una doctrina, una afirmación del deber ser, de valores que el movimiento reclama para la vida argentina, articulados en torno a las tres banderas principales: soberanía política, independencia económica y justicia social. Esto incluye diversas teorías políticas, económicas y sociales, muchas de las cuales tienen que ver con la época en que surgió el peronismo, tales como el keynesianismo, la doctrina social de la Iglesia y el tercerismo ideológico surgido de los nacionalismos. El “justicialismo” básicamente planteaba frente al capitalismo liberal la existencia de un Estado fuerte y frente al marxismo, la posibilidad de la conciliación de clases.

La tercera posición representa una ideología con características no muy precisas, una doctrina sin un grado rigurosamente apriorístico e ideológico (como sí lo tiene, por ejemplo, el marxismo), que en cambio se va haciendo con el tiempo. Se trata de un fenómeno que se dio en todo el mundo bajo diversas manifestaciones, entre las cuales el peronismo significó una alternativa con características propias de nuestra nación.

Una de las diferencias del peronismo con otros movimientos es su carácter inclusivo y no sectario, que permite la convivencia de distintas vertientes ideológicas. En su época fundacional, el común denominador era un rechazo a las formas democráticas del capitalismo liberal que prevalecieron hasta los años ‘30, impuestas en la Argentina por el fraude y la violencia, debido a su insuficiencia para responder al nuevo orden social que se estaba generando en el mundo. Por supuesto esto no implica un desprecio por la democracia sino únicamente por algunas de sus manifestaciones. El peronismo es esencialmente democrático y así lo ha demostrado a lo largo de su historia.

Hoy en día, el peronismo representa la fuerza mayoritaria dentro de la vida política nacional. Y, en mi opinión, tiene la misión de reiniciar el ciclo histórico que Juan Domingo Perón abrió cuando sentó las bases del proyecto nacional, buscando la unidad de todos los argentinos a partir de sus coincidencias básicas.

Desde el punto de vista doctrinario o ideológico, los tiempos actuales imponen una resignificación de los tres principios fundamentales del peronismo: la soberanía nacional frente a los mercados globalizados y los procesos de integración regionales; la independencia económica en tiempos de procesos productivos transnacionales, el predominio del capital financiero, la apertura de la economía y los intentos de reforma del Estado; y por último, la justicia social como concepto extendido al medio ambiente, la pobreza extrema, la desocupación, la marginalidad, la inseguridad, la exclusión y la discriminación.

Nos vemos

Claro como el agua clara


Binner abrió los sobres de las ofertas para la construcción de los acueductos Norte 1 (850/900 millones de pesos), Sur 1 (350/380 millones de pesos) y Sur 2 (630/680 millones de pesos). Además de la sorpresa por la enorme diferencia de las ofertas con relación al presupuesto oficial -69%- me pregunto como van a financiarlas. Ya tratamos en el Club el descontrol de las erogaciones en la administración socialista que dejaron el índice de liquidez por el quinto subsuelo.

Con Binner ya electo en el 2007, frenaron las licitaciones que estaba por realizar Obeid para estas obras, argumentando mejoras; hoy se ha licitado prácticamente lo mismo: el acueducto Santa Fe- Rafaela y resolverle el problema al Gran Rosario. Por otra parte, los tres acueductos originales, norte y centro ya construidos y sur, que iban hasta Tostado y Rufino los técnicos socialistas lo subdividieron en once o doce acueductos que, de acuerdo a opiniones de expertos, no se van a hacer nunca.

La manera de financiar el gasto público será via aumento de impuestos, o al menos esa es la pretensión. Binner lo ha manifestado haciendo una comparación sobre las bases tributarias de las provincias que integran la región centro, Córdoba y Entre Ríos. El cono de sombra de la iliquidez se agranda. La última información que conocemos dice que los gastos se incrementaron a un promedio del 31% y los recursos al 19% respecto de 2008.

Me estoy acordando de las reuniones del Nodo Reconquista, tanta gente, tantos movilización, tantos viáticos, claro que el competín no incluía canapés y champagne como en la reunión de la Región Centro: salamin picado grueso, lengua a la vinagreta, aceitunas, cazuelita de mondongo y pan fresco.

Nos vemos

16 de julio de 2009

Concentraciones mediáticas: las huellas de Menem

Aplicando feroces políticas neoliberales, el menemismo avanzó con diversas privatizaciones que no excluyeron a los medios de comunicación, entre ellos los canales 11 y 13.

A través de la ley de Reforma del Estado, votada en el Congreso en agosto de 1989, se flexibilizaron puntos claves de la ley de Radiodifusión (decreto ley 22.285 creado por la dictadura) permitiendo la conformación de monopolios mediáticos. Se eliminó el límite de tres licencias de TV o radio a una misma persona física o jurídica en distintas áreas de cobertura, la restricción a medios gráficos para acceder a medios audiovisuales, entre otras medidas.

Al frente de la secretaría de Prensa y Difusión estaba en ese momento Jorge Rachid, médico, profesor de la Faculta de Ciencias Sociales de la Universidad de Lomas de Zamora y actualmente director médico de la obra social de la Federación Argentina de Trabajadores de la Imprenta, Diarios y Afines (FATIDA).

“Sin que suene a excusa, yo sólo estuve seis meses en el cargo y me fui peleado políticamente por el manejo de la reestructuración del Estado. En los medios privaticé Canal 13 y 11 porque estábamos en una situación crítica a nivel nacional que llevó al convencimiento de que si no había gasa para los hospitales no podíamos gastar millones y millones en ambas televisoras abiertas”.

El proyecto de privatización se “complementaba con Radio y Televisión Argentina (RTA), que era la fusión de Canal 7, Radio Nacional y Telam, con la creación de la productora nacional de programa y de música. Esto iba a formar un complejo que se iba a regionalizar e iba a tener la posibilidad de democratizar la frecuencia y evitaría la monopolización. Antes que fuera eyectado de mi función llegó a tener de director a Nicolás Sarquis”.

¿Cómo recuerda esos seis meses de gestión?

La privatización de los canales la viví de forma muy fuerte porque teníamos mucha presión. Conmigo se reunieron Rupert Murdoch (dueño de la cadena Fox), Silvio Berlusconi (actual primer ministro italiano y empresario de medios), la gente de Televisa de México, todos querían ingresar. Ted Turner (multimillonario creador de CNN), inclusive mandó un Senador de Estados Unidos a hablar conmigo. También presionaban algunos miembros del gobierno, como José Luís Manzano (entonces ministro del Interior), que jugaba junto a Macri para Berlusconi. Manzano quería permitir el ingreso de capitales extranjeros, lo que hizo que estuviéramos toda una noche peleando. No me fui hasta que no quedó la propuesta de ley con capitales nacionales para esta primera etapa de privatización. Luego denuncié a Manzano por corrupción y, cuando terminó esa etapa, negoció con (el anticastrista cubano Jorge) Mas Canosa, vino con mil millones de dólares y compró todos los medios de comunicación.

¿Cuál es su análisis sobre esas privatizaciones?

La hicimos como creo que se deben hacer las cosas. Juntamos a toda la Comisión Empresaria de Medios de Comunicación Independientes (CEMCI), y a los 11 gremios, ahí se formó la Comisión Sindical de Trabajadores de los Medios de Comunicación Social (COSITMECOS). Esto produjo un duro enfrentamiento con Roberto Dromi (ministro de Obras y Servicios Públicos), que quería cerrar los canales para después venderlos a precio vil. Incluso llegó a cerrarlos y con la COSITMECOS dimos una pelea muy importante y obligamos a abrirlos. A partir de eso los trabajadores pudieron participar de los pliegos y garantizamos los 48 meses de estabilidad laboral para ambos canales.

En ese momento hubo gestión compartida de los canales entre el Estado y los gremios

Sí, propuse que les diésemos la administración de los canales a los trabajadores. Fue aceptado por el presidente, que incluso dijo que si no perdían más plata iba a dar marcha atrás en la privatización, cosa que no hizo. A partir de ese momento, se sanearon las cuentas de los canales rápidamente, aunque también es cierto que se evitaron los endeudamientos feroces que venían de la época de la dictadura y del radicalismo por la compra de películas a diestra y siniestra. Con la privatización se obligó a los canales, y se obliga aún, a hacer un largometraje por año como forma de incrementar la producción de industria cultural.

¿La privatización de los canales surgió a partir de la ley de Reforma del Estado?

Era una decisión previa, pero la reforma del Estado apuntaba a cosas mayores con las cuales entramos en colisión. Ni en la campaña (de Menem), ni en los círculos que yo me movía en esa estructura política se habló de la privatización del petróleo, ni del misil Cóndor, ni de Aerolíneas Argentinas, ni de ningunas de las llaves estratégicas que hacen a la decisión soberana de un país. Fue la peor demostración del neoliberalismo en acción desde el punto de vista económico y desde el punto de vista social, fue un desplazamiento de 17 millones de argentinos a las periferias de la pirámide social.

En el plano de los medios, se permitió la conformación de monopolios mediáticos

Sí, se modificó específicamente el artículo 45 de la ley de Radiodifusión. Pero como contrapartida, que incluso lo dice Gabriel Mariotto (interventor del COMFER), estimulé la creación de cientos y cientos de FM y también de UHF para los sistemas de cable.

¿En esos días se da forma al monopolio del Grupo Clarín?

Creo que sí, después ya se descontroló de cualquier tipo de regulación. Tuve muchas conversaciones con Héctor Magnetto (actual CEO del Grupo Clarín), sé muy bien cuál es su designio: quiere poner un presidente de la Nación, no me cabe duda. En las reuniones se hablaba de cómo iba a ser el proceso de privatización, donde ellos tuvieron una ingerencia grande y fueron los que más impulsaron la modificación del artículo 45. De cualquier manera las charlas eran muy formales, contenidas y se daban en el marco de las reuniones con los gremios y otros empresarios.

¿Cuál es su opinión sobre la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual?

Apoyo absolutamente la nueva ley de Radiodifusión. Creo que se podrían hacer correcciones, pero el marco que le ha dado Mariotto a la ley es muy interesante y es un marco que nosotros ya habíamos charlado en esos seis meses de gestión. El tema es cómo poner en marcha las industrias culturales y cómo garantizar una democratización de la pantalla, de las radiofrecuencias argentinas y de la comunicación.

Nos vemos


Fuente: Política & Medios, 14/07/09

15 de julio de 2009

Lobbying para el FMI

Juan Jose Llach, ex funcionario del gobierno de Menem y luego de De la Rua, fue ayer la niña bonita de los medios hablando de inflación, de Moreno, de endeudamiento, de la caja del gobierno que tiene que pagar los intereses de la deuda externa con plata propia porque no puede acceder a créditos internacionales. En fin un combo de conceptos que tienen como único corolario la venta de la idea de volver a tomar fondos del FMI.

Predica que la mayor demanda que puedan hacer los gobernadores e intendentes para financiar gastos corrientes se encuentra frente a la caja del Estado casi famélica, entonces a los fines de lograr que esos fondos alcancen hay -segun su criterio- dos caminos: ajuste o recuperar la confianza diciendo la verdad con el INDEC y negociar. ¿Negociar, con quien? ¿Con los tenedores privados de la deuda? ¿Con el Club de París como el desea?

Martin Redrado y Sergio Massa también piensan que es necesario volver al FMI junto a ellos muchos de los candidatos de las elecciones pasadas. Los argentinos conocemos sobradamente cuales son las condiciones que exige el FMI para acceder a lineas de crédito. No han cambiado nada desde que Kirchner decidiera cancelar la deuda con ellos: ajuste fiscal logrando superávit via aumento de tasa de impuestos, restricción monetaria, rebaja de sueldos de la administración pública, congelamiento de vacantes, aumento de las tarifas de servicios públicos entre otros requisitos.

Desde que Argentina desechó -en este gobierno- las recetas del FMI y avanzó con su propio plan económico se registró el mayor crecimiento del PBI de nuestra historia. Para ampliar lo que decía Llach sobre el rejunte de dinero que necesitamos para cancelar compromisos de la deuda, es cierto, recurrimos al superávit fiscal del Tesoro, los saldos positivos de ls entes descentralizados, los fondos de las AFJP en manos de la ANSeS, los ahorros del Banco de la Nación Argentina, emisión de deuda colocada con Venezuela, lo que no es poco para "manejarnos con lo nuestro" como decía en mi post "bases para el consenso".

Es cierto que necesitamos ese shock de confianza en los conceptos; la opinión de los gurúes de la citi espatan y cualquiera puede en pánico, cambiar de portafolios y comprar dólares o euros y después vueltas de rosca y todo un escenario mefistofélico. En los últimos 12 meses se retiraron (y no quiero utilizar la expresión genérica fugaron porque es = a espanto) 25.000 millones de dolares, que es algo así como la cantidad de dinero que necesitamos para cancelar deuda de aqui hasta el 2011.

De una manera encubierta, la confianza que pregona Llach es la confianza que se le puede generar al FMI; tengamos presente que ese retiro de fondos se dió en un contexto internacional complicado, en el medio de una feroz pelea por los derechos de exportación y por la falta de credibilidad de las estadísticas oficiales. Creo que es preferible seguir adelante sin mayores ambiciones que lograr superávits menores a los que tenemos, racionalizando gastos (si es necesario) y privilegiando la atención de situaciones de emergencia social; lo contrario (ir al FMI) sería más ruinoso que en los noventa.

Nos vemos

14 de julio de 2009

La campaña agrícola 2009/2010 será record

A contramano de los pronósticos catástrofe de los dirigentes de la Mesa de Enlace, el presidente del INTA, Carlos Paz, asegura que la próxima cosecha de granos será la mejor de los últimos siete años, tanto en volumen como en rentabilidad. En una entrevista con Página/12, apelando a datos del organismo oficial, de la Bolsa de Cereales y de entidades representativas de productores agropecuarios, Paz informa que, tomando en cuenta el alza de los precios internacionales, la reducción de los costos y el clima esperado, la rentabilidad de la soja llegará a 540 dólares la tonelada, una ganancia solamente superada en los primeros dos meses de 2008. La producción agraria total la estima en cerca de 100 millones de toneladas, la más alta de la historia de la actividad.

Los informes quincenales de coyuntura del INTA al 13/07/2009, son estos:

1 - Trigo

2 - Maíz

3 - Soja

4 - Tablas de avance de cosecha y márgenes brutos por cultivo en dolares

Finalmente, con relación a los costos de producción dijo "Los costos directos se han reducido en una magnitud cercana al 40 por ciento para cada cultivo en relación con la campaña anterior. En el informe de junio de 2009 “Indicadores de Coyuntura Agropecuaria” de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires se consigna que los costos directos disminuyeron 37,9 por ciento para el maíz, 34,3 para la soja, 39,1 por ciento para el trigo y 36,4 por ciento para el girasol. Esos porcentajes surgen de la comparación con los valores de la campaña anterior."

Ahora bien, las razones de las mejoras con relación a la campaña anterior se da por distintos factores que proponen un escenario alentador para la próxima campaña, con recuperación de la rentabilidad y la reincorporación del auténtico productor. En primer lugar, la siembra crecerá cerca del 10 por ciento en relación con la campaña 2008/09. En segundo término, los niveles de rentabilidad que proyectan serán superiores al promedio de los últimos años y, como factor distintivo, al haberse retirado de la escena parte de los operadores que especulaban con las ganancias extraordinarias del sector agropecuario, el actual escenario permite nuevamente la participación activa de los pequeños y medianos productores en el negocio agrícola. Vale aclarar que el contexto ficticio de precios exorbitantes generado por la especulación financiera en el mercado de futuros de Estados Unidos, con su correlato en arrendamientos de mercado impagables para pequeños y medianos productores locales –con algunos actores extrasectoriales–, llevó a una alta concentración en la producción agrícola nacional.

Nos vemos