2 de mayo de 2009

Ser gorila

Hace unos días Osvaldo Bazan publicó en Critica un texto que tituló Soy Gorila y que yo retitulé confesiones de un gorila. Iba a postearlo cuando leí que Martín Latinoamerikano ya lo había hecho; ahi sentí la necesidad de reflexionar -brevemente- sobre este tema.

Bazan representa a muchos que tienen problemas de identidad política pero que en el fondo están puliendo la escalera que lo lleve al escenario que le permita perfeccionar su gorilismo. Lo que me preocupa es que se desconozca la historia de liberación e independencia encarnada por el peronismo, las luchas, el comportamiento de las oligarquías. Confundir a Menem y su neoliberalismo con el peronismo serio, sufrido, luchador, nacional y popular es la muestra palpable que las oligarquías extrañan cada vez más los diccionarios.

Quiero decirle a Bazan que si las muertes de Diciembre 2001, los saqueos, los enfrentamientos, la concentración de la riqueza en manos de unos pocos, la destrucción sistemática de cientos de fábricas no lo conmovieron, entonces no podrá comprender cuando decimos todos y el compañero Néstor Kirchner en particular, que no queremos volver al pasado, el pasado denunciado por ls compañera presidente y expuesto groseramente en el programa de Grondoña por canal 26.

Bazan, gorila es aquel antiperonista fanático, partidario de los golpes de estado que derrocó a Perón y una persona que justificó o participo de todo atropello al voto popular desde ese tiempo hasta ahora. Típicamente: militares, radicales, socialistas y la curia eclesial. Algunos evolucionaron, otros no, en esa evolución a Kirchner ahora lo califican de dictador.

Bazan, hay gorilas de izquierda y de derecha que hoy se unen contra el peronismo; dentro de nuestro movimiento también los hay: son los traidores. Especialmente surgen cuando las cosas se ponen feas como por ejemplo ahora en la lucha con las oligarquías agropecuarias, o como ahora cuando no quieren modificar su statuo quo, o durante la proscripción en los 60. En esos momentos en que el pueblo retrocede frente a las oligarquías esta aprovecha para tentar a los cobardes o corruptos y llevarlos para su lado, aprovechando su popularidad.

Un peronista converso que quiere demostrar su nueva condición, es aún más fanático gorila que un auténtico oligarca.

Como corolario dejo algunas expresiones de auténticos gorilas:

SE ACABO LA LECHE DE LA CLEMENCIA (Dicho por Ghioldi, Presidente del Partido Socialista cuando fusilaron a Valle y a otros detenidos peronistas en 1956)

TIRANO PROFUGO, para calificar a Perón en el exilio.

REVOLUCION LIBERTADORA, eufemismo para nombrar el Golpe de Estado de 1955

ALUVION ZOOLOGICO, para designar a aquellos trabajadores inmigrantes de las provincias simpatizantes de Perón, dicho por Sanmartino diputado radical durante el gobierno de Perón.

REPUBLICANO, definiendo al sistema deseable por el cual las mayorías deben hacer lo que requieren las minorías.

RECONCILIACION, derecho del gorila a la impunidad legal

SUBVERSIVO, aquel que se opone, de manera violenta o no, a sus gobiernos de facto o sus bandas armadas.

NEOPERONISTA, peronista moderno y civilizado que baja las banderas históricas del peronismo para pactar con las oligarquías.

Nos vemos.

5 comentarios:

De vierde man dijo...

Lo que me preocupa profundamente, y lo digo en serio, es el increible vacío de ideas que encarna el gorilismo.
Cuando escucho a Lanata, de quien pensaba que era un gran periodista, lo compruebo. "Te mostraremos en que gasta la presidenta, a que lugares fue a comer, la propina que dió, con tu dinero..." Por favor, un vacio ideológico imperdonable.
El gorilismo está representado por el odio. Nada más que odio. Cuando Borges (que me parece el mejor escritor nacional) describe en el cuento "Diálogo de muertos" el paralelismo entre Rosas y Perón, está descargando todo su desprecio sobre las masas populares. Perón no fue Rosas ni Kirchner, Nerón ni Hitler.
Están equivocados, hay que discutir ideas y me parece, no se les cae una. Sólo destilan odio. Un abrazo.

JW Cooke dijo...

Que bueno.

Siempre me asombró la reacción de mucho pseudo progresisimo ante procesos como se viven en el presente. Justamente les reprocho no jugarse por el modelo que ellos -salvando sus distancias- también proyectaron. Es un hecho constante en la historia la agachada de los sectores de izquierda ante una medida popular del peronismo que ellos también reivindican en sus premisas. Vaya a saber uno a que diablos obedece.

Salud.

muy bueno el blog, lo sigo.

MÓNICA ADRIANA dijo...

Lo único que se conoce de este muchacho es un libro donde analiza la posible homosexualidad de nuestros próceres en la colonia.
¡qué podemos esperar que escriba si ya demostró que es limitado!!!

johnny monsanto dijo...

Hola!
El liberalismo vendepatria de los 90 tuvo a todo el peronismo detrás, excepto un puñado de legisladores liderados por Chacho y a Moyano, los demás, estuvieron todos.
No me extrañaría que, el próximo año en este blog y en otros tantos, se refieran con elogios a De Narvaez, Reutemann o de quien salga victorioso de los comicios del próximo mes, siempre pasó lo mismo.
saludos

el filomata dijo...

me esta subestimando Johnny. NO me quiero enojar.