7 de abril de 2009

Torta de soja

Después de la decisión de la Presidenta de la Nación de transferir a las provincias el 30 % de lo recaudado por Derechos de Exportación (Retenciones) a la Soja, el debate sobre la distribución de los fondos domina el análisis de la medida. Según cálculos realizados por economistas próximos al kirchnerismo en el Congreso Nacional, la provincia de Santa Fe recibiría en virtud de la coparticipación del 30 % de las retenciones un monto aproximado de 481 millones de pesos. Si el 30 % de los fondos que recibiría la provincia, la gestión de Hermes Binner lo transfiriera a Municipios y Comunas (como indica el Decreto firmado por la Presidenta de la Nación), los gobiernos locales recibirían unos $ 144 millones para ejecutar obras de infraestructura social.

¿Cómo se repartirían esos fondos entre Municipios y Comunas? Tal cuál hoy se reparten los fondos de la coparticipación Nación-Provincia-Municipio. En primera instancia, se detrae un porcentaje para los Municipios de Primera Categoría (Rosario y Santa Fe). Esto significaría cerca de $ 30 millones para las dos ciudades más importantes de la provincia. De los cuales 18 millones corresponden a Rosario y unos 12 a la ciudad de Santa Fe. El monto restante unos 113 millones de pesos entraría en el reparto entre todos los Municipios y Comunas, incluyendo nuevamente a Rosario y Santa Fe.

Si se suma lo percibido por la ciudad de Rosario más la proporción del departamento nos da que el gran Rosario recibiría ingresos por 47 millones de pesos, mientras que el Gran santa Fe llegaría a casi 24 millones.

Obviamente, los índices de coparticipación de municipios y comunas agrupados por departamento no se condicen con lo que cada uno "aporta" en concepto de producción sojera.

Los departamentos más favorecidos por un reparto de fondos de acuerdo a los índices de coparticipación respecto a una distribución acorde a la producción de soja son los siguientes indicadores que surgen de la resta entre el porcentaje de coparticipación menos el índice de participación en el total de soja producida. Rosario (+23,4), Santa Fe (+10,7), General Obligado (+4,3), San Lorenzo (+2,1), Vera (+1,6), San Cristóbal (+1,2), San Javier (+0,92), Garay (+0,71).

Si, por el contrario, los fondos se repartieran de acuerdo a lo que cada departamento produce de soja, el lote de los más beneficiados estaría encabezados por distritos del centro-sur provincial: General López, Iriondo, Caseros y San Jerónimo pasarían al frente.

¿Es justo o injusto que se repartan de una manera o de otra? Depende del criterio de justicia que se asuma como eje ordenador de la distribución de fondos. El reparto de fondos de acuerdo a la capacidad de generación de riqueza es un criterio propio de ideologías conservadoras del status quo ya que impiden que los distritos menos favorecidos puedan en algún momento "acortar" las distancias que los separan de los territorios con mayores ventajas comparativas.

Por ejemplo, si se analizan los 10 departamentos con mayores Necesidades Básicas Insatisfechas (de acuerdo al Censo 2001) se encuentran 7 de los más beneficiados por distribuir los fondos producidos por la soja de acuerdo a los índices de coparticipación en lugar de hacerlo por su capacidad de producción.

Distribuir los fondos por criterios objetivos de coparticipación termina siendo en Santa Fe más significativos a la hora de sostener la actividad económica y el empleo en los departamentos con mayores índices de NBI. Si -por el contrario- los fondos se distribuyeran de acuerdo a lo que cada departamento produce de soja, el reparto potenciaría las diferencias regionales existentes ratificando la célebre frase de un ex presidente "pobres habrá siempre".

Nos vemos

Fuente: Página 12

1 comentario:

Anónimo dijo...

Binner, mucho gre gre para decir gregorio. Pega la vuelta! La provincia te queda graaaande!

El cholo