21 de marzo de 2009

Ni minga..!

A propósito de la expresión que utiliza habitualmente De Angeli, lo que generó el apelativo con el que todo el mundo lo conoce El Minga.

Minga, actualmente significa negación, rechazo. Palabra de origen quechua expresaba otra cosa. Difícilmente ellos hayan querido simbolizar a la minga como algo negativo. Este es el origen de una palabra que simboliza una forma de vida sustentada en el amor al prójimo.

Antiguamente nuestros aborígenes, provenientes de los incas, tenían una forma particular de compartir trabajos y que consistía en que cuando alguien necesitaba ayuda de los otros para realizar una tarea, simplemente la requería a los demás miembros de la comunidad con el solo compromiso moral de tener que "devolver" el favor cuando fuera solicitado.

Realmente era un esfuerzo colectivo para un mismo propósito en el cual no había ningún tipo de contrato laboral, no se efectuaban pagos y no existían jefes ni patrones; eventualmente los más experimentados guiaban a los demás. De hecho, aún siguen haciendo mingas en las cuales se reúnen para hacer obras por sus pueblos, como mejorar caminos vecinales, construir sistemas de riego para sus tierras, siembras y cosechas, etc.

La minga finaliza con una fiesta organizada y atendida por el anfitrión en la cual sirve a sus vecinos una gran comida haciendo gala de un ejemplar socialismo nativo. Si la minga se realizó por una cosecha, ésta es repartida entre todos, así como también si hubiera sido por el sacrificio de algún animal. Aquellos que no hubieran participado de los trabajos no podían concurrir a la fiesta, por lo tanto no había mingas para ellos y de ahí se deriva la frase "ni minga..."

La minga es un compromiso con la vida, con la amistad, con la solidaridad bien entendida, con el amor a sus semejantes, con el trabajo honesto en bien de todos. Casi se puede observar en estos aborígenes descubiertos hace más de 500 años, y luego casi exterminados, una sabiduría digna de los más grandes teóricos del socialismo libertario.

En nuestro país parece que muchas empresas sólo han concurrido a las fiestas, sin haber realizado grandes esfuerzos, ni repartir en nuestro territorio las desmesuradas ganancias obtenidas, con esto como único fin. Es por eso que usted Sra. Presidente, debería decirles con toda la razón: "Ni minga vamos a modificar los derechos de exportación".

Nos vemos.

Sobre la base de textos de Ricardo Aparicio

7 comentarios:

mrs miga dijo...

QUÉ COSA.SU NOTA,COMO SIEMPRE,UNA JOYA,ME DIÓ GANAS DE UN SANGUCHE DE SALAME Y QUESO.

mrs miga dijo...

buen finde para vos tambien!besos!

mrs miga dijo...

bueno,mire,le voy a confesar.
en esta casa de artistoides de todo tipo,me gusta hacer imitaciones de la contra.
y la de MINGA me sale re bien(dice mi hijo)
y justamente con esa frase.

por eso,esta sesuda nota tiene más valor del que ud imagina

un abrazo y no le molesto ams

johnny monsanto dijo...

Minga que con estas retenciones vamos a llegar a las 100.000.000 de toneladas.

el filomata dijo...

Porque no Johnny (Porque no pones Juancito?) igual se puede. solo se trata de querer lo que se necesita. lo que sobra te crea problemas: impositivos, de seguridad, de empleos, etc. etc. La avaricia es un pecado capital viste?

Un abrazo. Pronto ando por Esperanza. Muchos compañeros viven por allá. Algunos trabajan en SADESA.

el filomata dijo...

MIGA, no me molesta. Faltaba más!

johnny monsanto dijo...

Cuando ande por acá pase, lo invito con unos mates. Mi viejo trabajó 33 años en esa firma, lo rajaron en el 2000.Pregunte por Alejandro Mars, muchos me conocen.
Saludos